Compañía Automotorizada Alemana

El Ejército Real Italiano (Regio Esercito) se caracterizó por construir unidades de voluntarios fascistas procedentes de diversas naciones durante la Segunda Guerra Mundial. Curiosamente uno de los casos más paradigmáticos fue el de la Compañía Automotorizada Alemana formada por alemanes que combatió durante la campaña del África Oriental Italiana entre 1940 y 1941.

La Compañía Automotorizada Alemana (Compagnia Autocarrata Tedesca o Deutsche Motorisierte Kompanie) fue un proyecto autorizado conjuntamente el 2 de Julio de 1940 por la Italia Fascista de Benito Mussolini y la Alemania Nacionalsocialista de Adolf Hitler con la finalidad de erigir una fuerza militar germana dentro del Ejército Colonial Italiano presente en el África Oriental. La mayoría de los voluntarios que se presentaron fueron alemanes residentes en Eritrea y Somalia, aunque también marineros que se habían visto obligados a refugiar sus mercantes procedentes del Mar Rojo y el Océano Índico en los puertos de Kisimayo, Massaua y Assab, así como algunos comerciantes fugados de las vecinas colonias británicas de Kenya y Tanzania. Aproximadamente se reunieron un total de 133 efectivos al mando del comandante italiano Clemente Ferrero y del teniente alemán Gustav Hamel, que juraron bandera al Rey Víctor Manuel III el 3 de Octubre de 1940, siendo estos mismos soldados portada en el Tercer Reich seis días más tarde de la revista Die Werhmacht.

Tropas germanas de la Compañía Automotorizada Alemana en Eritrea durante la campaña del África Oriental.

El organigrama de la Compañía Automotorizada Alemana se dividió en las 1ª y 2ª Secciones de Ametralladoras con tres pelotones, entre los que hubo dos de fusileros equipados con carabinas Modelo 91 y uno de ametralladoras con automáticas Breda; y en la 3ª Sección de Ametralladoras Pesadas con automáticas del tipo Schwarzlose. Respecto a la instrucción, los voluntarios alemanes realizaron su entrenamiento en los acuartelamientos de Asmara, mostrándose muy poco entusiastas por la disciplina debido a que la mayoría no habían hecho nunca el servicio militar, a que muchos tenían perjuicios raciales hacia los latinos y a que otros no se acostumbraban a la dieta mediterránea compuesta por pastas y legumbres. De hecho y para diferenciarse de sus socios italianos, modificaron su uniforme colonial añadiéndoles una serie de cruces gamadas en los parches del cuello, en un brazalete ajustado al brazo izquierdo e incluso sobre el casco salacot M35.

Compañía Automotorizada Alemana:
·1ª Sección de Ametralladoras
-1ª Pelotón de Fusileros
-2ª Pelotón de Fusileros
-3ª Pelotón de Ametralladoras
·2ª Sección de Ametralladoras
-1ª Pelotón de Fusileros
-2ª Pelotón de Fusileros
-3ª Pelotón de Ametralladoras
·3ª Sección de Ametralladoras Pesadas
-1ª Pelotón de Ametralladoras Pesadas
-2ª Pelotón de Ametralladoras Pesadas
-3ª Pelotón de Ametralladoras Pesadas

Oficialmente el 3 de Noviembre de 1940 la Compañía Automotorizada Alemana recibió su bautismo de fuego cuando repelió con éxito un ataque del Ejército Británico en Kássala. Durante los dos meses siguientes los alemanes se retiraron de esta última localidad hacia el interior de Eritrea, sufriendo 31 bajas entre muertos, heridos y desaparecidos según el recuento del 27 de Enero de 1941. Acto seguido, las tropas alemanas lideradas por el alférez Heinz Werner Schmidt combatieron en la Batalla de Agordat y resistieron en la localidad de Barentú. De igual forma, cubrieron la retirada del Ejército Colonial Italiano entre Febrero y Marzo de 1941 durante la Batalla de Kerén, a costa de encajar 47 bajas tras aguantar las embestidas de los soldados británicos y etíopes junto al Batallón de Infantería “Toselli” y al Batallón de Camisas Negras “Gabrielle D’Anunzio”.

Columna de la Compañía Automotorizada Alemana sobre el África Oriental Italiana.

La Batalla de Amba Alagi en Mayo de 1941 comprendió la última acción de la Compañía Automotorizada Alemana cuando los últimos 44 supervivientes alemanes lucharon con bravura junto a 10.000 soldados italianos contra una gigantesca fuerza de 61.000 efectivos entre 41.000 británicos y 20.000 etíopes. Finalmente y después de sufrir 36 bajas entre muertos, prisioneros y deserciones, el 16 de Mayo de 1941 la Compañía Automotorizada Alemana fue disuelta y los ocho supervivientes se rindieron al Ejército Británico (aunque algunos de los que huyeron alcanzaron el puerto de Asmara y pudieron embarcar en submarinos italianos que los llevaron a Europa tras bordear África y recalar en el puerto de Burdeos en Francia).

Muy limitado fue el papel de la Compañía Automotorizada Alemana durante la campaña del África Oriental Italiana en 1941. Sin embargo y a pesar de su breve participación, sin duda la existencia de esta unidad constituyó una de las expediciones de ultramar más exóticas del Tercer Reich en la Segunda Guerra Mundial.

 

Bibliografía:

-Carlo Caranci, Alemanes en el Ejército Italiano. Campaña de África Oriental, 2ª Guerra Mundial, Revista Serga Nº109 (2017), p.18-24
-https://it.wikipedia.org/wiki/Compagnia_autocarrata_tedesca