Batallón Voluntario Sueco

Suecia había ayudado a Finlandia durante la Guerra de Invierno de 1939 a 1940 con el envío del Cuerpo Voluntario Sueco que cooperó con el Ejército Finlandés ante el temor de una más que clara expansión de la Unión Soviética sobre Escandinavia. Al año siguiente, en 1941, cuando volvieron a reiniciarse las hostilidades en la Guerra de Continuación, muchos fueron los suecos que acudieron al Gobierno de Heilsinki para solicitar la creación de una unidad de combatientes que sería conocida como Batallón Voluntario Sueco.

Formación

El Gobierno de Estocolmo al frente del Primer Ministro Alex Pehrsson del Partido Social-Demócrata Sueco declaró una estricta neutralidad en la Guerra de Continuación (el miedo a Gran Bretaña que formaba parte de la alianza con la URSS impidió el posicionamiento político del país a diferencia de lo ocurrido en la Guerra de Invierno). Ante esta negativa a participar por parte de las autoridades, tuvieron que ser organizaciones particulares las que impulsaron el alistamiento con la apertura de una oficina en la Calle Riddargatan de Estocolmo por parte del Comité Finlandés en Suecia dirigido por el comandante Nils Palme (curiosamente tío del futuro Primer Ministro Olof Palme en 1969), así como por diversas iniciativas que llevaron a cabo las embajadas y consulados de Finlandia. El perfil de la mayor parte de los candidatos fueron antiguos veteranos del Cuerpo Voluntario Sueco, así como fascistas de la Unión Socialista Sueca de Sven Olov Lindhom, incluyendo ciertas personalidades conocidas como el boxeador Hjalmar Tancred, el político de la Unión Socialista Sueca Stig Ljljeroth, el héroe de la Guerra de Invierno Anders Gräfström o un joven de 16 años llamado Sven-Göran Heikka.

Oficialmente el 7 de Julio de 1941 fue creado el Batallón Voluntario Sueco cuando más de 2.000 soldados cruzaron la frontera de Suecia con Finlandia. Al mando del coronel Hans Berggen, estos hombres que viajaron desde el Golfo de Botnia hasta los acuartelamientos de Turku, fueron distribuidos de la siguiente manera: 1.200 fueron repartidos irregularmente por diversas unidades autónomas del Ejército Finlandés y 815 adscritos al Batallón Voluntario Sueco que incluyó tres compañías de fusileros, una compañía pesada y la plana mayor.

Batallón Voluntario Sueco (Coronel Hans Berggen):
1ª Compañía de Fusileros (Teniente Jon Liljedahl)
2ª Compañía de Fusileros (Capitán Malcom Murray)
3ª Compañía de Fusileros (Teniente Anders Gräfström)
4ª Compañía Pesada (Capitán Harald Brakenhielm)

Asedio de Hängo

Hangö era una fortaleza naval sobre la Península de Hängo en el Mar Báltico que se situaba a tan sólo 100 kilómetros de la capital de Heilsinki (la cual había sido cedida a la URSS tras la Guerra de Invierno de 1940) y donde el Batallón Voluntario Sueco fue desplegado con la misión de bloquear la ruta marítima hacia Leningrado. Justo después de integrarse en el 55º Regimiento de Infantería Finlandés del coronel Hugo Wiberg el 12 de Julio de 1941 y curiosamente mientras los soldados comenzaron a realizar las primeras tareas de asedio, a los tres días, el 15 de Julio, los voluntarios suecos hicieron la jura de bandera.

Soldado del Batallón Voluntario Sueco.

El 1 de Agosto de 1941 el Batallón Voluntario Sueco recibió su bautismo de fuego en el sitio de Hängo, aunque su primera víctima mortal no se produciría hasta el día 2 tras el fallecimiento del soldado sueco Lars Erik Lindqvist. Desde entonces la lucha en torno a la fortaleza se fue incrementando porque los los francotiradores, las minas y las patrullas sobre el perímetro defensivo del Ejército Rojo causaron 50 bajas a los suecos que a lo largo de Agosto contabilizaron 10 muertos y 40 heridos. Tampoco en Septiembre mejoraron las cosas en torno a Hängo porque durante una incursión nocturna la jornada del 11 murió de una granada el alférez Karl Rune Edlund; mientras que entre Octubre y Noviembre las pérdidas entre la tropa fueron aumentando.

Inesperadamente la noche del 3 al 4 de Diciembre de 1941, el Batallón Voluntario Sueco protagonizó un asalto frontal contra Hängo que encabezó la 3ª Compañía de Fusileros. A pesar de que por las minas murieron dos de los soldados suecos, el resto irrumpió en la ciudad y capturó a un combatiente soviético que no tuvo tiempo de escapar junto al resto del Ejército Rojo que a toda prisa abandonó el puerto a bordo de embarcaciones. Así fue como a las 6:25 horas de la madrugada del 4 de Diciembre, las tropas del Batallón Voluntario Sueco entraron en la plaza central de Hängo y celebraron su conquista con el izado de la bandera nacional de Suecia.

Disolución

El 15 de Diciembre de 1941 el Batallón Voluntario Sueco fue disuelto por Finlandia debido a las presiones ejercidas por Suecia que a toda costa deseaba evitar una confrontación política con los Aliados Occidentales. Hasta ese momento la unidad había cosechado 106 bajas entre 26 muertos y 80 heridos; aunque muchos de los voluntarios continuaron Segunda Guerra Mundial por cuenta propia alistándose en el Ejército Finlandés o viajando a Alemania para enrolarse en las Waffen-SS. Respecto a aquellos que regresaron a Suecia el 20 de Diciembre de 1941, fueron recibidos como héroes mediante una serie de triunfales desfiles por Estocolmo, misas en las principales catedrales del país e incluso invitados a una recepción con el propio Rey Gustavo VI.

El mariscal Carl Emil Von Mannerheim, comandante en jefe del Ejército Finlandés, agradeció al Batallón Voluntario Sueco su participación en la Segunda Guerra Mundial con un discurso que precisamente expresó en idioma sueco:

¡Voluntarios suecos!

El camino de Finlandia hacia la independencia y la libertad ha sido un camino de lucha. Por tercera vez en el plano de veintitrés años se ha combatido con toda su fuerza contra el gigante enemigo que nos asaltaba desde el Este. En estas duras pruebas ha encontrado Finlandia en su viejo país hermano del Oeste un amigo, un auxiliador y un camarada de armas. Así fue en 1918, igualmente durante los pasados días de nuestra Guerra de Invierno, y así sucedió incluso durante el pasado verano, cuando los enemigos de nuevo fueron al asalto contra nuestro escaso pueblo.

Vuestra misión, camaradas de armas suecos, ha sido la de estar de centinelas contra la amenaza que esta posición fortificada y de apoyo marino del enemigo significaba, posición que por medio de la paz a la fuerza impuesta por Moscú obtuvieron, para sacar desde el territorio del oeste de Finlandia, una amenaza dirigida hacia el corazón de Finlandia y hacia el Oeste. Esta amenaza en los límites del Mar Báltico ya está superada. Nuestro enemigo se ha visto forzado a entregar la zona de Hängo.

La participación del Batallón Voluntario Sueco en los combates en el frente de Hängo ha sido para nosotros de una gran y profunda importancia. La fuerza numérica de los voluntarios ha significado menos que su fuerza interior que se ha impreso en la conciencia, al ver como valientes hijos de nuestro pueblo hermano han estado prestos a combatir y ofrecerse por la libertad y futuro de Finlandia y todo el Norte.

Expreso mis gracias y reconocimiento al comandante del Batallón Voluntario Sueco, teniente coronel Hans Berggren, a cada oficial, suboficial y soldado en las filas. Habéis cumplido con vuestra misión con valor e indomable persistencia, como distingue a los hombres del Norte. Sin reparar en esfuerzos habéis, lejos de los que os están más cercanos, en la tierra del país hermano dejado un testimonio vivo, enjuiciable, del noble pueblo de vuestra patria y su conciencia del valor.

Con calurosos ánimos, llenos de reflexiones y agradecimiento, recuerdo a los valientes suecos que ofrecieron sus vidas en el combate por nuestra causa común, por el futuro del Norte. Mis agradecidos pensamientos van además hacia aquellos voluntarios que fueron heridos en la lucha y arrebatada su capacidad de trabajo. El agradecimiento del pueblo finlandés quedará a través de los tiempos.

Mannerheim.

 

Bibliografía:

-Erik Norling, Sangre en la Nieve. “Capítulo II El Movimiento Voluntario Sueco. Capítulo II. El Batallón Voluntario Sueco en Hängo”, García Hispán Editor (1996), p.69-80
-https://war2war.wordpress.com/2017/04/14/swedish-volunteer-company-in-finland-1941-1944/