Drastamat Kanayan

Drastamat Kanayan fue uno de los más destacados personajes de la Historia de Armenia en el siglo XX. Este político y militar que vivió la violencia de la Primera Guerra Mundial y fue testigo del trágico Genocidio Armenio perpetrado por el Imperio Otomano, se convertiría en el Ministro de Defensa durante la efímera República Democrática de Armenia en la posguerra y también durante la Guerra Civil Rusa, llegando a liderar nada menos a que la Legión Armenia que combatió contra el comunismo al lado del Ejército Alemán durante la Segunda Guerra Mundial.

«Dro» Drastamat Kanayan nació el 31 de Mayo de 1884 en Surmalu, por aquel entonces una localidad del territorio de Armenia bajo control de Rusia que se situaba justo en la conflictiva frontera de Igdir disputada por Turquía y Persia. Originario del Clan Kanayan, su padre fue un guerrero llamado Martiros Kanayan y su madre una mujer de nombre Horom, quienes desde muy niño le inculcaron las tradiciones locales propias de su pueblo, justo en una época en que comenzaban a proliferar los movimientos nacionalistas que pedían más autonomía o directamente la sesesión con el Imperio Ruso.

General armenio "Dro" Drastamat Kanayan.

General armenio «Dro» Drastamat Kanayan.

Siendo Drastamat Kanayan un adolescente ingresó en la Caballería Cosaca para realizar la instrucción en los Barracones de Igdir y más tarde ampliar sus estudios militares en la Escuela de Gimnasia de Ereván. Alcanzada la juventud se fue volviendo un ferviente patriota armenio y en un firme partidario de suprimir las políticas rusificadoras que habían ido marginando cada vez más a la lengua y cultura armenias. Aunque todavía no se declaraba un independentista, cuando el Zar Nicolás II realizó un intento de integrar a la Iglesia Armenia dentro de la Iglesia Ortodoxa se sintió tan desencantado con el proyecto del Imperio Ruso que al final se convirtió en un secesionista y se afilió a la Federación Revolucionaria Armenia (Dashnak).

Al estallar la Primera Guerra Mundial entre Rusia y Turquía en 1914, el territorio de Armenia que se encontraba dividido dentro el Imperio Ruso y el Imperio Otomano quedó situado en medio del Frente del Cáucaso, donde Drastamat Kanayan fue enviado como oficial de la Unidad Voluntaria Armenia adscrita al Ejército Ruso, poco después de que el Zar Nicolás II prometiese a los armenios la independencia de su patria a cambio de contribuir a la victoria sobre los Imperios Centrales. Lamentablemente durante la «Ofensiva Bergmann» de 1914 los armenio-rusos fueron derrotados de manera humillante por el Ejército Turco, siendo Kanayan herido de gravedad en una emboscada sobre Bayazid. A pesar de que a punto estuvo de perder la vida, al final se recuperó de sus heridas para adquirir en Marzo de 1915 el mando del Ejército Armenio con el que arrebató a los otomanos dentro de la Armenia Turca las plazas de Alashkert, Toutakh, Malashkert y parte de la provincia de Van; además de ser el artífice de la victoria en la Batalla de Bash Abaran librada entre el 21 y 29 de Mayo de 1918, cuando 6.000 soldados armenios rechazaron a 13.000 soldados del III Ejército Turco.

Con la independencia de la República Democrática de Armenia que se separó del Imperio Ruso en 1918 aprovechando el caos de la Revolución Bolchevique, Drastamat Kanayan fue nombrado Ministro de Defensa por el Primer Ministro Hovhannes Kajaznuni, justo en el instante en que el país se encontraba en conflicto bélico con las vecinas Turquía, Georgia y Azerbayán. Así fue como en la Guerra Armenio-Georgiana las tropas dirigidas por Kanayan consiguieron impedir que el Ejército Georgiano se adueñara del territorio de Lori; mientras que durante la Guerra Armenio-Azerí lograron mantener bajo control armenio la compleja región montañosa del Nagorno Karabaj. Simultáneamente con la reactivación de la Guerra Armenio-Turca en Diciembre de 1920, Drastamat no tuvo tanta suerte porque el Ejército Armenio fue superado por la superioridad numérica de sus rivales, antes de que la nueva República de Turquía al frente del Presidente Mustafá Kemal Atatürk acabara anexionándose las provincias de Kars y Surmalu.

Inesperadamente la Guerra Civil Rusa librada entre el Ejército Blanco y el Ejército Rojo pronto alcanzó las fronteras de Armenia y Azerbayán; lo que obligó al Primer Ministro Drastamat Kanayan a preparar la defensa de su patria movilizando a las tropas del Ejército Armenio. Desgraciadamente al materializarse la caída de Azerbayán en manos de la Rusia Bolchevique, el Ejército Rojo invadió Armenia al mismo tiempo en que se producía una insurrección comunista en la capital de Ereván, lo que permitió la fácil entrada de las fuerzas rusas en el país, acabando con la joven democracia y proclamando la República Socialista Soviética de Armenia, algo que forzó a Kanayan y a otros 1.200 oficiales a exiliarse primero en Rumanía y luego en Alemania.

Durante el exilio de Drastamat Kanayan en Alemania, el antiguo general continuó colaborando con la Federación Revolucionaria Armenia (Dashnak), denunciando los brutales crímenes cometidos por el comunismo en su patria y las deportaciones de muchos disidentes políticos que llevó a cabo el régimen de Iósif Stalin, teniendo sus discursos mucho eco primero en la República de Weimar y luego en el Tercer Reich. Sin embargo no sería hasta la Segunda Guerra Mundial en 1939 y más en concreto hasta la invasión del Eje a la Unión Soviética en 1941, cuando el régimen nacionalsocialista autorizó la creación de una unidad de exiliados para combatir al bolchevismo que se articuló en la Legión Armenia.

La Legión Armenia de 1942 constituyó el núcleo del futuro «ejército armenio» que el general Drastamat Kanayan organizó con 3.000 voluntarios procedentes de las comunidades inmigrantes en Europa y de antiguos prisioneros armenios del Ejército Rojo capturados por el Ejército Alemán. Estos legionarios que lideró el propio Kanayan, combatieron con resultados muy positivos en la campaña del Cáucaso durante la «Operación Edelweiss», causando graves bajas y miles de desertores al Ejército Rojo, aunque vieron frustradas sus aspiraciones de alcanzar las fronteras de Armenia porque el Eje no pasó más allá de los límites septentrionales de Georgia. A pesar de todo Kanayan continuó al mando de la Legión Armenia durante todo el conflicto, peleando contra los partisanos comunistas en Ucrania, Francia e Italia, e incluso contra el Ejército Estadounidense y el Ejército Francés en Agosto de 1944 durante la «Operación Dragoon» sobre Provenza.

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, Drastamat Kanayan fue capturado por soldados del Ejército Estadounidense e inmediatamente liberado al inicio de la Guerra Fría a sabiendas de que podía servir a los intereses de Occidente en contra de la URSS, ya que trabajó como asesor anticomunista en Estados Unidos y también ayudó a millares de emigrados de la Diáspora Armenia afincados en el Líbano. Al cabo de una década, el 8 de Marzo de 1956, «Dro» Drastamat Kanayan falleció de una enfermedad en Boston a la edad de 71 años, siendo sus restos mortales trasladados a una Armenia independiente en el año 2000, donde fue elevado a la categoría de «héroe nacional».

 

Bibliografía:

-Carlos Caballero Jurado, Von Niedermayer y las Legiones Orientales de la Wehrmacht, «General Drastamat Dro Kanayan (1884-1956)», Galland Books (2016), p.36
-https://en.wikipedia.org/wiki/Drastamat_Kanayan