Operación Grenade

 

Cuando terminó la ofensiva alemana en las Ardenas a principios de 1945, el comandante supremo de los Aliados, Dwith David Eisenhower, priorizó el siguiente plan militar para iniciar el tan esperado momento: la invasión del Tercer Reich.

Plan de los Aliados

El 21º Grupo de Ejércitos, al mando del mariscal de campo británico Bernard Montgomery, se seleccionó para ser el primero en la invasión de Alemania. La fuerza se distibuía en el I Ejército Canadiense del general Henry Crearar, el II Ejército Británico del general Miles Dempsey y el IX Ejército Estadounidense del general Bill Simpson.

21º Grupo de Ejército Aliado (Mariscal de Campo Bernard Montgomery):
I Ejército Canadiense (General Henry Crearar)
II Ejército Británico (General Miles Dempsey)
IX Ejército Estadounidense (General Bill Simpson)

La estrategia los Aliados se dividiría en dos partes. La “Operación Veritable” y la “Operación Grenade”. La Operación Veritable empezaría el 8 de Febrero de 1945 con el I Ejército Canadiense avanzando hacia el Bosque de Reichswald seguido por XXX Cuerpo Británico del II Ejército Británico, así se aseguraría el Río Maas y quedaría abierta una brecha en la Línea Sigfrido para infiltrarse en territorio alemán. El IX Ejército Estadounidense no se movería hasta el 10 de Febrero de 1945, hasta entonces tendría que asegurar las presas hidráulicas en esa zona, ya que los alemanes tenían intenciones de abrirlas para provocar una ola de agua gigantesca capaz de destruir a varios ejércitos. También el I Ejército Estadounidense daría un pequeño apoyo aportando un cuerpo a la operación. Si todo salía según lo esperado, y una vez las dos alas dejaran atrás la Línea Sigfrido, se podría embolsar la zona industrial y cuenca minera del Ruhr, de esa manera Alemania ya no podría sobrevivir a la guerra.

IX Ejército Estadounidense (General Bill Simpson):
XIX Cuerpo de Ejército (General Raymond McLain)
-2ª División Blindada
-29ª División de Infantería
-30ª División de Infantería
-83ª División de Infantería
XII Cuerpo de Ejército (Alvan Gillem)
-5ª División Blindada
-84ª División de Infantería
-102ª División de Infantería
XVI Cuerpo de Ejército (General John Anderson)
-8ª División Blindada
-35ª División de Infantería
-79ª División de Infantería

I Ejército Estadounidense (General Courtney Hodges):
VII Cuerpo de Ejército (General James Lawton Collins)
-8ª División de Infantería
-104ª División de Infantería

La Operación Veritable comenzó el 8 de Febrero de 1945 sin incidentes, avanzando los canadienses y británicos con rapidez. Sin embargo, la noche del 9 al 10 de Febrero, los alemanes abrieron las válvulas de la Presa de Schwammenauel dejando escapar una gran catarata de agua que desbordó el Río Roer provocando una inmensa inhundación que se tragó aldeas y campos enteros, incluyendo a tropas americanas que murieron ahogadas más un montón de material aliado destruido. Con este suceso, la Operación Grenade tuvo que suspenderse debido a que un mar de agua se interponía entre el IX Ejército Estadounidense y el Tercer Reich.

Los analistas norteamericanos calcularon que las aguas descenderían el 25 de Febrero de 1945, por lo que mientras tanto podrían tomarse un descanso largo en la otra orilla opuesta de Europa. Durante las dos semanas siguientes, canadienses y británicos completaron la Operación Veritable con un éxito inesperado, pues tomaron el Bosque de Reichswald y la ciudad de Goch. La Operación Veritable terminó el 22 de Febrero, para entonces los americanos se dieron cuenta de que los caminos a través de las tierras inhundadas del Río Roer estarían semipracticales para el 23, es decir, al día siguiente, por lo que se decidió atacar finalmente justo un día después de la victoria del I Ejército Canadiense y del II Ejército Británico.

Plan de Alemania

La principal fuerza que tenía Alemania por aquel entonces no eran los ejércitos ni mucho menos, sino el agua. Toda la cuenca y las llanuras alrededor del Río Roer se encontraban inhundadas por litros de agua haciendo de la zona un lugar perfecto para la defensa. Posiciones erizo, nidos, anticarros y barricadas se agolpaban en los caminos para dar una grata bienvenida a los americanos, todo eso sin contar la guerrilla interna que provocaría el ejército del pueblo nacionalsocialista, el Volkstrumm.

Grupo de Ejércitos B (Mariscal de Campo Walther Model): 
XV Ejército (General Gustav Von Zangen)

El veterano mariscal de campo Walther Model era el jefe del Grupo de Ejércitos B en el Frente Occidental que se enfrentaría al poderío del ejército americano. Aunque con pocas fuerzas, el Grupo de Ejércitos B se dividía en el LXXXI Cuerpo y el LVIII Cuerpo Panzer.

XV Ejército Alemán (General Gustav Von Zangen):
LVIII Cuerpo de Ejército Panzer (General Walter Krueger)
LXXXI Cuerpo de Ejército (General Friedrich Koechling)

Fase I – Linnich

A las 2:45 horas de la noche del 23 de Febrero de 1945, alrededor de 1.500 cañones norteamericanos martillearon durante 45 minutos las posiciones alemanas más allá del Río Roer. Al acabar el previo fuego, los ejércitos americanos se lanzaron contra el río sabiendo que tendrían que cruzarlo a la luz de día con el enemigo esperándoles en la otra orilla.

Las primeras tropas norteamericanas empezaron a cruzar a las 3:30 horas, en este caso el 1st Batallón de la 84ª División de Infantería del XII Cuerpo, lo hicieron desde la ciudad de Linnich en barcos de remos cubiertos desde el otro lado por tiradores y artilleros apostados en un estadio de carreras. Al mismo tiempo, el 3rd Batallón cruzó más a la derecha del 1st Batallón, recibiendo un contraataque en la orilla desde el exterior, aunque logró establecerse sin sufrir serias bajas. Tanto el 3rd Batallón como el 1st Batallón se apelotonaron en los arenales de la otra orilla, aunque ambos bajo un intenso fuego de morteros que los alemanes habían instalado entre las dunas y matorrales.

Cerca del amanecer, a las 6:45 horas, más al sur de Linnich, la 104ª División de Infantería comenzó también a cruzar el Río Roer con barcas de remos y barcazas LVT como las del Desembarco de Normandia. Aunque los americanos abrieron pantallas de humo bombardeando la otra orilla, los alemanes respondieron con contundencia hundiendo varias barcazas con sus morteros. Cuando los americanos llegaron a la orilla opuesta, se dividieron en grupos para destruir las defensas alemanas que disparaban contra el resto de embarcaciones y callaron cuatro nidos de ametralladora empleando bazookas, por lo que al final los alemanes tras varios intentos de sostenerse se retiraron a una segunda línea. En cuanto los americanos se establecieron en esa orilla se toparon con otra amenaza, pues comenzaron a recibir fuego de la Fortaleza de Citadel, un castillo del siglo XVI cerca de allí, junto a un pueblo llamado Jülich. Los estadounidenses ante el contratiempo, enviaron a decenas de aviones que bombardearon con bombas de 450 kilogramos el castillo alemán, seguido poco después por el ataque de la infantería que gracias a explosivos y lanzallamas pudieron conquistar la Fortaleza de Citadel victoriosamente.

Sobre el mediodía la 84ª División se había abierto en un ala derecha a través de un estancamiento artificial de agua y una segunda ala por la izquierda para hacer un movimiento de pinza sobre las posiciones erizo alemanas de la zona, en el proceso capturaron la aldea de Rurich.

Al final del día los americanos aseguraron los flancos derecho e izquierdo haciéndose con el pueblo de Baal, pues la 84ª División de Infantería se había establecido ocupando tres millas de largo en la frontera alemana, aunque sin poder avanzar más al interior debido a las minas que protegían los pasos que no estaban cubiertos por agua. Las bajas habían sido de 92 americanos muertos, 913 heridos y 61 desaparecidos.

Fase II – Dueren

Al día siguiente, el 24 de Febrero, tras los americanos del XII Cuerpo instalarse al otro lado del Río Roer en Linnich, el XIX Cuerpo con la 102ª División de Infantería inició su ofensiva desde el Río Roer con objetivo de tomar Dueren. Todo empezó con un potente bombardeo de artillería que cubrió de una neblina el bando alemán, permitiendo de esta manera que los ingenieros se infiltraran en las filas germanas provocando el caos y haciendo más fácil el transporte, pero a pesar de todas estas medidas, los americanos emplearon barcazas blindadas LVT por más seguridad para pasar al otro lado, ya que los proyectiles alemanes alcanzaron a varias de las embarcaciones.

Estadounidenses del IX Ejército entrando en Dueren.

La 8ª División de Infantería también se unió a la derecha del sector de Dueren poco después del asalto de la 104ª División. El fuego alemán esta vez fue más contundente, las barcas hinchables y de madera fueron desorganizadas en el río y los soldados americanos acribillados. El cruce fue muy difícil por lo que tuvieron que pensar en otra opción, mientras tanto la 104ª División que se encontraba alejada de la 8ª División, acababa de sufrir un contraataque de granaderos alemanes por lo que no pudo acudir en su ayuda.

Con las últimas luces del día, los alemanes en el sector de la 8ª División se ocultaron tras una pantalla de fuego artificial que levantaron para poder seguir tirando munición contra los americanos en la otra orilla. Por la noche los estadounidenses intentaron de nuevo cruzar el río amparados bajo la oscuridad de la noche, pero el plan se fue al traste en cuanto los alemanes se dieron cuenta. En seguida lanzaron bengalas y desde bancos de arena con ametralladoras instaladas barrieron a cada una de las embarcaciones que intentaban cruzar el Río Roer. Las bajas fueron elevadas, pero lo peor fue la muerte horrible que sufrieron algunos soldados americanos al quedar atrapados en distintas orillas del río donde murieron congelados por culpa de las heladas aguas de la noche en invierno, además también se perdieron numerosos cañones al intentar pasarlos hacia el otro lado. Tras la experiencia la 8ª División comprendió que no podría cruzar el Roer con tanta facilidad, por lo que recibió órdenes de atrincherarse a la espera de que los acontecimientos en otras partes del frente mejorasen.

El desastroso asalto del XIX Cuerpo sobre el Roer, costó a los americanos 66 muertos, 280 heridos y 35 desaparecidos. Lo que no se esperaban los soldados del sector de Dueren es que la victoria vendría desde otro sitio.

Fase IIII – Eiffel

El LXXXI Cuerpo Alemán estaba aguantando bien en la línea del Río Roer a los americanos, pero entonces el general del XV Ejército Alemán, Gustav Von Zangen, cometió el error de desplazar fuerzas para atender al refuerzo más allá de las líneas de Linnich y Dueren. Ese movimiento lo aprovecharían tácticamente los americanos para flitrar sus ejércitos por una gran extensión de terreno llana lejos de los estancamientos de agua, tal zona fueron los territorios germánicos de Eiffel.

Tras el error táctico alemán, el 25 de Febrero, el XVI Cuerpo Estadounidense entró en escena cruzando el Río Roer sin ningún problema y extendiéndose hacia el interior de Eiffel. A mitad del día los americanos llegaron a la ciudad de Hilfarth que tuvieron que cercar ante la resistencia alemana dividiendo al XVI Cuerpo entre la 35ª División y la 79ª División. Finalmente Hilfarth cayó en manos americanas y su puente fue capturado intacto.

Un dia después, el 26 de Febrero, la 84ª y 102ª Divisiones que estaban estancadas en las tres millas cuadradas al otro lado del Roer frente a Linnich, recibieron el apoyo de tanques Sherman procedentes de la 5ª División Blindada. Gracias a ellos los americanos en ese sector rebasaron la última línea defensiva antitanque alemana tomando poco después la ciudad de Erklenz.

Durante los días 27 y 28 de Febrero el XIX Cuerpo realizó un avance espectacular por las campiñas de Eiffel haciendo colapsar a los defensores alemanes que ni con Panzers pudieron detener a los americanos. El premio fue llegar al este del Rio Erft tras 72 horas de imparable avance.

Conclusión

Una vez los americanos llegaron al este del Río Erft, todo el valle del Rió Roer cayó como un tablero de ajedrez ante el poderoso Ejército de Estados Unidos. El mariscal de campo del Grupo de Ejércitos B, Walter Model, suplicó ante Adolf Hitler una retirada hacia el Ruhr para defender la zona industrial antes de que llegasen los americanos a amenzar directamente sobre ella, sin embargo la orden del Führer fue resistir hasta el final. Model sorprendido lo único que pudo hacer fue repartir a su XV Ejército en diferentes sectores tanto para frenar el avance anglo-canadiense como el estadounidense.

El 29 de Febrero de 1945, los Estados Unidos ya estaban sobradamente instalados en el Río Roer y la zona de Eiffel. La Operación Grenade había sido un éxito a pesar de los contratiempos. El objetivo de los Aliados en ese momento sería juntar las ofensivas Operación Veritable y Operación Grenade para provocar a Alemania la gran derrota.

 

Bibliografía:

Ken Ford, The Rhineland 1945, the last killing ground in the West. “Operation Grenade”, Osprey Publishing (2000), p.51-66
David Solar, La Caída de los Dioses. “Capítulo 9: La muralla de los Nibelungos”, la Esfera de los Libros (2005), p.373-376
Editores de S.A.R.P.E., Crónica Política y Militar de la Segunda Guerra Mundial. “Paz separada o guerra perdida”, S.A.R.P.E. (1978), p.2.118