Paracaidistas Italianos “Paracadutisti”

“Paracadutisti” fue el término con el que se bautizaron a las unidades aerotransportadas de la Italia Fascista en la Segunda Guerra Mundial. A pesar de que durante el conflicto no protagonizaron grandes saltos desde aviones, sus soldados se distinguieron heroicamente librando batallas terrestres tanto en la conquista por el Norte de África como en la posterior defensa de la Península Italiana.

Origen

Originariamente la idea de crear formaciones aerotransportadas dentro de la Fuerza Aérea Real Italiana (Regia Aeronautica) tuvo lugar en 1937 cuando el mariscal Italo Balbo abrió la Escuela Paracaidista de Tarquinia en Sicilia y en 1939 la Escuela Paracaidista de Viterbo en el centro de Italia. Al año siguiente, una vez comenzada la Segunda Guerra Mundial, el 1 de Julio de 1940 fue creada la 185ª División Paracaidista “Folgore” con la finalidad de tomar parte en la campaña del Norte de África y más concretamente en la defensa de Libia.

Fuerzas de la 185ª División Paracaidista “Folgore”.

El proceso de salto de un paracaidista italiano desde el avión fue muy diferente al de los distintos bandos de la Segunda Guerra Mundial como pudieron ser las fuerzas aerotransportadas de Alemania, Estados Unidos, Gran Bretaña, la Unión Soviética o Japón. En primer lugar el soldado abandonaba el aparato en plancha con los brazos y piernas extendidos en lo que se denominaba la posición del “salto de ángel”. Acto seguido y mientras descendía con la campana abierta en forma invertida de “tulipán”, desprendía el fusil que previamente llevaba atado entre el muslo y el bolsillo, el cual quedaba colgando mediante una cuerda a cinco metros por debajo de sus pies. A continuación y cuanto ya se encontraba cerca del suelo, tiraba de un cordel que reducía la velocidad de descenso y entonces tomaba tierra junto a su arma y la mochila cargada con 40 cartuchos para inmediatamente empezar a combatir.

185ª División Paracaidista “Folgore”

La 185ª División Paracaidista “Folgore” fue fundada con 5.000 soldados (4.200 italianos y 800 libios) en el Aeropuerto de Castel Benito situado a las afueras de Trípoli. Bajo supervisión del coronel Goffredo Tonini, el organigrama quedó estructurado del siguiente modo: los 1º, 2º y 3º Regimientos Paracaidistas de Infantería, el Regimiento Paracaidista de Artillería, el Batallón Paracaidista Libio “Askaris del Cielo”, el 8th Batallón Paracaidista de Ingenieros y las Compañías Paracaidistas de Minadores y Transmisiones.

185ª División Paracaidista “Folgore”:
-1º Regimiento Paracaidista de Infantería
-2º Regimiento Paracaidista de Infantería
-3º Regimiento Paracaidista de Infantería
-Regimiento Paracaidista de Artillería
-Batallón Paracaidista Libio “Askaris del Cielo”
-8th Batallón Paracaidista de Ingenieros
-Compañía Paracaidista de Minadores
-Compañía Paracaidista de Transmisiones

Oficialmente el bautismo de fuego de la 185ª División Paracaidista “Folgore” tuvo lugar durante la “Operación Compass” lanzada por el Ejército Británico contra Libia entre finales de 1940 e inicios de 1941 cuando el Batallón Paracaidista Libio “Askaris del Cielo” defendió la ciudad de Derna y libró intensos combates sobre el Aeródromo de El Fteiajh antes de replegarse hacia Tripolitania. Al año siguiente, en 1942, la 185ª División Paracaidista “Folgore” permaneció en las inmediaciones de Trípoli a la espera de llevar a cabo la “Operación Hércules” con la que se pretendía invadir la Isla de Malta, una misión que por falta de visión estratégica el Eje jamás se terminaría materializando.

Tropas aerotransportadas de la 185ª División Paracaidista “Folgore” en África.

La Batalla de El-Alamein constituyó el episodio bélico más intenso de la la 185ª División Paracaidista “Folgore” tras ser desplegada a mediados de 1942 en el interior de Egipto y recibir un duro castigo en los campos de minas situados entre la Sierra de Alam Halfa y la Depresión del Qattara. Posteriormente, cuando el VIII Ejército Británico del mariscal Bernad Montgomery pasó a la contraofensiva en Octubre, los paracaidistas italianos se distinguieron heroicamente durante la lucha por la posición fortificada “Kidney Ridge”, donde provocaron a los ingleses más de 600 bajas y les destruyeron 120 tanques (casi todos del modelo Valentine, aunque también algunos estadounidenses Sherman), mediante cañones anticarro y cócteles molotov.

A comienzos de 1943, los restos de la 185ª División Paracaidista “Folgore” que habían sobrevivido a la Batalla de El-Alamein, abandonaron Egipto y Libia para refugiarse en Túnez. Sobre dicho escenario combatirían contra el Ejército Británico en la “Línea Mareth” para posteriormente retirarse hacia la Cordillera del Atlas y ser la 185ª División Paracaidista “Folgore” completamente rodeada y destruida en la Batalla de Takrouna.

184ª División Paracaidista “Nembo”

Con la desaparición de la 185ª División Paracaidista “Folgore”, a inicios de 1943 fue creada en Italia la 184ª División Paracaidista “Nembo” con el siguiente organigrama: los 183º, 184º y 185º Regimientos Paracaidistas de Infantería, el 184º Regimiento Paracaidista de Artillería y el 184th Batallón Paracaidista de Ingenieros. Inmediatamente a la formación de esta unidad, los nuevos paracaidistas fueron enviados a los Balcanes, en donde recibieron su primer bautismo de fuego combatiendo contra los partisanos yugoslavos del general Josip Tito durante la Batalla de Kozara. Una vez fogueados y después de haber adquirido experiencia bélica, los soldados de la 184ª División Paracaidista “Nembo” fueron trasladados como guarnición insular a Cerdeña y posteriormente a Sicilia.

184ª División Paracaidista “Nembo”:
-183º Regimiento Paracaidista de Infantería
-184º Regimiento Paracaidista de Infantería
-185º Regimiento Paracaidista de Infantería
-184º Regimiento Paracaidista de Artillería
-184th Batallón Paracaidista de Ingenieros

Al producirse la invasión de los Aliados a Sicilia durante la “Operación Baytown” en Julio de 1943, la 184ª División Paracaidista “Nembo” cubrió la evacuación de las fuerzas del Eje a través del Estrecho de Messina. Dos meses después, cuando el VIII Ejército Británico desembarcó sobre el puerto de Calabria en la “Operación Baytown”, la 184ª División Paracaidista “Nembo” resistió entre el 3 y 8 de Septiembre los ataques de las tropas inglesas sobre la cima del Monte Aspromonte hasta que la jornada del 9 se anunció la capitulación de Italia.

Sorprendentemente la 184ª División Paracaidista “Nembo” fue una de las escasas unidades del Ejército Italiano que permaneció fiel al Eje y por tanto no acató lo pactado con los Aliados en el Armisticio de Cassibile. Así fue como se trasladó inmediatamente a Cerdeña para escoltar a las fuerzas del Ejército Alemán hacia Córcega, donde tras desplegarse en la ciudad de Bonifacio, los paracaidistas italianos combatieron contra el Ejército Francés y la Resistencia Francesa sobre todo el territorio insular hasta que huyeron en buques a través del puerto de Bastia.

Soldados de la 184ª División Paracaidista “Nembo” durante la República de Saló.

Cuando se fundó la República de Saló de Benito Mussolini a finales de 1943, la 184ª División Paracaidista “Nembo” se integró como parte del Ejército Nacional Republicano leal al Eje. Entre sus primeras acciones como tal, estuvieron los choques contra el Ejército Canadiense a las afueras de Nápoles y las incursiones contra el Ejército Británico durante la Batalla de Montecassino en 1944. También al producirse el desembarco de los Aliados al sur de Roma, la 184ª División Paracaidista “Nembo” provocó numerosas al Ejército Estadounidense en la Batalla de Anzio sobre la carretera que unía Vitterbo con Nettuno. Posteriormente operaría en la retaguardia luchando contra los partisanos comunistas en los Alpeninos y en los Alpes, además de participar en la defensa del norte de Italia durante la ofensiva del Río Po en 1945.

Conclusión

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945 con la derrota de la República de Saló, la 184ª División Paracaidista “Nembo” se rindió a los Aliados y fue inmediatamente disuelta. Acto seguido se procedió al desmantelamiento de las fuerzas aerotransportadas hasta que en plena Guerra Fría, concretamente en el año 1963, fue refundada en Livorno la antigua 185ª División Paracaidista “Folgore” bajo la nueva denominación de Brigada Paracaidista “Folgore”.

Resurgida la Brigada Paracaidista “Folgore”, fue desplegada en el Líbano como fuerza de pacificación de Beirut en 1982 dentro del contexto de la Guerra Civil Libanesa. Al cabo de una década, en 1992, fue enviada a Somalia para participar en la “Operación Esperanza Restaurada” y en 1993 en la Guerra de los Balcanes tras tomar posiciones primero en Bosnia-Herzegovina y luego en Kosovo. También actuó como garante de la seguridad en Albania y Timor Oriental, además de combatir contra el terrorismo islámico durante la Guerra de Irak en 2005 y durante la Guerra de Afganistán en 2014.

El comportamiento de las 184ª y 185ª Divisiones Paracaidistas “Nembo” y “Folgore” durante el siglo XX y el siglo XXI fue incuestionablemente impecable. Sin duda alguna su historial en la Segunda Guerra Mundial tanto en el Norte de África como en Italia, demostró que las fuerzas aerotransportadas italianas eran comparables a cualquier fuerza paracaidista de élite de las existentes en el mundo durante este período de la Historia Militar.

 

Bibliografía:

-Russell Miller, Comandos. Misiones especiales en la II Guerra Mundial. “Nuevas Ideas para los Osados del Duce”, Time-Folio-Books (2008), p.142-149
-https://en.wikipedia.org/wiki/Paracadutisti