Ofensiva de Iasi-Chisinâu

El año 1944 estuvo cargado de grandes ofensivas en el Frente Oriental que causaron serios reveses y retrocesos al Ejército Alemán. La campaña de Iasi-Chisinâu destinada a sacar a Rumanía de su alianza con el Tercer Reich, se traduciría en una las más brillantes victorias del Ejército Rojo y en la mayor derrota cosechada por el Eje durante la Segunda Guerra Mundial.

Plan del Eje

Rumanía formaba parte de las potencias del Eje desde la invasión de Rusia en la “Operación Barbarroja” de 1941 con la que había pretendido recuperar las provincias de Besarabia y Bukovina arrebatadas por la Unión Soviética en el pasado. Lamentablemente para los rumanos, las derrotas en el Frente Oriental desde la Batalla de Stalingrado entre 1942 y 1943, habían conducido al Ejército Rojo hasta las puertas de su misma patria en 1944. No obstante y pese a que el Ejército Rumano obtuvo una victoria sobre las fuerzas soviéticas en la Batalla de Târgu Frumos, a mediados de año, el triunfo sería efímero porque ni la férrea determinación de las tropas rumanas, ni la ayuda militar prestada por Alemania, frenarían la siguiente ofensiva que la Unión Soviética estaba gestando contra Moldavia.

Soldados rumanos en la defensa de Iasi.

El Eje desplegaba entre Moldavia y Ucrania al Grupo de Ejércitos “Ucrania Sur” (Heeresgruppe “Südukraine) del general Ferdinand Schörner que incluían fuerzas tanto del Ejército Rumano como del Ejército Alemán. En el caso de Rumanía, las unidades se trataban del III Ejército con 66.374 efectivos (2.093 oficiales, 1.883 suboficiales y 62.398 soldados) con la 1ª División de Caballería y al Destacamento “Iucru”, más el III Cuerpo con las 2ª, 15ª y 110ª Divisiones de Infantería; así como el IV Ejército con 214.621 efectivos (6.985 oficiales, 6.862 suboficiales y 200.774 soldados) que integraba el I Cuerpo con las 6ª y 20ª Divisiones de Infantería, el V Cuerpo con las 1ª y 13ª Divisiones de Infantería, el VI Cuerpo con las 5ª y 13ª Divisiones de Infantería y la 18ª División de Caballería, el VII Cuerpo con el 8º Regimiento de Granaderos, el 17º Regimiento de Infantería y las 103ª y 104ª Compañías de Caballería, y el LVII Cuerpo con la 4ª División de Montaña y la 1ª División de Fronteras. En el caso del Tercer Reich, las formaciones reunidas fueron el VI Ejército con 34.699 efectivos (1.129 oficiales, 1.045 suboficiales y 32.516 soldados) que se dividía en el VI Cuerpo con la 14ª División de Infantería, en el XXIX Cuerpo con la 21ª División de Infantería y la 4ª División de Caballería, y en la 13ª División Panzer; más el VIII Ejército con 61.228 efectivos (2.126 oficiales, 1.805 suboficiales y 57.897 soldados) con el IV Cuerpo repartido en las 3ª, 7ª y 11ª Divisiones de Infantería, la 5ª División de Caballería y la 102ª Compañía de Caballería.

Aproximadamente las fuerzas del Eje fueron de 376.922 efectivos (12.333 oficiales, 11.604 suboficiales y 352.985 soldados) entre los que había 280.995 rumanos (9.078 oficiales, 8.745 suboficiales y 263.172 soldados) y 95.957 eran alemanes (3.255 oficiales, 2.859 suboficiales y 89.813 soldados). Respecto al material disponible por ambas nacionalidades, fueron reunidos un total de 177 tanques (99 alemanes y 78 rumanos), 1.737 cañones (1.062 alemanes y 675 rumanos), 27.770 ametralladoras (15.240 rumanas y 12.530 alemanas) y 800 aviones.

Grupo de Ejércitos “Ucrania-Sur”:
III Ejército Rumano:
·1ª División de Caballería
·Destacamento “Iucru”
·III Cuerpo
-2ª División de Infantería
-15ª División de Infantería
-110ª Compañía de Infantería
IV Ejército Rumano
·1ª División Blindada
·8ª División de Infantería
·I Cuerpo
-6ª División de Infantería
-20ª División de Infantería
·V Cuerpo
-1ª División de Infantería
-13ª División de Infantería
·VI Cuerpo
-5ª División de Infantería
-13ª División de Infantería
-18ª División de Caballería
·VII Cuerpo
-17º Regimiento de Infantería
-8º Regimiento de Granaderos
-103ª Compañía de Caballería
-104ª Compañía de Caballería
·LVII Cuerpo
-4ª División de Montaña
-1ª División de Fronteras
IV Ejército Alemán
·VII Cuerpo
-13ª División Panzer
-14ª División de Infantería
·13ª División Panzer
·XXIX Cuerpo
-21ª División de Infantería
-4ª División de Caballería
VIII Ejército Alemán
·IV Cuerpo
-3ª División de Infantería
-7ª División de Infantería
-11ª División de Infantería
-5ª División de Caballería
-102ª Compañía de Caballería

Plan de la URSS

A mediados de 1944, la situación del Eje era de extrema gravedad cuando la Unión Soviética aproximó sus tropas a las fronteras de los países de Europa Oriental tras su impresionante victoria en la “Operación Bragation” que implicó la destrucción del Grupo de Ejércitos Centro sobre Bielorrusia. Consumado este triunfo, Iósif Stalin puso sus ojos en Rumanía a sabiendas de que si conseguía aniquilar al Grupo de Ejércitos Sur en Moldavia, las tropas soviéticas tendrían la opción de entrar en el país para privar al Tercer Reich de los pozos petrolíferos de Ploiesti e incluso de sentar una base territorial con la que la URSS poder dar el salto a invadir los países los Cárpatos y los Balcanes.

El Ejército Rojo fijó una maniobra en pinza desde la frontera con Ucrania sobre Moldavia, teniendo como eje principal las capitales de Chisinâu e Iasi que serían asaltadas con unos efectivos de diez a uno en comparación con sus enemigos. Las fuerzas elegidas para la operación fueron el II Frente Ucraniano del general Rodion Malinovsky con la misión de ocupar Iasi mediante el VI Ejército Blindado Guardias, los IV y VII Ejércitos de Guardias, los XXVII, XXXX, LII y LIII Ejércitos, el XVIII Cuerpo Blindado y el Grupo de Caballería Mecanizada “Gorshkov”; y el III Frente Ucraniano del general Fyodor Tolbukhin que debía asegurar Chisinâu con el V Ejército de Choque, los XXXVII, XXXXVI y LVII Ejércitos, el IV Cuerpo Mecanizado de Guardias, el VII Cuerpo Mecanizado y los VI y LXVI Cuerpos.

Aproximadamente la Unión Soviética reunió a un total de 1.314.200 soldados, 1.870 tanques, 16.000 cañones y 2.200 aviones.

Ejército Rojo:
II Frente Ucraniano
-VI Ejército Blindado de Guardias
-IV Ejército de Guardias
-VII Ejército de Guardias
-XXVII Ejército
-XXXX Ejército
-LII Ejército
-LII Ejército
-XVIII Cuerpo Blindado
-Grupo de Caballería Mecanizada “Gorshkov”
III Frente Ucraniano
-V Ejército de Choque
-XXXVII Ejército
-XXXXVI Ejército
-LVII Ejército
-IV Cuerpo Mecanizado de Guardias
-VII Cuerpo Mecanizado
-VI Cuerpo
-LXVI Cuerpo

Ofensiva de Iasi-Chisinau

Cazabombarderos soviéticos Ilushyn Il-2 sobre el área de Iasi en Agosto de 1944.

Al amanecer del 20 de Agosto de 1944, una tormenta de fuego se desató sobre la línea del frente entre la frontera de Ucrania con Moldavia. Sometidos los soldados del Eje a un devastador infierno de miles de piezas de artillería y bombas de la aviación, todos los cañones germano-rumanos de primera línea fueron destruidos y las posiciones defensivas más adelantadas completamente sepultadas. Acto seguido y apenas sin encontrar oposición, las tropas del II Frente Ucraniano cruzaron en botes el Río Prut a lo largo de 16 kilómetros, mientras los hombres del III Frente Ucraniano atravesaban el Río Dniéster para establecer con relativa facilidad una cabeza de puente de 18 kilómetros en Tiraspol. A pesar de que el LXVI Cuerpo que avanzaba sobre Plopschtubej recibió el contraataque más duro de la operación por parte de carros Panzer IV y Stug de la 13ª División Panzer, rápidamente los rusos se repusieron de las pérdidas y pusieron a los blindados alemanes en fuga. Lo mismo sucedió en el sector defendido por la 1ª División Blindada Rumana que aunque destruyó 60 tanques soviéticos de los modelos T-34 y Stalin IS-2, al final fue desarticulada tras perder en la escaramuza 30 carros propios. Salvo por estos contragolpes de carácter local, el frente acabó derrumbándose porque las divisiones alemanes quedaron reducidas al 50ª de sus efectivos y la 4ª División de Montaña Rumana embolsada y virtualmente aniquilada. De hecho y mientras en la retaguardia los mensajes decían “El enemigo está en todas partes”, la capital provincial de Iasi fue conquistada al final de la jornada por el Ejército Rojo.

Con la ruptura del frente en Moldavia, el VI Ejército Alemán y el IV Ejército Rumano (los mismos que habían sido destruidos en la Batalla de Stalingrado de 1943) fueron envueltos dentro de una bolsa de 100 kilómetros por parte de las divisiones del II y III Frente Ucranianos. A partir de entonces comenzaría una lucha por la supervivencia mediante un intento de escapar hacia Hungría atravesando los montes y bosques cercanos que no daría resultado; lo mismo que una operación de ruptura llevada a cabo por el III Ejército Rumano que se vio obligado a replegarse después de que cañoneras soviéticas que navegaban por el Río Dniéster apareciesen a sus espaldas. Solamente y gracias a que la 1ª División Blindada Rumana frenó durante algún tiempo al LXVI Cuerpo Soviético en un área comprendida entre el Río Moldova y Mazulenko, un centenar de miles de soldados alemanes y rumanos consiguieron refugiarse y ponerse a salvo en Rumanía.

Tropas soviéticas apoyadas por un cañón se abren paso en la ciudad de Iasi.

Inesperadamente el 23 de Agosto de 1944, el Rey Miguel I protagonizó un golpe de Estado contra el Gobierno de Bucarest con el que se derrocó al régimen filofascista del Conducator Ion Antonescu. Justo unas horas después de este suceso, el Reino de Rumanía solicitó la paz con la Unión Soviética y los Aliados Occidentales, algo que significó la total capitulación del IV Ejército Rumano en Chisinâu, aproximadamente unos 300.000 hombres que entregaron las armas sin combatir, así como la entrada del Ejército Rojo en Rumanía que definitivamente salió de la Segunda Guerra Mundial.

Resultado

La ofensiva de Iasi-Chisanâu fue la mayor victoria obtenida la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial, incluso por delante de la Batalla de Stalingrado en 1943 y la “Operación Bragation” en 1944. La razón de la magnitud de este triunfo tuvo tres dimensiones: la primera militar porque se consiguió la total destrucción del Grupo de Ejércitos Sur; la segunda territorial porque la URSS se anexionó Besarabia y Bukovina bajo la forma de la República Socialista Soviética de Moldavia; y la tercera estratégica porque implicó la salida de Rumanía de la contienda que desde entonces traicionó al Tercer Reich para unirse a los Aliados, la pérdida de los campos petrolíferos de Ploiesti que alimentaban al Ejército Alemán y la irrupción del Ejército Rojo en los Balcanes y Europa Oriental.

Las bajas del Eje fueron de 400.000 soldados entre los que hubo 200.000 rumanos (8.305 muertos, 24.989 heridos y 170.000 prisioneros) y 200.000 alemanes (85.000 muertos o heridos y 115.000 prisioneros), más un material perdido de 83 tanques, 3.500 cañones, 3.300 vehículos y 330 aviones.

Las bajas de la Unión Soviética fueron de 73.130 soldados (13.197 muertos y 59.933 heridos), más un material perdido de 75 tanques, 108 cañones y 111 aviones.

Tanque soviético Stalin IS-2 entrando triunfal en Iasi.

Indudablemente, la ofensiva de Iasi-Chisinâu marcó un antes y un después en el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial. Con este demoledor golpe del que el Eje nunca se recuperó, Alemania ya no sólo estaban condenada a perder la contienda, sino que además se aceleró el fin del conflicto con la entrada del Ejército Rojo en Rumanía y acto seguido en Bulgaria, Hungría, Albania y Yugoslavia, donde tras imponer regímenes comunistas, se sentaron las bases de la división de Europa y por tanto de la Guerra Fría.

 

Bibliografía:

-Editores de Meridiane, Armata Românâ în al Doilea Râzboi Mondial/ Romanian Army in World War II, “Bâtâlia din Moldova/Battle of Moldavia”, Meridiane (1995), p.55-62
-file:///C:/Users/Ruben/Desktop/operatiunea-iasi-chisnau-ultima-batalie-asupra-romaniei-foto-378.htm
-http://en.wikipedia.org/wiki/Jassy-Kishinev_Offensive