William Gott

El general William Gott no cambió el curso de la Historia del Imperio Británico ni por sus victorias ni por sus derrotas. Sería su inesperada muerte durante un incidente aéreo, el suceso que modificaría el devenir de la Segunda Guerra Mundial cuando su sustituto no fue otro que el futuro mariscal Bernard Montgomery, quién de forma accidental alteraría completamente la contienda sobre el Norte de África.

William Henry Ewart Gott nació el 13 de Agosto de 1897 en Gran Bretaña. Superada la adolescencia tras educarse en la Escuela de Harrow, en cuanto alcanzó la juventud se enroló en el Ejército Británico. Como parte del Cuerpo de Fusileros Reales (King’s Royal Rifle Corps) tomó partido en la Primera Guerra Mundial luchando en las trincheras del Frente Occidental de Francia. Nada más concluir la contienda con la victoria del Reino Unido en 1918, Gott ascendió al rango de capitán en 1921 y al de general en 1934, adquiriendo posteriormente puestos de relevancia en la administración colonial primero de Egipto y luego de Birmania.

General William Gott.

Cuando Italia entró la Segunda Guerra Mundial en 1940, Gott obtuvo el mando de la 7ª División Blindada desplegada sobre Egipto con la que arremetió en la “Operación Compass” contra el Ejército Italiano, al cual empujó de Sidi Barrani y luego de la mitad de Libia en Cirenaica. Todo cambió en 1941 con la entrada en escena de Alemania en el Norte de África cuando los alemanes desplegaron al Afrika Korps del general Erwin Rommel que expulsó a la 7ª División Blindada de Gott de Cirenaica y a continuación más allá de la frontera con Egipto durante la “Operación Battleaxe”. A pesar de que en la “Operación Crusader”, los tanques de la 7ª División Blindada dirigida por Gott recuperaron gran parte del territorio perdido, a mediados de 1942 ésta unidad volvió a encajar una severa derrota en la Batalla de Gazala y su general tuvo que emprender una caótica retirada hacia las afueras de Alejandría, poco antes de ordenar cavar trincheras sobre la “Línea del El-Alamein”. A partir de este instante y justo después del cese del general Claude Auchinleck como líder del VIII Ejército Británico, el Primer Ministro Winston Churchill nombró el 7 de Agosto de 1942 al general William Gott nuevo comandante en jefe del teatro de operaciones en África.

Sorprendentemente el mismo día del nombramiento del general William Gott como líder del VIII Ejército Británico, el 7 de Agosto de 1942, sería también el último al frente de esta agrupación. Tan sólo 12 horas después del ascenso, Gott subió a bordo de un bombardero Bristol Bombay del 216º Escuadrón de la Fuerza Aérea Real Británica (Royal Air Force o RAF) en el Aeródromo de Burg-el-Arab, situado a 40 kilómetros de Alejandría, y despegó rumbó a la Base de Heliópolis en El Cairo. Fue durante ese trayecto, cuando volaba a 150 metros sobre el suelo barrido por las finas arenas del Desierto del Sáhara, el instante en que fue localizado por dos cazas Messereschmitt Bf 109 adscritos a la 27ª Escuadrilla de Caza de la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe). Inmediatamente al avistamiento, el primer aparato del piloto Emil Clade descendió y ametralló la estructura del Bristol Bombay, propiciando que el avión al mando del sargento Hugh James virase hasta tocar la arena del desierto activando los trenes de aterrizaje. Sin embargo y justo en aquel momento, el segundo caza del piloto Bernd Schneider disparó ráfagas de ametralladora por segunda vez contra el bombardero, haciendo que repentinamente el Bristol Bombay estallase en mil pedazos. Toda la tripulación compuesta por 17 pasajeros perdió la vida al completo, incluyendo el general Gott que constituyó el militar de mayor rango fallecido a manos del enemigo durante la Segunda Guerra Mundial.

Con todos los honores, el general William Gott fue enterrado en Egipto dentro del Cementerio de Guerra de la Commonwealth situado en El-Alamein. Su muerte supuso un duro golpe para el Ejército Británico y una curiosa premonición para el Afrika Korps porque el apodo de Gott que era “Stracher” en idioma alemán significaba “ametrallamiento” (tal y como acabó sus días); mientras que su fallecimiento también hizo surgir un juego de palabras en el Tercer Reich que preconizaba: “Gott strafe England (Dios castigue a Inglaterra)”. Sin embargo la realidad de su accidente fue que su sustituto, el mariscal Bernard Montgomery, fue el que revertiría la situación en el Norte de África en detrimento de las potencias del Eje.

 

Bibliografía:

-Redacción Serga, El general William Gott muerte ametrallado en el desierto, Revista Serga Nº 78 (2012), p.29-30
-http://en.wikipedia.org/wiki/William_Gott