Semyón Timoshenko

Semyón Timoshenko nació el 18 de Febrero de 1895 en la ciudad Furnanivka, una región de Besarabia en Ucrania llamada Budjak, por aquel entonces bajo control del Imperio Ruso. Hijo de una familia campesina y contradiciendo a su origen moldavo, Timoshenko se convertiría en uno de los generales soviéticos más importantes de la Segunda Guerra Mundial.

Mariscal soviético Semyón Timoshenko.

La carrera militar de Timoshenko empezó con el estallido de la Gran Guerra en 1914 tras ser llamado a filas por el Ejército Imperial Ruso, siendo admitido en el arma de caballería que iba a enfrentarse a Alemania. En primer lugar se batió sobre el Frente Occidental de Francia y más tarde sobre el Frente Oriental de Rusia, donde Timoshenko se convirtió en un bravo veterano combatiendo al Ejército Alemán en distintos escenarios de Europa. Sin embargo, la inesperada Revolución Bolchevique de 1917, cambió el destino de Timoshenko para siempre porque tras quedar en el lado bajo el control de los revolucionarios, se animó a ingresar en las filas del Ejército Rojo en 1918 y adherirse al Partido Bolchevique en 1919. Al año siguiente, en 1920, Timoshenko empezó a ascender luchando como jefe de un regimiento de la Guardia Roja en la Guerra Civil Rusa contra el Ejército Blanco durante la Batalla de Tsaritsyn y en la Guerra Polaco-Soviética contra Polonia, dos campañas en las que acompañó al I Ejército de Caballería del general Semión Budyonny y también a todavía un entonces desconocido Iósif Stalin.

Con la unificación de la Unión Soviética en 1924, Timoshenko fue nombrado por Stalin general de todo el arma de caballería del Ejército Rojo, posición desde la que defendió la necesidad de reforzar la artillería en el resto de unidades. A partir ahí su carrera militar fue meteórica al ser ascendido a comandante militar de Bielorrúsia en 1933, de Kiev en 1935 y del Caúcaso Norte y Kharkov en 1937, lo que le favoreció ser admitido como miembro del Comité Central del Partido Comunista Soviético (PCUS) y obtener un escaño en el Soviet Supremo.

Al producirse el estallido de la Segunda Guerra Mundial en Septiembre de 1939, el general Timosheko dirigió las operaciones de invasión a Polonia atacando al Ejército Polaco por el este mientras sus socios del Ejército Alemán lo hacían por el oeste; hasta que finalmente la campaña terminó en un completo éxito para la URSS tras la incorporación de las provincias de Galitzia, Volhynia y Grodno a la órbita rusa según lo estipulado en el Pacto de No Agresión “Ribbentrop-Molotov”. No obstante y pese a las buenas expectativas iniciales, la participación de Timoshenko no fue tan triunfal en la Guerra de Invierno de 1939 a 1940, donde el Ejército Rojo que él mismo lideró, fracasó en su intento de invadir Finlandia después de encajar cientos de miles de bajas en la “Línea Mannerheim”. Como consecuencia de estos reveses, la URSS tuvo que conformarse por limitar sus aspiraciones y anexionarse únicamente los territorios periféricos de Carelia y Péstamo, algo que no evitó a Timoshenko ser ascendido a mariscal y nombrado Comisario Para la Defensa del Pueblo.

Cuando se produjo la “Operación Barbarroja” con la invasión de Alemania y otros miembros del Eje a la Unión Soviética el 22 de Junio de 1941, Timoshenko se encontró casualmente al mando del Frente Central. Incapaz de reaccionar a la ofensiva, sufrió una serie de catastróficas derrotas ante el enemigo sobre Bielorrúsia que dejaron al Ejército Rojo en una situación crítica. Solamente en la pérdida de la capital de Minsk, Timoshenko encajó frente a las divisiones Panzer del general alemán Fedor Von Bock la elevada cifra 417.790 bajas y la destrucción de 4.799 tanques, 9.427 cañones y 1.669 aviones; sin obviar la derrota de Byalistock en donde cosechó otras 150.000 bajas y le fueron eliminados 1.200 tanques y 600 cañones.

Las derrotas sufridas por Timoshenko al inició de la “Operación Barbarroja” fueron tan graves, que a partir del otoño de 1941 decidió cambiar de táctica adelantándose a los alemanes con la finalidad de ralentizar su avance en Rusia (algo que de forma merecida le haría ser recordado como el “mariscal de los contraataques”). Así pues, la primera contraofensiva la desencadenó durante la Batalla de Rostov, la cual acabó con relativo éxito tras la reconquista de dicha ciudad, aunque las pérdidas fueron enormes para el Ejército Rojo con 140.000 bajas, 212 tanques y 700 cañones destruidos a costa de eliminar a 20.000 soldados del Eje. Al año siguiente, en la primavera de 1942, Timoshenko volvió a lanzar una segunda contraofensiva con 600.000 hombres sobre Barbienkovo, donde una vez más encajó un trágico revés al sufrir los rusos 240.000 bajas y la aniquilación completa de tres ejércitos.

Fracasadas las contraofensivas de Timoshenko, Stalin decidió retirarlo a un segundo plano designándole responsable militar supremo en compañía de los mariscales Georgi Zhukov, Rodión Malinovsky y Fyodor Tolbukin durante la Batalla de Stalingrado y la Campaña del Cáucaso en 1942, del Asedio de Leningrado en 1943 y de la Campaña del Mar Báltico en 1944. Entre una de las razones de estos nobramientos, pese a sus fracasos anteriores, fue el matrimonio del hijo del mariscal, Vasily Timoshenko, con la hija del líder soviético, Ekaterina Stalin. También Timoshenko fue uno de los escasos altos mandos del Ejército Rojo que en Agosto de 1945 visitó a los prisioneros de guerra soviéticos en el campo de exterminio de Auschwitz, justo momentos antes de que finalizase la contienda el 2 de Septiembre.

Terminada la Segunda Guerra Mundial, Timoshenko fue enviado a China para organizar el VIII Ejército de Ruta del Partido Comunista Chino de Mao Tse-Tung dentro del contexto de la Guerra Civil China contra el Kuomintang del Presidente Chiang Kai-Shek, que precisamente se saldaría con la victoria maoísta y la proclamación de la República Popular de China en 1949. De vuelta a Rusia tras su experiencia en Asia Oriental, Timoshenko obtuvo el mando militar primero de los Montes Urales y poco después de Bielorrúsia.

A partir de 1960 el mariscal Semyón Timoshenko fue nombrado inspector del Ministerio de Defensa y en 1961 jefe de la Secretaría del Comité Estatal para Veteranos de Guerra. Al cabo de una década, el 31 de Marzo de 1970, falleció en Moscú a la edad de 75 años.

 

Bibliografía:

Editores de S.A.R.P.E., Crónica Política y Militar de la Segunda Guerra Mundial. Volumen 8. “Semen Timoshenko”, S.A.R.P.E. (1978), p.356-357
http://en.wikipedia.org/wiki/Semyon_Timoshenko