Operación Market-Garden

 

Septiembre de 1944, las calles de Francia y Bélgica eran un hervidero de júbilo y alegría. Tanto París como Bruselas habían sido liberadas del Tercer Reich y las tropas de Estados Unidos y el Imperio Británico se encaminaban hacia la frontera con Alemania. Los soldados norteamericanos y británicos marchaban triunfantes y alegres por Europa Occidental. Muchos esperaban concluir la guerra antes de terminar el año y volver a casa por Navidad. Pero pocos eran capaces de imaginarse que la guerra todavía se alargaría un año más. Consecuencia de este trágico prolongamiento del dolor fue la victoria decisiva alemana sobre Holanda en la llamada “Operación Market-Garden”.

Plan Aliado

Grandes divergencias y criterios distintos surgieron entre los mandos de Estados Unidos y Gran Bretaña a la hora de ponerse de acuerdo sobre la estratégia a adoptar en el Frente Occidental tras la conquista de Bélgica. El origen de este problema fue la puesta en segunda plano cada vez más de Reino Unido en el plano internacional, ya que eran precisamente los Estados Unidos y la Unión Soviética los que estaban ganando la Segunda Guerra Mundial con ejércitos muchos mayores, con más equipo militar y numerosas victorias en el campo de batalla. Precisamente el comandante en jefe de toda la Fuerza Expedicionaria Aliada en Europa, el general Dwith Eisenhower, apodado “Ike”, era americano, algo que los británicos muchas veces no podían soportar.

Bernard Montgomery, mariscal del 21º Grupo de Ejércitos desplegado en Bélgica, quiso imponer tercamente su propia estrategia en el Frente Occidental, motivada en parte por su agravada envidia hacia el brillante general estadounidense George Patton, responsable de haber barrido a los alemanes en Túnez, Sicilia y Avranches tras el Desembarco de Normandía, grandes victorias en las que el general inglés consideraba que su contrincante se le había adelantado en conseguirlas. Por esa razón que dejaba al Reino Unido en escena trasera, Montgomery quiso evitar de nuevo estar a las espaldas de los americanos, así que intentó por todos los medios que al menos en la conquista de Holanda se pusieran en práctica sus principios. Sin embargo “Monty” como le llamaban sus compañeros, no era tan genial estratega como le aparentaban ser, de hecho la propaganda inglesa le había acuñado el título de “héroe” sin haber realizado ninguna proeza significativa en el campo de batalla, siendo la verdadera razón de este nombramiento la necesidad que tenía Londres de un personaje que lograse una “gran victoria” aunque fuese meramente ilusoria en el plano publicitario. Precisamente las operaciones que había dirigido Montgomery habían sido victorias pírricas y en algunos casos más desastrosas que rentables por las pérdidas materiales o humanas sin además poder acabar con el enemigo ni rodearlo, el cual siempre conseguía escapar casi intacto, tres ejemplos son la Batalla de El-Alamein en Egipto (1942), Sicilia en Italia (1943) o la Batalla de Caen en Francia (1944). A pesar de este expediente el carácter violento de Montgomery convenció a Eisenhower para que eligiese su plan. Curiosamente tras el arrebato Eisenhower le calmó diciendo “vamos, Monty, no me puedes hablar así, soy tu jefe”, a lo que este le contestó “perdón, Ike”.

“Operación-Market Garden” fue el plan que Montgomery consiguió que le aprobaran, gracias en parte a la presión que ejerció el Primer Ministro Winston Churchill. Consistía en un gigantesco asalto aerotransportado de paracaídistas sobre Holanda como nunca antes se había realizado por el gran número y fuerza. En la práctica, una vez los paracaidistas saltaran en diferentes bloques de los canales holandeses, debían cortar los puentes de salida en la retaguardia (Veghel, Eindhoven, Grave, Nijmegen y Arnhem) para bloquear a los alemanes, parte denominada “Operación Market (Mercado)”. Mientras tanto desde Bélgica por tierra invadiría Holanda el grueso del Ejército Aliado, parte denominada como “Operación Garden (Jardín)”. Juntas aglutinaban completamente la “Operación Market-Garden”, fijada para el 17 de Septiembre de 1944. Si todo salía bien, las puertas holandesas hacia las regiones más industriales de Alemania comprendidas en el Ruhr y Renania, quedarían abiertas y privarían al Tercer Reich de todas sus materias primas, con lo cual sería su fin definitivo.

Protagonista de la campaña era el 21º Grupo de Ejércitos comandado por el mismo Montgomery, con el I Ejército Aerotransportado Aliado para la “Operación Market” y el II Ejército Británico para la “Operación Garden”. El desembarco paracaídista se efecutaría de la siguiente manera: la 101ª División Aerotransportada Estadounidense saltaría con 6.769 soldados para tomar los puntes de Eindhoven a Veghel; la 82ª División Aerotransportada Estadounidense lo haría con 6.527 hombres en los puentes de Grave a Nijmegen; y la 1ª División Aerotransportada Británica saltaría al oeste de la ciudad de Arnhem para conquistarla junto a su puente. Al mismo tiempo el II Ejército Británico avanzaría desde Bélgica para ir enlazando con cada una de las divisiones aerotransportadas en sus puentes hasta llegar a Arnhem, básicamente se componía de los veteranos VIII, XIII y XXX Cuerpos Británicos con las 3ª, 43ª, 50ª Divisiones de Infantería, las 4ª y 8ª Brigadas Blindadas, más las 7ª y 11º Divisiones Blindadas.

Como era obvio para la “Operación Market-Garden” se dispondría de la Fuerza Aérea Estadounidense (United States Air Force o USAF) y la Real Fuerza Aérea Británica (Royal Air Force o RAF). Estas se dividirían dando apoyo a la misión, ya fuese a nivel de escolta o de transportes aéreos, distribuyéndose en la 2ª Fuerza Táctica Británica y los VIII y IX Ejércitos del Aire Estadounidenses. Las tropas a transportar alcanzaban los 41.628 soldados. Los aviones sumaban el impresionante número de 7.238 aparatos repartidos en 1.957 transportes C-47 Dakota, 2.164 planeadores Horsa, 1.428 bombarderos (822 B-17, 297 B-25 Mitchell, 285 Lancaster y 24 B-24 Boston), 88 caza-bombarderos Mosquito y 1.292 cazas entre los que había P-51 Mustang, P-47 Thunderbolt, P-38 Lightning y Spitfire, Typhoon.

Mestizo y europeo era como podía calificarse al 21º Grupo de Ejércitos en su previa invasión sobre Holanda. No solo participarían británicos y estadounidenses, también otros voluntarios venidos de países cercanos o recién liberados. Por ejemplo en el II Ejército Británico estaba la 1ª Brigada Belga y más importante todavía porque iba a luchar dentro de su patria, la Brigada Real Holandesa Libre “Princesa Irene”. Dentro del XIII Cuerpo Británico no todos eran ingleses, estaba 15ª División Escocesa, la 53ª División Galesa y el Grupo Blindado de Guardias Irlandeses. Pero los que más famosos se harían iban a ser los voluntarios de la Brigada Paracaidista Polaca Libre, que en lugar de estar socorriendo a sus compatriotas en el Levantamiento de Varsovia contra los alemanes, sublevación nacional que en ese instante estaba teniendo lugar en su país, se ausentarían para ayudar a los holandeses.

21º Grupo de Ejércitos (Mariscal Bernard Montgomery):
I Ejército Aerotransportado Aliado (General Lewis Brereton)
-1ª División Aerotransportada Británica (General Roy Urquhart)
-1ª Brigada Paracaidista Polaca Libre (General Stanislaw Sosabowski)
-82ª División Aerotransportada Estadounidense (General James Gavin)
-101ª División Aerotransportada Estadounidense (General Maxwell Taylor)
II Ejército Británico (General Miles Dempsey)
·VIII Cuerpo Británico (General Richard O’Connor)
3ª División de Infantería Británica (General Lashmer Whister)
11ª División Blindada Británica (General George Roberts)
1ª Brigada de Infantería Belga (General Jean Baptiste-Piron)
4ª Brigada Blindada Británica (General Michael Carver)
·XIII Cuerpo Británico (General (General Neil Ritchie)
-7ª División Blindada Británica (General Gerald-Llyod Verney)
-15ª División de Infantería Escocesa (General Muir Barber)
-53ª División de Infantería Galesa (General Booby Ross)
·XXX Cuerpo Británico (General Brian Horrocks)
-División Blindada de Guardias (General Allan Henry Adair)
-43ª División de Infantería “Wessex” (General Ivor Thomas)
-50ª Divsión de Infantería “Northumbrian” (General Alexander Graham)
-8ª Brigada Blindada Británica (General Prior Palmer)
-Grupo Blindado de Guardias Irlandeses (Coronel Joe Vandeleur)
-Brigada Real Holandesa Libre “Princesa Irene” (Coronel Ruyter Van Sateveninck)
·Fuerza Aérea Aliada (General Trafford Leigh-Mallory)
-2ª Fuerza Aérea Táctica Británica (General Arthur Coningham)
-VIII Ejército del Aire Estadounidense (Mariscal Arthur Harris)
-IX Ejército del Aire Estadounidense (Mariscal Sholto Douglas)

Plan del Eje

Todo parecía derrumbarse para el Ejército Alemán (Wehrmacht) tanto en el Frente Occidental con la pérdida de Francia y Bélgica, como en el Frente Oriental con la salida de sus aliadas Rumanía y Bulgaria de la guerra. Los alemanes se retiraban en todos los frentes replegándose hacia las mismas fronteras del Tercer Reich. Casi desbordado por los acontecimientos, Adolf Hitler que siempre confiaba en los milagros finales, acertó esta vez en sus delirantes con la Operación Market-Garden que a punto estaban de lanzar los Aliados, una campaña que aportaría el respiro que tanto necesitaba la Wehrmacht para reponerse.

Sobre Holanda se hallaba el Grupo de Ejércitos B de unos de los militares favoritos de Hitler, el mariscal y experto en planteamientos de batallas defensivas, Walter Model. A su cargo disponía del poderoso II Cuerpo Panzer SS con la “9ª División SS Panzer Hohenstaufen” y la 10ª División SS Panzer “Frundsberg”, ambas de las Waffen-SS equipadas con los poderos tanques King Tiger y Tiger, además de algunos Stug, Panther o Panzer III y IV. También se desplegaba el veterano I Ejército Paracaidista “Fallschirmjäger” o los combativos Grupos “Kampfgruppe Chill y Whalter” con armas pesadas. Otras fuerzas eran la 59ª, 176ª, 180ª, 190ª, 245ª 346ª Divisiones de Infantería; las 711ª y 712ª Divisiones Estáticas; la 360ª División Volskgrenadier; la División Erdmann; la 719ª División de Costa; la 406ª División “Landsschützen”; la 107ª Brigada Panzer y el 6º Regimiento Paracaidista. Una de las novedades sería el apoyo de la Holanda Colaboracionista con el movimiento pro-Eje de Anton Musser, que permitió formar profesionalmente con voluntarios holandeses a la 34ª División SS Holandesa “Landstorm Nederland” de 7.000 efectivos.

Grupo de Ejércitos B (Mariscal Walther Model):
·II Cuerpo Panzer SS (Obergruppenführer Wilhelm Bittrich)
-9ª División SS Panzer “Hohenstaufen” (Obersturmbannführer Walter Harzer)
-10ª División SS Panzer “Frundsberg” (Brigadierführer Heinz Hamel)
·LXVIII Cuerpo (General Gustav-Adolf Von Zangen)
-346ª División de Infantería (General Erich Diestel)
-711ª División Estática (General Josef Reichert)
-719ª División de Costa (General Karl Sievers)
·LXXXVIII Cuerpo (General Hans-Wolfang Reinhard)
-Grupo Chill “Kampfgruppe Chill” (General Kurt Chill)
-59ª División de Infantería (General Walter Poppe)
-245 División de Infantería (General General Gerhard Kegler)
-712 División Estática (General Friedrich-Wilhelm Neuman)
-LXXXVI Cuerpo (General Hans Von Obstfelder)
-Grupo Whalter “Kampfgruppe Whalter” (Coronel Erich Walther)
-176ª División de Infantería (General Christian Landau)
-División “Erdmann” (General Wolfang Erdmann)
-107 Brigada Panzer (General Freiherr Von Maltzahn)
-6º Regimiento Paracaidista (General Friedrich August Freiherr Von Der Heydte)
XII Cuerpo SS (Obergruppenführer Kurt on Gottberg)
180ª División de Infantería (General Bernhard Klosterkemper)
190ª División de Infantería (General Ernst hammer)
363ª División Volksgranadier (General August Dettling)
·Cuerpo Feldt (General Kurt Feldt)
-406ª División “Landesschützen” (General Walter Scherbenning)
·I Ejército Paracaidista “Fallschirmjäger” (General Kurt Student)
-I Cuerpo Paracaidista (General Alfred Schlemm)
-II Cuerpo Paracaidista (General Eugen Meindl)
·Holanda Colaboracionista (Líder Anton Adriaan Mussert)
-34ª División SS Holandesa “Lanstorm Nederland” (Oberstummbanführer Hans Deurheit)

“Operación Market”

Sobre la medianoche del 17 al 18 de Septiembre de 1944, unos 200 aviones británicos Lancaster y 23 caza-bombarderos Mosquito lanzaron sus bombas sobre los aeródromos alemanes de Holanda causando devastación entre sus instalaciones, pero no en sus apartatos. Cuando amaneció 18 de Septiembre, a las 8:00 horas, un grupo de 822 fortalezas volantes B-17 escoltadas por 161 cazas P-51 Mustang bombardearon las posiciones artilleras alemanas de Eindhoven, Deelen y Ede. Al mismo tiempo otros 85 Lancaster y 15 Mosquitos británicos atacaron los emplazamientos de cañones alemanes en la Isla de Walcheren. Se realizaron un total de 2.635 salidas.

Mientras se bombardeaba Holanda, centanares de transportes despegaron de Inglaterra cargados con las tropas anglo-americanas en dirección a los Países Bajos. Como eran tantos aviones, la mayoría C-47 Dakotas que arrastraban mediante cuerdas a planeadores Horsa haciendo cola en las pistas, emprender el vuelo fue una tarea lenta y complicada. Hasta las 11:35 de la mañana no estuvieron todos los aviones en el aire. La 101ª División Aerotransportada Estadounidense iba en 424 transportes C-47 Dakotas y 70 planeadores Horsa, la 82ª División Aerotransportada Estadounidense en 482 Dakotas y 50 planeadores, mientras que la 1ª División Aerotransportada Británica montaba en 1.051 C-47 Dakotas y 516 palneadores Horsa. Los norteamericanos iban escoltados por 548 cazas P-51 Mustang, P-38 Lightning y P-47 Thunderbolt; mientras que los británicos por 371 cazas Spitfire, Typhoon y Mosquito.

Paracaidistas estadounidenes y británicos descendiendo en el cielo al haber saltado desde aviones de transporte C-47 Dakotas sobre Holanda el 17 de Septiembre de 1944 durante la “Oeración Market-Garden”.

Horas antes del salto las fuerzas aéreas iniciaron una segunda oleada de bombardeos masivos sobre los principales objetivos en Holanda. A las 12:00 horas 212 cazas P-47 Thunderbolt atacaron con bombas y ametralladoras 117 emplazamientos de artillería antiaérea alemana. En esos mismos instantes 50 Mosquitos, 48 B-25 Mitchell y 24 Boston tiraron sus bombas sobre los aeropuertos de Nijmegen, Eden, Kleve y Deelen, siendo allí algún que otro reactor alemán Messerschmitt Me 262 destruido en tierra.

Justo al mediodía, a las 13:00 horas, los britániccos de la 1ª División Aerotransportada empezaron a saltar sobre un prado verde al oeste de Arnhem. Desde el principio las cosas salieron mal porque fueron descubiertos antes de tomar tierra y de los aterrizajes. En esta primera parte de la operación las baterías antiaéreas alemanas cazaron cuantiosos planeadores. Un total de 35 Horsa se perdieron por fuego antiaéreo o accidentes.

Al mismo tiempo que los británicos, la 101ª División Aerotransportada de los estadounidenses saltó al norte de Eindhoven y al sur de Veghel. Sin embargo el cielo se llenó de paracaídas y muchos fueron desviados por el viento o por errores de cálculo de los pilotos. Por ejemplo el 502º Regimiento junto al 506º Regimiento aterrizaron en el bosque de Sonsche, mientras que el 501º Regimiento lo hizo en Heeswiijk. Irremediablemente desde los primeros instantes de la batalla los norteamericanos dispersaron a ciegas sus fuerzas en los campos holandeses sin encontrarse unos con otros.

Más suerte tuvo la 82ª División Aerotransportada al saltar sobre el sur de Nijmegen y en Grave, ya que lo hizo sin demasiados problemas. Únicamente la artillería alemana derribó dos C-47 Dakota en el aire. Pero por lo general los paracaidistas descendieron en un espectáculo y bello paisaje de paracaídas en formas de medusas blancas que colorearon el azul del cielo.

La 1ª División Aerotransportada Británica aterrizando en Arnhem con paracaidistas y tropas de infantería embarcadas en los planeadores Horsa que yacen en el césped junto al material bélico.

Waltehr Model se encontraba comiendo en su chalet de Oosterbeck, a 4 kilómetros de Arnhem, cuando se dió cuenta de que aquellos aviones que pasaban sobre sus cabezas no eran bombarderos en dirección a Alemania. Inmediantemente soltó su tenedor y cuchillo al ver que saltaban paracaidistas de los aviones y caían a escasos metros de allí. Como pudo el mariscal alemán entró en la casa, subió las escaleras a toda velocidad, hizo su maleta a toda prisa que de hecho se le abrió desparramándose sus cosas cuando salía, para finalmente huír en su automóvil. Justo en ese instante los paracaidistas ingleses entraron en el chalet, capturando algunos miembros del personal. Por suerte para los alemanes el mariscal escapó a tiempo.

Concluidos los saltos, el siguiente turno era el de las fuerzas de tierra del II Ejército Británico.

“Operación Garden”

A las 14:00 horas el XXX Cuerpo Británico inició un bombardeo de cañones y diversas piezas de artillería contra la frontera holandesa a lo largo de 35 minutos. Cuando terminaron de caer proyectiles, las fuerzas blindadas avanzaron contra el territorio holandés.

Nada más infiltrarse el XXX Cuerpo Británico a través de los Países Bajos con soldados ingleses, escoceses, irlandeses, belgas y holandeses libres en cabeza, chocaron y destruyeron al Grupo Walther (Kampfgruppe Walther) en la carretera. Sin embargo poco después se encontrarían con el primer gran obstáculo, el Grupo Chill (Kampfgruppe Chill) que detuvo el avance inglés presentando una fuerte resistencia gracias a su cobertura en los bosques adyacentes y los cursos de agua.

Lejos del frente, la 101ª División Aerotransportada Estadounidense tomó los puentes de Eindhoven, Heesswiijk y Saint Oedonrode. En cambio no pudieron evitar que los alemanes destruyeran con explosivo el único puente intacto sobre el Canal de Guillermina. Más al norte, la 82ª División Aerotransportada aseguró el puente de Grave, pero tampoco llegaron a tiempo para impedir que los alemanes volaran los dos puentes sobre el Canal de Maas-Waal, con lo cual la ruta Grave-Nijmegen quedó cortada.

Sobre las 15:00 horas los británicos de la 1ª División Aerotransportada establecieron perímetros defensivos al oeste de la ciudad de Arnhem. Allí se encontraron con tropas de las Waffen-SS a las que combatieron durante 40 minutos, consiguiendo hacer que se retiraran y capturando a 47 prisioneros alemanes. Superados los SS, los paracaidistas británicos a las 15:40 se dividieron en torno a Arnhem, entrando primero por la ruta del ferrocarril y rodeándola luego por el norte y por el sur. En cuanto llegaron al puente de Arnhem tuvieron que detenerse y tomar posiciones frente a los edificios, ya que descubrieron que al otro lado del río las tropas de las SS controlaban la orilla opuesta.

Teniente Joe Vandeleur entrando con el Grupo Blindado de Guardias Irlandeses en la ciudad de Eindhoven donde es recibido jubilosamente por la población holandesa. Imagen de la película Un Puente muy Lejano. Joe Vandeleu es interpretado por el famoso actor de cine Michael Caine.

Por la tarde casualmente un soldado alemán entró en un planeador Horsa estrellado y recogió unos documentos donde se especificaba toda la Operación Market-Garden al detalle. Rápidamente el general Walther Model fue informado de los documentos que estudió rigurosamente. Sin saberlo los Aliados, su operación había sido descubierta. Gracias a los planos Model ideó la táctica de combate a seguir para enfrentarse a toda la ofensiva enemiga que vendría durante las horas y días siguientes, pues conocía el “cuándo” y “dónde”. Para llevar a cabo dicho plan defensivo Model ordenó al Grupo Chill que resistiera todo lo posible en la frontera belgo-holandesa al II Ejército Británico, mientras tanto la 59ª División de Infantería Alemana con la 107ª Brigada Panzer embestirían a la 101ª División Aerotransportada Estadounidense, a la vez el I Ejército Paracaidista los cubriría como refuerzo. Adolf Hitler al ser informado en su cuartel general de Rastenburg, en Prusia Oriental, acerca de la situación en Holanda se alegró de tener en sus manos al enemigo y poder jugar con él, estaba tan contento que prometió a Model el envío de 300 aviones a los Países Bajos para el día siguiente, entre ellos algunos bombarderos en picado Stukas.

Cuando cayó la tarde sobre las 19:30 horas, los alemanes de las Waffen-SS lanzaron un ataque hacia el lado contrario del puente de Arhem. Los británicos que se encontraban parapetados en los edificios frenaron a sus enemigos tras una dura resistencia, haciendo que se retiraran a la otra parte del río. En aquel primer asalto las tropas las SS perdieron algunos vehículos blindados que embotellaron la entrada al puente, impidiendo a unos avanzar sobre los otros.

La primera noche tras las líneas enemigas transcurrió de manera normal. En Arnhem por ejemplo únicamente se produjo la destrucción de un búnker alemán que atacaron unos zapadores con lanzallamas. Mientras en Nijmegen, los americanos cubiertos bajo el manto nocturno empezaron a construir un puente con bloques de madera sobre el Río Son antes de que viniera el grueso del XXX Cuerpo Británica por donde tenía que cruzar.

Contraataque de las Waffen-SS

A las 9:30 horas de la mañana del 18 de Septiembre de 1944, Model lanzó un gran asalto contra las tropas británicas al otro lado del puente de Arnhem. Unos 22 vehículos y tanques atacaron por el asfalto del puente, pero al asomarse frente a Arnhem fueron recibidos por un nutrido fuego de ametralladoras y granadas británicas. Los soldados ingleses se ocultaban desde las ventanas de edificios, jardines de las casas y muros de las calles para lanzar granadas de mano contra los tanques, para a continuación descargar sus armas de corto alcanze contra los tripulantes cuando salían. En esa jornada los británicos aniquilaron a todos los asaltantes y destruyeron 22 vehículos entre blindados y semiorugas Hanomag.

Sobre las 10:00 horas de la mañana, 904 planeadores norteamericanos Horsa escoltados por 867 cazas partieron hacia el lugar de la 101ª División Aerotransportada estacionada en Nijmegen. Por el camino ocurrió una tragedia al perderse 91 Horsa con parte de su tripulación debido al mal tiempo. Los refuerzos no aterrizaron hasta el mediodía para unirse a la 101ª División Aerotransportada. Depositaron en el suelo un total de 2.556 hombres y 146 jeeps. Poco después 135 bombarderos B-25 Mitchell reaprovisionan a la 82ª División Aerotransportada en Groesbeek y en seguida otros 117 B-25 a la 101ª División Aerotransportada en Eindhoven.

Una de las misiones de los nuevos planeadores lanzados aquel día era la toma de puente de Best. Sin embargo, la 59ª División Alemana mientras se producía el salto, aprovechó para volar el puente de Best con explosivos.

Paracaidistas británicos de la 1ª División Aerotransportada resisten en el puente de Arnhem frente a los continuos ataques alemanes desde el otro lado del río.

También a las 15:00 horas la 1ª División Aerotransportada Británica recibió refuerzos en Arnhem. El problema es que los paracaidistas saltaron desviados y cayeron sobre las posiciones de algunos destacamentos holandeses colaboracionistas de la 34ª División SS Holandesa “Landstorm Nederland”. Los británicos se enfrentaron a los holandeses hasta que estos al verse superados se retiraron con bajas por ambos lados.

Gracias a los refuerzos procedentes del Reich el LXXXVI Cuerpo Alemán empezó a reorganizarse. Al caer la tarde, Model se decidió por atacar las elevaciones de Groesbeek junto a la 82ª División Aerotransportada Estadounidense. Contra los americanos en Groesbeek lanzó a más de 3.400 soldados alemanes que abrieron numerosas brechas entre las líneas norteamericanas. Pero los soldados estadounidenses aguantaron la carga e impidieron a los alemanes hacerse con la posición. El resultado fue que ambos bandos tomaron posiciones defensivas cuando víno la noche. Con toda aquella capacidad de reacción alemana, a partir de ese momento quedó claro a los Aliados que la Operación Market-Garden estaba siendo más difícil de lo que habían pensado.

Por la noche del 19 de Septiembre a las 3:00 horas, la 1ª División Aerotransportada en Arnhem lanzó un ataque para poder rodear la ciudad a través de la vía férrea. Pero sobre los raíles recibieron un denso bombardeo de cañones antiaéreos de 20 milímetros que los alemanes habían dispuesto en fuego cruzado. Tras varias horas de lucha los ingleses tuvieron de nuevo que retirarse detrás del puente con numerosos muertos entre sus filas.

La mañana del 20 de Septiembre la 107ª Brigada Panzer y la 59ª División de Infantería Alemana se lanzaron a la ofensiva contra Best. En esa zona la 101ª División Aerotransportada les plantó cara y organizó una fuerte resistencia. Model inútilmente intentó un movimiento de pinza que terminó en fracaso, por lo que al final retiró sus fuerzas dejando atrás 1.400 prisioneros alemanes en manos de los Aliados. Poco después de la batalla 60 aviones C-47 Dakotas y 196 planeadores Horsa llegaron a la zona para traer a la 101ª División Aerotransportada con 1.341 hombres más de refuerzo. En cambio, muchos de los C-47 Dakota soltaron mal su carga y un total del 60% del tonelaje de suministros cayó en la zona alemana abasteciéndoles a estos, mientras que el otro 40% descendió correctamente en la zona norteamericana.

Cuando atardeció los británicos en Arnhem estaban al límite de sus fuerzas. Habían perdido a muchos hombres en la ciudad por los constantes contraataques de las tropas Waffen-SS de Model y apenas contaban con municiones. Horas más tarde, varios C-47 Dakota lanzaron suministros sobre Arnhem para elevar a los defensores la moral, sin embargo de las 390 toneladas lanzadas sólamente 31 llegaron a los británicos, mientras que las otras 359 alimentaron a los alemanes que las recibieron con los brazos abiertos. Tras aquella humillación, los alemanes ofrecieron parlamentar a los ingleses prometiendo una rendición, pero a pesar de la pésima situación en la que se encontraban los últimos 250 supervivientes británicos en Arnhem contra miles de enemigos, rechazaron la propuesta rotundamente.

Al atardecer, cerca de las 20:20 horas, el puente de madera artificial sobre el Río Son quedó terminado y el XXX Cuerpo Británico procedente de Bélgica, junto con algunos elemantos de la 101ª División Aerotransportada empezaron a cruzar el río en dirección a Nijmegen tras derrotar al Grupo Chill. Poco tiempo después las noticias empezaron a ser algo mejor para los Aliados cuando el XXX Cuerpo Británico atravesó el vital puente de Grave. Un poco más tarde la 7ª División Blindada estableció también una cabeza de puente en Aart.

Batalla entre las Waffen-SS y el XXX Cuerpo cerca de Nimegen. Los alemanes poseen tanques King Tiger y Tiger, mientras que los Aliados muy inferiores Shermans.

Durante la marcha del XXX Cuerpo Británico, la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) con 120 aviones Stukas y Junkers Ju 88, intentaron frenar a los ingleses bombardeando masivamente la ciudad de Eindhoven. Aunque el ataque iba dirigido contra las tropas británicas y norteamericanas estacionadas allí, apenas estas fueron alcanzadas y a su vez murieron más de 1.000 civiles holandeses en una auténtica masacre de bombas.

Con lluvia y niebla amaneció el 20 de Septiembre. La que estrenó la jornada fue la 101ª División Aerotransportada al cargar contra la 107ª Brigada Panzer, fracasando en su intento, aunque capturando en el proceso 418 prisioneros alemanes. Acto seguido, la 107ª Brigada Panzer contraatacó las posiciones de la 101ª División Aerotransportada con un resultado similar. De este modo, durante horas, tanto la una como la otra se fueron lanzando ataques sin lograr nada claro.

Al mismo tiempo el XXX Cuerpo Británico con el Grupo Blindado de Guardias Irlandeses a la cabeza asaltaron los suburbios de la ciudad de Nijmegen, urbe en la cual el 504º Regimiento de la 82ª División Aerotransportada se encontraba atrapado en la otra parte del río desde el primer día del salto. Para escapar y unirse a sus compañeros, al 504º Regimiento no le quedó más remedio que intenar llegar a la otra orilla del Río Rhin a nado. Cuando los botes se echaron al agua rápidamente recibieron apoyo de los cañones del XXX Cuerpo y de aviones Typhoon que distrajeron a los artilleros alemanes bombardeando la otra orilla. Pero cuando cesó el fuego los botes a remo todavía se encontraban en el agua, entonces un fuerte fuego de artillería cayó sobre ellos hundiendo numerosos barcas y ahogando a muchos soldados, otros perecieron por el fuego de fusilería a medida que se acercaban a los arenales contrarios. Una vez los americanos llegaron a la otra orilla se unieron a los irlandeses y británicos, atacando simultáneamente el puente. La batalla por el puente fue complicada, ya que muchos tiradores alemanes se colgaron de las vigas de metal desde las que provocaron serias bajas a los Aliados. Cuando el primer tanque británico empezó a pasar sobre el puente los alemanes apretaron la palanca del explosivo para volarlo, pero asombrosamente no funcionó porque el cable se había roto. Enfadados y a regañadientes a los germanos no les quedó más remedio que retirarse. La captura del puente sobre Nijmegen costó 107 vidas a los Aliados.

No muy lejos de Nijmegen, la 82ª División Aerotransportada tampoco estaba disfrutando, ya que el I Ejército Paracaidista Alemán cortó el paso a los americanos al tomar el puente de Heumen. Lo mismo le sucedió a la 1ª División Aerotransportada de los británicos en la zona de Oosterberk junto a Arnhem, donde en un intento de pasar estuvo a punto de ser destruida por Model y su II Cuerpo Panzer SS. Al saber los hechos en París, tanto a Montgomery como a Eisenhower les quedó claro que la Operación Market-Garden había sido un fracaso.

El 21 de Septiembre Model inició el cierre de la bolsa de los ejércitos aliados atrapados en la retaguardia alemana. Primero con el II Cuepo Panzer SS cortó la carretera entre Arnhem y Elst para impedir al XXX Cuerpo Británico enlazar con la 1ª División Aerotransportada Británica. Al mismo tiempo organizó en dos lanzas consistentes en los LXXXVIII y LXXXVI Cuerpos una maniobra envolvente alrededor de la ciudad hasta que ambas puntas entraron en contacto sobre las posiciones de las colinas de Hell, cerrándose concretamente la bolsa en Oosterbeek. Con este movimiento, todas las tropas de la 1ª División Aerotransportada Británica quedaron atrapadas en la ratonera de Arnhem.

Soldados americanos de la 82ª División Aerotransportada cruzando el Río Rin en botes el 20 de Septiembre de 1944. Imagen del film Un Puente muy Lejano.

A las 14:00 horas despegó la 1ª Brigada Paracaidista Polaca Libre desde Inglaterra compuesta por 114 aviones C-47 Dakotas. A la mitad del trayecto 41 tuvieron que regresar a Reino Unido a causa del mal tiempo y otros 3 se desviaron por error hacia Bruselas. Al llegar los 70 aparatos restantes a las costas holandesas se encontraron con un nutrido fuego antiaéreo y una emboscada en el cielo preparada por 100 cazas enemigos. Los alemanes gracias a los documentos hallados sabían la ruta aérea que tomarían y el punto exacto del salto, por eso les esperaban tanto en el cielo como en tierra. Tal y como estaba prevista aquella trampa, la emboscada fue una catástrofe porque los alemanes derribaron un total de 55 aviones británicos y numerosos transportes con polacos en su interior, de los cuales 25 fueron por la caza enemiga y 30 por el fuego antiaéreo. Cuando los polacos libres empezaron a saltar en paracaídas, los alemanes aguardaban en tierra con las armas apuntando en alto. En pleno descenso acribillaron a balazos a unos polacos inmóviles e impotentes en su paracaíadas. Chorros de sangre brotaron del cielo. Cuando muchos de los paracaidistas tocaron tierra ya llevaban rato muertos, mientros que los sanos eran rematados mientras se deshacían en vano de sus arneses. Fue una carnicería espantosa.

De la 1ª Brigada Paracaidista Polaca Libre únicamente lograron aterrizar sin ser molestados en el sector de Driel, cercano a Arnhem, un total de 750 hombres con 2 cañones, los cuales rápidamente entraron en batalla contra la infantería enemiga e incluso contra marineros la Flota Alemana (Kriegsmarine) que se encontraban allí casualmente de servicio. Para socorrer a los polacos los británicos enviaron 115 C-47 Dakota con suministros, sin embargo una escuadrilla de 10 cazas alemanes Focke Wulf Fw-190 interceptó el convoy aéreo al que atacó derribando 23 aparatos y averiando otros 38, con lo cual pocas fueron las municiones en recibir. El problema se acentó más cuando los holandeses de la 34ª División SS Holandesa “Landstorm Nederland” chocaron contra los polacos libres en la zona de Elst. Durante horas polacos y holandeses combatieron, hasta que estos últimos se retiraron, dejando vía libre a la carretera de Arnhem. Antes de concluir la jornada la 1ª Brigada Paracaidista Polaca Libre entró en Arnhem, uniéndose a la 1ª División Aerotransportada Británica. Ahora ambas estaban cercadas y atrapadas por enormes fuerzas germano-holandesas.

Evacuación y “Operación Berlín”

Tras el desastre que estaba suponiendo la Operación Market-Garden, Montgomery ordenó inmediatamente que se cancelaran todos los planes de invasión a Holanda y se pusiera en práctica la “Operación Berlín”, es decir, la evacuación de todas las tropas aliadas de los Países Bajos hacia Bélgica, Francia o Reino Unido.

La Operación Berlín comenzó el 22 de Septiembre de 1944, aunque no se desarrolló hasta la noche, ya que las tropas de Model atacaron las colinas de Hell con la 59ª División Alemana en cabeza, que separó poco después en dos alas a la 50ª División Británica en la carretera de Uden a Grave, algo que inevitablemente retrasó el rescate. También obstaculizaron las cosas las constantes incursiones con gran efecto que efectuó todo el día la 34ª División SS Holandesa “Landstorm Nederland” sobre los sectores de Elst y el Canal de Wetering Waal.

Hasta por la noche la Operación Berlín no empezó en serio. Los primeros en iniciar la evacuación fueron los polacos libres a las 21:00 horas en dirección Haveadrop. De los 50 hombres que cruzaron las líneas alemanas, 15 se quedaron en el camino abatidos por los alemanes, logrando 35 de ellos escapar sanos y salvos.

Por la mañana del 23 de Septiembre los alemanes se lanzaron al asalto una vez más en Arnhem contra los británicos y polacos libres, los cuales aguantaron el asalto y repelieron a los alemanes en un feroz combate dentro de la ciudad, calle por calle y casa por casa que tenía aterrorizados a los civiles. Para empeorar más las cosas, los supertanques alemanes King Tiger entraron en la ciudad pulverizando todos aquellos edificios en donde hubiese enemigos.

Una de las últimas ayudas de suministros por aire se realizó aquel mediodía del 23 de Septiembre sobre las tropas aisladas de las 82ª y 101ª Divisiones Aerotransportadas de Estados Unidos que tanta falta les hacían. Fueron 654 transportes C-47 Dakotas con 428 planeadores Horsa que llegaron correctamente a su destino.

Tropas británicas de la 1ª División Aerotransportada siendo masacradas en la retirada de Arnhem por un avión alemán Messerschmitt Bf 109 de la Luftwaffe. La huída aliada fue un desastre, pocos consiguieron regresar tras el fracaso de la “Operación Market-Garden” ideada por Montgomery. Montaje fotográfico.

A las 7:00 horas de la mañana del 24 de Septiembre, morteros y cañones alemanes abrieron fuego barriendo la ciudad de Arnhem. Poco después empezó una larga lucha en la ciudad que alcanzó altos niveles de violencia como la muerte de incontables civiles holandeses en el fuego cruzado. Sobre las 15:00 horas los británicos cansados de tanto luchar convocaron una tregua con el II Cuerpo Panzer SS para la entrega de 700 heridos. Los alemanes sin poner pegas aceptaron las condiciones.

Al final de la tarde, lejos de Arnhem, el Grupo Chill (Kampfgruppe Chill) cargó contra la 101ª División Aerotransportada Estadounidense, consiguiendo hacer que se replegara unos metros. Gracias a ese asalto los alemanes también cortaron la carretera con salida a Koevering.

Caída la noche del 25 de Septiembre, sobre las 2:00 horas, la 43ª División Británica “Northumbian” y la 101ª División Aerotransportada de Estados Unidos iniciaron un intenso fuego de artillería contra las posiciones alemanas como medida de distracción para rescatar a los heridos a través del Río Waal. Pero el salvamento fue un desastre porque de los 350 heridos, pocos consiguieron llegar a la otra orilla, cayendo otros 140 prisioneros de los alemanes. A las 21:00 horas también se produjo otro incidente catástrofico, pues unos heridos que estaban siendo evacuados en 21 botes de goma sujetos por cuerdas sobre el río, fueron iluminados en el agua por las bengalas alemanas y ametrallados en un momento de tanta indefensión.

Ante estos precedentes, la atrapada 101ª División Aerotransportada se tuvo que evacuar por si misma lanzándose al ataque contra las líneas alemanas, cruzándolas y llegando a los posiciones amigas. Por el camino los alemanes tomaron a 170 prisioneros norteamericanos.

A las 2:00 del 26 de Septiembre de 1944, todo el armamento y municiones en la bolsa de Arnhem fueron destruidas mediante una voludura para que no cayeran en manos alemanas. A la mañana siguiente, el 27, tras diez días de incansables combates, la 1ª División Aerotransportada Británica y la 1ª Brigada Paracaidista Polaca Libre, tras una negociación en la que se prometió respetar la Convención de Ginebra, se rindieron a las Waffen-SS en Arnhem. La Operación Market-Garden había concluido en una gran derrota por parte de los Aliados.

Resultado

Jamás hubiesen imaginado los Aliados una derrota tan contundente a aquellas alturas de la guerra. Con un alto precio en vidas, pérdidas cuantiosas en material y una retirada humillante, la Operación Market-Garden fue un desastre absoluto.

Los Aliados sufrieron 17.000 bajas entre muertos o prisioneros, entre las cuales 13.000 fueron británicas, 4.000 estadounidenses y 378 polacas libres. Hubo altas pérdidas en material como la destrucción de 88 tanques y el derribo de 300 aviones.

El Tercer Reich tuvo 3.000 bajas entre muertos, heridos y desaparecidos. Los holandeses de las SS unas 300 apróximadamente. En material 30 tanques fueron destruidos y 159 aviones abatidos.

Holanda cosechó trágicamente entre sus ciudadanos unos 10.000 muertos, la mayoría civiles por los bombardeos anglo-americanos y alemanes, aunque también en torno a los combates callejeros de Arnhem.

Alemania salió victoriosa en la batalla por defender Holanda, Hitler estaba eufórico de alegría con esta victoria inesperada. Gracias al error de Montgomery, el Frente Occidental quedó estancado para los Aliados, dando a la Wehrmacht el respiro que necesitaba. Con las fronteras del Tercer Reich seguras en Occidente, de nuevo los alemanes centraron su atención en el Frente Oriental y comenzaron preparar un nuevo plan para reconquistar el terreno perdido en Francia y Bélgica que se materializaría en la llamada Ofensiva de Las Ardenas a finales de 1944.

Tras la Operación Market-Garden quedó claro que la guerra no terminaría en Navidad de 1944 y duraría mucho más de lo previsto. Precisamente todavía desde aquel Septiembre de 1944 la contienda se alargaría un año más hasta Septiembre de 1945. La Operación Market-Garden sólo fue un preludio que avisaba que la Segunda Guerra Mundial sería más larga de lo previsto y también más sagrienta.

Responsable de la catástrofe aliada en Holanda fue el general Montgomery y las grandes fricciones existentes entre Estados Unidos y Gran Bretaña. De no haber impuesto Monty su criterio, los Aliados podían haber cruzado Alemania por otro punto sin sufrir un revés militar tan grande. Por culpa del desgaste en Holanda, los Aliados se quedaron sin fuerzas suficientes para una gran invasión del Tercer Reich. Por eso mismo, cuando asaltaron la Línea Sigfrido en la Batalla del Bosque de Hürtgen con fuerzas menores, el desastre todavía fue mayor que la Operación Market-Garden. Gracias al error cometido en Holanda, los rusos seguirían avanzando en Europa mientras los Aliados estaban parados. Eso permitió al Ejército Rojo englobar más países de los que acordaron con sus socios anglo-americanos y abrieron la puerta en el futuro a la Guerra Fría.

 

Bibliografía:

Editores de S.A.R.P.E., Crónica Política y Militar de la Segunda Guerra Mundial. “Los paracaidistas aliados, en la zona de Arnhem”, S.A.R.P.E. (1978), p.1.813-1.817

Marina Casado, Voluntarios holandeses frente a Market Garden, Revista Serga Nº61 (2009), p.38-39

Winston Churchill, La II Guerra Mundial Volumen 2. El triunfo y la tragedia. “XVIII Las liberación de Europa Occidental”, Planeta Deagostini (1959), p.430-434
http://www.panzertruppen.org/ww2/1944/arnhem.html
http://www.panzertruppen.org/ww2/1944/arnhem3.html