Guerrilla de los “Goryani”

Bulgaria formó parte de las naciones del Eje durante la Segunda Guerra Mundial hasta que el 9 de Septiembre de 1944 fue ocupada por la Unión Soviética. A partir de esa fecha y sobretodo a raíz de la instauración de un régimen comunista, nació un movimiento partisano conocido como “Goryani” que prolongaría su existencia hasta bien entrada la Guerra Fría en el año 1954.

Los “Goryani” u “Hombres de Bosque” fueron una organización guerrillera conformada por 2.000 partisanos que surgió en Septiembre de 1944 sobre diversas zonas de Bulgaria. Esta insurgencia que estuvo integrada por 28 agrupaciones armadas o “Chetas”, reunió a unos voluntarios que inicialmente fueron combatientes de tendencias fascistas y campesinos, aunque poco a poco los primeros irían siendo desplazados por socialistas y conservadores. Gracias a esta férrea voluntad para resistir al invasor y al apoyo desde el exterior de Alemania, los guerrilleros expandieron sus dominios a diferentes zonas montañosas y rurales del país como Sliven, Stara Zagora, Velingrad y los Montes Pirin, donde protagonizaron algunas escaramuzas contra el Ejército Rojo.

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, la guerrilla de los “Goryani” fue disminuyendo hasta que en 1947 el régimen marxista de la República Socialista de Bulgaria ejecutó al popular líder del Partido Campesino, Nikola Pektov. A partir de entonces y como consecuencia de la indignación por este asesinato, miles de voluntarios nutrieron las filas de los “Goryani”, quienes aumentaron sus efectivos a 10.000 hombres entre 2.000 combatientes y 8.000 auxiliares que se repartieron en 160 agrupaciones armadas “Chetas”. A pesar de que las tropas del Partido Comunista Búlgaro contraatacaron eliminando a algunas células como el grupo del oficial Gersaim Todorov que se suicidó en los Montes Pirin para evitar caer prisionero; en 1948 los “Goryani” alcanzaron su máximo cénit territorial al hacerse con las regiones de Ruse, Sveti Brach, Nevropok, Dzhumaya, Razlog y el Valle de Mesta, además de descender 15 paracaidistas procedentes de Francia sobre la ruta entre Kazanlak e Ihtiman.

Hasta 1950, la República Socialista de Bulgaria no comenzó a retomar la situación cuando desencadenó una gigantesca ofensiva con 19.000 efectivos entre 6.000 soldados del Ejército Búlgaro y 13.000 agentes de la Gendarmería Búlgara al mando directo del Presidente Valko Chevenkov. Desde entonces y aunque la resistencia de los “Goryani” fue heroica, las distintas agrupaciones guerrilleras fueron siendo desarticuladas una a una como la partida del oficial Georgi Stoyanov-Tarpana que en 1951 fue aniquilada con 40 muertos en el pueblo de Rakovo; o la del capitán Ivanov Tsankov que en 1952 fue exterminada con éste último caído en combate sobre la región de Dobrudja.

Oficialmente el 2 de Julio de 1953 se produjo el último ataque de los “Goryani” cuando los guerrilleros asaltaron un puesto fronterizo cerca de la demarcación con Grecia y mataron al soldado comunista Vergil Vaklinov. Al año siguiente, en 1954 la organización se disolvió y sus miembros se exiliaron u ocultaron en la clandestinidad, hasta que en 1990, coincidiendo con la caída del comunismo, el Gobierno de Bulgaria les reconoció como héroes nacionales.

 

Bibliografía:

-Rodrigo Brunori, Partisanos Búlgaros Antisoviéticos, Revista Muy Historia Nº94 (2017), p.92-93
-https://en.wikipedia.org/wiki/Goryani