Divisiones Azerís

Armenia había sufrido desde el inicio del siglo XX una gran tragedia a raíz del Genocidio Armenio que dejó más de 1 millón de personas asesinadas a manos del Imperio Otomano durante la Primera Guerra Mundial. Posteriormente a esta masacre que tuvo lugar entre 1914 y 1918, la anexión de dicha nación por la Unión Soviética durante la Guerra Civil Rusa y la fundación en 1920 de la República Socialista Soviética de Armenia que salvaron al país de quedar bajo la órbita de Turquía, facilitaría que los armenios combatiesen en las filas del Ejército Rojo a lo largo de toda la Segunda Guerra Mundial.

Cuando Alemania invadió la Unión Soviética en el marco de la “Operación Barbarroja” en Junio de 1941, el Ejército Rojo creó entre Enero y Febrero de 1942 las 408ª y 409ª Divisiones de Infantería Armenias que fueron desplegadas junto a la frontera con Turquía. Al cabo de medio año y coincidiendo con la “Operación Edelweiss” en el Cáucaso, también se erigió a toda prisa la 89ª División de Infantería Armenia encargada de defender el llamado “Frente de la Transcaucasia”.

Divisiones Armenias:
-89ª División de Infantería Armenia
-408ª División de Infantería Armenia
-409ª División de Infantería Armenia

Bastante deficiente fue la capacidad combativa de los armenios en el Ejército Rojo al igual que sucedió con otros pueblos del Cáucaso. La razón de esta imperfección fue que la mayoría de los soldados odiaban al comunismo y temían las habituales represiones organizadas por Iósif Stalin; mientras que en el bando opuesto, las potencias del Eje y más en concreto el Tercer Reich habían prometido la independencia total de Armenia, ademas de haber creado una unidad llamada Legión Armenia que incluía compatriotas entre sus filas, a los que se permitía usar sus símbolos naciones e izar la bandera de su patria, lo que sin duda suponía un gran atractivo para todos aquellos armenios que servían en el Ejército Rojo.

Oficialmente el primer choque entre las 89ª y 409ª Divisiones de Infantería Armenias, tuvo lugar en Agosto de 1942 cuando estas dos fuerzas fueron arrolladas por el Ejército Alemán (Wehrmacht) sobre el área comprendida entre Grozny y el Río Terek. De hecho en el caso de la 89ª División de Infantería Armenia, un total de 167 combatientes (6 oficiales, 3 comisarios y 158 suboficiales y soldados) desertaron hacia la Legión Armenia que servía en las filas del Eje. Transcurrido un mes de este incidente, en Septiembre, la 408ª División de Infantería Armenia fue desplegada en la Ciscaucasia y estacionada en el puerto Tuapse, donde se defendió con tenacidad de los asaltos alemanes, aunque produciéndose durante la lucha la deserción de otro batallón entero. Precisamente los mayores motines ocurrieron el 14 de Octubre, después de que 1.600 soldados de la 89ª División de Infantería Armenia se pasaran al XXXX Cuerpo Panzer Alemán; mientras que a la jornada siguiente, el 15, otros 700 hicieron lo propio uniéndose al I Ejército Panzer. A raíz de este debilitamiento en el organigrama de 408ª División de Infantería Armenia, la inesperada ofensiva del Ejército Alemán contra Tuapse el 21 de Octubre forzó su casi total destrucción y huida en masa hacia la Transcaucasia.

La preocupación creció en el Estado Mayor Soviético (STAVKA) como consecuencia del gran número de deserciones entre las filas Divisiones Armenias, lo que obligó al Ejército Rojo a retirarlas del frente del Cáucaso para evitar más traiciones y de paso su disolución. De hecho y como una medida de represalia desesperada, se escogió a un total 3.000 soldados armenios que eran sospechosos de intentar pasarse al bando del Eje, los cuales fueron condenados a varias penas de cautividad en campos de concentración y gulags de Siberia.

Durante el resto de la Segunda Guerra Mundial a partir de 1943, las tropas armenias en el Ejército Rojo se dedicaron a tareas de vigilancia, suministro o mantenimiento lejos de la primera línea del Frente Oriental, además de actuar como fuerza disuasoria como por ejemplo hizo la 409ª División de Infantería Armenia desplegada en la frontera con Turquía (para evitar a que este país se sumase a las potencias del Eje). Solamente la 89ª División de Infantería participó luchando activamente al norte de la Batalla de la “Cabeza de Puente del Kubán” contra el LII Cuerpo Alemán; así como otras unidades menores en Ucrania y Europa del Este hasta 1945.

Terminada la Segunda Guerra Mundial, los armenios movilizados en el Ejército Rojo como parte de las 89ª 408ª y 409 Divisiones de Infantería fueron de 500.000 hombres, de los cuales 150.000 perdieron la vida en el Frente Oriental entre 1942 y 1945, aproximadamente el 0’96% de la población total de la República Socialista Soviética de Armenia.

 

Bibliografía:

-Carlos Caballero Jurado, Comandos en el Cáucaso, “Capítulo XI Tras las líneas soviéticas”, García Hispán Editor (1995), p.165-166