Batalla de Bengasi

Tras la “Operación Crusader” lanzada por Reino Unido y la Commonwealth a finales de 1941, el Afrika Korps del general Erwin Rommel se había retirado de Cirenaica a Tripolitania como un año antes lo habían hecho los italianos durante la “Operación Compass”.

Plan de los Aliados

Dentro del Octavo Ejército Británico, el general Andrew Cunningham había sido sustituido por el otro general Neil Richtie. Uno de los motivos del cambio es que el comandante en jefe del Frente del Norte de África, general Claude Auchinleck, había advertido que no quría actitudes pesimistas respecto a la suspensión de la Operación Crusader cuando ya casi estaba terminada, algo que Cunningham no había cumplido al hacer detener a sus hombres, lo que le costó le puesto. Sin embargo las razones de Cunningham estaban fundamentadas, ya que el Octavo Ejército sufría una notable la falta de combustible y suministros, lo que impidió reanudar la persecución en Tripolitania. Al tomar el mando Ritchie también comprendió la grave situación de escasez de gasolina y los pocos tanques con que contaban, ya que la mayoría habían sido destruidos. Por tanto, para desagrado de Auchinleck y a pesar del refuerzo de 150 tanques que llegaron al puerto de Bengasi para la 1ª División Blindada Británica, Richtie detuvo a todas sus fuerzas frente a Mersa El Brega.

Por aquel entonces frente al Afrika Korps acantonado en Mersa El Brega la Commonwealth desplegaba al XIII Cuerpo Británico del general William Gott con la 1ª División Blindada Británica y la 4ª División India “Red Eagle”.

Octavo Ejército Británico:
·XIII Cuerpo Británico (General William Gott):
-1ª División Blindada Británica (General Herbert Lumsden)
-4ª División India “Red Eagle” (General Francis Tuker)

Plan del Eje

Tranquilamente Rommel y el Afrika Korps se estacionaron en Mersa El Brega a principios de 1942. Las órdenes que había recibido de Roma tras la Operación Crusader era que no hiciese ninguna tontería y se estuviese quieto en esa posición. Pero Rommel no era así, le gustaba la aventura como a su admirado general Napoleón Bonaparte y no soportaba estar clavado en un lugar esperando. Sin dar explicaciones a nadie empezó a preparar la contraofensiva.

Como refuerzo durante su estancia en Mersa El Brega, el Afrika Korps recibió en Trípoli 54 tanques y 20 vehículos blindados. Por aquel entonces Rommel contaba con suficientes fuerzas mecanizadas en el frente que sumaban 196 tanques, de los cuales 117 eran alemanes y 79 italianos. A pesar del escaso número llegó a la conclusión de que podía atacar con los que disponía mientras venían otros que se estaban preparando en los puertos de Italia. Su intención no se la comunicó a nadie porque guardó la idea de contraataque bajo llave.

Ambicioso y audaz era el plan de Rommel consistente en tomar el puerto de Bengasi primero para a continuación reconquistar sin problemas toda Cirenaica. El movimiento de Rommel consistía en un ataque con a dos bandas: por el ala izquierada atacaría la 90ª División Ligera con algunos tanques de la 21ª División Panzer y el XX Cuerpo Italiano con la 101ª División Motorizada “Trieste” y la 132ª División Blindada “Ariete” en dirección por la carretera de la costa hacia la Vía Balbia; al mismo tiempo en el ala derecha se lanzaría al ataque todo el Afrika Korps hacia Wadi El Faregh. En reserva quedaría la 15ª División Panzer.

Afrika Korps (General Erwin Rommel):
·Ejército Panzer Africano “Panzerarmee Afrika” (General Ludwig Cruewell)
-90ª División Ligera Alemana (General Ulrich Kleeman)
-15ª División Panzer (General Gustav Von Vaerst)
-21ª División Panzer (General Georg Von Bismark)
·XX Cuerpo Italiano (General Ettore Baldassare)
-101ª División Motorizada “Trieste” (General Fracesco La Ferla)
-132ª División Blindada “Ariete” (General Giuseppe De Stefanis)

Ofensiva sobre Cirenaica

Inesperadamente el 21 de Enero de 1942 las columnas del Afrika Korps empezaron a avanzar saliendo desde Mersa El Brega con apoyo de la aviación alemana e italiana. En aquel estreno de ofensiva los soldados de Rommel encontraron a su general con el corazón lleno de energía y en su mejor momento, algo que les otorgó la confianza necesaria al saber que no podían perder. Las dos alas del Afrika Korps atravesaron el desierto sin encontrar serios problemas, llegando casi hasta Agedabia sin toparse con apenas resistencia. Por la noche la 21ª División Panzer rodeó Wadi El Fareght con ayuda de la 15ª División Panzer que avanzaba con el resto del Afrika Korps.

Cuando en Berlín y en Roma se enteraron de la ofensiva de Rommel sin avisar, hubo muchas opiniones. Los generales italianos Ettore Bastico y Ugo Cavallero se mostraron muy enfadados, sin embargo Benito Mussolini y Adolf Hitler adoptaron una posición alegre y optimista, tanto que incluso el Alto Mando Alemán (OKW) le condecoró con las Espadas para las Hojas de Roble de la Cruz de Caballero.

Un tanque Panzer avanza lentamente por el Sáhara seguido por un musulmán y su asno.

Durante la mañana del 22 de Enero el Afrika Korps se enfrentó y aplastó sin problemas al Grupo de Apoyo de la 1ª División Blindada Británica en el flanco derecho del desierto. Al mismo tiempo, sobre las 11:00 de la mañana, la 90ª División Ligera conquistaba Agedabia. A partir de ese punto Rommel cambió de táctica cuando entendió que podía rodear a los británicos en Jebel, por tanto ordenó inmediatamente suspender el ataque contra Bengasi y en su lugar cortar las posiciones al este de Agedabia, Antelat y Saunu.

Partiendo desde Agedabia el 21 de Enero el Afrika Korps tomó las aldeas de Saunu y Antelat. Más alejado el XX Cuerpo Italiano cogió a los británicos por sorpresa en la carretera de la costa mientras la 21ª División Panzer los rodeó cortando la Vía Balbia. Por suerte para los británicos, como el cerco no se completó a tiempo, muchos escaparon con desorganzación.

A medida que se producía la retirada británica el 24 de Enero, las 15ª y 21ª Divsiones Panzer pasaron por encima de la 1ª División Blindada Británica en Msus provocándola daños muy serios. La táctica utilizada en Msus fue la de bombardear a los ingleses con cañones de 88 milímetros dispuestos en la línea del horizonte del desierto, para a continuación hacer el resto del trabajo los tanques Panzer destruyendo todo lo que se movía a su paso. Por la acción de Msus Rommel fue ascendido a coronel general.

Por los pelos escapó la 1ª División Blindada Británica tras sufrir graves graves daños el 25 de Enero. Sobre las 11:00 horas de la mañana el Afrika Korps tomó el aeródromo de Msus con sus almacenes intactos, capturando 96 tanques, 20 aviones, 38 cañones y 190 camiones, incluso se hicieron con un almacén lleno de cigarrillos, galletas, mermelada y whisky, dándose los soldados alemanes un buen festín.

Mientras se combatía en el desierto durante el día 26, el general italiano Ugo Cavallero rogó a Rommel que detuviese la ofensiva antes de que fuera demasiado tarde, pero este se negó. Preocupado Cavallero se quejó a Roma, pero de nada sirvió porque la ventaja era del Afrika Korps. Algo que confirmaba eso es que en aquellos instantes todo el Octavo Ejército se batía en retirada por el desierto y en todas direcciones como ratas. Viendo la situación tan favorable tanto Mussolini como Hitler animaron a Rommel a continuar la ofensiva y que derrotara a los británicos cuanto antes. Decepcionado, lo único que consiguió Cavallero de sus protestas fue el mando de las tropas italianas, aunque siempre sometidas a los deseos de Rommel.

Entre el 27 y 28 de Enero el Afrika Korps circuló de manera imparable por la carretera de la costa paralelo al Mar Mediterráneo. Desde ese momento Rommel dividió sus fuerzas en dos alas: un grupo realizó un avance en cinta hacia Mechili, mientras que el otro compuesto por la 90ª División Ligera se dirigió a Bengasi.

Para el 29 de Enero la 90ª División Ligera entró en Bengasi combatiendo duramente contra la 4ª División India “Red Eagle”. Pero los alemanes no tardaron mucho en hacerse con el puerto. Conquistado Bengasi, más de 1.000 prisioneros indios cayeron prisioneros.

Auchinleck vió que era imposible seguir resistiendo por más tiempo, por lo que ordenó el repliegue de todas las fuerzas en Mechili hacia las defensas de Gazala. Prácticamente sin oposición, el Afrika Kors el 6 de Febrero de 1942 entró triunfal en Mechili.

Consecuencias

Con la conquista de Mechili, el Afrika Korps tras avanzar 500 kilómetros de desierto controló de nuevo gran parte de la Cirenaica.

Gran Bretaña e India sufrieron 2.400 bajas entre muertos y prisioneros (1.390 británicos y 1.000 indios). Respecto al material fueron destruidos o capturados 246 tanques, 123 cañones, 1.600 vehículos y 20 aviones.

Apenas tuvo bajas el Afrika Korps.

Sin Cirenaica, los británicos cavaron trincheras en torno a la Línea Gazala. Sin embargo eso no les salvaría, pues Rommel lanzaría su ofensiva en Junio de 1942 que culminaría en la Batalla de Gazala y la caída de Tobruk con una catástrofica derrota británica que pasaría a la Historia.

 

Bibliografía:

Erwin Rommel, Memorias. “Capítulo VIII El contraataque”, Altaya (2008), p.187-191

David Fraser, Erwin Rommel el Zorro del Desierto. “Capítulo 14 Rommel an der Spitze!”, Esfera de los Libros (2004), p.348
http://afrikaaxisallied.blogspot.com/2008/12/rommel-recaptures-cyrenaica-january.html