Caballería Alemana

La caballería fue una de las armas por excelencia tanto en la Antigüedad, el Medievo y la Edad Moderna. A pesar de su decadencia frente a la tecnología tras la experiencia de la Primera Guerra Mundial, el Ejército Alemán continuaría apostando por esta disciplina en la Segunda Guerra Mundial.

República de Weimar

Soldado alemán sobre su caballo practica el tiro al fusil manteniendo el equilibrio. Fotografía del “Reichswehr” durante la República de Weimar.

Con el Tratado de Versalles que los Aliados impusieron en Alemania tras su derrota en la Primera Guerra Mundial, el Ejército de la República de Weimar (Reichswehr) quedó reducido a 100.000 hombres y se le prohibió adquirir armas como tanques o aviones. Afortunadamente la Comisión de Control Interaliada no citó nada acerca del arma de caballería, pensando que los alemanes estarían demasiado ocupados en las dificultades que disciplina que requería como los delicados servicios al cuidado de los caballos, su alimentación, el entrenamiento ecuestre de los jinetes, mantenimiento de establos y contratación de veterinarios.

A comienzos de 1919 el Ejército Alemán reunió a 16.000 jinetes y caballos repartidos en 18 regimientos denominados “reiter regiment” y adscritos a la 1ª División de Caballería de Berlín, lo que suponía el 16% del total de las fuerzas armadas. A partir de este crecimiento, en 1921 se organizó la 1ª Brigada de Caballería con los 1º y 2º Regimientos de Caballería “Insterburg” y “Angerburg”, cuyos jinetes se armaban con un fusil Mauser Kar-98, una espada y una lanza tubular de acero de 3’2 metros de longitud, y a los que en 1926 se añadió una ametralladora MG-08/15 gracias a la autorización de los Aliados tras el Tratado de Locarno, además de dotarse algunos de los conjuntos con cañones de madera a escala que permitían sortear las imposiciones del Tratado de Versalles.

Era de Entreguerras

El ascenso de Adolf Hitler en el poder al frente del Partido Nacionalsocialista de los Trabajadores Alemanes (NSDAP), significó la disolución del Tratado de Versalles y el comienzo de la fabricación masiva de tanques y aviones para las Fuerzas Armadas Alemanas (Heer). No obstante y a pesar de que muchos teóricos dieron el arma de caballería por acabada, la mecanización del Ejército Alemán (Wehrmacht) no implicó su fin porque las autoridades llegaron incluso a mejorar a las unidades ecuestres dotando a los jinetes con modernos fusiles Gewehr 98, ametralladoras MG-13 y MG-34, y cañones de 37 a 75 milímetros con correajes para ser estirados por animales.

La caballería del Ejército Alemán incrementó sus filas durante la “Era de Entreguerras” a un total de 30 regimientos denominados “kavallerie regimenter”. Pronto estas unidades evolucionaron a una cierta motorización con destacamentos de vehículos blindados Kfz 13 y Kfz 14, sidecars Zündapp-KS500, tanques Panzer I, motos y bicicletas. Además a la caballería militar se le fusionó poco después la totalidad de la Policía Montada Territorial (Landespolizei) y tras la anexión de Austria en 1938 la División Federal de Caballería Austríaca con bases en Viena y Stockau.

Caballería Alemana (1933-1939):
-1º Regimiento de Caballería
-2º Regimiento de Caballería
-3º Regimiento de Caballería
-4º Regimiento Panzer
-5º Regimiento de Caballería
-6º Regimiento de Caballería
-7º Regimiento Panzer
-8º Regimiento de Caballería
-9º Regimiento de Caballería
-10º Regimiento de Caballería
-11º Regimiento de Caballería Austriaco
-12º Regimiento de Caballería
-13º Regimiento de Caballería
-14º Regimiento de Caballería
-15º Regimiento de Caballería
-16º Regimiento de Caballería
-17º Regimiento de Caballería
-18º Regimiento de Caballería
-19º Regimiento de Caballería
-20º Regimiento de Caballería
-21º Regimiento de Caballería
-22º Regimiento de Caballería
-23º Regimiento de Caballería
-24º Regimiento de Caballería
-25º Regimiento de Caballería
-26º Regimiento de Caballería
-27º Regimiento de Caballería
-28º Regimiento de Caballería
-29º Regimiento de Caballería
-30º Regimiento de Caballería

“Blitzkrieg”

Al estallar la Segunda Guerra Mundial el 1 de Septiembre de 1939, la 1ª Brigada de Caballería que se integraba en el III Ejército Alemán, cruzó la frontera de Alemania con Polonia y ocupó en las primeras horas la ciudad de Myslenice tras poner en retirada a las escasas tropas del Ejército Polaco. Sólo tres días más tarde, el 3, la caballería alemana se enfrentó a soldados polacos a pie del Regimiento de Caballería de Ulanos que desalojó de sus posiciones; mientras que entre el 5 y 7 de Septiembre atravesó con éxito el Río Narew.

Uno de los sucesos más increíbles de la caballería alemana durante la Segunda Guerra Mundial tendría lugar el 23 de Septiembre de 1939 cuando una agrupación de jinetes se encontró a las afueras de Kasnobord con el 25º Regimiento de Caballería Polaco de Ulanos. Nada más divisarse ambas formaciones y como si de un enfrentamiento de la Antigüedad se tratase, los dos bandos cargaron con sus caballos al galope y chocaron entre sí. El combate que se desarrolló a continuación fue de alta intensidad, con la diferencia de que los polacos iban armados con lanzas largas a diferencia de las espadas cortas de los alemanes, por lo que poco a poco los ulanos comenzaron a imponerse. Solamente la llegada en última instancia de jinetes alemanes con ametralladoras evitó el descalabro y revirtió la situación hacia el lado germano que finalmente obtuvo la victoria. Aquel suceso que sería conocido como la Batalla de Krasnobord, constituyó el último enfrentamiento con lanzas en la Historia de Europa.

Ocupada Polonia por el Ejército Alemán, el 25 de Octubre de 1939 la 1ª División de Caballería que existía desde tiempos de la República de Weimar, fue transferida a la “Línea Sigfrido” sobre el Frente Occidental. A esta unidad se unió la 2ª Brigada de Caballería de reciente formación, antes de ser incorporadas ambas IV Ejército Alemán que bajo el mando supremo del general Gerd Von Rundest tomaría parte en la futura invasión de Francia y el Oeste Europeo.

Caballería Alemana (1939-1941):
-1ª División de Caballería
-1ª Brigada de Caballería
-2ª Brigada de Caballería

Cuando el 10 de Mayo de 1940 el Ejército Alemán invadió Europa Occidental, la caballería alemana cruzó desde distintas vertientes geográficas las fronteras de Holanda, Bélgica y Luxemburgo. Sería precisamente en los Países Bajos donde los jinetes se curtieron de gloria debido a que con sus caballos pudieron sortear con facilidad los canales y ríos de poco caudal, además de superar los cauces más profundos montando a los animales en botes o incluso nadando con la fuerza de sus extremidades hacia las orillas contrarias.

Caballería alemana entrando victoriosa en París bajo el Arco de Triunfo.

La caballería alemana intervino en Francia el 7 de Junio de 1940 atravesando el Río Somme y poniendo en retirada a los defensores del Ejército Francés. Menos suerte tuvieron los germanos a la hora de cruzar el Río Loira porque los galos volaron el puente y entonces los caballos hubieron de vadearlo y tomar al asalto la cercana localidad de Saumur, dándose durante el combate la lucha contra jinetes galos sin montura que terminaron rindiéndose tras intentar defender sin éxito las instalaciones de la Escuela de Caballería del Ejército Francés que por mera causalidad del destino allí se ubicaba. Superados estos obstáculos, la caballería alemana prosiguió su avance en paralelo al Mar del Norte hasta conquistar la ciudad de La Rochelle el 23 de Junio después de un trayecto de casi 2.000 kilómetros desde el punto de partida.

Operación Barbarroja

Al invadir Alemania la Unión Soviética durante la “Operación Barbarroja” el 22 de Junio de 1941, un total de 85 escuadrones de la caballería alemana irrumpieron en Bielorrúsia y Ucrania. Gracias a estos jinetes y sus monturas, el Ejército Alemán consiguió apoderarse de la zona de Pripet (un área imposible de cruzar con vehículos a motor por culpa de sus bosques, marismas y pantanos que se extendían a lo largo de un recorriendo estimado entre los 150 y 350 kilómetros). Una vez sometido el Pripet mediante expediciones de patrulla a caballo, los escuadrones de animales fueron claves a la hora de atravesar el Río Berezina y el Río Dniéper, así como en la conquista de las ciudades de Pinsk y Gomel.

La Batalla de Moscú que comenzó con la “Operación Tifón” se desarrolló con excelentes resultados para la caballería alemana porque al ser el único grupo móvil que podía moverse sobre el barro y la nieve, su contribución fue decisiva para el cierre y posterior aniquilación de la bolsa de Bryansk. De igual manera el papel de las monturas y jinetes alemanes fue crucial en la Batalla de Navlya porque capturaron un total de 9.332 soldados soviéticos que se rindieron y un importante lote material de 47 cañones, 7 morteros, 39 ametralladoras, 80 camiones, 11 tractores, 250 carros para caballos, 1 tren militar y 1 hospital de campaña completo.

Finalizada la Batalla de Moscú con la derrota del Eje, el Alto Mando Alemán (OKW) trasladó la caballería alemana hacia Francia con un total de 60 escuadrones entre 17.000 efectivos contando jinetes y animales, siendo estos últimos licenciados para ser utilizados como medios de transporte hipomóvil. Esta decisión sin duda fue un gran error porque en la URSS solamente quedaron alrededor de unos 25 escuadrones como parte del el Mando de Caballería de Operaciones Especiales, un número insuficiente cuando este último fue disuelto y reconvertido el 24 de Julio de 1942 en la Unidad de Caballería “Winning”, la cual combatió al Ejército Rojo en torno al Río Orel hasta 1943.

Reconstrucción

Tras la derrota en la Batalla de Stalingrado a inicios de 1943, la caballería del Ejército Alemán volvió a ganar protagonismo en el Frente Oriental ante la perspectiva de un nuevo tipo de guerra móvil y antipartisana muy propicia para las unidades montadas. Así nació el Regimiento de Caballería “Mitte” (Kavallerie-Regiment Mitte) al mando del general Georg Von Boeselager que incluyó cuatro escuadrones de jinetes y auxiliares del Escuadrón de Caballería Cosaco compuesto por 350 voluntarios anticomunistas.

Regimiento de Caballería Mitte (Marzo – Abril de 1943):
-1º Escuadrón Montado
-2º Escuadrón Montado
-3º Escuadrón Montado
-4º Escuadrón Montado
-Escuadrón de Caballería Cosaco

El Regimiento de Caballería “Mitte” tuvo su bautismo de fuego en Marzo de 1943 combatiendo a los guerrilleros comunistas sobre los pueblos y aldeas situados entre el Bosque de Katyn y el Río Dniéper. Posteriormente, en Junio de 1943, participó en la lucha contra el Ejército Rojo durante la Batalla de Kursk y a lo largo del verano operó en la zona oriental de Ucrania, siendo en esta fase de la contienda reforzado con 2.709 jinetes y 3.034 caballos repartidos en dos batallones (903 hombres y 1.017 animales cada uno) y dos escuadrones pesados de artillería con 12 morteros de 80 milímetros.

Formación de caballería alemana preparándose para el combate.

Los buenos resultados cosechados por el Regimiento de Caballería “Mitte” llevaron al Alto Mando Alemán (OKW) a crear de forma paralela el Regimiento de Caballería “Norte” (Kavallerie-Regiment Nord) y el Regimiento de Caballería “Sur” (Kavallerie-Regiment Süd), los cuales se organizaron en dos escuadrones y otros grupos complementarios de ametralladoras y morteros. Precisamente, algunas de estas unidades montadas se distinguieron tanto en la guerra antipartisana, que ciertos escuadrones fueron enviados a los Balcanes para combatir a los guerrilleros yugoslavos de Josip Tito. Menos suerte tuvo el Regimiento de Caballería “Sur” que tras la batalla contra los soviéticos en torno al área de Zhitomir, resultó virtualmente destruido durante la refriega.

Caballería Alemana (Marzo de 1943 – Enero de 1944):
Regimiento de Caballería Mitte
·Plana Mayor
·1st Batallón de Caballería
-1º Escuadrón de Caballería
-2º Escuadrón de Caballería
-3º Escuadrón de Caballería
-4º Escuadrón Pesado
·2nd Batallón de Caballería
-5º Escuadrón de Caballería
-6º Escuadrón de Caballería
-7º Escuadrón de Caballería
-8º Escuadrón Pesado
Regimiento de Caballería Norte
·Plana Mayor
·1st Batallón de Caballería
-1º Escuadrón de Caballería
-2º Escuadrón de Caballería
-3º Escuadrón de Caballería
-4º Escuadrón de Ametralladoras
-5º Escuadrón de Morteros
·2nd Batallón de Caballería
-6º Escuadrón de Caballería
-7º Escuadrón de Caballería
-8º Escuadrón de Caballería
-9º Escuadrón de Ametralladoras
-10º Escuadrón de Morteros
Regimiento de Caballería Sur
·Plana Mayor
·1st Batallón de Caballería
-1º Escuadrón de Caballería
-2º Escuadrón de Caballería
-3º Escuadrón de Caballería
-4º Escuadrón de Ametralladoras
-5º Escuadrón de Ametralladoras
-6º Escuadrón de Morteros
·2nd Batallón de Caballería
-7º Escuadrón de Caballería
-8º Escuadrón de Caballería
-9º Escuadrón de Caballería
-10º Escuadrón de Ametralladoras
-11º Escuadrón de Ametralladoras
-12º Escuadrón de Morteros

I Cuerpo de Caballería

A partir de los éxitos de las formaciones ecuestres del Ejército Alemán en el Frente Oriental y Yugoslavia, se decidió ampliar las plantillas con la creación de las 3ª y 4ª Brigadas de Caballería. Fue entonces cuando el propio Adolf Hitler, satisfecho por el rendimiento de sus jinetes y monturas, ordenó agrupar a todas las unidades existentes en el I Cuerpo de Caballería del general Gustav Hateneck que incluyo a la 1ª División de Caballería, las 1ª, 2ª, 3ª y 4ª Brigadas de Caballería, los Regimientos de Caballería “Norte” y “Sur”, el Escuadrón de Caballería Cosaco y la 1ª División de Caballería Húngara (esta última prestada por el Ejército Húngaro).

I Cuerpo de Caballería Alemán (1944-1945):
1ª División de Caballería
·3ª Brigada de Caballería
-31º Regimiento de Caballería
-32º Regimiento de Caballería
·4ª Brigada de Caballería
-41º Regimiento de Caballería
-42º Regimiento de Caballería
·Regimiento de Caballería Mitte
·Regimiento de Caballería Norte
·Regimiento de Caballeria Sur
·1ª División de Caballería Húngara
·Caballería Cosaca (voluntarios)

El I Cuerpo de Caballería fue objeto de la embestida del Ejército Rojo contra Bielorrúsia durante la “Operación Bragation” en Junio de 1944 que terminó con la destrucción del Grupo de Ejércitos Centro, aunque gracias al apoyo prestado por la 4ª Brigada de Caballería entre Sluzk y Baranowitschi se consiguió que un gran número de tropas alemanes pudieran escapar del embolsamiento. A continuación y durante el verano de 1944, el I Cuerpo de Caballería resistió a los soviéticos en la orilla occidental del Río Narew sobre Polonia; y posteriormente combatió en Hungría, tomando parte en la ofensiva del Lago Balatón de Marzo de 1944, donde los escuadrones ecuestres sufrieron unas bajas enormes frente a los tanques rusos. Finalmente y tras emprender la retirada hacia el oeste, el I Cuerpo de Caballería se rindió en Austria al Ejército Británico el 8 de Mayo de 1945.

La caballería alemana en la Segunda Guerra Mundial demostró ser todavía un arma especial e indispensable de este conflicto. A pesar de que sus acciones fueron menores en comparación a otras épocas, tanto su impecable papel como el viejo honor caballeresco se mantuvieron intactos.

 

Bibliografía:

-Redacción de Serga, Kavallerie der Wehrmacht, Jinetes Alemanes en la Segunda Guerra Mundial (1ª Parte), Revista Serga Nº69 (2011) p.45-64
-Redacción Serga, Kavallerie der Wehrmacht, Jinetes Alemanes en la Segunda Guerra Mundial (2ª Parte), Revista Serga Nº70 (2011), p.12-24