Albert Kerscher

 

Albert Kerscher nació un 20 de Marzo de 1916 en la ciudad de Woppmannsdorf, Baviera, por aquel entonces en la Alemania del Segundo Reich. Este niño que acababa de ser bienvenido a la vida durante la Primera Guerra Mundial y que no tomaría parte de la acción hasta la Segunda Guerra Mundial, estaría destinado a convertirse en un “as” de tanques con 100 victorias.

Ostentando el cargo de conductor de tanque, Kerscher recibió su bautismo de fuego a inicios de la Segunda Guerra Mundial en la invasión de Polonia de Septiembre de 1939 como parte de la 2ª División Panzer. Al año siguiente participó en la invasión de Francia de 1940 y posteriormente como miembro de las fuerzas de seguridad en Rumanía encargadas de vigilar los campos petrolíferos de Ploiesti. Un año más tarde, en Abril de 1941, tuvo la ocasión de estar presente en la invasión de Yugoslavia y luego en la de Grecia luchando contra la 19ª División Motorizada Griega en la Batalla de Doirán, contra la Fuerza Expedicionaria del Reino Unido en Salónica y superando a unidades de la Commonwealth en el Río Aliakmón y el Paso de las Termópilas hasta entrar victorioso en la capital de Atenas.

Albert Kerscher.

Formando parte de la 13ª División Panzer, el conductor Kerscher siguió rodando con los tanques en la invasión de la Unión Soviética y la Batalla de Moscú, donde el 2 de Diciembre de 1942 fue condecorado en la Campaña del Cáucaso con la Cruz de Hierro de 2ª Clase y ascendido en 1943 a comandante de los nuevos tanques Tiger dentro del 502nd Batallón Panzer. Desde entonces combatió con su Tiger en el Frente Oriental junto al “as” de carros Otto Carius, de quién aprendió valiosas tácticas con las que venció a incontables enemigos en el Asedio de Leningrado y la Batalla de Narva, obteniendo la Cruz de Hierrlo de 1ª Clase el 12 de Febrero de 1944. De hecho solamente entre el 17 y 22 de Marzo de aquel año el Tiger de Kerscher destruyó 38 tanques y 11 cañones rusos en Lembitu; además de otros 22 blindados (17 Stalin IS-2 y 5 T-34) en Dünarburg unos días después. También le bastaron 20 minutos el 23 de Julio de 1944 para que junto a Otto Carius, ambos carristas acabasen con otros 20 tanques rusos en Malinava. Incluso entre el 25 y 26 Julio el Tiger de Kerscher en solitario aniquiló 23 tanques más en Linaka y su estación de ferrocarril, no sin antes resultar herido y ser condecorado con la Cruz de Caballero.

Recuperado de sus heridas, Kerscher tuvo la oportunidad de participar en la Batalla de Memel y poco después ser transferido al 511st Batallón Panzer para defender Prusia Oriental sobre el sector Samland y Pillau, donde el 15 de Febrero de 1945 ganó la Placa Panzer de Plata por haber sobrevivido a 50 combates blindados. Gracias a este prestigio Kerscher obtuvo el mando de un King Tiger, el blindado más poderosos de la Segunda Guerra Mundial, con el que junto a otro carro del mismo tipo, consiguió destruir el 14 de Abril de 1945 a 57 tanques soviéticos T-34 y Stalin IS-2 a las afueras de la ciudad de Norgau.

Perdida toda esperanza de que el Tercer Reich ganase la guerra, el tanque King Tiger de Kerscher se dedicó a cubrir la retirada de miles de civiles prusianos a través del Bosque de Neuhaus. Desgraciadamente sin municiones ni gasolina, Kerscher tuvo que abandonar su carro y verse forzado a embarcar en un destructor que lo evacuó desde el puerto de Pillay a través del Mar Báltico hasta la Alemania Continental. Una vez a salvo, Kerscher obtuvo el mando de otro tanque con el que fue enviado al Frente Occidental del Río Elba donde el 22 de Abril combatió contra los británicos. Sin embargo al día siguiente, el 23 de Abril de 1945, resultó herido por las fuerzas acorazadas inglesas y tuvo finalmente que rendirse.

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, Kerscher sería liberado y volvería al estamento militar ingresando con el rango de brigada en el Ejército de la República Federal Alemana (Bundeswehr) que apoyaban los Aliados contra la URSS en la Guerra Fría. Sin embargo la vida del carrista fue discreta y tranquila hasta que falleció de forma natural el 12 de Junio de 2011 en la ciudad de Ingolstadt. Hasta ese momento había alcanzado un récord de 100 tanques destruidos y 97 combates blindados.

 

Bibliografía:

José Márquez, Albert Krescher, WW2GP Magazine Nº7 (2015), p.25-26

https://en.wikipedia.org/wiki/Albert_Kerscher