División de Guardias Imperiales

El Imperio de Japón dispuso de sus propias fuerzas de élite durante los conflictos bélicos de los siglos XIX y XX. La División de Guardias Imperiales, procedente de la Guardia Imperial, se batería con bravura en la Segunda Guerra Mundial.

Siglo XIX

Al proclamarse la Revolución Meiji que acabó con el Shogunato en Japón, el recién nombrado Emperador Meiji se vio obligado a contar con una escolta personal que actuara como unidad de élite dentro del nuevo Ejército Imperial Japonés. Así fue surgió la idea de fundar la Guardia Imperial en 1867.

Litografía en la que se representa a tropas japonesas de la División de Guardias Imperiales cargando contra cañones rusos durante la Guerra Ruso-Japonesa de 1905.

Inicialmente la Guardia Imperial tuvo que organizarse bajo la supervisión de oficiales extranjeros procedentes de Francia debido a que los japoneses deseaban imitar a los cuerpos de élite de los otros ejércitos modernos de la época. Rápidamente se reclutaron y adiestraron a 12.000 oficiales y soldados, siendo la mayoría de ellos antiguos samuráis. Una vez consolidada la presencia de la Guardia Imperial en Tokyo, los mandos nipones decidieron prescindir de los asesores franceses tras la victoria de Alemania en la Guerra Franco-Prusiana de 1871, por lo que a partir de dicha fecha contrataron a numerosos oficiales alemanes y en menor medida a técnicos procedentes de Gran Bretaña y Estados Unidos. Gracias a toda esta ayuda internacional, en poco tiempo se erigieron la 1ª Brigada de Guardias con los 1º y 2º Regimientos de Infantería, más la 2ª Brigada de Guardias con los 3º y 4º Regimientos de Infantería.

Guardia Imperial:
·1ª Brigada de Guardias
-1º Regimiento de Infantería
-2º Regimiento de Infantería
·2ª Brigada de Guardias
-3º Regimiento de Infantería
-4º Regimiento de Infantería

Oficialmente el primer bautismo de fuego de la Guardia Imperial fue la Rebelión del Clan Satsuma de 1877, en donde los imperiales vencieron decisivamente a los samuráis sublevados del caudillo Saigô Takamori durante la Batalla de Shiroyama. Siete años después, en 1855, la misma unidad participó en la conquista de Formosa en el contexto la Primera Guerra Sino-Japonesa contra China, sufriendo numerosas bajas debido a las enfermedades tropicales como la malaria, pero al mismo tiempo mostrándose muy superior en combate frente el Ejército Chino.

Principios del siglo XX

Durante la primera mitad del siglo XX, la Guardia Imperial no participó en ninguno de los conflictos bélicos en los que se sumergió Japón, con la excepción de una breve intervención en la Guerra Ruso-Japonesa de 1905 durante la Batalla de Shaho contra Rusia. Mientras tanto en la metrópoli, las autoridades fueron organizando nuevas unidades como los Regimientos de Caballería de Guardias y de Artillería de Campo de Guardias, además de los Batallones de Ingenieros de Guardias y de Transporte de Guardias. Incluso se creó una Brigada de Guardias Taiwanesa compuesta por nativos taiwaneses de Formosa, siendo la única unidad no japonesa del cuerpo.

Básicamente la función de la Guardia Imperial durante el siglo XX fue custodiar al Emperador Meiji, luego al Emperador Taishô y por último al Emperador Hiro-Hito. Cuando en 1936 se produjo el golpe de Estado “Ni roku jiken” por parte de la facción nacionalista del Kodoha, la Guardia Imperial fue clave a la hora de hacer fracasar la sublevación gracias a que protegió meticulosamente de los asaltos rebeldes el Palacio Imperial de Tokyo.

Guardias Imperiales custodiando el Palacio del Emperador Hiro-Hito en Tokyo.

Al estallar la Segunda Guerra Sino-Japonesa en 1937 y la Segunda Guerra Mundial sobre Europa en 1939, Japón tuvo que ampliar su programa militar y eso incluyó a la Guardia Imperial. Así fue como se erigió la División de Guardias Imperiales, a los que se añadió la nueva Brigada Mixta de Guardias con los 5º y 6º Regimientos de Infantería.

División de Guardias Imperiales:
·1ª Brigada de Guardias
-1º Regimiento de Infantería
-2º Regimiento de Infantería
·2ª Brigada de Guardias
-3º Regimiento de Infantería
-4º Regimiento de Infantería
·Brigada Mixta de Guardias
-5º Regimiento de Infantería
-6º Regimiento de Infantería
·Brigada de Guardias (Taiwanesa)
·Regimiento de Caballería de Guardias
·Regimiento de Artillería de Campo de Guardias
·Batallón de Ingenieros de Guardias
·Batallón de Transporte de Guardias

Entre 1940 y 1941, la División de Guardias Imperiales fue desplegada en China para combatir al Ejército Nacional Revolucionario del Kuomintang liderado por Chiang Kai-Shek. Entre sus principales acciones estuvieron una serie de campañas al sur del país, la ciudad de Shangai y la Isla de Hainan. Incluso en el otoño de 1941, la División de Guardias Imperiales cruzó la frontera con la Indochina Francesa apenas sin encontrar oposición debido a que la mayor parte del Ejército Francés se replegó del norte de Vietnam para evitar lo que iba a ser una derrota segura.

Guerra del Pacífico

Comenzada la Guerra del Pacífico entre Japón y los Aliados, a mediados de Enero de 1942, la División de Guardias Imperiales que formaba parte del XXV Ejército, procedió a la invasión de Malasia. Con rapidez avanzó sobre la Península Malaya apoderándose de los importantes enclaves de Kuala Selangor, Port Swettenham y la capital de Kuala Lumpur. Desgraciadamente durante la campaña, la División de Guardias Imperiales cometió un injustificable crimen de guerra en Parit Sulong al ejecutar a 201 prisioneros aliados (161 australianos y 40 indios).

El 8 de Febrero de 1942 la División de Guardias Imperiales comenzó la invasión de Singapur mediante una operación anfibia en el Estrecho de Johore que concluyó en la mayor derrota de la Historia del Ejército Británico con más de 100.000 bajas. Al mes siguiente, en Marzo de 1942, la División de Guardias Imperiales tomó partido en el ataque a las Indias Orientales Holandesas (Indonesia), en donde venció al Ejército Holandés y conquistó la Isla de Sumatra.

Soldados japoneses de la División de Guardias Imperiales celebrando la conquista de Singapur. Año 1942.

A lo largo del resto de la Segunda Guerra Mundial, la División de Guardias Imperiales permaneció como guarnición en Singapur, Malasia y Sumatra a la espera de un eventual desembarco de los Aliados que jamás se produjo. Durante este período combatió contra las guerrillas comunistas que surgieron en la Península Malaya y participó en las masivas detenciones de disidentes políticos en Singapur que posteriormente serían ejecutados en la Masacre de Sook Ching. De hecho, cuando la contienda cambió en contra del Eje, desde Tokyo se apostó por multiplicar la Guardia Imperial hasta tres divisiones más, un proyecto que aunque se puso en marcha, jamás llegó a ponerse en práctica debido a la derrota de Japón en 1945.

Después…

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, la División de Guardias Imperiales fue disuelta. Uno de sus jefes, el general Takuma Nishimura, fue acusado por Australia de los crímenes de guerra en Partit Sulong, por lo que acabó siendo ejecutado en la horca.

Finalmente en 1947, la Guardia Imperial del Emperador Hiro-Hito fue de nuevo legalizada, aunque esta vez bajo el nombre de Agencia Nacional de Policía que se integró por 900 efectivos. Su única función en la reciente democracia nipona sería la de proteger al Emperador, símbolo de unidad y fortaleza del pueblo japonés.

 

Bibliografía:

-Peter Post, The Encyclopedia of Indonesia in the Pacific War, “Imperial Guards Divisioni”, Brill (2010), p.512-513
-http://en.wikipedia.org/wiki/Imperial_Guard_(Japan)