Ejército Real de Indias Holandesas (KNIL)

Al convertirse los Países Bajos en el Imperio Holandés fue necesario la creación de una serie de cuerpos coloniales integrados por indígenas para mantener los dominios territoriales de ultramar. Así fue como nació el Ejército Real de Indias Holandesas a imitación de la “Legión Extranjera Francesa” con la finalidad de defender tanto de enemigos externos como internos las Indias Orientales Holandesas (Indonesia).

Siglo XIX

Oficialmente el Ejército Real de Indias Holandesas (Koninklijk Nederlandsch Indisch Leger o KNIL) fue creado en 1830 por el general Johannes Van de Bosch y conformado por 35.000 efectivos entre 33.000 holandeses y 12.000 nativos indonesios, estos últimos repartidos en un 80% de musulmanes de Java, Sumatra, Borneo y las Islas Célebes, y un 20% de cristianos de las Islas Molucas, Ambón, Manado y Timor Occidental. Esta agrupación que se inspiró en la Legión Extranjera Francesa bajo el apodo de “Legión Extranjera Holandesa”, también autorizó el reclutamiento de voluntarios internacionales entre sus filas procedentes de Alemania, Bélgica, Francia, Suiza, España, China, etcétera.

Indígenas indonesios del Ejército Real de Indias Holandesas (KNIL) en 1874.

El siglo XIX fue un período de constantes enfrentamientos para el Ejército Real de Indias Holandesas que tuvo que sofocar todos los levantamientos independentistas indonesios a lo largo de y ancho del archipiélago. Así fue como las tropas holandesas o indígenas batallaron y aniquilaron de forma sangrienta a la Rebelión de Java (1830), la Rebelión de Sumatra (1830-1837), la Rebelión de Bali (1846-1849), la Rebelión de la etnia china en Borneo (1850-1854), la Rebelión de Lombok (1894) y la Rebelión del Sultanato de Aceh (1873-1904).

Siglo XX

Con la llegada del siglo XX las sublevaciones en las Indias Orientales Holandesas contra la Corona de los Países Bajos se sucedieron ininterrumpidamente y por ello el Ejército Real de Indias Holandesas tuvo que silenciarlas una a una como por ejemplo ocurrió en un levantamiento fallido sobre Bali en 1906. Más complicada fue la Guerra de Aceh que rebeló a 100.000 guerrilleros en Sumatra, lo que obligó al Ejército Real de Indias Holandesas a movilizar 35.000 efectivos entre 12.000 europeos y 23.000 tropas coloniales indonesias que combatieron durante varios años sobre la jungla hasta que extinguieron la revuelta en 1916 provocando a los insurrectos 70.000 bajas.

Soldados holandeses del KNIL haciendo maniobras en Surabaya, Java. Año 1937.

Al terminar la Primera Guerra Mundial durante la cual los Países Bajos se mantuvieron neutrales, todos los levantamientos sobre Indonesia habían sido aplastados a manos del Ejército Real de Indias Holandesas. A partir de entonces la inactividad se extendió a todas las guarniciones como consecuencia de la paz, por lo que el Ejército Real de Indias Holandesas se convirtió en una fuerza militar dedicada a tareas policiales y de seguridad civil. Precisamente durante este período el Ejército Real de Indias Holandesas se dotó en 1934 de una aviación de apoyo táctico con 389 aviones y en 1936 se modernizó con armamento de última generación como carros ligeros Vickers comprados al Reino Unido.

Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial entre los Países Bajos y Japón el 7 de Diciembre de 1941, el Ejército Real de Indias Holandesas disponía de un total de 38.928 efectivos entre 1.345 oficiales y 37.583 soldados. Tan sólo dos meses después del inicio de las hostilidades, en Febrero de 1942, el Ejército Imperial Japonés invadió las Indias Orientales Holandesas. Acto seguido, los holandeses fueron fácilmente arrollados por los soldados japoneses que desembarcaron sobre diversas playas del archipiélago y saltaron en paracaídas sobre las zonas del interior; mientras que los indígenas indonesios se levantaron contra los europeos y colaboraron con los nipones tras escuchar la propaganda anticolonialista de “Asia para los Asiáticos”. Así fue como en Marzo de 1942 el Ejército Real de Indias Holandesas fue vencido y aniquilado sobre Java, Sumatra, Borneo, Bali, Molucas, Célebes, Flores, Timor Occidental y Nueva Guinea Occidental; siendo hechos miles de prisioneros que acabaron en campos de concentración (en donde fallecerían más del 25%).

Aproximadamente un total de 2.000 holandeses del Ejército Real de Indias Holandesas pudieron escapar de Indonesia y refugiarse en Australia. Sería en este país donde se reconstruiría el Ejército Real de Indias Holandesas bajo el mando del Gobernador Charles Olke Van der Plas tras un riguroso adiestramiento en el Campo de Instrucción de Columbia cerca de Brisbane. Una vez reconstituido el Ejército Real de Indias Holandesas (aunque reducido a unos efectivos mucho menores de la plantilla original), acompañó al Ejército Australiano durante la campaña de Nueva Guinea hasta el final de la Segunda Guerra Mundial en 1945.

Soldados holandeses e indonesios del KNIL en Melbourne, Australia, desfilando ante un diño que agita la bandera australiana.

Justo al término de la Segunda Guerra Mundial en Septiembre de 1945, dio comienzo la Guerra de Independencia Indonesia entre los Países Bajos y la República de Indonesia del Presidente Ahmed Sukarno. Así fue como el Ejército Real de Indias Holandesas al mando del general Simón Spoor volvió a ser movilizado para enfrentarse al Ejército Republicano Indonesio al que combatió en diversos choques sobre Java, Borneo, Sumatra y las Islas Célebes.

La intervención de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en 1949 definitivamente puso fin a la Guerra de Independencia Indonesia que obligó a los Países Bajos a abandonar la colonia. Al año siguiente y después de ser desmovilizados todos los soldados holandeses e indígenas en 1950, el Ejército Real de Indias Holandesas fue disuelto para siempre.

 

Bibliografía:

-Jaap de Moor, The Encyclopedia of Indonesia in the Pacific War, “Koninklijk Nederlandsch Indisch Leger (KNIL), Royal Netherlands Indies Army”, Brill (2010), p.533-534
-http://en.wikipedia.org/wiki/Royal_Netherlands_East_Indies_Army