Ejército Nacional Montenegrino

Cuando Yugoslavia fue disuelta tras la invasión del Eje dentro del marco de la Segunda Guerra Mundial, el Reino de Montenegro obtuvo la independencia el 12 de Julio de 1941 a cambio de unirse a la contienda contra los Aliados. Así fue como con ayuda de una de las principales naciones promotoras de su soberanía, concretamente la Italia Fascista, el nuevo “estado tutelado” de Roma podría en marcha la creación del futuro Ejército Nacional Montenegrino.

Bajo el amparo del II Ejército Italiano presente en el Reino de Montenegro, en Febrero de 1942 fue organizado el llamado “Ejército Nacional de Montenegro y Herzegovina” al mando del coronel Bajo Stanisic que incluyó la Caballería Chetnik Montenegrina del general Djordije Lasic y la Milicia Voluntaria Anti-Comunista del oficial Krsto Popovic. Cinco meses más tarde, en Julio de 1942, esta agrupación evolucionó en el Grupo de Tropas Nacionales Montenegrinas con 4.700 hombres repartidos en la Brigada “Lovcen” con 1.700 soldados, la Brigada “Zeta” con 1.500 y la Brigada Lim-Sandzak con otros 1.500, así como la Caballería Chetnik de Blazo Djukanovic; lo que totalizó 22.300 efectivos sumando 17.300 chetniks y 5.000 regulares.

Grupo de Tropas Nacionales Montenegrinas:
-Brigada “Lovcen”
-Brigada “Zeta”
-Brigada “Lim-Sandzak”
-Caballería Chetnik

Oficialmente el bautismo de fuego del Grupo de Tropas Nacionales Montenegrinas tuvo lugar a finales de 1942 en la tercera ofensiva desarrollada por el Eje contra los partisanos yugoslavos comunistas de Josip Tito, durante la cual los soldados destacaron especialmente en los choques sobre la frontera con Bosnia y en la Batalla de Kozara. Al año siguiente, entre Enero y Marzo de 1943, más de 4.000 chetniks montenegrinos fueron emboscados por los guerrilleros en la Batalla del Río Neretva, de donde se tuvieron que replegar tras una sangrienta derrota que permitió a los titistas escabullirse entre las montañas.

Chetniks del Ejército Nacional Montenegrino sobre los Balcanes.

Como consecuencia del revés en la Batalla del Río Neretva, el Grupo de Tropas Nacionales Montenegrinas se reagruparon bajo el mando del nuevo general Jovo Djukanovic y tuvieron que integrar a 2.000 reclutas más como refuerzo. Así fue como rápidamente se formó el Cuerpo Voluntario Montenegrino compuesto en su mayoría por chetniks repartidos en los 6º, 7º y 8º Regimientos Voluntarios al frente del comandante Pavle Djurisic (y luego de Vojislav Lukacevic después); así como la Milicia Musulmana Antipartisana con 3.000 voluntarios de la minoría de religión islámica de Montenegro que lideró el oficial Hoxha Patchariz.

Cuerpo Voluntario Montenegrino:
-6º Regimiento Voluntario
-7º Regimiento Voluntario
-8º Regimiento Voluntario
-Milicia Musulmana Antipartisana
-Caballería Chetnik

El Cuerpo Voluntario Montenegrino combatió entre 1943 y mediados de 1944 contra las bolsas partisanas situadas mayoritariamente en Montenegro y Herzegovina, y en menor medida en Serbia, Dalmacia y Croacia. También al producirse la capitulación de Italia, los montenegrinos desarmaron a las unidades del Ejército Real Italiano y ocuparon las zonas abandonadas por sus antiguos socios latinos. De hecho cuando la Unión Soviética irrumpió en los Balcanes en Septiembre de 1944, el Cuerpo Voluntario Montenegrino resistió en la mayor parte de sus fronteras mientras el Ejército Rojo y el Ejército Yugoslava penetraban en Serbia y Croacia dejando totalmente cercado al Reino de Montenegro.

Ante la complicada situación a inicios de 1945, algunos chetniks del Cuerpo Voluntario Montenegrino decidieron saldar viejas cuentas con el Estado Independiente de Croacia que hasta ése momento había sido su aliado (en un vano intento por congraciarse con Yugoslavia) y atacaron al Ejército Croata en un incidente cerca de Banja Luka que fue conocido como la Batalla de Ljevca, el cual terminó en un estrepitoso fracaso porque las fuerzas montenegrinas fueron completamente aniquiladas a campo abierto por las tropas croatas. Mientras tanto en la capital de Pogdorica, en cuanto los mandos del Reino de Montenegro se enteraron de lo ocurrido, depuraron a los responsables de la incursión y restituyeron las relaciones con Croacia bajo la amenaza de pena de muerte para todo aquel militar que abriese algún tipo de diálogo con Yugoslavia. Simultáneamente, las autoridades introdujeron una serie de cambios de urgencia que incluyeron la disolución del Cuerpo Voluntario Montenegrino y la ampliación de efectivos en el nuevo Ejército Nacional Montenegrino al mando del general Bosko Agram.

La vida del Ejército Nacional Montenegrino surgido en la primavera de 1945 fue breve porque sus acciones se redujeron básicamente a la defensa armada de las fronteras de Montenegro y a una serie de escaramuzas contra los partisanos yugoslavos sobre Croacia y Eslovenia, así como en una huida hacia la frontera de Austria en donde las tropas montenegrinas no dejaron de combatir. Solamente un bombardeo desde el cielo por parte de la Fuerza Aérea Estadounidense (USAF) contra la capital de Pogdorica que acabó con la muerte de varios chetniks, forzó a mediados de Mayo de 1945 la disolución del Ejército Nacional Montenegrino y la rendición del Reino de Montenegro.

Reanexionada Montenegro como parte de la República Federal Socialista Yugoslava Junio de 1945, muchos de los prisioneros del Ejército Nacional Montenegrino fueron ejecutados durante la Masacre de Beliburg. Otros sin embargo huyeron a las montañas y resistieron algunos años organizando una guerrilla que mantuvo distraído al Ejército Yugoslavo más allá de la década de 1950. Finalmente y con la independencia de Montenegro en el 2006, el Ejército Nacional Montenegrino volvió a recuperar su antiguo estatus de constituir las fuerzas armadas de su país.

 

Bibliografía:

-Nigel Thomas, Axis Forces in Yugoslavia 1941-45. “Montenegro”, Osprey Publishing (1995), p.22-23
-http://www.vojska.net/eng/world-war-2/montenegro/chetniks/