Sublevación de Vietnam

Con la caída de la Francia de Vichy a finales de 1944 y la liberación de Francia que fue puesta bajo el Gobierno Provisional del general Charles De Gaulle, el único territorio leal al Mariscal Philippe Pétain fue la Indochina Francesa del Sudeste Asiático. A pesar de que en la teoría este enclave era un socio de Japón, en la práctica buscaba realinearse a la Francia Libre ante los continuos descalabros de las potencias del Eje, algo que el Gobierno de Tokyo trataría de evitar por todos los medios buscando el apoyo entre los movimientos nacionalistas y anticoloniales vietnamitas que darían lugar a la Sublevación de Vietnam.

Plan del Eje

Como cada vez más las autoridades coloniales de la Francia de Vichy eran menos fiables en la Indochina Francesa debido a que un gran número de altos oficiales y funcionarios de la administración manifestaban su deseo de unirse al general Charles De Gaulle, el Imperio Japonés buscó la forma de quitar el poder a los franceses y entregárselo a las fuerzas separatistas de Vietnam, Laos y Camboya. Así fue como se establecieron una serie de contactos con el Partido Independiente Vietnamita y con uno de sus representantes más carismáticos, Trang Trong Kim, con quién pactaron la expulsión de los galos y la independencia de su patria a cambio de que Vietnam se uniera a las potencias del Eje.

Bajo el nombre de “Operación Ma”, el XXXVIII Ejército Japonés al mando del general Yuichi Tsuchihashi que se desplegaba sobre las provincias vietnamitas de Tonkín, Annam y Conchinchina fue la fuerza escogida para desarmar a las fuerzas militares de Francia sobre Indochina. Se trataba de un total de 65.000 soldados repartidos en varias divisiones, a los que muy pronto se unieron los contingentes del Ejército Suroriental que recientemente habían sido evacuados de las Islas Filipinas tras el desembarco de las tropas de Estados Unidos en la Isla de Leyte, para ser inmediatamente trasladados a Vietnam e integrarse en el llamado Ejército Expedicionario de Indochina.

A inicios de 1945 la “Operación Ma” estuvo a punto de ponerse en marcha de no ser porque Japón se echó atrás debido a la dificultad de su éxito si antes no contaba con el apoyo del Emperador Bai Dai, por aquel entonces el líder nacional y espiritual de los vietnamitas que en aquellos momentos se encontraba vigilado y recluido por soldados franceses en el Palacio de Saigón. Ante la necesidad de articular el movimiento nacionalista en su figura, se fijó la “Operación Mei” consistente en crear un grupo de comandos vietnamitas, la “Unidad Annam”, para que irrumpiesen en su residencia y rescatasen al monarca antes de Febrero de 1945 (aunque la misión se retrasó luego para Marzo). Una vez seleccionados los miembros de estas fuerzas especiales, los vietnamitas prepararon todo minuciosamente mediante la recopilación de información haciéndose pasar por empleados de comercio, pescadores, sacerdotes o fotógrafos, abriendo una base secreta que disfrazaron de tienda de productos marineros (desde cuyas ventanas podían estudiar la orografía de la zona y los horarios de las tropas galas) e incluso reclutando a una chica que a bordo de un sampán anotó los movimientos fluviales de los franceses.

Fuerzas del Eje:
-XXXVIII Ejército Japonés
-“Unidad Annam” Vietnamita

Plan de Francia

La Indochina Francesa había sido uno de los socios más leales de Japón en el Sudeste Asiático desde la ocupación de Vietnam, Laos y Camboya en el año 1940. Desde entonces los franceses nunca habían causado ningún problema a los japoneses, cooperando con ellos en la supresión de la guerrilla comunista vietnamita del Vietminh y proporcionando todo tipo de facilidades logísticas a la Marina Imperial Japonesa. De hecho cuando a finales de 1944 cayó la Francia de Vichy y el Mariscal Philippe Pétain fijó en el exilio el Gobierno de Sigmaringen, ubicado en dicha ciudad de Alemania, las autoridades de Indochina le habían reconocido a él y no al general Charles De Gaulle. Ante estas muestras de sumisión y colaboración hacia el Imperio Japonés, los franceses creyeron erróneamente que el cambio de bando de la colonia hacia la causa de los Aliados no pasaría advertido al Gobierno de Tokyo.

El Ejército Francés de Indochina al mando del almirante Jean Decoux contaba con un total de 50.000 efectivos, de los cuales 20.000 eran franceses blancos y 30.000 tropas coloniales vietnamitas, camboyanas y laosianas. Básicamente su organigrama se repartía de la siguiente manera: el 9º Regimiento de Infantería Colonial, los 3º y 4º Regimientos de Tiradores Tonkineses (compuestos mayoritariamente por nativos de las etnias degar, nùng y jemer), la Gendarmería Francesa y el 5º Regimiento de la Legión Extranjera Francesa, este último compuesto por voluntarios africanos de Argelia, Senegal y Isla de Reunión, así como por unos pocos desertores alemanes y judíos que no se habían visto afectados por las leyes raciales de la Francia de Vichy.

Ejército Francés de Indochina:
-3º Regimiento de Tiradores Tonkineses
-4º Regimiento de Tiradores Tonkineses
-9º Regimiento de Infantería Colonial
-5º Regimiento de la Legión Extranjera Francesa
-Gendarmería Francesa

Sublevación de Vietnam

Inesperadamente la noche del 8 al 9 de Marzo de 1945, el embajador japonés Shunichi Matsumoto que estaba destacado en Indochina, presentó un ultimátum al almirante Jean Decoux, exigiéndole que durante las próximas dos horas todas las fuerzas militares de tierra, mar y aire, así como la policía local, la administración y los bancos, fueran puestas bajo control de Japón. Obviamente el almirante Jean Decoux se negó a aceptar tal afrenta y al amanecer tanto las divisiones japonesas del Ejército Expedicionario de Indochina como grupos aislados de colaboracionistas vietnamitas comenzaron sus ataques simultáneos sobre todos los intereses estratégicos y militares de los franceses en Vietnam, Laos y Camboya.

Oficialmente el 9 de Marzo de 1945 comenzó la denominada Sublevación de Vietnam, también conocida como “sublevación de Bao Dai” cuando con relativa facilidad las tropas japonesas ocuparon los cuarteles, aeródromos, muelles y otras instalaciones militares del Ejércitos Francés en Indochina. Salvo por algunas guarniciones que optaron por resistir hasta su total aniquilación a manos de los soldados japoneses y sus socios vietnamitas como Hanoi y Saiphong, la mayoría de fuerzas galas capitularon sin combatir o simplemente sus hombres desertaron para ocultarse en la jungla, tal y como sucedió en las plazas de Bac Bo, Nha Trang o Quang Ngai. Solamente la ciudad de Hué aguantó algo más de veinticuatro horas porque franceses y tropas coloniales frenaron a las oleadas enemigas y acabaron con unos cuantos nipones hasta que los 300 supervivientes galos cedieron la urbe y huyeron a través del Valle de A Sâu.

Soldados japoneses entrando en Vietnam.

Mientras las acciones se desarrollaban sobre distintos puntos de Indochina, los comandos vietnamitas de la “Unidad Annam” asaltaron el Palacio Real mediante dos ataques coordinados: uno desde el exterior de la muralla y otro desde el interior del edificio después de que unos infiltrados vestidos de turistas sacaran las armas y disparasen contra los guardias. Acto seguido las fuerzas vietnamitas que se hallaban fuera irrumpieron en el recinto matando a varios franceses y tomando algunas de las salas y puertas de acceso con las que superaron a los galos y les obligaron a replegarse hacia la zona de barracones y las orillas del Río Sai Gon. Fue entonces cuando un tercer grupo de comandos que navegaba el curso fluvial en un sampán alcanzó por la retaguardia el muro del perímetro y cargó contra los franceses por la espalda, siendo éstos completamente rodeados y aniquilados sin registrarse un solo superviviente. Una vez el Palacio Real estuvo asegurado por los combatientes del Eje, el comandante japonés Seigo Kaneko se dirigió junto a unos guardaespaldas vietnamitas al salón del trono y liberó al Emperador Bao Dai, quién le expresó las siguientes palabras: La acción del Ejército Imperial Japonés es parte de la lucha por la libertad e independencia de Annam. El largo período de la colonización francesa ahora ha terminado y después de mañana, Annam y los vietnamitas, habrán alcanzado una gloria reluciente. Emocionado por aquella carta de presentación, el Emperador Bao Dai le contestó entusiasmado: Nunca olvidaré sus palabras. Después de la guerra superaremos nuestros sufrimientos y cooperaremos con nuestro amigo Japón. Hoy es un día memorable para mí.

Con la liberación del Emperador Bao Dai una considerable porción de las fuerzas de coloniales asiáticas del Ejército Francés de Indochina se alzaron en todo el territorio de Vietnam contra los galos la jornada del 10 de Marzo de 1945. Incapaces de rechazar aquella ofensiva japonesa-vietnamita, los algo menos de 20.000 efectivos galos, ya maltrechos por los combates previos y completamente desorganizados, el almirante Jean Decaux ordenó el repliegue hacia el norte con la esperanza de cruzar la frontera con la China Nacionalistas y unirse a las divisiones del Ejército del Kuomintang al mando del Presidente Chiang Kai-Shek.

Aproximadamente un total de 5.700 soldados franceses y africanos al mando del general Gabriel Sabattier, la mayoría adscritos al 5º Regimiento de la Legión Extranjera Francesa, atravesaron las junglas de Tonkín y Annam durante una marcha de nada menos que 1.100 kilómetros a pie sorteando el Río Rojo, pasando por Lao Cai y Ha Giang, y abandonando las plazas de Son La y Dien Bien Phu, hasta que con ayuda desde el aire por parte de aviones norteamericanos P-40 Warhawk” del Escuadrón de Cazas “Tigres Voladores” que acosaron a las partidas niponas, los galos se refugiaron al otro lado de la frontera con China, siendo atendidos con alimentos y medicinas por los combatientes del Ejército Chino. Lamentablemente muchas otras unidades no pudieron batirse en retirada y se rindieron al XXXVIII Ejército Japonés, aunque hubo algunas excepciones de contingentes que resistieron hasta la muerte, como por ejemplo una compañía de tiradores tonkineses y una batería de artillería francesa que rechazaron durante tres días los asaltos de las fuerzas japonesas y vietnamitas sobre la ciudad de Dong Dang hasta que los atacantes se apoderaron del lugar y aniquilaron a todos los defensores la jornada del 11 de Marzo.

Tropas coloniales francesas retirándose hacia la frontera con China desde el norte de Vietnam en 1945.

La Batalla de Lang Son fue el enfrentamiento más significativo de la Sublevación de Vietnam el 11 de Marzo de 1945, pues dicha localidad era el único acceso abierto con la frontera de China sobre el que podían circular los rezagados del Ejército Francés de Indochina. Lógicamente y para impedir tal cosa la 22ª División de Infantería Japonesa atacó la ruta defendida por 4.000 soldados franceses, tropas coloniales vietnamitas y voluntarios de la Legión Extranjera al mando del general Émile Lemonnier que se refugiaban en los muros del Fuerte Brière d’Isle. Gracias a las defensas el ataque de los nipones fue rechazado con fuego de artillería y ametralladoras, siendo incluso los japoneses bombardeados por doce aviones de la Fuerza Aérea Estadounidense procedentes de las Filipinas. Sin embargo las cosas cambiaron al día siguiente, el 12 de Marzo, cuando oleadas de tropas japonesas apoyadas por cañones pesados entraron en el Fuerte Brière d’Isle, iniciando un combate cuerpo a cuerpo a la bayoneta que terminó en una auténtica masacre, no solo por la ferocidad de la lucha, sino porque asesinaron a los cientos de prisioneros que se rindieron rajándoles o decapitándoles con katanas. Una vez ocupado Fuerte Brière d’Isle, la 22ª División de Infantería Japonesa se apoderó de Lang Son y cerró la demarcación con China después de haber provocado a los defensores 2.376 muertos entre 544 franceses y 1.832 vietnamitas.

Conclusión

La Sublevación de Vietnam supuso la última derrota y humillación de Francia en la Segunda Guerra Mundial, más aún cuando la contienda estaba a punto de terminar con la victoria de los Aliados Occidentales. Hasta entonces la nación había tenido que capitular hasta en seis ocasiones, concretamente dos con Alemania e Italia al ocupar el país en 1940, una con Japón por establecer bases en Tonkín en 1940, una con Thailandia tras la derrota gala en la Guerra Franco-Thailandesa de 1941, y dos con el Reino Unido por la invasión a sus colonias de Siria y Madagascar en los años 1941 y 1942, lo que convirtió al nuevo revés sobre Indochina en 1945 en la séptima capitulación del Imperio Francés.

La derrota francesa durante la sublevación de Vietnam fue la sexta y última capitulación humillante que Francia tuvo que firmar en la Segunda Guerra Mundial (antes ya lo había hecho con Alemania, Italia y Japón en 1940, con Thailandia y el Reino Unido en 1941 y ahora con Vietnam en 1945). Aquel fracaso supuso su expulsión de Indochina y a pesar de que retornaría en 1946, las pérdidas sufridas hipotecarían su presencia en forma de la Guerra Indochina (1946-1954), conflicto que Francia terminaría perdiendo hasta el completo abandono de la colonia.

Francia cosechó 19.600 bajas entre 4.200 muertos y 15.000 prisioneros.

El Eje sufrió 1.000 bajas entre muertos y heridos.

El triunfo de Japón en la Sublevación del Emperador de Bao Dai propició la independencia del Imperio del Vietnam, el Reino de Laos y el Reino de Camboya que se unieron a las potencias del Eje durante la última fase de la Segunda Guerra Mundial. Una vez finalizó el conflicto en 1945, el poder obtenido por las élites vietnamitas impidió a Francia volver a retomar el control efectivo de su imperio colonial en el Sudeste Asiático, derivando la proliferación de movimientos nacionalistas y anticolonialistas en la Guerra de Indochina que concluyó en 1954 con la expulsión de los franceses y en el reconocimiento de la soberanía definitiva de Vietnam.

 

Bibliografía:

-Joyce Lebra, Japanese Trained Armies in South East Asia, “Volunteer Armies in Malaya, Sumatra, Indochina, Borneo and the Philippines”, Iseas Publishing, (2010), p.139
-Vu Ngu Chieu, Journal of Asian Studies 45. The Other Side of the 1945 Vietnamese Revolution: The Empire of Viet-Nam (March-August 1945), “Japan’s New Indochina”, Association for Asian Studies, (1986), p.295
-http://en.wikipedia.org/wiki/Japanese_coup_detat_in_French_Indochina