Lauri Törni

No muchos militares en el siglo XX tuvieron la oportunidad de contribuir notablemente en la Segunda Guerra Mundial y también en la Guerra de Vietnam. Uno de ellos fue Lauri Törni, héroe del Ejército Finlandés, combatiente de las Waffen-SS y comando del Ejército Estadounidense durante la Guerra Fría.

Lauri Allan Törni nació un 28 de Mayo de 1919 en Viipuri, por aquel entonces una provincia disputada entre Rusia y Finlandia que finalmente incorporó esta última. Su padre fue Jalmari Törni, un capitán del Ejército Finlandés, mientras que su madre Rosa Kosonen, quién también traería al mundo a sus dos hermanas menores, Salme Kylliki y Kaija Iris.

Lauri Törni (centro) con dos compañeros del Ejército Finlandés durante la Guerra de Continuación.

Lauri Törni (centro) con dos compañeros del Ejército Finlandés durante la Guerra de Continuación en Carelia.

Desde muy pequeño Törni se sintió atraído por el mundo militar y los deportes, destacando especialmente en boxeo, donde tuvo como compañero de equipo a Sten Suvio, campeón del mundo por Finlandia y ganador de la Medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936. Alcanzada la adolescencia, Törni estudió comercio en la escuela y posteriormente ingresó en la Guardia Blanca.

Al estallar la Guerra de Invierno entre la Unión Soviética y Finlandia en 1939, Törni fue enviado al 4th Batallón de Cazadores del Ejército Finlandés estacionado en Kiviniemi. Su primer bautismo de fuego lo recibió en Rautu, antes de combatir intensamente contra las tropas soviéticas en el Lago Ladoga y contribuir a la victoria sobre el Ejército Rojo en Lemetti.

Terminada la Guerra Ruso-Finesa en 1940 con el rango de subteniente en el sector de Vänrikki, Törni viajó a Alemania y se enroló en Viena como voluntario en las Waffen-SS. Al año siguiente, durante la “Operación Barbarroja” en Junio de 1941, combatió contra los rusos alcanzado el grado de capitán y consiguiendo la Cruz de Hierro. Sin embargo su estancia con los alemanes fue breve porque en Julio regresó a su patria para tomar parte en la Guerra de Continuación entre Finlandia y la URSS, donde creó el Destacamento “Törni” de fuerzas especiales. Gracias a esta unidad de élite que se infiltró en infinidad de ocasiones tras las líneas enemigas (entre los hombres bajo su mando estuvo el futuro Presidente Mauno Koivitso), Törni provocó grandes pérdidas a las tropas soviéticas. De hecho tan graves fueron las bajas causadas por los finlandeses, que el Ejército Rojo llegó a ofrecer 3.000.000 marcos fineses de dinero al soldado que matase a Törni. Sin embargo no sirvió de nada porque durante la ofensiva de Viipuri desencadenada por los soviéticos en el verano de 1944, el Destacamento “Törni” organizó un efectivo contraataque que desbarató los planes rusos, lo que le valió a Törni ser condecorado con la Cruz Mannerheim.

Firmado el Tratado de Moscú entre Finlandia y la URSS en Septiembre de 1944, Törni viajó a Alemania para organizar una resistencia finesa en el exilio ante la posibilidad de una invasión rusa de su patria. No obstante ante la irrupción del Ejército Rojo en Alemania, Törni volvió a enrolarse en las Waffen-SS y combatir de nuevo contra los soviéticos sobre el sector de Schwerin entre Enero y Marzo de 1945. Poco después y queriendo evitar caer en manos de los rusos, emprendió la retirada hacia el oeste de Europa hasta rendirse finalmente a las tropas del Reino Unido al otro lado del Río Elba.

Lauri Törni como oficial de las Waffen-SS.

Lauri Törni como oficial de las Waffen-SS.

Concluida la Segunda Guerra Mundial en Europa, Törni se escapó del campo de prisioneros británico de Lübeck y en Junio de 1945 regresó a Finlandia. Por desgracia en cuanto llegó a su patria, fue detenido por las nuevas autoridades en Valpo. Acusado de colaborar con los alemanes, consiguió fugarse durante unos meses, aunque en Abril de 1946 volvió a ser arrestado en Heilsinki. Durante esta ausencia de libertad, un juez le condenó en Enero de 1947 a seis años de prisión en la Cárcel de Turku. Sin embargo volvió a escaparse en Junio de ese mismo año, antes de ser atrapado por tercera vez y recluido en la Prisión Estatal de Riihimäki. Afortunadamente en Diciembre de 1948, el Presidente Juho Paasikivi le concedió el indulto.

Nada más ser puesto en libertad en 1949, Törni viajó a Suecia para afincarse primero en Harapanda y posteriormente en Estocolmo. Allí se casó con una chica sueca llamada Marja Kops e hizo amistad con numerosos finlandeses exiliados de la Segunda Guerra Mundial como Holger Pitkänen. Al año siguiente, en 1950, tomó un barco llamado SS Bolivia que lo llevó hasta Caracas en Venezuela, donde trasbordó en el mercante SS Skagen que navegaba rumbo a México. Precisamente mientras navegaba por el Golfo de México, Törni se lanzó al agua y nadó hasta la costa de Estados Unidos en Alabama como inmigrante ilegal. Una vez en la ciudad de Mobile, consiguió viajar en tren hasta Nueva York y ser acogido por la pequeña comunidad finesa que era conocida como “Finn Town” en el Sunset Park del barrio de Brooklin.

Inesperadamente y cuando Törni parecía estar destinado a ser carpintero y limpiador, básicamente las dos profesiones que ejerció en Nueva York, el general estadounidense William Donovan, jefe de la Oficina de Servicios Estratégicos (OSS) y veterano de la Segunda Guerra Mundial como él, reconoció al antiguo militar finlandés y en 1954 le ofreció prestar servicio en el Ejército Estadounidense. Por supuesto Törni aceptó la propuesta y tras nacionalizarse norteamericano con el nombre de Larry Thorn, fue admitido como oficial en las Fuerzas Especiales Estadounidenses. De hecho, gracias a sus conocimientos durante la Guerra de Continuación, Törni se convirtió en instructor especializado en táctica de guerrillas, desplazamientos con esquís, supervivencia y montañerismo. Poco después realizó el curso de paracaidismo, ascendió a teniente del Cuerpo de Señales en 1957 y sirvió en la Escuela de Bad Tölz en Alemania Occidental como fuerza disuasoria frente a los soviéticos entre 1958 y 1962. Incluso tuvo la oportunidad de participar en una misión de reconocimiento en Irán atravesando los Montes Zagros.

Lauri Törni como oficial del Ejército Estadounidense.

Lauri Törni como oficial del Ejército Estadounidense.

Cuando se inició la Guerra de Vietman, los comandos de Törni agrupados en el Destacamento A-734 de Fuerzas Especiales, comenzaron a entrenar en 1963 a las milicias de Vietnam del Sur para defenderse de los comunistas del Vietcong en los campamentos de Châu Lâng y Thin Biên. Precisamente sobre la provincia de Giang, Törni se distinguió combatiendo contra las tropas de Vietnam del Norte, ganando por sus heroicas acciones la Medalla de Bronce.

La suerte de Lauri Törni, alias “Larry Thorn”, se acabaría en la jungla de Vietnam el 18 de Febrero de 1965. Todo sucedió mientras supervisaba a las tropas survietnamitas en la provincia de Quâng Nam durante una operación contra el Vietcong. De repente, el helicóptero del modelo CH-34 en el que viajaba, sufrió un accidente y se estrelló sobre al sector de Phurôc Son. Fallecieron los cuatro tripulantes, entre ellos Törni y sus tres compañeros survietnamitas Van Lanh Bui, Bao Tung Nguyen y Long Phan.

Lauri Törni fue sin duda uno de los mejores combatientes del siglo XX. Al servicio de las fuerzas especiales primero de Finlandia, luego del Tercer Reich y por último de Estados Unidos, su vida fue auténtica y prolongada gesta militar.

 

Bibliografía:

-Editores de FOW, Eastern Front 1942-1943, “Kapteeni Lauri Törni”, Battlefront (2009), p.101
-https://en.wikipedia.org/wiki/Lauri_Torni