3ª División de Infantería Neozelandesa

La participación de Nueva Zelanda en la Segunda Guerra Mundial inicialmente se redujo a Europa y al Norte de África entre 1939 y 1940. Sólo la entrada de Japón en la contienda y el traslado del conflicto al Océano Pacífico, obligó a las autoridades a erigir una fuerza paralela para combatir al Imperio Nipón que estaría representada por la 3ª División de Infantería Neozelandesa.

Nueva Zelanda nunca previó construir la 3ª División de Infantería Neozelandesa porque con la ya existente 2ª División de Infantería Neozelandesa al mando del general Bernard Freyberg que había sido enviada a Europa para combatir al Tercer Reich, teóricamente iba a ser suficiente para cumplir con los mínimos exigidos dentro del pacto de la Commonwealth con Gran Bretaña. Todo eso cambió en Noviembre de 1940 cuando la Segunda Guerra Mundial se trasladó a las colonias y el Gobierno de Wellington tuvo la misión de proteger las vecinas Islas Fiji estableciendo una guarnición de 4.943 efectivos (3.998 neozelandeses y 943 fijianos).

Desembarco de la 3ª División de Infantería Neozelandesa en Vella Lavella.

Al producirse el estallido de la Guerra del Pacífico con la declaración de hostilidades de Japón a Nueva Zelanda el 8 de Diciembre de 1941, las autoridades comprendieron que la Fuerza Territorial Neozelandesa (New Zealand Territorial Force) encargada de defender el archipiélago, era minúscula para repeler una eventual invasión del Imperio Nipón. Así fue como se decretó una medida de urgencia con la que se inició una campaña de reclutamiento obligatorio, no sólo en suelo patrio, sino también en las Islas Fiji, las Islas Tonga e Islas Norfolk, cuyos combatientes fueron entrenados muy deprisa en todo tipo de maniobras militares, prácticas de supervivencia en jungla y simulaciones anfibias de desembarco. Gracias a estas iniciativas, el 18 de Julio de 1942 fue creada la 3ª División de Infantería Neozelandesa al mando del general Harold Barrowclought con 17.000 efectivos integrados en un 90% por neozelandeses y maorís, más otro 10% por fijianos, tonganos y algunos estadounidenses. Según el organigrama de esta unidad que al principio fue estacionada en Nueva Caledonia, su distribución en Febrero de 1943 se llevó a cabo de la siguiente manera: la 8ª Brigada de Infantería con los 29th, 34th y 36th Batallones de Infantería, el 29º Regimiento Ligero de Artillería Antiaérea, el 38º Regimiento de Artillería de Campaña, el 54º Regimiento Anticarro y la 23ª Compañía de Ingenieros; la 14ª Brigada de Infantería con los 30th, 35th y 37th Batallones de Infantería, el 3rd Batallón Blindado, el 53th Batallón Anticarro, el 17º Regimiento de Artillería de Campaña, la 114ª Batería Independiente de Artillería y las 20ª y 26ª Compañías de Ingenieros.

3ª División de Infantería Neozelandesa:
·8ª Brigada de Infantería
-29th Batallón de Infantería
-34th Batallón de Infantería
-39th Batallón de Infantería
-29º Regimiento Ligero de Artillería Antiaérea
-38º Regimiento de Artillería de Campaña
-54º Regimiento Anticarro
-23ª Compañía de Ingenieros
·14ª Brigada de Infantería
-30th Batallón de Infantería
-35th Batallón de Infantería
-37th Batallón de Infantería
-3rd Batallón Blindado
-53th Batallón Anticarro
-17º Regimiento de Artillería de Campaña
-114ª Batería Independiente de Artillería
-20ª Companía de Ingenieros
-26ª Compañía de Ingenieros

Oficialmente el 18 de Septiembre de 1943, la 3ª División de Infantería Neozelandesa con 3.700 efectivos de la 14ª Brigada de Infantería, recibió su bautismo de fuego en el desembarco sobre la playa de Baka Baka durante la Batalla de Vella Lavella. En el interior de dicha isla, los soldados neozelandeses combatirían contra los japoneses en la jungla e incluso el 6 de Octubre les arrebatarían el Aeródromo de Barakoma, justo antes de ocupar todo el territorio insular tras un coste que supuso a la 3ª División de Infantería Neozelandesa un total de 150 muertos frente a 200 bajas del Ejército Imperial Japonés.

Soldados de la 3ª División de Infantería Neozelandesa combatiendo a los japoneses en la jungla.

Con la conclusión de la Batalla de Vella Lavella, el 27 de octubre de 1943 la 3ª División de Infantería Neozelandesa desembarcó en el siguiente objetivo dentro las Islas Salomón mediante una operación anfibia llevada a cabo por 8ª Brigada de Infantería en las Islas Treasury. Fue precisamente durante este encuentro conocido como la Batalla de la Isla de Mono, que tuvo la particularidad de prolongarse hasta el 12 de Noviembre, donde los neozelandeses encajaron fuertes pérdidas a pesar de hacerse con el control de la isla y la ciudad de Falamae.

El 29 de Enero de 1944, la 3ª División de Infantería Neozelandesa desembarcó en las Islas Green, dando comienzo a un episodio conocido como la Batalla de la Isla de Nissan. Durante este cruento enfrentamiento, la 14ª Brigada de Infantería llevó a cabo todo el peso de la lucha hasta que se produjo la conquista total de isla el 27 de Febrero, fecha en que la 3ª División de Infantería Neozelandesa consiguió su victoria más aplastante tras sufrir únicamente 13 muertos y provocar a los japoneses 120 bajas.

Pieza de artillería antiaérea junto a su dotación de la 3ª División de Infantería Neozelandesa durante la Batalla de Vella Lavella.

Sorprendentemente un año antes de finalizar la Segunda Guerra Mundial, en Agosto de 1944, Nueva Zelanda tomó la decisión de disolver la 3ª División de Infantería Neozelandesa en favor de unidades más pequeñas distribuidas por diversos escenarios del Océano Pacífico. A raíz de este decreto oficial emitido por el Ejército Neozelandés, la 3ª División de Infantería Neozelandesa terminó su existencia tras haber sufrido un total de 280 bajas entre las que hubo 82 muertos y 198 heridos.

 

Bibliografía:

-Wayne Stack & Barry O’Sullivan, The New Zealand Expeditionary Force in World War II, “2rd Division in the Pacific”, Osprey Publishing, (2013), p.34-35
-http://en.wikipedia.org/wiki/3rd_Division_28New_Zealand_29