División de Voluntarios Rumanos “Tudor Vladimirescu”

Cuando la Segunda Guerra Mundial se volvió favorable a la Unión Soviética en el Frente del Este, el Kremlin se vio ante la necesidad de imponerse políticamente en todos aquellos países menores del Eje cuando éstos fuesen ocupados. Siguiendo esta tesis, se volvió urgente levantar una serie de unidades comunistas nativas que prestasen servicio en el Ejército Rojo, como fue el caso de Rumanía con la famosa División de Voluntarios Rumanos “Tudor Vladimirescu”.

Tudor Vladimirescu, héroe rumano del Levantamiento de Valaquia en 1821 contra el Imperio Otomano, fue el nombre con que la URSS bautizó a su división de voluntarios rumanos en 1943. Siendo la mayor parte de estos soldados prisioneros del Ejército Real Rumano capturados a lo largo de la Segunda Guerra Mundial, sobretodo en la Batalla de Stalingrado, y que en aquellos momentos intentaban a duras penas sobrevivir en los gulags y campos de trabajo esclavo de Siberia, el Kremlin les prometió la libertad a cambio de servir en el Ejército Rojo. Tentados por la oferta, numerosos aspirantes levantaron la mano cuando comisarios rusos y comunistas rumanos liderados por la política Ana Pauker fueron preguntando por candidatos entre los diversos campos de prisioneros, a los cuales se les hacía firmar un documento y rellenar un formulario acerca de su identidad, nombre de sus padres, lugar de residencia, función desempeñada antes de la guerra y grado militar. A pesar de que las expectativas entre los soldados a enrolar fueron altas, el anticomunismo del pueblo rumano hizo que la inmensa mayoría de los reos prefiriesen seguir cautivos, por lo que se tuvieron que ampliar los efectivos recurriendo a ciertos exiliados del Partido Comunista Rumano y antiguos funcionarios de la extinta República Socialista Soviética de Moldavia.

Oficialmente el 2 de Octubre de 1943 fue creada la División de Voluntarios Rumanos “Tudor Vladimirescu” en la Unión Soviética. Al mando del coronel Nicolae Cambrea, la unidad se estructuró en los 1º, 2º y 3º Regimientos de Fusileros “Panduri”, en el 1º Regimiento de Artillería, en los Batallones de Ingenieros, Anticarro y Médico, y en las Compañías de Reconocimiento y Transmisiones. Curiosamente la división recibió la misma instrucción militar que cualquier unidad rusa (incluyendo sus 500 oficiales) en una serie de campos de adiestramiento ocultos como por ejemplo el ubicado en el Bosque de Ryazan. Respecto al armamento, los rumanos fueron equipados con 90 cañones de diversos calibres entre los que había 12 piezas pesadas de 122 milímetros, 6 obuses de 120 milímetros, 30 piezas medias de 76’2 milímetros y 42 piezas de artillería antiaérea de 45 milímetros, así como algunos tanques pesados Panther que habían sido capturados al Ejército Alemán.

Columna de la División de Voluntarios Rumanos “Tudor Vladimirescu” entrando victoriosa en Bucarest el 30 de Agosto de 1944.

Inicialmente el plan previsto por el Ejército Rojo no era el de conformarse con la División de Voluntarios Rumanos “Tudor Vladimirescu”, sino de crear una especie de “ejército comunista rumano” al servicio de Moscú. Así fue como se ideó levantar a la División de Voluntarios Rumanos “Horia, Closca si Clisan”, un proyecto que jamás llegaría a materializarse debido a que el reclutamiento entre los campos de prisioneros no tuvo el éxito esperado.

División de Voluntarios Rumanos “Tudor Vladimirescu”:
-1º Regimiento de Fusileros “Panduri”
-2º Regimiento de Fusileros “Panduri”
-3º Regimiento de Fusileros “Panduri”
-1º Regimiento de Artillería
-Batallón de Ingenieros
-Batallón Anticarro
-Batallón Médico
-Compañía de Reconocimiento
-Compañía de Transmisiones

El 23 de Abril de 1944 la División de Voluntarios Rumanos “Tudor Vladimirescu” entró por primera vez en combate como parte del II Frente Ucraniano del general Rodyon Malinovsky. Sus oponentes fueron compatriotas del Ejército Real Rumano al mando del “Conducator” Ion Antonescu contra los que pelearon en los Cárpatos y posteriormente sobre Besarabia durante la ofensiva de Jassy-Kishinev, destacando especialmente en la cruenta lucha sobre el sector de Vapniarka.

Cuando Rumanía se rindió el 23 de Agosto de 1944 y el Ejército Rojo invadió el país, la División de Voluntarios Rumanos “Tudor Vladimirescu” que seguía la estela de las vanguardias soviéticas, penetró rápidamente a través de Moldavia, protagonizando una serie de choques contra el Ejército Alemán en retirada sobre las localidades de Bulbocea y la Colina Ciunta. Al cabo de una semana, el 30 de Agosto, finalmente los soldados de la División de Voluntarios Rumanos “Tudor Vladimirescu” entraron triunfal en la capital de Bucarest ante el asombro del Gobierno del Rey Miguel I y de la población autóctona que desconocían acerca de la existencia de dicha formación.

Tanques rumanos Panther de origen alemán que integraron la fuerz acorazada de la División de Voluntarios Rumanos “Tudor Vladimirescu”.

Durante el resto de la Segunda Guerra Mundial, la División de Voluntarios Rumanos “Tudor Vladimirescu” combatió contra el Ejército Húngaro en Transilvania hasta que las tropas magiares fueron expulsadas de la región. Acto seguido los soldados rumanos penetraron en Hungría y libraron la Batalla de Debrecen, donde fueron derrotados en Octubre de 1944 y tuvieron que replegarse hacia su propia frontera en torno a la ciudad de Arad. No sería hasta inicios de 1945 cuando la División de Voluntarios Rumanos “Tudor Vladimirescu” reanudó la marcha sobre Hungría avanzando hacia el norte y cruzando la frontera con Checoslovaquia, aproximándose a no mucha distancia de la capital de Praga.

Finalizada la Segunda Guerra Mundial en Mayo de 1945, la División de Voluntarios Rumanos “Tudor Vladimirescu” había sufrido un total de 4.436 muertos. Su cometido desde entonces el fue conspirar para derrocar en 1947 al Rey Miguel I y contribuir al establecimiento de la República Popular de Rumanía. Como recompensa por los servicios prestados, la unidad fue reconvertida en la 1ª División Mecanizada “Tudor Vladimirescu” y dotada de modernos tanques al mando del coronel John Hortopan, erigiéndose a partir de este instante como una de las mejores acorazadas del Pacto de Varsovia hasta su disolución tras la caída del comunismo en 1989.

 

Bibliografía:

-Peter Abbott y Nigel Thomas, Aliados de Alemania en el Frente del Este, “Rumanía”, Osprey Publishing (2010), p.33
-Carlos Caballero Jurado, El Ejército Nacional Rumano, García Hispán Editor (1997), p.170-171
-Cristea Manole, Mi vida durante la Segunda Guerra Mundial, [Diario propiedad privada de Mihai Marinescu]
http://en.wikipedia.org/wiki/Tudor_Vladimirescu_Division
http://forum.axishistory.com/viewtopic.php?f=79&t=82173