Operación Excess

 

Durante 1940 la Campaña del Mar Mediterráneo se había decantado a favor de Gran Bretaña, tras la derrota sufrida por Italia en el ataque a Tarento que inmovilizó a gran parte de la flota de superfície. Pero la llegada en 1941 de las fuerzas del Tercer Reich a los Balcanes y de la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) a Sicilia, cambiarían la situación otra vez a manos del Eje.

Fuerzas de Reino Unido

Como el asedio a Malta por parte de Italia era cada vez más insoportable, la Flota Británica del Mediterráneo (Royal Mediterranean Fleet), decidó por orden del almirante Andrew Cunningham enviar a una fuerza naval con pertrechos que protegiera la isla.

Bajo nombre de Convoy Excess (MC 4), dicha fuerza abandonó Gibraltar el 6 de Enero de 1940 rumbo a Malta, en la que haría escala, para luego marchar a Grecia, cubriendo de este modo ambas rutas marítimas vitales. Componía esta escuadra de ataque el magnífico portaaviones HMS Ilustrious, los dos acorazados HMS Warpsite y HMS Valiant, y los tres cruceros HMS Gloucester, HMS Southampton y HMS Bonaventure, además de diversos destructores. El nombre dado a la misión fue la de “Operación Express”.

Convoy Excess (Royal Navy):
1 Portaaviones: HMS Ilustrious.
2 Acorazados: HMS Warpsite y HMS Valiant.
3 Cruceros: HMS Gloucester, HMS Southampton y HMS Bonaventure.
3 Destructores: HMS Hereward, HMS Mohawk y HMS Gallant
TOTAL: 9 Navíos

Fuerzas del Eje

Aguardanado en Italia, los servicios secretos italianos se habían informado previamente de toda la operación. A toda la aviación de Sicilia y el sur de Italia se la puso en alerta, mientras que a los navíos menores de la Isla de Pantelleria, los torpederos Vega y Circe, zarparon en busca de la flota enemiga.

La novedad fue que como la flota italiana acababa de ser desarbolada en Tarento y los aviones torpederos italianos todavía se mostraban tecnológicamente ineficaces, Adolf Hitler, preocupado por la situación del Mediterráneo ante la posibilidad de interferir en su próxima invasión de Rusia, decidió intervenir inmediatamente para dar una buena lección a los británicos. La Luftwaffe como siempre sería la protagonista con 226 aviones repartidos en 80 bombarderos en picado Stuka Junkers Ju-87, 50 bombarderos Heinkel He 111, 40 cazas Messerschmitt Bf 109 y 26 caza-bombarderos Meserschmitt Bf 110.

X Cuerpo Aéreo Alemán (X Fliegerkorps):
226 Aviones: 106 caza-bombarderos, 50 bombarderos y 40 cazas.

Real Marina Italiana (Regia Marina):
2 Torpederos: Vega y Circe

Cruce del Estrecho de Sicilia

El 10 de Enero de 1941 por la noche, el Convoy Express empezó a cruzar el Estrecho de Sicilia. Desde la Isla de Pantelleria que se encontraba en medio, zarparon en su interceptación los torpederos italianos Vega y Circe que se toparon con la escuadra británica en una increíble inferioridad numérica.

Los cruceros y destructores británicos concentraron todo su fuego contra el torpedero Vega. Un proyectil le destrozó la caldera de proa y el torpedero empezó a hundirse lentamente. La tripulación italiana continuó en sus puesto hasta agotar el 75% de sus municiones, alcanzando al crucero HMS Bonaventure con un proyectil de 100 milímetros que mató a un marinero inglés y tres más quedaron heridos. Finalmente el destructor HMS Hereward hundió con un torpedo al Vega que se marchó al fondo marino con 116 muertos.

Por otro lado el torpedero Circe, viendo el destino de su compañero Vega, huyó de la zona hacia Pantelleria. Justo fue en ese instante cuando el destructor británico HMS Gallant se dispuso a perseguirle, pero inesperadamente chocó con una mina marina italiana que le voló los pañoles de munción de proa y el castillo. Irremediableme el destructor inglés intentó ser salvado por el HMS Mohawk que recogió a 25 de sus heridos, pero estaba tan dañado que se hundió muriendo con él 70 marineros.

Al amanecer nada pintaba bien para el Convoy Express, pues había perdido un valioso destructor a cambio de un pequeño torpedero italiano, además de quedar dañado el crucero HMS Bonaventure. El siguiente turno sería el de la aviación alemana.

Ataque de los Stukas

Cuando ya había amanecido y el cielo estaba despejado, dos aviones italianos Savoia S-79 aparecidos de la nada lanzaron dos torpedos contra el acorazado HMS Valiant sin éxito, siendo uno de los aparatos derribado por el fuego antiaéreo. Pasado el peligro los radares de los navíos ingleses detectaron al enemigo más temido: una formación de 30 Stukas alemanes con bombas de 500 kilogramos.

Vista de la cubierta del portaaviones HMS Ilustrious durante la Operación Excess. Al fondo el acorazado HMS Valiant abriendo fuego.

Desde el cielo los Stukas se lanzaron en picado contra el objetivo más preciado: el portaaviones HMS Ilustrious. Tras recobrarse de sus picados casi rozando la pista del navío y por debajo de las chimeneas, los Stukas soltaron sus bombas. La primera bomba causó una devastación tremenda, pues explotó en el ascensor de carga justo cuando cargaba en cubierta a un avión torpedero Fairey Fulmar, por lo cual tanto el aparato como la plataforma se vinieron abajo y explosionaron expulsando gasolina que incendió a otros 13 Fairey Fulmar y Swordfish, provocando de este modo un enorme fuego en el barco. Una segunda bomba rompió la cubierta de vuelo, otra destruyó varias ametralladoras antiaéreas y dos más deterioraron los hangares. Habiendo perdido 14 de sus aviones y envuelto en llamas, el portaaviones puso rumbo a Malta muy dañado con 126 muertos a bordo.

El acorazado HMS Warpsite también fue alcanzado por otra bomba sin daños graves, aunque mató a un marinero e hirió a dos más. Ya no hubo más asaltos de la Luftwaffe. Durante el encuentro 6 Stukas fueron derribados.

Huída de la Royal Navy

Al día siguiente, el 11 de Enero, un total de 12 Stukas regresaron sobre el Convoy Express que escapaba hacia Malta. Como tenían el Sol tras ellos, los aviones descendieron en picado sin ser detectados. Lo único de lo que se enteraron los británicos fue del silbido de las bombas al caer.

Bombardearon en primer lugar al crucero HMS Gloucester. Sólo un artefacto le impactó, el cual le atravesó cinco cubieras y mató al explosionar a 9 marineros y dejando a otros 14 heridos.

El crucero pesado HMS Southampton tuvo mucha menos suerte. Los dos primeros Stukas colocaron sus respectivas bombas en el comedor de suboficales justo cuando estaban almorzando, matando a 80 marinos de ese rango e hiriendo a 87 más. La tercera y última bomba detonó en el blindaje, provacondo un incendio y una gran herida mortal al buque. Afortunamente el resto de la tripulación pudo abandonar el barco en botes. A las 22:00 horas de la noche el crucero pesado HMS Southampon se hundió para siempre.

Raid sobre Malta

El Convoy Express llegó por fin a Malta el 12 de Enero. Como el portaaviones HMS Ilustrious estaba inservible, se lo llevó a los astilleros para efectuar reparaciones.

Los alemanes no quisieron desaprovechar esa oportunidad y decenas de Stukas aparecieron sobre Malta para rematar al Convoy Express allí y en especial al HMS Ilustrious. Se realizaron hasta un total de 58 bombardeos sobre la flota y la capital de la La Valetta. El 16 de Enero el portaaviones una vez más fue alcanzado por una bomba que le provocó serias averias. Un Stuka además acertó a un carguero llamado SS Essex que tuvo 15 muertos y 23 heridos. Las reparaciones volvieron a reiniciarse sobre el castigado portaaviones, pero otro ataque aéreo el día 19 agujereó al buque de nuevo.

Viendo los británicos que era imposible mantener al valioso portaaviones en Malta, decidieron que abanadonara la isla el 23 de Enero, fecha en que la “Operación Excess” se dió por finalizada, siendo considerada por Cunningham un gran fracaso.

Resultado

Gran Bretaña cosechó una gran derrota aeronaval en la “Operación Excess”. Además la flota que debía proteger Malta hubo de ser retirada, dejando la isla desprotegida y aislada en medio del Imperio Italiano. Las pérdias fueron muy grandes. El crucero HMS Southampton y el destructor HMS Gallant resultaron hundidos. Lo peor fueron los graves daños al portaaviones HMS Ilustrious, el cual quedó tan tocado que estuvo fuera de combate durante año, hasta 1942. También tuvieron daños el acorazado HMS Warpsite y los dos cruceros HMS Gloucester y HMS Bonaventure. Los víctimas ascendieron a 302 marineros muertos y 14 aviones destruidos.

El Eje tuvo pérdidas muy ligeras. En el mar Italia perdió al torpedero Vega. En el aire hubo 7 aviones derribados, entre estos 6 Stukas alemanes y 1 Savoia S-79 italiano.

Si en algo cambió el resultado de la “Operación Excess”, fue que nuevamente Gran Bretaña perdió la iniciativa en la campaña del Mar Mediterráneo, la cual volvía a estar en favor claro del Eje. Tarento había sido vengado y los británicos cosechaban su propio “Tarento”. Sin un grueso de flota británica presente en el Mediterráeno tras ser desarbolada, este mar se convirtió en un lugar mucho más cómodo para Italia.

Pérdidas de Gran Bretaña:
1 Crucero hundido
1 Destructor hundido
1 Portaaviones fuera de combate
2 Cruceros dañados
1 Mercante dañado
14 Aviones destruidos
302 Muertos

Pérdidas de Italia:
1 Torpedero italiano hundido
7 Aviones derribados ( 6 alemanes y 1 italiano )
120 muertos apróximadamente

 

Bibliografía:

Luis de la Sierra, La Guerra Naval en el Mediterráneo. “Dramática intervención de la <<Luftwaffe>>”, Editorial Juventud (2005), p.166-172
http://en.wikipedia.org/wiki/Operation_Excess