Hatazô Adachi

Hatazô Adachi nació el 17 de Junio de 1890 (23 Año de la Era Meiji) en la prefactura de Ishikawa en Japón. Este oficial del Ejército Imperial Japonés que combatiría de forma interrumpida desde 1933 a 1945, se ganó la admiración de sus hombres por su campaña de conquista en China y por la defensa a ultranza de Nueva Guinea.

Originario de una familia de samuráis y de un padre que era profesor militar, quiso seguir los pasos de su progenitor y por ello en cuanto alcanzó la mayoría de edad intentó unirse a la Marina Imperial Japonesa sin éxito debido a una muy alta competencia existente entre los candidatos. Ante este fracaso no tuvo más remedio que ingresar en la Academia de Cadetes de Tokyo como parte del Ejército Imperial Japonés, graduándose en 1910 al servicio de la 1ª División de Guardias Imperiales y concluyendo su formación en 1922 con el número 34 de su promoció en el Colegio del Estado Mayor.

General Hatazô Adachi.

Oficialmente el primer bautismo de fuego de Hatazô Adacho tuvo lugar en Manchuria en 1933 contra los guerrilleros del Partido Comunista China de Mao Tse-Tung que atacaban las vías de ferrocarril. Al año siguiente, en 1934, fue ascendido a coronel y puesto al mando del 12º Regimiento de Infantería, con el que invadió China en 1937 y combatió en la Batalla de Shangai, antes de ser herido en su pierna derecha durante los cruentos enfrentamientos callejeros. Una vez recuperado de su salud, se le premió con el rango de general y se le otorgó el liderazgo de la 37ª División de Infantería. Al frente de esta formación venció al Ejército del Kuomintang en la Batalla de Shanxi de 1940 y ocupó grandes áreas de China; antes de ser transferido en 1941 al Estado Mayor del Ejército del Área Norte para suprimir el fenómeno partisano en la retaguardia.

Al estallar la Guerra del Pacífico entre Japón y Estados Unidos, el general Hatazô Adachi, quién acababa de sufrir la muerte de su esposa tras una larga enfermedad, fue puesto al mando del XVIII Ejército Japonés que con 140.000 hombres ocupada los archipiélagos de Nueva Guinea, Rabaul y las Islas Salomón. Responsable de esta gigantesca agrupación, lideró las operaciones de asedio en torno a la capital de Port Moresby y gestionó la retirada de las tropas japonesas tras la derrota en la Batalla de Guadalcanal.

Desde 1943 el general Hatazô Adachi fue el encargado de intentar frenar la ofensiva que el Ejército Estadounidense y el Ejército Australiano liderados por el general Douglas McArthur iniciaron al suroeste del Océano Pacífico. Sin embargo cosas no empezaron bien desde el principio porque Adachi estuvo a punto de morir a bordo de un destructor que fue hundido por la aviación norteamericana durante la Batalla del Mar Bismarck, siendo uno de los escasos supervivientes; antes de ser también derrotado en la Batalla de Salamau. Al año siguiente, en 1944, protagonizó una carga suicida contra los Aliados en Aitape que acabó en 10.000 muertos sin ningún resultado; mientras que en 1945 perdió otros 30.000 hombres tras ser rechazados en un asalto frontal contra la costa septentrional de Nueva Guinea que defendía un conglomerado de soldados australianos, estadounidenses y holandeses.

Terminada la Segunda Guerra Mundial el 2 de Septiembre de 1945, el general Hatazô Adachi entregó su katana al general Horace Roberston durante una ceremonia de capitulación al Ejército Australiano en la que se rindieron los últimos 13.000 soldados japoneses (de los 140.000 iniciales) sobre el Cabo Wom. Acto seguido el general Adachi fue arrestado y juzgado por un Tribunal Militar de Australia por el cargo de Crímenes de Guerra, siendo encontrado culpable y condenado a cadena perpetua el 14 de Julio de 1947. Aquel mismo año y burlando la seguridad de la prisión, el 10 de Septiembre de 1947 Adachi se rajó el vientre mediante el rito del “sepukku” y se suicidó para frustración de sus enemigos.

 

Bibliografía:

-Peter Post, The Encyclopedia of Indonesia in the Pacific War, “Adachi Hatazô”, Brill (2010), p.471-472
-http://en.wikipedia.org/wiki/Hatazo_Adachi