Flotilla del Dniéper

 

Ríos, afluentes y lagos fueron escenarios de cruentos combates durante la Segunda Guerra Mundial y por tanto numerosas naciones como la Unión Soviética invirtieron recursos para controlar estos accidentes geográficos. La Flotilla del Dniéper al servicio del Ejército Rojo sería un ejemplo de lo que muchos expertos denominaron “guerra fluvial”.

Coincidiendo con la Guerra Ruso-Turca de 1737 en la cual Rusia se vio necesitada de contar con una fuerza fluvial capaz de controlar los cursos de agua hacia el Mar Negro, la Emperatriz Ana fundó la Flotilla del Dniéper para hacer frente a las incursiones del Imperio Otomano. Al mando del contraalmirante Vasily Afanasievich-Mamónov esta escuadra estacionada en el Río Dniéper fue integrada por 4.650 marineros de origen cosaco y 18 embarcaciones de remo.

Oficialmente el primer bautismo de fuego de la Flotilla del Dniéper tuvo lugar el 30 de Octubre de 1737 cuando 30 embarcaciones rusas repelieron un ataque de 18 barcos turcos en la Fortaleza de Ochakiv. Casi medio siglo después, en la nueva Guerra Ruso-Turca de 1788, la Flotilla del Dniéper con 51 navíos al mando del Príncipe Karl Nassau-Siegen, hundió dos embarcaciones turcas en la Batalla de Liman y posteriormente destruyó otras cuatro en la Batalla de Ochakiv.

Cañonero Nº2 de la Flotilla del Dniéper durante la Guerra Civil Rusa.

Hasta la Guerra Civil Rusa de 1919, la Flotilla del Dniéper no volvería a entrar en acción después de que el Ejército Rojo se hiciese con el control de 16 navíos (los catorce cañoneros Almirante, Fidelidad, Arnold, Courier, Apolo, Samuel, Charlotte, Dnieper, Salubrious, Gogol, Zeus, Nº1, Nº2 y Nº5; así como el vapor Baron Ginzburg y el remolcador Taras Bulba) al mando del comisario revolucionario Vladimir Ovseyenko. Algunas de sus acciones fueron trasbordar 21.000 soldados al otro lado del Río Dniéper, contribuir a la conquista de Kíev con un desembarco anfibio de 400 hombres y bombardear con las piezas de artillería montadas en sus embarcaciones las posiciones del Ejército Blanco en las ciudades de Trypillia y Plyuty.  Al año siguiente, durante la Guerra Soviético-Polaca de 1920 contra Polonia, la Flotilla del Dniéper fue enviada al Río Prípiat e inesperadamente destruida por la Flotilla Fluvial Polaca en la Batalla de Chernobyl librada el 26 de Septiembre, lo que forzó al Ejército Rojo a decretar la disolución de la unidad.

A mediados de la Segunda Guerra Mundial en 1943, la Flotilla del Dniéper fue reactivada para hacer frente a la ocupación de Alemania sobre Ucrania y Bielorrusia. Al mando del contraalmirante Vissarion Grigoriev la fuerza fluvial contó con un total de 140 embarcaciones entre las que hubo 40 dragaminas, 16 cañoneros, 40 patrulleros, 1 batería artillera flotante, 2 lanchas antiaéreas, 32 transportes, etcétera. Curiosamente muchos de estos pequeños navíos serían reconvertidos por los ingenieros en originales barcos armados como la cañonera BK que dispuso de la torreta de un tanque T-34 sobre la cubierta o la PG-117 con una casamata giratoria equipada con una ametralladora Maksim.

Patrulleros de la Flotilla del Dniéper durante la Segunda Guerra Mundial.

Muchas de las acciones iniciales de la Flotilla del Dniéper en 1943 fue la de trasladar tropas a lo largo del Río Dniéper y su estuario junto al Mar Negro. Sin embargo su mayor fogueo tuvo lugar en la “Operación Bragation” sobre Bielorrusia proporcionando cobertura artillera a la Infantería Naval Soviética que desembarcó en la orilla occidental del Río Berezina tomando la ciudad de Bobruisk y contribuyendo a la caída de Pinsk, Zdudichi, Petrikovsky, Borkinsky y Doroshevichinsky. Durante estas acciones destacó especialmente el marinero Alexander Frisov por destruir dos búnkers alemanes con granadas de mano junto al Río Prípiat. Gracias a estos éxitos la Flotilla del Dniéper fue premiada por el Kremlin con la Orden de la Bandera Roja.

Durante la invasión de Alemania en 1945, la Flotilla del Dniéper remontó el Río Bug para a continuación ser sus embarcaciones extraídas del agua y montadas en trenes que las transportaron hasta el Río Vístula, donde una vez sobre su caudal siguieron el viaje por el Río Notec, el Río Varta y el Canal de Bromberg hasta enlazar con el Río Oder tras una marcha de 1.000 kilómetros de distancia. Acto seguido la Flotilla del Dniéper tomó parte en la Batalla de Berlín silenciando puestos fluvial enemigos a las afueras de la capital germana y derribando con sus piezas de artillería antiaérea 15 aviones alemanes. No obstante su mayor actuación se desarrolló la noche 23 de Abril cuando un tren depositó 11 lanchas PG-117 en el Río Spree, que sometidas al fuego procedente de los edificios adyacentes, transbordaron a la orilla opuesta 120 soldados antes de resultar dos de las embarcaciones hundidas (la Nº104 y Nº111) y sus tripulaciones muertas por disparos de las armas anticarro Panzerfaust. De hecho, la Flotilla del Dniéper desempeñó acciones similares a esta última los días 24 y 25 que permitieron trasladar al corazón de Berlín un total de 16.000 tropas y 100 cañones.

Ocupada Alemania por el Ejército Rojo, algunas de las embarcaciones de la Flotilla del Dniéper fueron enviadas por tren atravesando Siberia vía Khabarovsk hacia el Lejano Oriente para continuar la refriega contra Japón. Precisamente uno de los cañoneros, el Nº302, se distinguió en Agosto de 1945 combatiendo en el Río Amur contra las patrullas japonesas presentes en Manchuria. Tras esta última acción que concluyó con la finalización de la Segunda Guerra Mundial, la Flotilla del Dniéper fue disuelta tras 200 años de increíbles gestas.

 

Bibliografía:

Alfonso Mateo,La Flotilla del Dniéper. Los Marinos que atacaron Berlín ,Revista Serga Nº99 (2015), p.41-46
https://en.wikipedia.org/wiki/Dnieper_Flotilla