19ª Flotilla Aérea Sueca

Cuando la Unión Soviética invadió Finlandia en el marco de la Guerra de Invierno entre 1939 y 1940, toda Escandinavia se solidarizó con el Gobierno de Heilsinki y prometió el envío de ayuda militar y logística. Suecia no sería menos y por eso tras desplegar al Cuerpo Voluntario Sueco en Laponia, también optó por proporcionar cierto apoyo desde el aire con la 19ª Flotilla Aérea Sueca.

Formación

Suecia condenó con indignación la agresión de la Unión Soviética a Finlandia y por eso el Primer Ministro Alex Pehrsson del Partido Social-Demócrata Sueco convocó al Parlamento para tomar medidas urgentes ante lo que se vislumbraba como una grave amenaza para la Península de Escandinavia. Así fue como tras aprobarse el envío de más de 12.000 efectivos del Cuerpo Voluntario Sueco, el 8 de Diciembre de 1939 el Gobierno de Estocolmo autorizó el despliegue de la 19ª Flotilla Aérea Sueca que se integraría como parte de la Fuerza Aérea Finlandesa.

La Fuerza Aérea Real Sueca actuó con una solidaridad absolutamente entregada a Finlandia porque a pesar de ser una de las más pequeñas de Europa, de los 36 cazas disponibles en la nación, se enviaron 20 aparatos a la Fuerza Aérea Finlandesa, siendo reducida la eventual defensa de su espacio aéreo a tan sólo 16 aviones (el 40% del total). Básicamente se trató de dos cazas Bristol Bulldog, tres cazas Aero Jaktfalken y tres avionetas Fokker CV, a los cuales se unieron una semana después doce cazas Gloster Gladiator y doce bombarderos Hawker Hart, más un B4. Fue de este modo como la cifra total alcanzó los 33 aviones al mando del comandante Hugo Bekhmmar contabilizándose 20 cazas y 12 bombarderos.

19ª Flotilla Aérea Sueca:
12 Cazas Gloster Gladiator
3 Cazas Aero Jaktfalken
2 Cazas Bristol Bulldog
3 Avionetas Fokker CV
12 Bombarderos Hawker Hart
1 Bombardero B4
Total = 33 Aviones

Guerra de Invierno

Oficialmente el 19 de Diciembre de 1939, la 19ª Flotilla Aérea Sueca fue desplegada sobre el Finlandia instalándose en los aeródromos de Kemi, Märkäjärvi y Uleaborg. Hasta el 12 de Enero de 1940 no recibió su primer bautismo de fuego cuando ocho aviones suecos entre cuatro cazas y cuatro bombarderos atacaron a diversos aparatos soviéticos en tierra cerca del Lago Märkäjärvi, siendo dos pulverizados por bombas y otro tras un ametrallamiento a ras de suelo, además de resultar un cuarto derribado en un combate sobre el cielo. Lamentablemente durante el vuelo de regreso un caza ruso abatió un bombardero sueco Hawker Hart, mientras que otros dos más del mismo tipo colisionaron en la maniobra de evasión y cayeron (lo que costó la vida a uno de los pilotos y el cautiverio a otros dos que tras saltar en paracaídas fueron capturados por el Ejército Rojo). Así fue como este enfrentamiento que comprendió el primero en la Historia de la Fuerza Aérea Real Sueca, terminó con cuatro aviones soviéticos destruidos a costa de tres suecos.

Caza sueco Gloster Gladiator de la 19ª Flotilla Aérea Sueca en Finlandia.

Durante la Guerra de Invierno entre Enero y Febrero de 1940, la 19ª Flotilla Aérea Sueca tuvo encomendada la tarea de proteger la ruta abierta por aire entre la propia Suecia y la primera línea del frente en Finlandia. A pesar de que el 23 de Enero de 1940 otro avión sueco fue derribado por la caza enemiga, lo cierto fue que las bajas causadas a los soviéticos fueron mucho mayores.

Terminada la Guerra de Invierno en Marzo de 1940, la Flotilla Aérea Sueca combatió un total de 60 días de las 62 jornadas que estuvo presente en Finlandia. Hasta ese momento el historial fue de doce aviones soviéticos derribados (seis cazas y seis bombarderos) por la pérdida cinco aparatos suecos (dos cazas y tres bombarderos), lo que constituyó todo un logro para el único conflicto en el que participó la Fuerza Aérea Real Sueca durante el siglo XX.

 

Bibliografía:

-Erik Norling, Sangre en la Nieve. “Capítulo II El Movimiento Voluntario Sueco”, García Hispán Editor (1996), p.63-66
-http://en.wikipedia.org/wiki/Sweden_and_the_Winter_War