Ejército Imperial Manchú

Manchukuo comprendió el primer “estado satélite” del Eje y también el más longevo desde su fundación en 1932 hasta su disolución en 1945. Durante todo este período el país adquirió unas fuerzas armadas propias que combatirían contra China y la Unión Soviética tanto en el contexto de la Segunda Guerra Sino-Japonesa como en el de la Segunda Guerra Mundial.

Origen

Cuando se produjo el Incidente de Mukden que propició la invasión de Japón a Manchuria en 1931, muchos fueron los nacionalistas manchús que hartos de las políticas abusivas que la China del Kuomintang aplicaba a su territorio, decidieron aprovechar el caos bélico para colaborar con los japoneses a cambio de ciertas concesiones de soberanía. Así fue como el general Xi Qia que hasta ese momento había sido leal al Ejército Nacional Revolucionario del Presidente Chiang Kai-Shek, se sublevó con sus tropas de etnia manchú y se apoderó de la ciudad de Jilin; lo mismo que hizo el gobernador Zhang Jinghui rebelándose contra los chinos y haciéndose con el control de Harbin tras pronunciar una “declaración de independencia”.

A diferencia de lo ocurrido en Harbin y Jilin, los motines fueron más violentos en otros lugares como en Liazhong que se alzó en armas con 40 hombres armados de la Milicia Montada (Manding) en la ciudad y otros 14 por aldea hasta sumar la cifra de 1.240 efectivos entre 1.000 de la Milicia (Ziweituan), 200 de la Agencia de Policía (Gonganju) que se equiparon con 4 morteros y 40 de la Policía Local (Jingcha), que resistieron a más de 3.000 señores de la guerra al servicio del Kuomintang. Algo similar sucedió en Fengtian con la rebelión de 850 manchús al mando del oficial Mo Fushan entre 450 hombres del Cuerpo de Protección de la Paz (Ziwei Baoandui) y 400 efectivos de la Milicia Regular (Changzhuding) y la Milicia Irregular (Sanzaiding), esta última conformada por grupos de 8 a 10 centinelas entre los 18 y 40 años según las pueblos; o en Chengtu con la rebelión de 200 nativos y voluntarios mongoles organizados en patrullas de 20 a 30 hombres entre los 19 y 40 años de las Milicias Mercantiles (Shangmin Getuan) que protegieron a su ciudad rechazando los asaltos chinos desde una alambrada. También en Haicheng se dieron muestras de colaboración porque la Comisaría de Policía (Gonganjuzhang) al mando del comisario Cui Wenkai proporcionó protección a los civiles japoneses de las turbas chinas que intentaron agredirlos o en Tieling el Cuerpo de Policía (Gongandui) que disolvió las protestas anti-japonesas y suprimió el bandidaje.

Heilongjang fue una provincia de alto de riesgo porque al estar sobre un área de influencia de la Unión Soviética, el Ejército Imperial Japonés temió provocar a Moscú y por dicha razón fue necesario impulsar la cooperación con los nativos cuando el general Yoshihide Hayashi contactó con el comandante manchú de la zona, Zhang Haipeng, con quién pactó capitular la región sin ofrecer oposición. Sin embargo y contra todo pronóstico, los días 6 y 8 de Noviembre una facción simpatizante del Kuomintang liderada por el general Ma Zhanshan, decidió no sumarse a lo que consideraba una traición y atacó por sorpresa a las tropas manchús en el Río Nonni; aunque por suerte en menos de 48 horas fue fácilmente expulsado tras la llegada de refuerzos japoneses en ayuda de sus socios. Tampoco la ofensiva del Ejército Chino del general Ma Zhanshan triunfó contra la amotinada ciudad de Qiqihaer porque la guarnición manchú al mando del oficial Liu Shenyun resistió heroicamente e incluso utilizó una estratagema consistente en evacuar a los civiles y llenar de tropas camiones de bomberos para aparentar ser más en número, lo que hizo pensar erróneamente a los chinos que estaban en inferioridad y entonces levantaron el asedio. A partir de entonces ya todo resultó sencillo poque los soldados japoneses y los colaboracionistas manchús fueron haciéndose con el resto del país como por ejemplo con la ciudad de Kirin después de que el general manchú Hsi Hsia abriese sus puertas sin ofrecer oposición.

Ocupada Manchuria y proclamado el “estado títere” de Manchukuo al frente del Emperador Pu-Yi en 1932, fue necesario erigir a toda prisa una fuerza de protección provisional conocida como Cuerpo de Seguridad Pública Fronteriza que incluyó 60.000 hombres al mando de Chang Hai-Pong y 22 asesores japoneses. Esta formación que se dedicó a lanzar escaramuzas contra los señores de la guerra y los bandidos de diversas regiones, fue disuelta el 15 de Abril de 1945 con la firma del Acta del Ejército y la Marina que fijó la creación de las Fuerzas Armadas Imperiales Manchús compuestas por 360.000 efectivos dirigidos por el mariscal Chanf Hsueh-Liang y que estableció unas ramas de tierra, mar y aire, entre estas el Ejército Imperial Manchú.

Guerrilla en Manchuria (1ª Fase)

El bautismo de fuego del Ejército Imperial Manchú tuvo lugar a las afueras de Kirin a inicios de 1932 cuando un grupo de 7.000 jinetes de caballería chocó y expulsó a más de 20.000 partisanos del Kuomintang hacia China. Algunos meses más tarde, en Mayo de 1932, un contingente de 6.000 tropas manchús dividido en tres columnas forzó la retirada de 10.000 guerrilleros chinos de Heilungkiang y Taoliao; aunque al mismo tiempo 4.000 hombres del Ejército Imperial Manchú fueron rechazados por 20.000 combatientes del Kuomintang en Tungpientao.

Feng Chang-Hai fue la zona de operaciones elegida por el Ejército Imperial Manchú para una ofensiva llevada a cabo con 1.600 hombres los días 20 y 25 de Junio de 1932 que acabó con un gran éxito tras provocar 1.150 bajas a los guerrilleros chinos entre 150 muertos y 1.000 heridos. Al mes siguiente, en Julio, un grupo de 7.000 manchús expulsó a 15.000 partisanos de las zonas rurales adyacentes; mientras que el 2 de Septiembre rechazaron una contraofensiva de 10.000 soldados chinos que infructuosamente intentaron recuperar el control de Feng Chang-Hai. De nada sirvió al Kuomintang una maniobra de distracción lanzada por bandidos mongoles a sueldo que fue desarticulada por 2.500 defensores manchús atrincherados entre el ferrocarril de Ssutao y la ciudad de Tanyuhsien-Cheng; así como la revuelta impulsada por un chino llamado Su Ping-Wei que fue sofocada por una columna manchú de 4.500 soldados.

Milicias Locales:
·Milicia de Liaozhong
-Policía Local de Liaozhong
-Milicias Montadas
·Cuerpo de Protección de la Paz de Fengtian
-Milicia Regular
-Milicia Irregular
·Cuerpo de Protección Pacífica de Jilin
·Milicia de Heilongjang

A inicios de Octubre de 1932 un contingente de 8.000 soldados del Ejército Imperial Manchú invadió Tungpientao y aniquiló a la guarnición del Kuomintang que sufrió 1.270 bajas entre 270 muertos y 1.000 prisioneros. Simultáneamente un destacamento de 3.500 manchús desarticuló a la guerrilla de Li Hai-Ching que operaba al sur de Heilungkiang con 3.000 partisanos; mientras que los días 6 y 20 de Noviembre una nueva agrupación de 5.000 efectivos aplastó a las fuerzas guerrilleras en el distrito de Ki Feng-Lung. De hecho 48 horas más tarde, el 22, otras 5.000 tropas que partieron en dos columnas desde Yalu y Shenghai extinguieron a los últimos focos del Kuomintang en Tungpientao, apresando durante la acción a 1.800 chinos.

Cualitativamente el Ejército Imperial Manchú fue en sus inicios una entidad militar creada para luchar contra los bandidos y señores de la guerra que se calculaban serían 300.000 hombres, y no contra ejércitos regulares como podía ser el Ejército Nacional Revolucionario al servicio del Kuomintang. De hecho los filtros a la hora de reclutar voluntarios apenas exigían requisitos, los soldados supuestamente instruidos se hallaban pobremente armados y encima se detectó entre la tropa a un gran número de adictos al opio. Tales debilidades fueron aprovechadas por el enemigo como hizo el general Ma Zhanshan del Kuomintang tras pasarse al Ejército Imperial Manchú a cambio de una suma de dinero que le prometió el general japonés Kenji Doihara, para acto seguido amotinarse y convencer a 6.000 soldados de sublevarse y escapar hacia las montañas con abundante armamento y equipo robado. De nada sirvió la expedición de 5.000 manchús que salió en persecución de Ma Zhanshan, ni tampoco las medidas de vigilancia en otras guarniciones porque otros 2.000 hombres desertaron de sus acuartelamientos en Wukimiho.

Remodelación

En Febrero de 1933, el Imperio Japonés que tutelaba Manchukuo optó por remodelar todo el Ejército Imperial Manchú y licenciar a la mayor parte de los oficiales corruptos y a la tropa drogadicta, lo que redujo considerablemente el tamaño de las fuerzas armadas a tan sólo 111.044 efectivos (aunque estos últimos profesionales en comparación con los anteriores). Además, se revisó la política de asesores japoneses que hasta ese momento habían sido escasos para controlar a elementos desleales para finalmente llevarse a cabo un notable incremento de los observadores nipones que se irían sumando a las filas manchús en tres categorías: 1) oficiales del Ejército del Kwantung en el Estado Mayor Manchú; 2) reservistas de promociones antiguas; y 3) aspirantes a oficial que tras haber fracasado en el Ejército Imperial Japonés habían ascendido en el Ejército Imperial Manchú.

Geográficamente el Ejército Imperial Manchú fue dividido en cuatro agrupaciones de caballería autónoma: el Ejército de Guardia “Fengtien” con 20.541 soldados, el Ejército de Guardia “Jilin” con 34.287, el Ejército de Guardia “Heilongjiang” con 25.162 y el Ejército de Guardia “Rehe” con 17.945. Cada ejército disponía de varias brigadas y éstas a su vez de unidades más pequeñas segregadas según la etnia: los manchús en los Cuerpos de Guardia (Chinganyuchitui) y los chinos colaboracionistas en los Cuerpos Provinciales de Guardias. Al mismo tiempo y con unos efectivos más reducidos, se erigieron el Ejército de Guardia “Harbin” con los 3º, 4º, 5º, 6º, 7º y 8º Regimientos de Caballería, el Ejército “Taoliao”, el Ejército de Reclamación “Hsingan”, el Ejército de Salvación Nacional Manchú, el Ejército de Guardia “Hingganling Norte”, el Ejército de Guardia “Hingganling Sur, el Ejército de Guardia “Hingganling Este”, el Ejército de Guardia “Hingganling Oeste” y el Ejército de Guardia “Seian”. También surgieron unidades más pequeñas como la Guardia de la Capital y la Guardia del Palacio encargada de proteger al Emperador Pu-Yi; la División de Pacificación (Ching An Shi) compuesta por la 1ª Brigada de Infantería Guerrillera con nueve compañías de infantería y la 2ª Brigada de Infantería con una unidad de caballería y otra de artillería, cuyo cuartel general se encontraba en el Arsenal Militar de Fengtien y cuyos integrantes recibían la paga tres veces al mes, siempre que mantuvieran pacificadas de bandidos las zonas que se les asignaran.

Básicamente el organigrama del Ejército Imperial Manchú se estructuraba en brigadas y regimientos, ambos de infantería o de caballería. Las brigadas mixtas se agrupaban en torno a un regimiento de caballería y dos de infantería con 2.414 hombres y 817 caballos o un regimiento de caballería y otro de infantería con 1.514 hombres y 700 caballos; mientras que las brigadas de caballería se integraban por tres regimientos de caballería, una compañía de morteros y una de artillería con 1.500 hombres y 1.500 caballos o dos regimientos de caballería con las respectivas compañías de artillería y morteros con 1.075 hombres y 1.077 caballos. Los regimientos de infantería se componían por dos batallones de infantería, una compañía de infantería, una compañía de ametralladoras y otra de morteros con 899 hombres y 117 caballos; mientras que los regimientos de caballería se encuadraban por tres compañías montadas y una de ametralladoras con 485 hombres y 484 caballos. También surgieron de forma paralela Unidades de Adiestramiento conformadas por tres regimientos de infantería, caballería y artillería respectivamente, más una compañía de cadetes y una sección de instrucción con 1.614 hombres y 717 caballos.

Ejército Imperial Manchú:
·Ejército de Guardia “Harbin
-3º Regimiento de Caballería
-4º Regimiento de Caballería
-5º Regimiento de Caballería
-6º Regimiento de Caballería
-7º Regimiento de Caballería
-8º Regimiento de Caballería
·Ejército de Guardia “Fengtien”
·Ejército de Guardia “Jilin”
·Ejército de Guardia “Heilongjiang”
·Ejército de Guardia “Rehe”
·Ejército de Guardia “Seian”
·Ejército de Guardia “Hingganling Norte”
·Ejército de Guardia “Hingganling Sur”
·Ejército de Guardia “Hingganling Este”
·Ejército de Guardia “Hingganling Oeste”
·Ejército de Reclamación “Hsingan”
·Ejército de Salvación Nacional Manchú
·Cuerpo Automóvil
-1ª Unidad Independiente Motorizada “Fengtien”
-2ª Unidad Independiente Motorizada “Mudanjiang”
-3ª Unidad Independiente Motorizada “Quiquihar”
-4ª Unidad Independiente Motorizada “Harbin”
-5ª Unidad Independiente Motorizada “Xinjing”
-6ª Unidad Independiente Motorizada “Dongjingchen”
-7ª Unidad Independiente Motorizada “Chengde”
·División de Pacificación
-1ª Brigada de Infantería Guerrillera
-2ª Brigada de Infantería
·1ª Brigada de Caballería del Ejército de la Guardia “Kirin”
·Cuerpos de Guardia (Chinganyuchitui)
-Cuerpos Provinciales de Guardias
·Cuerpo de Seguridad Pública Fronteriza
·Unidad de Adiestramiento

El Ejército Imperial Manchú reunió un arsenal de 77.268 fusiles, 770 ametralladoras (441 ligeras y 329 pesadas), 439 cañones (281 de infantería, 88 de montaña y 70 pesados) y 98 tanques. Según su uso o tipología, la infantería disfrutó de más de dieciséis clases de fusiles y veintidós pistolas, siendo los más empleados los Arisaka 38 japoneses, Mauser alemanes, Mannlicher o Steyr austríacos e incluso viejos Snider 1877 de la Guerra Civil Estadounidense que habían servido en la Unión y la Confederación; así como ametralladoras ZB-30 checoslovacas, Maxim 08 alemanas, Hotchkiss francesas o Tipo 11 japonesas. Respecto a las piezas de artillería abundaron los cañones de 77 milímetros como los austro-húngaros M11 o M13, los alemanes M14 o los japoneses Modelo 38, además de los pesados de 104 milímetros M14 y las baterías antiaéreas Tipo 88 de 75 milímetros que suministró el Tercer Reich. Por último en lo referente a los 68 tanques hubo sesenta del Tipo 92 japonés y otras diez del Tipo 94, más veinte Cardon-Llyod MK VI británicos y ocho Renault NC27 franceses.

Uniformológicamente el Ejército Imperial Manchú vistió a sus hombres con unas prendas muy similares a las del Ejército del Kuomintang, aunque con ciertos añadidos por parte del Ejército Imperial Japonés. La vestimenta básicamente consistió en guerrera, pantalones y gorra blanca de color gris (aunque más tarde se introdujo el amarillo mostaza M90 del uniforme japonés, ideal para camuflarse en las arenas del Desierto del Gobi); así como cinturones, cintos, cartuchos de munición y la bolsa panera; además de la insignia nacional cosida sobre la tela que vislumbraba la estrella de los cinco colores de la bandera de la República de China de 1911 a 1928 (amarillo, rojo, azul, blanco y negro).

Uniformidad del Ejército Imperial Manchú.

Según el empleo del Ejército Imperial Manchú, los rangos fueron los siguientes: mariscal (tsung-ssu-ling), general (shang-chiang), teniente general (chung-chiang), mayor general (shao-chiang), coronel (shang-hsaio), teniente coronel (chung-hsaio), mayor (shao-hsaio), capitán (shang-wei), teniente (chung-wei), segundo teniente (shao-wei), oficial (chun-wei), cabo (chung-shih), cabo segundo (hsiah-shih), cabo lancero (shang-teng-ping), cabo activo (shao-shih-chin), soldado raso (i-teng-ping) y recluta (eh-teng-ping). También para reconocer las diversas armas se asignó una serie de colores a las prendas con la función de diferenciarse del siguiente modo: rojo la infantería, verde la caballería, amarillo la artillería, marrón los ingenieros, marrón la policía militar, azul el transporte, morado los zapadores, plata el cuerpo de suministros, verde oscuro el cuerpo médico, azul pálido los músicos, blanco el cuerpo de abogados militares y morado la sección de veterinaria.

Guerrilla en Manchuria (2ª Fase)

Los cambios efectuados en el Ejército Imperial Manchú comenzaron cosechar frutos a partir de 1933 con la nueva ofensiva llevada a cabo contra las inmediaciones de Kirin. Los protagonistas de la acción fueron 35.000 voluntarios de la 1ª Brigada de Caballería del Ejército de Guardia “Kirin” y otros destacamentos menores que vencieron a un gran número de guerrilleros del Kuomintang y también capturaron a una considerable cantidad de comandantes enemigos. A raíz de esta exitosa experiencia en Kirin, por primera vez el Ejército Imperial Japonés autorizó al Ejército Imperial Manchú ser desplegado fuera de sus fronteras, concretamente en la provincia de Jehol en China, donde en Febrero de 1933, un total de 42.000 soldados manchús al mando de los generales Li Chi-Chun y Chang Hai-Peng, entre estos tropas de élite de la Guardia Capital, se mostraron muy eficaces contra los combatientes del Kuomintang a los que se enfrentaron junto a los pies de la misma Gran Muralla, llegando a capturar la cuantiosa cifra de 5.000 prisioneros chinos. Precisamente durante esta última campaña destacó Aisin Gioro, más conocida como Yoshiko Kawashima (por sus camaradas “Joya Oriental” y por sus enemigos “Miss Kawashima”), quién siendo la única mujer en el Ejército Imperial Manchú y además ostentando el rango de comandante, fue decisiva porque durante uno de los enfrentamientos en los que lideraba a 5.000 hombres, aplastó a cientos de tropas chinas.

Nuevamente en 1935, el Ejército Imperial Manchú volvió a efectuar cambios en sus filas con la división del país en cinco grandes distritos militares que comprendieron Fengtien con 12.321 tropas del general Yu Chih-Shan, Kirin con 13.185 del general Chi Hsing, Qigihar con 13.938 del general Chang Wen-Tao, Harbin con 17.827 del general Yu Cheng-Shen y Chengde con 9.294 del general Chang Hai-Peng. A estas fuerzas también se sumó de forma autónoma el Cuerpo Autómovil conformado por seis unidades (cada una con 8 coches, 8 vehículos blindados, 5 motocicletas y 22 camiones) distribuidas en la 1ª Unidad Independiente Motorizada “Fengtien”, la 2ª Unidad Independiente Motorizada “Mudanjiang”, la 3ª Unidad Independiente Motorizada “Quiquihar”, la 4ª Unidad Independiente Motorizada “Harbin”, la 5ª Unidad Independiente Motorizada “Xinjing”, la 6ª Unidad Independiente Motorizada “Dongjingchen” y la 7ª Unidad Independiente Motorizada “Chengde”. De igual forma y para mejorar la profesionalización de los manchús, se abrió la Academia Militar de Mukden presidida por el general Kuo En-Lin, de la que se graduaron 200 cadetes aquel año (aunque la cifra se iría incrementando curso a curso); así como la Academia Militar de Hsinking en la que también se licenciaron 34 cadetes; además de inaugurarse posteriormente la Escuela Militar de Señales dirigida por Wang Chi Yu, la Escuela Militar Médica por Chou Nai’ Peng y la Escuela de Entrenamiento de la Gendarmería por Ying Chen Fu.

A finales de 1935 el Ejército Imperial Manchú desarrolló un total de 24.150 operaciones contra los guerrilleros del Kuomintang que en la mayor parte se saldaron con éxito y durante las cuales se distinguió especialmente el Cuerpo Automóvil en los choques librados sobre Tungpientao y Sankiang. A costa de sufrir los manchús 2.731 bajas entre 1.470 muertos y 1.261 heridos; los chinos encajaron 27.856 bajas entre 13.338 muertos, 11.815 heridos y 2.703 prisioneros, además de serles capturadas a estos últimos 6.265 armas, 91.780 cartuchos de munición y 3.810 caballos (7.248 equinos más fallecerían en el combate).

Hasta Octubre de 1936 el Partido Comunista Chino (PCCh) de Mao Tse-Tung no supuso una amenaza real para Manchukuo cuando los maoístas comenzaron a operar sobre Manchuria. A partir de esa fecha el Ejército Imperial Manchú tuvo que atender a este nuevo enemigo mediante una ofensiva lanzada por 16.000 tropas manchús que a lo largo de un año libró un total de 528 batallas y escaramuzas contra los comunistas del I Ejército de Ruta. La lucha que se que se prolongó hasta Marzo de 1937 se saldó con un notable éxito porque los manchús triunfaron la mayor parte de las veces, provocando 2.030 bajas a los maoístas entre muertos y prisioneros.

Tropas del Ejército Imperial Manchú en formación y enarbolando sus banderas nacionales junto a algunas de las de su socio Japón.

Justo el día 7 de Julio de 1937, coincidiendo con el Incidente del Puente Marco Polo que propició la Segunda Guerra Sino-Japonesa entre China y Japón, la 84ª División de Infantería del Kuomintang aprovechó la reyerta para atacar a los manchús por sorpresa e invadir la región fronteriza de Heitayingtzu en Manchukuo. Lo inesperado de la agresión facilitó una rápida penetración de la tropas chinas en el territorio y la destrucción total de la única unidad del Ejército Imperial Manchú que fue arrollada el 17 de Agosto tras un asalto de 1.200 soldados enemigos. Bastaron sólo dos meses para que el Ejército del Kuomintag y el Ejército Imperial Manchú pelearan hasta en 19 ocasiones sobre Heitayingtzu, sufriendo los manchús 203 bajas entre muertos y desaparecidos. Afortunadamente, el descalabro general del Kuomintang en toda China frente al Ejército Imperial Japonés, amenazó con dejar embolsada a la 84ª División de Infantería tras la caída de Jehol, lo que obligó a los chinos a abandonar las zonas ocupadas de Manchuria y regresar abatidos a su patria.

Con Manchukuo a salvo de la amenaza del Ejército del Kuomintang, el Ejército Imperial Manchú se centró en resolver los problemas internos de Manchukuo. Así fue como en Noviembre de 1937 un total de 25.000 soldados manchús desencadenaron una gigantesca operación antipartisana contra los señores de la guerra, bandidos y células del Kuomintang sobre un área comprendida en el nexo de unión de los Ríos Amur, Sungari y Ussuri. La campaña que se alargaría un año hasta 1938 terminó en un completo éxito porque los guerrilleros fueron reducidos a 7.300 efectivos tras haberles infligido los manchús la considerable cantidad de 18.000 bajas.

Guerra del Khalkin-Gol y Pacífico

El Incidente del Lago Khasan que propició un estado de “guerra no declarada” entre Japón y la Unión Soviética a causa de la posesión de unos islotes en medio del cauce del Río Namur, propició la intervención de Manchukuo en ayuda de Tokyo. Así fue como en Julio de 1938, más de 3.000 tropas del Ejército Imperial Manchú combatieron contra el Ejército Rojo por el control de las Colinas de Zaozernaya y Bezynyannaya, hasta que el 6 de Agosto se vieron obligadas a replegarse ante la mucho mayor superioridad rusa y el alto el fuego pactado entre el Imperio Japonés y la URSS.

Inesperadamente el 11 de Mayo de 1939, un escuadrón de 85 jinetes de la Mongolia Exterior, por aquel entonces un “estado satélite” comunista de la Unión Soviética, cruzaron ilegalmente la frontera con Manchukuo en búsqueda de pastos y forraje para sus caballos. Apenas se adentraron unos kilómetros al interior del territorio, cuando se encontraron con un grupo de caballería manchú que como era de esperar defendió su patria lanzándose a la carga y expulsando a los merodeadores que regresaron al otro lado de la demarcación. Sin embargo dos más tarde, el 13 de Mayo, otra vez la caballería mongola volvió a atravesar la línea fronteriza y a estacionar sus caballos junto a las orillas del Río Khakhin-Gol. Los manchús que se sintieron enfurecidos por lo ocurrido, reaccionaron con determinación atacando a los mongoles y sufriendo una inesperada derrota debido a que estos últimos habían aumentado en número. Como consecuencia de este incidente que derivó en una declaración de hostilidades entre Manchukuo y Mongolia Exterior, y por tanto entre Japón y la URSS, dio comienzo la Guerra del Khalkhin-Gol.

El 14 de Mayo de 1939 las fuerzas del Eje que habían reunido a un reducido grupo de 450 efectivos entre 300 soldados japoneses y 150 jinetes de la caballería manchú, organizaron un contraataque contra la caballería mongola que acabó con su expulsión de la zona de pastos del Río Khalkhin-Gol y que además se adentró en la frontera de la Mongolia Exterior a la que arrebataron algunas extensiones de terreno. Rápidamente la URSS envió al Ejército Rojo sobre el área amenazada; mientras que el Ejército Imperial Manchú desplegó a más de 3.000 tropas del Cuerpo Automóvil al mando del general Xi Qia que combatieron a los soviéticos en una serie de breves enfrentamientos y escaramuzas.

La mañana del 20 de Agosto de 1939 el Ejército Rojo del Lejano Oriente al mando del general Georgi Zhukov lanzó una ofensiva con 60.000 hombres, 400 tanques y 500 aviones que desbordaron las posiciones defensivas del XI Ejército Japonés y el Ejército Imperial Manchú. Tal fue el castigo infligido al Eje que un buen número de soldados manchús desertó e incluso 300 se amotinaron (aunque la rebelión fue sofocada tras la intervención de tropas japonesas). Mientras tanto en otros sectores, el resto del Cuerpo Automóvil del Ejército Imperial Manchú fue arrollado en las Colinas de Palets, rodeado en la “Bolsa de Nomohan” y finalmente aniquilado el 31 de Agosto. Con esta derrota que concluyó en una firma de la paz el 16 de Septiembre de 1939, el Ejército Imperial Manchú volvió al “statu quo” anterior a la Guerra del Khalkhin-Gol tras haber sufrido 2.895 bajas entre muertos, heridos y prisioneros.

Como consecuencia del fracaso en la Guerra del Khalkhin-Gol y el inmediato estallido de la Segunda Guerra Mundial en Europa, el Gobierno de Manchukuo aprobó en 1940 la Ley del Ejército mediante la que se decretaba el reclutamiento obligatorio por concurso del 10% de todos los varones entre 18 y 40 años (siempre que superasen los exámenes académicos, el reconocimiento médico y demostraran la lealtad de sus familias a la causa) y el aumento de los sueldos (a 12 yenes para los soldados y 60 a yenes para los tenientes). Gracias a estas iniciativas los efectivos manchús aumentaron a más de 220.000 soldados, aunque la calidad de muchos reclutas que fueron enrolados forzosamente incrementó el problema de las deserciones, tal y como por ejemplo sucedió en 1940 cuando las tropas del general Mo Sing-Ya asesinaron a los asesores japoneses y se pasaron al bando enemigo.

Soldados manchús con ametralladora en el frente de China.

Al estallar la Guerra del Pacífico entre Estados Unidos y Japón en Diciembre de 1941, algunos elementos del Ejército Imperial Manchú fueron embarcados en navíos y enviados desde 1942 a diversas islas del Océano Pacífico como guarnición para hacer frente al Ejército Estadounidense. También a partir de 1944 otros contingentes manchús fueron transferidos al Sudeste Asiático y desplegados en Birmania y la frontera con la India para combatir al Ejército Británico.

Como en otoño de 1944 la guerrilla del Partido Comunista Chino se multiplicó en Manchuria, el Ejército Imperial Manchú creó la Unidad de Piedra Férrea (Tessekei Butai), una formación mixta formada por 8.750 hombres entre los que hubo 5.000 jinetes mongoles de la Brigada de Caballería y 4.750 manchús, japoneses, chinos y coreanos de la Brigada de Infantería. Esta unidad que operó al suroeste de Manchukuo, cosechó numerosos éxitos desarticulando algunos focos de resistencia maoístas entre finales de 1944 e inicios de 1945.

Invasión de la URSS a Machukuo

Bajo el nombre de “Operación Tormenta de Agosto”, el 8 de Agosto de 1945 la Unión Soviética y la Mongolia Exterior desencadenaron una de las ofensivas más grandes de toda la Segunda Guerra Mundial con un total de 1.685.550 soldados soviéticos, 16.000 jinetes mongoles y 5.556 tanques, apoyados por 26.137 piezas de artillería y 5.368 aviones; que se abalanzaron contra los 220.000 efectivos del Ejército Imperial Manchú. Lógicamente esta desproporción de fuerzas y calidad acabó en las primera horas de invasión con el arrollamiento de las tropas manchús situadas en la frontera y la pulverización de todas sus obsoletas tanquetas a manos de los robustos tanques T-34 e IS-2 Stalin.

Hailar constituyó la primera plaza fuerte defendida por los soldados del Ejército Imperial Manchú hasta que tras los asaltos iniciales de los soldados soviéticos acabaron por rendirse. A esta le siguió la ciudad de Fuchin el 11 de Agosto cuando la 361ª División de Fusileros y la 171ª Brigada Blindada del Ejército Rojo arremetieron contra la guarnición manchú a la que pusieron en fuga y obligaron a replegarse hacia el sur. Sin embargo peor fue el destino de la columna manchú alcanzada a escasos kilómetros de Doloonnor porque todos sus miembros fueron aniquilados o capturados por la caballería mongola y las fuerzas mecanizadas rusas. Ni siquiera los guardias manchús que escoltaban al Emperador Pu-Yi fueron capaz de protegerle de los paracaidistas soviéticos que saltaron sobre el Aeropuerto de Mukden y le hicieron prisionero.

La campaña se trasladó a Chiamussu el 19 de Agosto de 1945 cuando la 7ª Brigada de Infantería Manchú fue atacada por una fuerza del Ejército Rojo muy superior compuesta por las 361ª y 388ª Divisiones de Fusileros y la 171ª Brigada Blindada, a las que milagrosamente los manchús resistieron durante horas hasta que finalmente optaron por rendirse. Curiosamente y a pesar de que la mayor parte de los manchús se mostraron leales al Ejército Imperial Japonés al inicio de la campaña, las deserciones se fueron multiplicando y también la disolución entera de unidades, así como algunos motines que acabaron en el asesinato de varios asesores japoneses con la vana esperanza de obtener el perdón de las tropas soviéticas.

Hsinking, capital de Manchukuo, constituyó la batalla final librada por el Ejército Imperial Manchú frente a la colosal fuerza invasora del Ejército Rojo que arremetió contra la urbe a mediados de Agosto de 1945. Así fue como un reducido grupo mixto de soldados japoneses y manchús resistieron calle por calle y casa por casa durante una semana las constantes oleadas de tropas rusas hasta que finalmente el 19 de Agosto los soviéticos abrieron una brecha en la ciudad e irrumpieron en el casco urbano, eliminando a los últimos focos de oposición del Ejército Imperial Manchú.

Oficialmente el 21 de Agosto de 1945, todas las fuerzas del Ejército Imperial Manchú se rindieron al Ejército Rojo por orden del general Xi Qia (aunque algunas guarniciones continuaron luchando dos semanas debido a que no recibieron las noticias de la capitulación). Doce días más tarde del anuncio, el 2 de Septiembre de 1945, se proclamó el final de la Segunda Guerra Mundial y por tanto la derrota de Manchukuo. Hasta ese momento el Ejército Imperial Manchú se había disuelto completamente a causa de las deserciones, aunque 16.888 hombres cayeron prisioneros del Ejército Rojo (la mayoría serían deportados a gulags en Siberia), además de capturarse un material de 300.000 fusiles, 138.000 ametralladoras y 2.700 piezas de artillería.

El Ejército Imperial Manchú fue una de las más famosas entidades colaboracionistas de Japón durante la Segunda Guerra Mundial. A pesar de que jamás pudo compararse a las fuerzas regulares de las grandes potencias, tal y como demostró en sus enfrentamientos contra la Unión Soviética, lo cierto fue que dentro de sus posibilidades cosechó grandes éxitos de carácter local contra el Ejército Rojo y de carácter general contra el Kuomintang y la guerrilla maoísta, lo que sin duda situó al Ejército Imperial Manchú como una agrupación militar de considerable poder dentro del período de 1932 1945.

 

Bibliografía:

-Philip Jowett, Rays of the Rising Sun. Armed Forces of Japan’s Asian Allies 1931-1945. Volume 1. China and Manchukuo, “The Manchukuoan Army 1932-1945”, Helion & Company Ltd (2004), p.7-38
-Philip Jowett, Chinese Civil War Armies 1911-1949. “Puppet Armies: Manchuckuo”, Osprey Publishing (1997), p.34-37
-http://en.wikipedia.org/wiki/Manchukuo_Imperial_Army