Invasión de Noruega y Dinamarca

 

A veces hay hechos que cambian la Historia, Así ocurrió el 14 de Diciembre de 1939 cuando el buque auxiliar alemán Altmark fue abordado por el crucero británico HMS Arethusa en las aguas frente a los fiordos de Noruega. Los ingleses capturaron a 299 hombres, los cuales fueron liberados de inmediato por negociaciones con la neutral Noruega. Cuando Adolf Hitler se enteró del hecho pudo comprender el peligro que podía suponer Noruega si caía en manos británicas y el bien que aportaría a Alemania si era conquistada gracias a su posición estratégica, sus bases navales, recursos naturales y las minas de hierro de Suecia. La Operación Weserübung fue como se denominó la invasión de Noruega y Dinamarca.

Operación Weserübung

Noruega y Dinamarca suponían un enclave estratégico primordial para Alemania. Desde esos países se podía bombardear la costa de Gran Bretaña en Escocia y las Islas Orcadas, pero sobretodo, aliviaría el bloqueo naval sobre Alemania al quedar abierta una ruta segura sobre el Mar del Norte para los mercantes germanos o navíos neutrales. La economía de Alemania dependía también de Suecia y por tanto asegurar Noruega era fundamental, ya que el Reino Sueco aportaba al Reich anualmente 11 millones de toneladas de níquel y hierro, junto con beneficios de 15 millones de marcos (Reichsmarks) en comercio exterior. Sin embargo la principal razón por la que Hitler quería conquistarla es que Reino Unido ya tenía concebido un plan de invasión a Noruega, de hecho ese mismo comienzo del año 1940 ya se habían acantonado 16.000 soldados franceses en Escocia. Si algo así se producía la guerra estaría más que perdida para los alemanes, con lo cual habían de actuar.

Si hubo una planificación militar de lo más peculiar en la Segunda Guerra Mundial esa fue la de invadir Noruega. Como Hitler apenas tenía ni idea de una operación fuera de las fronteras navales de Alemania, hizo llamar a su general polaco de origen alemán Nikolaus Von Falkenhorst, aunque su verdadero nombre era Jastrzemlski. A las 11:00 de la mañana del 21 de Febrero de 1940 ambos se reunieron en la Cancillería de Berlín, estando presentes los generales Alfred Jodl y Wilhelm Keitel. El Führer preguntó a Falkenhorst sobre su veteranía en el desembarco alemán para apoyar la Guerra de Independencia Finesa de 1917. Como ya era experto en desembarcos entonces le ordenó que para esa tarde hiciera un boceto para invadir Noruega. Nada más salir de la Cancillería Falkenhorst se quedó en blanco, ya que nunca había estado en Noruega ni conocía el país. Para pensar decidió dar un paseo por la ciudad y casualmente encontró una librería con guías de viaje, allí compró un librito turístico de Noruega. Con esa guía hizo anotaciones sobre los mapas e investigó como podía efectuarse una invasión. Tal y como le había dicho el Führer, se presentó de nuevo en la Cancillería a las 17:00 horas de la tarde. Hitler quedó impresionado sobre aquel rudimentario plan garabateado sobre una guía de viajes y lo aprobó. Consistía en algo muy simple, desembarcos de una única división de infantería en los principales puertos de Oslo, Bergen, Trondenheim, Narvik y Kristiansand. Lo curioso es que a la hora de aplicarlo funcionaría a la perfección.

La Operación Weserübung fue el nombre que se otorgó a las invasiones de Noruega y Dinamarca. El plan se dividió en la Operación Wesërebung Nord y la Operación Weserübung Sud. La Operación Weserübung Sud consistía en invadir Dinamarca muy rápidamente por tierra y ocupar sus aeródromos para que la Luftwaffe estuviera más cerca de Noruega. La Operación Weserübung Nord debía ocuparse de invadir Oslo, por mar lo haría la Marina de Guerra Alemana (Kriegsmarine) y por aire los paracaidistas (Fallschirmjäger); mientras que los puertos de Narvik, Bergen, Trondenheim y Kristiansand serían tomados por tropas embarcadas en buques de guerra.

Un total de 152 barcos de la Kriegsmarine dirigida por el almirante Erich Raeder participarían en la invasión repartidos en 13 grupos. Las tropas del Ejército Alemán (Wehrmacht) se distribuían en 9 divisiones destinadas a invadir los dos países, sumando 100.000 tropas. La Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) con el 10 Cuerpo Aérea (X Fliegkorps) del general Hans Ferdinand incluía 1.121 aviones entre 102 cazas, 233 bombarderos, 39 bombarderos en picado, 165 aparatos de reconocimiento y 582 transportes aéreos.

La Wehrmacht contaba con un apoyo adicional, el líder Vidkun Quisling de la Unidad Nacional (Nasjonal Samling), un movimiento fascista noruego que podía prestar una ayuda a los alemanes con una quinta columna de 2.000 hombres en Oslo. Hitler y Quisling se reunieron en secreto en Berlín, recayendo bajo la responsabilidad del político noruego la captura del Rey, el Gobierno y el Parlamento en un golpe de Estado.

Marina de Guerra (Kriegsmarine):
Fuerza de Batalla:
-2 Cruceros Pesados: Scharnhost y Gneisenau
I Grupo:
-10 Destructores: Georg Thiele, Wolfang Zenker, Bernd Von Amim, Erich Geise, Erich Koellner, Diether Von Roeder, Hans Lüdemann, Hermann Künne, Wilhem Heidkamp y Anton Schmitt
-3 Transportes: Bärenfels, Havock y Alster
-2 Petroleros: Jan Wellem y Kattegat
II Grupo:
-1 Crucero Pesado: Admiral Hipper
-4 Destructores: Paul Jaboki, Theodor Riedel, Bruno Heinemann y Friedrich Eckoldt
-3 Transportes: Sao Paulo, Levante y Main
-2 Petroleros: Skagerrak y Moonsud
III Grupo
-2 Cruceros Ligeros: Königsberg y Köln
-1 Cañonero: Bremse
-2 Torpederos: Leopard y Wolf
-6 Lanchas Torpederas: Carl Peters, S19, S21, S22, S23 y S24.
IV Grupo
-1 Crucero Ligero: Karlsruhe
-3 Torpederos: Luchs, Greif y Seeadler
-8 Lanchas Torpederas: Tsingtao, S7, S8, S17, S30, S31, S32 y S33
V Grupo
-1 Acorazado = Lützow
-2 Cruceros Ligeros: Blücher y Emden
-3 Torpederos: R19, R18 y Rau 8
-6 Lanchas Torpederas: Möwe, Albatros, Kondor, R17, R22, Rau 7, R20, R24, R22 y R23
VI Grupo:
-4 Dragaminas: M1, M2, M9 y M13
VII Grupo:
-1 Acorazado: Schleswig-Holstein
-3 Dragaminas: Claus Von Bevern, Pelikan, Nautilus y MRS12
-2 Transportes: Campinas y Córdoba
VIII Grupo:
-1 Dragaminas: Hansestadt Danzig
-1 Rompehielos: Stettin
IX Grupo:
-6 Dragaminas: Arkona, Otto Braun, Cressida, Silvia, R6 y R7
-1 Patrullero: UJ107
-1 Transporte: Rugard
-2 Remolcadores: Passat y Monsun
X Grupo:
-20 Dragaminas: M1201, M1202, M1203, M1204, M1205, M1206, M1207, M1208, M4, M20, M84, M102, R25, R26, R27, R28, R29, R30, R31 y R32
XI Grupo:
-14 Dragaminas: M61, M89, M110, M111, M134, M136, R33, R34, R35, R36, R37, R38, R39, y R40
-1 Transporte: Von Der Groeben
· Grupo Dragaminas:
-8 Dragaminas: Roland, Cobra, Preussen, Köningen Luise, M6, M10, M11 y M12
·Fuerza U-Boat:
-35 Submarinos: U-25, U-46, U-51, U-64, U-65, U-30, U-34, U-9, U-14, U-56, U-60, U-62, U-1, U-4, U-37, U-38, U-47, U-48, U-49, U-50, U-13, U-57, U-58, U-59, U-2, U-3, U-5, U-6, U-7, U-10, U-19, U-17, U-23, U-24 y U-61.

Barcos:
2 Acorazados
6 Cruceros (3 Cruceros Pesados y 3 Cruceros Ligeros)
14 Destructores
35 Submarinos
56 Dragaminas
8 Torpederos
1 Cañonero
1 Patrullero
12 Lanchas Torpederas
10 Transportes
4 Petroleros
2 Remocadores
1 Rompehielos
Totall = 152 Navíos

Fuerzas de Tierra:
Alemania = 100.000
Noruegos del Nasjonal Samling = 2.000

Ejército (Wehrmacht):
2ª División de Montaña
3ª División de Montaña
69ª División de Infantería
163ª División de Infantería
181ª División de Infantería
196ª División de Infantería
214ª División de Infantería
170ª División de Infantería
198ª División de Infantería
11 Brigada Motorizada
1º Regimiento Aerotransportado
308º Regimiento de Infantería
10 Cuerpo Aéreo (X Fliegkorps)
Unidad Nacional Noruega (Nasjonal Samling)

Aliados

Los Aliados también se habían preparado para una intervención en Escandinavia, para ellos Noruega suponía un punto estratégico clave desde donde poder bombardear Alemania y su industria, además de cortar su pequeño tráfico marítimo para siempre.

Gran Bretaña, Francia y la Polonia Libre iban a participar intensamente en la campaña. Unas 35.000 tropas fueron destinadas para la operación. Todos estos soldados serían traslados por mar, escoltados por una inmensa flota que entre los barcos de las tres naciones sumaban 69 navíos (3 portaaviones, 6 acorazados, 21 cruceros, 25 destructores, 7 submarinos y 7 transportes)

Escandinavia tenía una situación más compleja. Ni el Rey Haakon VII de Noruega ni el Rey Christian X de Dinamarca se creyeron que podían ser invadidos. Por tanto sus países serían abiertos a los ejércitos invasores alemanes y franco-británicos.

Dinamarca era uno de los países con los ejércitos más pequeños de Europa. El Ejército Real Danés poseía dos divisiones y la Guardia Real Danesa del Palacio Real en Copenhague, sumando todo eso los 14.500 hombres. La Marina Real Danesa disponía de 27 navíos, todas embarcaciones patrulleras, menos 7 submarinos.

Noruega para defenderse tenía 6 divisiones con 60.000 tropas y 84 aviones. La Marina Real Noruega era más aceptable, pues tenía 100 navíos, aunque todos muy pequeños a excepción de 4 destructores.

Ejército Real Noruego:
1ª División
2ª División
3ª División
4ª División
5ª División
6ª División
Guardia Real de Oslo

Marina Real Noruega:
7 Destructores
18 Dragaminas
17 Torpederos
58 Patulleros
Total = 100 Navíos

Ejército Real Danés:
1ª División “Seeland”
2ª División “Jutlandia”
Guardia Real Danesa

Marina Real Danesa:
8 Patrulleros
7 Submarinos
12 Dragaminas
Total = 27 Navíos

Ejército Británico:
49ª División de Infantería Británica
24 Brigada de Guardias “Escoceses, Galeses e Irlandeses”
3º Regimiento Real de Húsares “The King’s Own Hussars”

Marina Real Británica (Royal Navy):
3 Portaaviones: HMS Ark Royal, HMS Furious y HMS Glorious
6 Acorazados: HMS Resolution, HMS Rodeny, HMS Valiant, HMS Warpsite, HMS Renown y HMS Repulse
4 Cruceros Pesados: HMS Berwick, HMS Devonshire, HMS Sulfolk y HMS York
15 Cruceros Ligeros: HMS Birmingham, HMS Effingham, HMS Glasgow, HMS Manchester, HMS Sheffield, HMS Southampton, HMS Arethusa, HMS Aurora, HMS Coventry, HMS Curlew, HMS Enterprise, HMS Galatea, HMS Penelope, HMS Cairo, HMS Carlisle, HMS Curacoa y HMS Calcutta
21 Destructores: HMS ACasta, HMS Afridi, HMS Ardent, HMS Debouin, HMS COssack, HMS Eskimo, HMS Punjabi, HMS Hero, HMS Icarus, HMS Kimberley, HMS Forester, HMS Foxhound, HMS Hardy, HMS Hunter, HMS Hotspur, HMS Havock, HMS Hostile, HMS Gurkha, HMS Glowworm, HMS Wolverine y HMS Zulú
5 Submarinos: HMS Sterlet, HMS Tarpon, HMS Thistle, HMS Seal, HMS Snapper
4 Transportes: HMS Bittern, HMS Stork, HMS Auckland y HMS Black
Total = 58 Navíos

Ejército Francés:
27 Brigada de “Chasseurs” Alpinos
13ª Legión Extranjera Francesa

Marina Francesa:
2 Cruceros: Emile Bertin y Montcalm
1 Destructor: Bison
1 Submarino: Rubis
Total = 4 Navíos

Ejército Polaco Libre:
Brigada Polaca Independiente

Marina Polaca Libre:
3 Destructores: Blyskawica, Burza y Grom
1 Submarino: Orzel
3 Transportes: Chorby, Sobieski y Batory
Total = 7 Navíos

TOTAL:
Ejército Noruego = 60.000 soldados
Ejército Danés = 14.500 soldados
Fuerzas Aliadas (Británicos, franceses y polacos libres) = 35.000 soldados

Preludio

El 7 de Abril de 1940 unos aviones británicos de la Fuerza Aérea Británica (Royal Air Force o RAF) localizaron a un grupo de buques de guerra alemanes en el Mar del Norte rumbo a Noruega. Informaron acerca de ello y para comprobarlo, algunos aviones de la caza naval encontraron a los navíos, atacándolos sin éxito. La Operación Weserübung había sido descubierta.

Nada más darse cuenta los ingleses el 8 de Abril de que una flota de invasión alemana iba a Noruega, se cursaron las órdenes correspondientes. A la Royal Navy eso le encontró por sorpresa, aunque en esos momentos aún no estaban muy seguros. Los temores se convirtieron en realidad cuando el submarino polaco libre Orzel hundió al barco de transporte alemán Río de Janeiro en el cual viajaban tropas en su interior. En cuanto lo supieron los británicos empezaron a organizarse.

Primeramente, al atardecer de aquel 8 de Abril, el almirante británico Charles Forbes hizo zarpar a la Royal Navy para intentar defender las aguas noruegas. Salieron del Río Clyde y del Firth Forth en Escocia, el portaaviones HMS Glorious, dos acorazados y un buen puñado de cruceros y destructores con transportes que albergaban a los miles de soldados ingleses, franceses y polacos.

Desde el inicio de la travesía ya se dieron problemas para la Royal Navy. Ataques alemanes de aviones y submarinos molestaron a la flota. Los destructores HMS Glowworm y HMS Gurkha resultaron hundidos durante las acciones.

Invasión de Dinamarca

A las 4:00 horas de la madrugada del 9 de Abril de 1940, las tropas alemanas de la Wehrmacht con 70 tanques Panzer en cabeza, empezaron a cruzar la frontera con Dinamarca desde la provincia alemana de Schleswig-Holstein.

Varios paracaidistas alemanes saltaron sobre los aeródromos daneses de Aalborg y Gericke, ambos fueron tomados sin problemas, mientras que otra compañía paracaidista aterrizó en el puente de Stoershorm que conquistaron muy fácilmente. Estas acciones aerotransportadas en Dinamarca no costaron muertos a los alemanes. Tampoco las operaciones pequeñas de desembarco en el Gran Belt, Zealand y Fyen.

Ciclistas de la Wehrmacht entrando en Dinamarca a través de un puente.

Sobre las 4:20 horas el buque alemán Hansestadt Danzig desembarcó en Copenhague al 308º Regimiento al mando del general Kurt Himmer, concretamente en el muelle Lagerlinie, que sigilosamente se acercó al Palacio Amalienborg donde se encontraba el Rey Cristián X. Los alemanes mantuvieron un tiroteo con el Palacio Amalienborg en el que resultó herido un soldado danés, sin dificultades irrumpieron en el edificio y capturaron al Rey Christián X.

Cerca de las 5:20 horas la fuerza aérea danesa fue neutralizada por los caza-bombarderos Messerschmitt Bf 110 que inutilizaron a los aparatos daneses en tierra del aeródromo de Vaerloese, al mismo tiempo se lanzaron octavillas sobre la capital. Dinamarca había sido neutralizada.

El cautivo Rey Cristián X no le quedó más remedio que pedir la paz. La claudicación la medió el embajador alemán Cecil Von Reuthe Fink. Sin problemas los alemanes ocuparon Dinamarca y la Luftwaffe se asentó en los aeródromos daneses.

La Operación Weserübung Sud terminó para Dinamarca con 16 muertos daneses y 23 heridos, mientras que para Alemania con 13 muertos (12 soldados y 1 piloto).

Invasión de Noruega

Al amanecer de la mañana del 9 de Abril de 1940, los primeros paracaidistas alemanes volando sobre Noruega descendieron sobre el aeródromo de Sola en Stavenger. Las tropas aerotransportadas aterrizaron en las cercanías del aeropuerto, gracias a ese ataque por sorpresa vencieron a la resistencia noruega muy fácilmente. Con el aeródromo de Sola en manos alemanas la Luftwaffe consiguió su primera base en suelo noruego.

Paracaidistas descendiendo cerca del aeródromo de Sola, en Stavenger.

Mientras caían los paracaidistas, el Grupo I de invasión con loscruceros pesados Scharnhost y Gneisenau y destructores anclaron frente al puerto de Narvik por la mañana. Allí se encontraron al destructor de defensa costera noruego Eidsvoll al que ofrecieron una capitulación, éste la rechazó y los barcos de guerra alemanes lo hundieron con torpedos provocándole 182 muertos. Una vez se adentraron en el puerto el viejo destructor Norge intentó también oponer resistencia, así que los buques alemanes los torpedearon hundiéndolo y matando a más de 200 personas. El veterano general alemán Eduard Dientl desembarcó con sus hombres en Narvik y tomó las afueras de la ciudad sufriendo una sóla baja. Dientl se presentó ante el alcalde noruego instando que sus tropas se rindiesen. Para que él se fiase de sus buenas intenciones el general alemán se ofreció rehén mientras las tropas noruegas en Narvik se desarmaran pacíficamente. El alcalde aceptó y una vez terminó el proceso de desarme los alemanes ocuparon la ciudad y Dientl instaló el cuartel general en el Hotel Royal.

Trondenheim cayó con más dificultades que Narvik. En primer lugar el crucero pesado Admiral Hipper mantuvo un combate contra las baterías costeras noruegas, siendo finalmente eliminadas con el apoyo de los cuatro destructores, aunque el petrolero Main resultó hundido por el destructor noruego Draug. Los alemanes a continuación desembarcaron en la ciudad sin encontrar resistencia.

Tropas alemanas de la Wehrmacht operando en la calles de la capital de Oslo, Noruega.

Bergen opuso desde sus instalaciones portuarias una enconada resistencia. Los cañones de la costa averiaron ligeramente al crucero pesado Königsberg que tuvo que retirarse para tener reparaciones, pero ni así las baterías costeras pudieron evitar ser silenciadas.

Kristiandatd fue la única ciudad que se conquistó fácilmente sin apenas disparos ni bajas, ya que el alcalde era pro-Quisling y recibieron a los alemanes como hermanos. Los destructores noruegos Gyller y Odin fueron capturados éxitosamente sin problemas.

Oslo no fue nada fácil, pues sólamente empezar la batalla la patrullera noruega Pol III fue hundida por torpedos. Las baterías costeras nada más divisar la flota alemana abrieron fuego, recibiendo el crucero Blücher varios impactos en la torreta y quedando inutilizados sus cañones. Como no podía disparar, las piezas de artillería noruegas centraron todos sus proyectiles sobre el buque, además de hundir al destructor noruego Eger. Después de varias explosiones el Blücher volcó en llamas y se hundió con 830 hombres en su interior.

Como la toma de la ciudad de Oslo era muy difícil de tomar por mar, se intentó diplomáticamente por medio del embajador Curt Bräuer, pero también fracasó. La única opción fue probar mediante el aire cuando los paracaidistas aterrizaron en el aeropuerto de Fornebu junto a la capital. Al mismo tiempo en el interior de Oslo se daba un golpe de Estado encabezado por la milicia fascista noruega de Vidkun Quisling que provocó la retirada del Gobierno y facilitó el avance a los alemanes. Las tropas noruegas al encontrarse rodeadas por el mar y por el aire mientras caían decenas de paracaidistas, además de la milicia interior del Nasjonal Samling, se vieron obligadas a rendirse.

Crucero alemán Blücher hundiéndose mientras se vuelca de lado frente a Oslo.

Entre los que huyeron de Oslo hacia la segura ciudad de Nybergsund estaban el Rey Haakon VII, el Gobierno y el Parlamento (Storling), junto a 30 camiones que transportaban el oro del Banco de Noruega. Para el final de la tarde los alemanes entraron en Oslo y la ocuparon, Vidkun Quisling fue nombrado líder de la nueva Noruega.

Primera Batalla de Narvik

El 10 de Abril de 1940 la Royal Navy se adentró con 5 destructores en el fiordo helado de Narvik, eran los HMS Hardy, HMS Havock, HMS Hunter y HMS Hostile. También acudió el crucero HMS Penélope.

Lo que no sabían los ingleses es que en la zona había 10 destructores alemanes: Hermann Künne, Hans Lüdemann, Jan Wellem, Wilhelm Heidkamp, Anton Schmidt, Diether Von Roeder, Wolfang Zeiker, Erich Koellner, Erich Giese y Bernd Von Arnim.

El crucero pesado alemán Gneisenau entrando en el fiordo de Narvik.

A las 5:30 horas de ese día los destructores británicos, una vez dentro del fiordo, se toparon con la gran concentración alemana de buques en Narvik. Sin dudarlo empezaron a abrir fuego a quemarropa. Las potentes salvas iniciales de los británicos fueron devastadoras, pues hundieron a dos destructores alemanes, el Anton Schmidt y el Wilhelm Heidkamp, además de a 7 mercantes noruegos que habían capturado los germanos para engrosar sus filas. Sin embargo, en cuanto los destructores alemanes recobraron la iniciativa su respuesta fue más feroz. A cañonazos los alemanes hundieron dos destructores británicos, el HMS Hardy y el HMS Hunter, y pusieron en retirada al resto con graves daños en el HMS Hotspur y ligeros en el crucero HMS Penélope.

Como los destructores alemanes no tenían en aquel momento suficiente combustible, no persiguieron a los británicos que se escabulleron en las aguas del Mar del Norte sin ser detectados milagrosamente por los cruceros Scharnhorst y Gneisenau que pasaban casualmente por allí. La Batalla de Narvik terminó con dos destructores alemanes y dos destructores británicos hundidos.

Ataques aéreos y navales

Por la noche del 10 de Abril, una escuadrilla de bombarderos en picado Skua británicos atacaron el puerto noruego Bergen, acertando con 5 bombas al crucero ligero alemán Königsberg que lo incendieron y hundieron. También se hundió al crucero ligero Karlsruhe e intentaron hacer lo mismo con el otro crucero Köln, aunque fracasaron, perdiéndose únicamente en la acción un avión Skua con su piloto que cayó al mar por problemas técnicos. Pero ese día los alemanes no sólamente tuvieron desgracias, también victorias, pues hundieron al submarino británico HMS Thistle.

Caza bombarderos en picado Skua británicos atacan al crucero alemán Köln en el puerto de Bergen.

También el Gobierno del Rey que se había refugiado en Nybergsund recibió ataques aéreos de todo tipo. Como Haakon VII se negó a reconocer a Quisling como Primer Ministro, los alemanes se vengaron arrasando con bombarderos la ciudad entera de Nubergsund, salvándose milagrosamente de las llamas la familia real.

Durante el resto de días siguientes aviones embarcados Skua británicos estuvieron bombardeando los puertos e instalaciones portuarias alemanas en Trondenheim, Bergen y Oslo. Entre las víctimas alemanas resultaron hundidos los petroleros Skagerrak por el crucero inglés HMS Suffolk y Moonsund por el submarino HMS Snapper; además de la lancha torpedera Leopard por colisión.

Segunda Batalla de Narvik

La flota británica contraatacó en el fiordo de Narvik el 13 de Abril de 1940 buscando el desempate del encuentro anterior. La potente fuerza incluía al acorazado HMS Warpsite, más los destructores HMS Bedouin, HMS Cossack, HMS Punjabi, HMS Eskimo, HMS Kimberley, HMS Hero, HMS Icarus, HMS Forester y HMS Foxhound.

Flota alemana barrenada en Narvik por los propios marineros alemanes.

Los alemanes disponían en Narvik en ese momento de 8 destructores, eran los Hermann Künne, Hans Lüdemann, Jan Wellem, Diether Von Roeder, Wolfang Zeiker, Erich Koellner, Erich Giese y Bernd Von Arnim, además del submarino U-64 y el petrolero Jan Wellem.

A las 12:30 horas los destructores alemanes al ver lo que se les venía encima abrieron fuego y dañaron tres destructores de los británicos hasta que se les acabaron las municiones. Entonces, comprendiendo que no tenían nada hacer los 8 destructores alemanes se barrenaron ellos mismos en el fiordo junto al petrolero, desembarcando antes a los marinos en el puerto. Para intentar espantar a la flota británica en la zona los alemanes enviaron al submarino U-64, pero el crucero HMS Warspite lo detectó y lo hundió. Ante esta situación los alemanes se habían quedado atrapados en Narvik.

Campaña en el Norte

A lo largo de tres días apenas hubo actividad en Noruega, las tropas alemanas seguían presionando por el interior de Escandinavia sin oposición. El dia 14 unos bombarderos en picado Skua ingleses hundieron al carguero alemán Barenfels, mientras que los alemanes hundieron a los submarinos británicos HMS Tarpon y HMS Sterlet.

Stuka Junkers Ju 87 sobrevolando un fiordo noruego, bajo las alas porta depósitos auxiliares de combustible para tener más radio de acción.

La ofensiva aliada contra Narvik se produjo el 17 de Abril con 20.000 hombres. Los británicos y franceses, estos últimos con Cazadores de los Alpes (Chasseurs des Alpes), desembarcaron al Norte de Narvik, las fuerzas polacas libres pisaron tierra en el Sur de Skjomen y las tropas noruegas se concentraron cerca de la frontera con Suecia. Para defender la ciudad de Narvik los alemanes del general Eduard Dientl sólo contaba con 4.800 hombres, de los cuales 1.800 eran cazadores de montaña y 3.000 marinos, mientras que en artillería sólo poseían 14 cañones, además de 48 camiones y 8 coches que requisaron a los civiles.

No exclusivamente desembarcaron los ingleses en Narvik, sino también en los puertos de Andalsnes y Namsos que tomaron muy rapidámente, este último puerto asegurado por la 49ª División Británica. Posteriormente avanzaron contra Trondenheim, pero los alemanes organizaron un duro ataque que los hizo refugiarse en los alrededores de los puntos de desembarco durante semanas. La precaria situación alemana en Narvik hizo que los alemanes desde Berlín ordenaran la retirada a Dientl, sin embargo un hidroavión el dia 18 amerizó cerca de la zona instándole a resistir a toda costa.

Narvik se convirtió en un símbolo de resistencia alemana hasta la muerte. Durante todo Abril y parte de Mayo de 1940 los alemanes resistieron la envestida de 20.000 hombres por todos los lados. Los franceses, británicos, polacos y noruegos atacaron desde las montañas, desde las afueras de las zonas portuarias, desde valles nevados y desde el mar con la Royal Navy castigando Narvik. Aunque los británicos recibían constantemente tropas y refuerzos por vía marítima, los alemanes en una inferioridad numérica increíblemente pequeña aguantaron en la nieve. Sin embargo, al final los defensores tuvieron que retirarse hacia la zona cercana a la frontera sueca ante la imposibilidad de resistir por más tiempo.

Unos prisioneros británicos que se rindieron a los alemanes el 21 de Abril en Lillehammer fueron llevados ante Alemania y presentados al mismo Hitler. Eran un suboficial, un cabo y un soldado raso. El Führer tras hablar con ellos les dijo “Esta guerra no era necesaria. Podéis decir que gracias a vuestro Gobierno os encontráis aquí”.

Paracaidistas alemanes conversando a varios kilómetros de Narvik para salvar a sus compañeros sitiados. Al fondo puede apreciarse un transporte aéreo Junkers Ju 52.

Al amanecer del 2 de Mayo, las tropas británicas comenzaron a retirarse del camino hacia Trondenheim gracias a la contraofensiva alemana. Por la mañana todos los ingleses de la 49ª División ya habían sido evacuados, abandonando los puertos de Andalsnes y Namsos.

A lo largo de la retirada los navíos aliados fueron castigados duramente, como por ejemplo el hundimiento del transporte HMS Bittern o el destructor noruego Garm. El 3 de Mayo unos Stukas hundieron el destructor inglés HMS Afridi y el destructor francés Bison. Al dia siguiente, 4 de Mayo, los alemanes hundieron al destructor polaco libre Grom provocando la muerte a 59 marineros polacos. Paral el 16, el transporte polaco Chorby fue hundido con 400 soldados que murieron ahogados, aunque por suerte 700 fueron recogidos en el agua.

Tras un mes exacto de lucha en Narvik, el día 17 de Mayo, el 1º Regimiento Aerotransportado alemán saltó desde transportes Junker Ju 52 a las afueras de la ciudad para ayudar a los defensores que se retiraban hacia la frontera sueca. Aterrizeron 75 paracaidistas desde el aire y otros 15 lo hicieron en hidroavión, sumando entre todos un total de 90 tropas experimentadas. Al llegar los paracaidistas se hicieron con la situación poco a poco y los franco-británicos fueron retirándose.

Durante los días siguientes que duró la batalla por Narvik, las acciones en el mar y el aire se sucedieron. El dia 18 el destructor noruego Troll fue capturado por los alemanes. El 26 de Mayo unos bombarderos Junkers Ju 88 hundieron en el fiordo al crucero británico HMS Curlew, lo que suponía una pérdida considerable para la Royal Navy de cara a las operaciones. Semanas después, el 5 de Junio, el submarino HMS Seal fue dañado por y capturado marineros alemanes, que lo llevaron como trofeo a Alemania.

Aunque los paracaidistas ganaban terreno, Dientl todavía seguía sitiado en Narvik con sólo 400 hombres. Como los paracaidistas se acercaban, los sitiados decidieron abandonar Narvik bajo una lluvia de fuego para acudir a su encuentro. En cuanto los alemanes salieron de la ciudad pudieron escapar por un túnel, entonces los polacos tomaron las líneas del ferrocarril y les cortaron el paso por el otro lado, con lo cual tuvieron que quedarse en el interior resistiendo.

Sorprendentemente el 8 de Junio, los británicos, franceses y polacos dejaron de hostigar a los alemanes en el túnel, durante horas se retiraron de la ciudad y embarcaron en los buques rumbo a Gran Bretaña y Francia donde la ofensiva alemana en Europa Occidental estaba arrollando a los francobritánicos. La invasión de Europa Occidental salvó a los hombres de Dientl atrapados en el túnel.

El Scharnhost de la Kriegsmarine dispara sus cañones contra la Royal Navy una vez es derrotada por los alemanes en Narvik.

Cuando la Royal Navy abandonó el fiordo de Narvik, los cruceros pesados alemanes Sharnhost y Gneisenau les esperaban acechando en el mar. Nada más distinguir la flota inglesa, los cruceros alemanes pusieron la vista sobre el portaaviones británico HMS Glorious, entonces los cañonazos empezaron a explosionar sobre el buque. Después de muchos impactos de proyectiles y torpedos, el portaaviones HMS Glorious esloró y se hundió muriendo 1.519 hombres a bordo. Después de acabar con el portaaviones, los cruceros Gneisenau y Scharnhost atacaron a los destructores británicos HMS Ardent y HMS Acasta que también fueron hundidos. Lejos de la tragedia, el submarino polaco Orzel también resultó hundido por culpa de una mina marina.

Huída en desbandada la flota británica y resultando en parte destruida, las tropas de Dientl salieron del túnel y se unieron jubilosamente al 1º Regimiento Paracaidista. Por la noche de aquel 8 de Junio recapturaron Narvik triunfantes.

Sabida la noticia de la caída de Narvik, el Rey Haakon VII de Noruega declaró la rendición de su país y se retiró al exilio de Londres. La invasión de Noruega y Dinamarca había finalizado.

Portaaviones británico HMS Glorious es hundido en el fiordo de Narvik tras recibir un duro castigo procedente de los cañones de los cruceros pesados alemanes Scharnhost y Gneisenau.

Resultado

Alemania para ocupar Noruega y Dinamarca pagó la cifra de 5.296 bajas, de las cuales 3.696 fueron muertos y 1.604 heridos. Las pérdidas navales de la Kriegsmarine fueron 21 navíos en total, siendo de 2 cruceros, 10 destructores, 1 submarino, 1 lancha torpedera, 3 transportes de tropas y 4 petroleros. La Luftwffe encajó 100 aviones derribados.

Los Aliados (Noruega, Dinamarca, Reino Unido, Francia y la Polonia Libre) tuvieron un total de 6.602 bajas entre todos. Los navíos perdidos con las cinco flotas fueron de 23 unidades, entre las que había un portaaviones, un crucero, catorce destructores, cinco submarinos, un transporte y una patrullera.

Gran Bretaña se llevó la peor parte con 4.369 bajas, siendo la mayoría muertos. Pero lo peor lo sufrió en el mar con el hundimiento del valioso portaaviones HMS Glorious, el crucero HMS Curlew, siete destructores y cuatro submarinos.

Francia y la Polonia Libre cosecharon 533 bajas entre muertos heridos y desaparecidos. En el mar los franceses perdieron un destructor, mientras que los polacos libres un destructor, un submarino y un transporte.

Noruega sumó 1.700 bajas de las que 860 fueron muertos y 840 heridos. Las pérdidas navales fueron de 5 destructores.

Dinamarca fue el país que menos sufrió con 16 muertos daneses y 23 heridos, además de 25 aviones destruidos.

En el exilio de Londres se fundó la Noruega Libre dirigida por el Rey Haakon VII, mientras que en Noruega Vidkun Quisling y el partido fascista Nasjonal Samling ascendieron al poder en una alianza de colaboración con Alemania bajo el nuevo Estado de Noruega. Dinamarca no hizo gobierno libre en el exterior, prefiriendo su Rey Christian X la colaboración con el Tercer Reich.

La Blitzkrieg alemana en Polonia, Dinamarca y Noruega, con la fuerza de sus poderosos Stukas, sólo fue una demostración ante lo que harían poco después los alemanes con Francia y con toda Europa.

Pérdidas de los Aliados:
1 Portaaviones británico
1 Crucero británico
14 Destructores (7 británicos, 5 noruegos y 1 francés)
5 Submarinos (4 submarinos británicos y 1 polaco)
1 Transporte polaco libre
1 Patrullera noruega
100 Aviones
6.602 Bajas humanas (4.369 británicos, 533 franco-polacos, 1.700 noruegos y 39 daneses)

Pérdidas de Alemania:
2 Cruceros
10 Destructores
1 Submarino
1 Lancha Torpedera
3 Transportes
4 Petroleros
100 Aviones
5.296 Bajas humanas

 

Bibliografía:

Robert Wernick, Hitler y el III Reich, La Guerra Relámpago. “Manos de hierro en Escandinavia”, Time-Folio-Books (2008) p.76-87
Editores de S.A.R.P.E., Crónica Política y Militar de la Segunda Guerra Mundial. “El Ejército Rojo ataca Finlandia”, S.A.R.P.E. (1978), p.100-111
Editores de Time-Life-Books, El III Reich y Hitler: Guerra en alta mar. “Campañas de cautela y engaño”, Time-Life-Books (2009), p.45-68
Paco Martínez Canales, Fallschirmjäger Paracaidistas alemanes en la Segunda Guerra Mundial, Revista Serga Nº41 (2006), p.34-36
http://www.panzertruppen.org/ww2/1940/noruega.html
http://en.wikipedia.org/wiki/Norwegian_Campaign
http://en.wikipedia.org/wiki/Battle_of_Denmark