Regimiento de Voluntarios Húngaros “Buda”

A finales de 1944, el Partido de la Cruz Flechada perpetró un golpe de Estado en Hungría que derrocó a la Regencia del Almirante Miklós Horthy e instauró un régimen fascista al frente del Primer Ministro Ferenc Szálasi, quién mantuvo latente la alianza con la Alemania Nacionalsocialista dentro del contexto de la Segunda Guerra Mundial. Contrariamente en la otra mitad del país que estaba bajo dominio del Ejército Rojo, la Unión Soviética autorizó un gobierno pro-comunista que erigió su propia fuerza armada en forma del Regimiento de Voluntarios Húngaros “Buda”.

Cuando los Aliados reconocieron al Gobierno de Miklós Horthy, la Unión Soviética que temía perder el control político sobre Hungría, decidió compensarlo incrementando su poder militar a partir de la del Regimiento de Voluntarios Húngaros “Buda” (Budai Önkentes Ezred). Su nacimiento oficial tuvo lugar en Diciembre de 1944, después de que la URSS liberase a todos aquellos húngaros de ideología comunista presos en los gulags y campos de trabajo esclavo que en su mayoría habían sido capturados en la Batalla de Stalingrado, los cuales en seguida pasaron a formar parte del Regimiento de Voluntarios Húngaros “Buda”.

El Regimiento de Voluntarios Húngaros “Buda” contó con un total de 2.500 efectivos que en su mayor parte se integraron en unidades de infantería, así como también en un número más reducido en baterías de artillería y escuadrones de carros de combate. A pesar de que el Ejército Rojo planeó construir una fuerza de ocho divisiones con supuestos voluntarios magiares que abrazarían la causa marxista, únicamente consiguió erigir dos, pues además del Regimiento de Voluntarios Húngaros “Buda”, fue erigido el Regimiento de Voluntario Húngaros “Kossuth Lajos” que inició su instrucción en el Cuartel de Talizi, aunque por falta de medios y tiempo el proyecto fue suspendido y el contingente disuelto.

Durante la Batalla de Budapest entre Enero y Febrero de 1945, el Regimiento de Voluntarios Húngaros “Buda” intervino en la lucha por la capital, enfrentándose tanto a las tropas alemanas como a los soldados húngaros leales a la Cruz Flechada, donde se distinguió muy especialmente en los combates por rodear al Monte Sas, en el corte de la línea férrea que unía la Estación de Déli con la Calle Alkostás y en el avance desde la Calle Vinyáni hasta el Parque de Gellért, cubriendo el espacio entre la 25ª División de Guardias y la 83ª Brigada de Infantería Naval. Aunque su participación durante la campaña fue breve, las bajas sufridas por el Regimiento de Voluntarios Húngaros “Buda” fueron muy elevadas porque ascendieron al 25% de sus efectivos, el equivalente 600 muertos, sin tan siquiera contar los heridos, desaparecidos o desertores.

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, el Regimiento de Voluntarios Húngaros “Buda” fue oficialmente disuelto. Curiosamente y a pesar de su lealtad al Ejército Rojo en la Batalla de Budapest, sorprendentemente todos los veteranos volvieron a ser prisioneros de guerra de los soviéticos y enviados otra vez a campos de internamiento o trabajo como los de Jászberény e Ivanovo. La mayoría de ellos permanecerían cautivos hasta la muerte de Iósif Stalin en 1953, cuando la República Democrática de Hungría reconoció sus méritos y todos los ex-combatientes rehabilitados.

 

Bibliografía:

-Peter Abbott y Nigel Thomas, Aliados de Alemania en el Frente del Este, “Hungría”, Osprey Publishing (2010), p.20
-http://en.wikipedia.org/wiki/Volunteer_Regiment_of_Buda
http://www.armchairgeneral.com/forums/showthread.php?t=24130