Amadeo de Saboya

Muy pocos altos militares italianos destacaron por sus gestas durante la Segunda Guerra Mundial. Uno de ellos fue Amadeo de Saboya, quién a pesar de haber hecho perder a Italia el África Oriental, defendió magistralmente la colonia durante más de un año contra unas fuerzas enemigas muy superiores en número.

Amadeo Umberto Isabella Luigi Filippo Maria Giuseppe Giovanni de Saboya-Aosta nació un 21 de Octubre de 1898 en Turín, Italia. Hijo del Príncipe Emanuele Filiberto y de la Princesa Helena de Orleans, era el nieto de Víctor Manuel II, Rey de Italia.

Con 198 centímetros de altura, Amadeo destacó en los deportes y las actividades físicas, exactamente igual que en los estudios después de viajar a Inglaterra para cursar la secundaria en el Colegio San Andrés de Londres. A su vuelta a Italia ingresó en el Ejército Real Italiano (Regio Esercito) antes de ser admitido en la Academia Militar Nunziatella de Nápoles, por aquel entonces la más prestigiosa del país.

Duque Amadeo de Saboya-Aosta, Virrey del África Oriental Italiana en Etiopía, Eritrea y Somalia.

Al entrar Italia en la Primera Guerra Mundial en 1915, Amadeo marchó voluntario a combatir en el Frente de los Alpes contra Austria-Hungría. Curiosamente su padre, el Príncipe Emanuele Filiberto, ordenó al general Petitti di Roreto encargado de su hijo, que no recibiera ningún trato de favor por su título real. Así fue como Amadeo, formando parte del Regimiento Montado de Artillería “Voloire” luchó valientemente contra el Ejército Austro-Húngaro, ascendiendo por méritos propios al rango de teniente.

Finalizada la Gran Guerra en 1918, Amadeo formó parte de una expedición científica liderada por su tío, el Duque Luis de los Abruzzos, que recorrió las colonia italiana de Somalia y el Congo Belga. Gracias a la experiencia adquirida en esta investigación y después de haber cursado Derecho en las Universidades de Eton, Oxford y Palermo, Amadeo se licenció con una tesis a la que tituló Conceptos Básicos de la Relación Jurídica entre los Estados Modernos y los Pueblos Indígenas en sus Colonias, cuyas líneas defendían los derechos de los nativos.

Nada más proclamarse la Italia Fascista de Benito Mussolini en 1922, Amadeo regresó al Ejército Real Italiano como jefe del 29º Regimiento de Artillería en Gorizia, fijando su residencia en el Castillo Miramare de Trieste. Simultáneamente a su profesión como militar también se interesó por la aviación y por ello se licenció como piloto el 24 de Julio de 1925. Poco tiempo después viajó a la colonia italiana de Libia tras ser ascendido a inspector del Grupo Sáhara, un cuerpo mixto integrado por fascistas de los Camisas Negras e indígenas libios.

A nivel familiar Amadeo contrajo matrimonio el 5 de Noviembre de 1927 con la Princesa Ana de Orleans. Fruto del matrimonio nacerían la Archiduquesa Margarita de Austria y la Princesa María Cristina de Borbón-Dos Sicilias. De hecho el propio Amadeo, recibió el título de Tercer Duque de Aosta el 4 de Julio de 1931.

Oficialmente en 1932, Amadeo de Saboya se incorporó a la Fuerza Aérea Real Italiana (Regia Aeronautica) participando como piloto de combate en una serie de bombarderos contra las Tribus Sanussi de Libia que ocupaban el Fezzan. Algunos años más tarde, entre 1935 y 1936, luchó durante la Guerra Ítalo-Etíope alcanzando el rango de general.

Gracias a sus méritos militares y personales, el 21 de Octubre de 1937 el Duque Amadeo de Saboya fue nombrado Virrey del África Oriental Italiana, un enorme territorio que comprendía Etiopía, Eritrea y Somalia. Bajo este cargo, el Duque de Aosta igualó el trato entre nativos africanos y colonos italianos, aumentó notablemente el crecimiento económico e impulsó el desarrolló de numerosas infraestructuras que modernizaron la región.

Cuando Italia entró en la Segunda Guerra Mundial en 1940, el Virrey Amadeo se encontró rodeado por Reino Unido desde sus colonias en Kenya y Sudán, como desde Bélgica en el Congo. Incomunicado con la metrópoli y amenazado de una clara inferioridad numérica, Amadeo se puso al mando de 260.000 tropas y 240 aviones para llevar la iniciativa y lanzarse a la ofensiva antes que sus enemigos. Así fue como de manera asombrosa conquistó la Somalia Británica al completo y ocupó grandes franjas de Kenya y Sudán, lo que le valió el apodo de “Amadeo el Duque de Hierro”.

Desgraciadamente para Amadeo, los Aliados organizaron un gran coalición militar internacional (Reino Unido, Bélgica, Sudáfrica, Australia, India, Congo, Rhodesia, Nigeria, Nyasalandia y las fuerzas exiliadas de la Francia Libre y Etiopía) para desalojar a las fuerzas italianas de África Oriental mediante una ofensiva general desde varios frentes que se inició en Enero de 1941. De este modo y ante la imposibilidad de detener la avalancha, las tropas del Duque de Aosta perdieron la colonia de Eritrea tras la Batalla de Keren y parte de Etiopía tras la Batalla de Gondar; así como todas sus posiciones en Kenya, Somalia y el puerto de Massawa. No obstante y a pesar de aparentar estar todo perdido, Amadeo fortificó y pertrechó debidamente una serie de puntos claves en Dessie, Gimma y Amba Alagi con infinidad de montañas y cuevas, donde frenó durante meses a los Aliados causándoles numerosas bajas. Únicamente cuando los italianos se quedaron sin agua ni municiones, el 19 de Mayo de 1941 se rindieron, saliendo en último lugar de la cueva de Amba Alagi el Duque de Aosta tras haber arriado la bandera italiana.

Honorablemente y con respeto trató el Ejército Británico a Amadeo y al resto de sus hombres. A continuación fue trasladado al campo de prisioneros de Dònyo Sàbouk en Kenya, donde se le informó que desde Italia le habían condecorado con la Medalla de Oro al Valor. Lamentablemente las malas condiciones del recinto y la escasa higiene provocaron que Amadeo enfermase de tifus y malaria sin posibilidad de cura.

El 3 de Marzo de 1942, Amadeo de Saboya, Duque de Aosta, falleció a la edad de 43 años en Nairobi, capital de Kenya. Su cuerpo fue enterrado en el Cementerio Militar de Nyeri junto a 676 soldados italianos, etíopes, eritreos y somalís.

 

Bibliografía:

Alberto Hernández Moreno, Amadeo de Saboya, el Duque de Hierro, Revista Ares Enyalius Nº45 (2015), p.2-6
https://en.wikipedia.org/wiki/Prince_Amedeo,_Duke_of_Aosta