IV Cuerpo de Caballería de Guardias

 

Muchas fueron las unidas de caballería de las que disfrutó el Ejército Tojo durante la Segunda Guerra Mundial. Entre aquellas que se distinguieron en los diferentes de campos de batalla del Frente Oriental estuvieron las divisiones cosacas integradas en el IV Cuerpo de Caballería de Guardias.

Coincidiendo con la ofensiva del Eje hacia el Cáucaso en el verano de 1942 conocida como la “Operación Edelweiss”, el Ejército Rojo estuvo obligado a organizar un cuerpo que dispusiera a la caballería como punta lanza para moverse ágilmente a lo largo de las abruptas montañas. Así nació el IV Cuerpo de Caballería de Guardias a partir de los restos del XVII Cuerpo de Caballería que incorporó en sus filas a las 9ª y 10ª Divisiones de Caballería de Guardias Cosacas “Kubán”, a la 30ª División de Caballería Rusa, al 10º Regimiento de Moteros de Guardias, al 152º Regimiento Anticarro de Guardias, al 255º Regimiento de Artillería Antiaérea, al 1.815º Regimiento Autopropulsado de Guardias con tanques SU-76, al 4th Batallón Anticarro de Guardias y al 68th Batallón Lanzacohetes de Guardias con camiones Katyusha.

IV Cuerpo de Caballería de Guardias:
9ª División de Caballaría de Guardias Cosaca “Kubán”
10ª División de Caballaría de Guardias Cosaca “Kubán”
30ª División de Caballería
12º Regimiento de Morteros de Guardias
152º Regimiento Anticarro de Guardias
255º Regimiento de Artillería Antiaérea
1.815º Regimiento Autopropulsado de Guardias
4th Batallón Anticarro de Guardias
68th Batallón Lanzacohetes de Guardias

Oficialmente el primer bautismo del IV Cuerpo de Caballería de Guardias tuvo lugar en la campaña del Cáucaso a mediados de 1942 tras enfrentarse a las vanguardias del Eje que avanzaban por las montañas. No mucho tiempo después, el 19 de Noviembre de 1942, el IV Cuerpo de Caballería de Guardias tomó parte en la Batalla de Stalingrado lanzando la ofensiva contra los flancos que destruyó completamente al Ejército Rumano y embolsó al VI Ejército Alemán en la ciudad hasta su completa aniquilación.

Oficial cosaco del IV Cuerpo de Caballería de Guardias junto a una pieza de artillería.

A partir de 1943 los cosacos del IV Cuerpo de Caballería de Guardias se distinguieron limpiando de enemigos Stavropol al norte del Cáucaso en Enero y cruzando el Río Don por Rostov en Febrero. Durante el resto de aquel 1943 el IV Cuerpo de Caballería de Guardias quedó integrado en el IV Frente Ucraniano al sur de Ucrania, donde se curtió luchando en la región minera de Donbass, atravesando el Río Mius y cortando la Península de Crimea con el continente tras bloquear el Istmo de Perekop. A continuación los cosacos forzaron el paso del Río Dniéper y el IV Cuerpo de Caballería de Guardias amenazó directamente la frontera con Rumanía.

Con la llegada de 1944, el IV Cuerpo de Caballería de Guardias fue puesto al mando del general Issa Pliyev y se estructuró dentro del III Frente Ucraniano. Básicamente su área de operaciones se centró en la frontera rumano-ucraniana causando muchas pérdidas a las tropas del VI Ejército Alemán y el III Ejército Rumano. De hecho le bastaron únicamente diez días entre el 10 y 20 de Abril para avanzar 200 kilómetros, lo que le valió al IV Cuerpo de Caballería de Guardias ser condecorado con la Orden de la Estrella Roja y ser fecilitado por el mismo Iósif Stalin desde el Kremlin.

Durante la “Operación Bragation” contra Bielorrúsia en Junio de 1944, el IV Cuerpo de Caballería de Guardias consiguió avanzar 500 kilómetros (casi 20 kilómetros por día) a través de los pantanos y bosques de la región del Pripet gracias a la caballería y sus expertos jinetes cosacos, quienes prácticamente volaron por territorio enemigo capturando un gran número de soldados alemanes. Pronto los cosacos del IV Cuerpo de Caballería de Guardias cruzaron el Río Bug, tomaron la ciudad de Glusk tras expulsar a la 35ª División de Infantería Alemana y conquistaron Slutsk.

Cuando Rumanía se rindió en Agosto de 1944, el IV Cuerpo de Caballería de Guardias atravesó el territorio rumano hasta cruzar la frontera con Hungría, que por aquel entonces seguía al lado del Eje. Durante la Batalla de Debrecen y después de avanzar 525 kilómetros bajo la nieve de los Cárpatos, el IV Cuerpo de Caballería de Guardias fue derrotado por las tropas húngaras y alemanas cerca de Nyiregyhaza, viéndose forzado a retirarse con fuertes pérdidas más allá del Río Tisza.

Jinetes cosacos y sus monturas pertenecientes al IV Cuerpo de Caballería de Guardias.

Entre Diciembre de 1944 y Enero de 1945, el IV Cuerpo de Caballería de Guardias combatió contra los húngaros durante el asedio a Budapest hasta que la capital fue enteramente conquistada por los soviéticos. Tras ser condecorado con la Orden de Lenin por su bravura, el IV Cuerpo de Caballería de Guardias comenzó la invasión de Austria y participó en la caída de Viena en Marzo. Poco después, entre Abril y Mayo de 1945, el IV Cuerpo de Caballería de Guardias entró en Checoslovaquia combatiendo a los alemanes en Praga y finalizó la contienda ocupando la ciudad checa de Brno.

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, el IV Cuerpo de Caballería de Guardias fue disuelto y sus divisiones y regimientos dispersados. No obstante su recuerdo permaneció en el cuadro de honor del Ejército Rojo por sus grandes pérdidas y múltiples medallas.

 

Bibliografía:

Editores de FOW, Red Bear. Allied Forces on the Eastern Front, January 1944-February 1945, “4th Guards Cavalry Corps”, Battlefront (2013), p.110-11
http://www.flamesofwar.com/hobby.aspx?art_id=1161