Resistencia Noruega

La Resistencia Noruega fue uno de los movimientos insurgentes más activos de Europa Occidental y el de mayor importancia en Escandinavia. A pesar de que su papel fue menor a otras guerrillas de la Segunda Guerra Mundial, sus éxitos tácticos fueron cuantiosos y también su existencia fundamental para evitar que el Tercer Reich fabricase la tan temida bomba atómica.

Cuando Alemania invadió Noruega en Abril de 1940 e instaló un “estado satélite” conocido como Estado Noruego que dirigió el movimiento fascista “Nasjonal Samling” del Primer Ministro Vidkun Quisling, el Gobierno Noruego que acababa de exiliarse en Londres al frente del Rey Haakon VII, anunció por radio que todo ciudadano tenía el deber de resistir al Ejército Alemán. Sin embargo y a pesar de este llamamiento patriótico, inicialmente la resistencia fue pasiva con simples lanzamientos de pasquines informativos en calles y plazas, publicaciones de periódicos clandestinos y lecturas de manifiestos en clubes deportivos y asociaciones culturales.

Oficialmente la Resistencia Noruega nació en Mayo de 1941 con la fundación del Frente Patriótico y la Organización Militar (Milorg). Esta facción armada que agrupó a 40.000 efectivos, se dedicó a perpetrar atentados contra soldados alemanes, oficiales de la Gestapo y colaboracionistas del “Nasjonal Samling”, además de efectuar el boicot en instalaciones militares, incursiones a convoyes en las líneas ferroviarias, labores de espionaje, tareas de reconocimiento para los Aliados y transmisión de información a Londres. Los éxitos conseguidos por estos resistentes fueron notables porque no sólo causaron cuantiosos problemas a las fuerzas de ocupación, sino que la mayor de parte de las veces sus miembros solían escaparse de los destacamentos de las SS gracias al conocimiento del terreno y sobretodo al uso de esquís con los que podían desplazarse rápidamente sobre campos de hielo y bosques nevados sin casi ninguna posibilidad de ser perseguidos (con excepción de las tropas de montaña alemanas “gebirsjäger” que dieron caza a muchos de estos esquiadores).

La Compañía “Ligne” formada en Gran Bretaña fue una unidad de comandos noruegos con base en Escocia que se dedicó a hacer de enlace con la Resistencia Noruega y a enviar personal entrenado y cualificado para llevar a cabo misiones de distinto calado, como por ejemplo incursiones contra la costa tal y como sucedió en los raids de Vagsoy, Lofoten y Glom, en los que se destruyeron algunas embarcaciones alemanas y se secuestró a numerosos soldados que fueron enviados a las Islas Británicas. Entre los miembros más destacados de esta organización estuvieron su fundador Martin Linge (que falleció durante la “Operación Archery”), así como Max Manus, Roy Nielsen, Gunnar Sonsteby, Jan Baalsrud y Terje Rollem, entre otros.

Esquiadores de la Resistencia Noruega.

El 27 de Abril de 1943 tuvo lugar la acción más espectacular de la Resistencia Noruega cuando el grupo liderado por Max Manus, un ex-voluntario del Ejército Finlandés de la Guerra de Invierno que anteriormente había saltado en paracaídas a las afueras de Oslo, se camufló bajo el agua de los muelles de madera de la capital y colocó explosivos lapa con los que hundió a los dos cargueros alemanes Tugela de 5.800 toneladas y Orltesburg de 3.800 toneladas. A partir de entonces los hombres de Max Manus se convirtieron en una pesadilla para el Ejército Alemán porque destruyeron 25 aviones de la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) y 150 motores, junto a otros 15 aparatos en el Aeródromo de Bjolsen; además de pulverizar la Fábrica de Ácido Sulfúrico de Lysaker, causar desperfectos en varias factorías de armamento, incendiar depósitos de gasolina y aceites lubricantes, volar puentes y cortar vías de tren; sin contar el robo de 75.000 cartillas de racionamiento que repartieron entre la población civil y haber revelado a los Aliados la posición del acorazado Tirpitz en el Fiordo de Kaaf.

También el Partido Comunista Noruego participó en la Resistencia Noruega, aunque en mucha menor medida debido a que la mayoría de los guerrilleros eran conservadores, liberales y cristianos de tendencias antimarxistas. No obstante y a pesar de actuar por cuenta propia, el Grupo “Osval” que dispuso de 150 combatientes al mando de Asbjorn Sunde, protagonizó algunas acciones como un atentado durante una recepción del Primer Ministro Vidkun Quisling en la Estación Central de Oslo, el robo de dinero en el Banco Laksevag de la capital y la muerte de un colaboracionista de la Policía Estatal Noruega en Bergen, siendo el autor del asesinato, Reidar Olsen, inmediatamente arrestado, torturado y finalmente asesinado por la milicia del “Nasjonal Samling”.

Bajo el nombre de “Operación Gunnerside”, el 16 de Noviembre de 1943 un total de diez guerrilleros de la Resistencia Noruega al mando del oficial Joachim Ronneberg, accedieron a la Planta de Uranio de Vemork que la Compañía Norsk Hydro poseía en los Montes Telemark, donde sin sufrir una sola baja destruyeron 500 kilolitros de agua pesada con la que el Tercer Reich estaba intentando fabricar la bomba atómica, además de producir daños considerables entre las instalaciones de fisión nuclear que impidieron la producción de otros 400 kilolitros y paralizar la industria atómica durante un plazo de seis meses. Curiosamente al año siguiente de este episodio conocido como la “Batalla del Agua Pesada”, el 20 de Febrero de 1944, el guerrillero noruego Knut Haukelid se infiltró en el carguero SF Hydro que contenía 14.000 kilolitros de agua pesada y colocó una serie de cargas explosivas que hundieron al barco y su valioso cargamento en medio del Lago Tinn, aunque desgraciadamente a costa de la vida de 14 pasajeros civiles inocentes, entre ellos una niña de tres años.

A comienzos de 1945 el grupo de la Resistencia Noruega dirigido por Max Manus hundió mediante minas con temporizador al carguero alemán Donau y a sus 9.000 toneladas de material bélico en el puerto de Oslo. También sus hombres contribuyeron con una “quinta columna” de 1.500 guerrilleros a apoyar al Ejército Rojo cuando las tropas de la Unión Soviética cruzaron la frontera de Finlandia con Noruega a través de la provincia de Finnmark (básicamente para hacerse con el control de la administración de las ciudades tras la marcha de los alemanes e impedir que se impusiese una autoridad comunista); así como a seleccionar los puntos más favorables para un eventual desembarco sobre los fiordos por parte de los Aliados Occidentales. Lamentablemente los enfrentamientos contra el Ejércitos Alemán en Oslo se recrudecieron porque entre Febrero y Abril de 1945 un total de 42 resistentes fueron capturados y ejecutados en el Castillo de Akershus, además de caer en combate el líder guerrillero Roy Nielsen.

Con la capitulación del Tercer Reich sobre Europa, el 11 de Mayo de 1945 el Ejército Alemán se rindió en Oslo al grupo de la Resistencia Noruega liderado por el oficial Terje Rollem. Hasta ese momento un total de 1.433 guerrilleros habían muerto (entre estos 255 mujeres), aunque mientras tanto habían mantenido distraídos a un total de 400.000 soldados alemanes en Escandinavia, lo que supuso todo un gran éxito estratégico y una gran contribución a la victoria en la Segunda Guerra Mundial.

 

Bibliografía:

-Juan Carlos Losada, Valentía en el Hielo, los Antinazis Noruegos, Revista Muy Historia Nº94 (2017), p.70-75
-https://en.wikipedia.org/wiki/Norwegian_resistance_movement