Desembarco en Marruecos y Argelia “Operación Torch”

La “Operación Torch” del 8 de Noviembre de 1942 fue una de las campañas más decisivas de los Aliados en la la Segunda Guerra Mundial porque supuso la primera intervención militar de Estados Unidos en la campaña del Norte de África. Este enfrentamiento que se materializó en un desembarco anfibio de las tropas anglo-norteamericanas sobre las playas de Casablanca, Orán y Argel, derivó en un cruento enfrentamiento contra los colaboracionistas franceses e intensas batallas navales y aéreas con las que finalmente se doblegó a la Francia de Vichy y se asestó un golpe estratégico demoledor a las potencias del Eje sobre Marruecos y Argelia.

Plan de los Aliados

Con Europa en manos del Tercer Reich y el Sudeste Asiático en manos de Japón, entre finales de 1941 y principios de 1942 la única opción de propinar un revés a las potencias del Eje era atacar a sus miembros más periféricos y expuestos, como por ejemplo la Francia de Vichy, cuando durante la Conferencia de Arcadia celebrada en Washington el Primer Ministro Winston Churchill del Reino Unido propuso al Presidente Franklin Delano Roosevelt de Estados Unidos llevar a cabo la “Operación Gymnast” consistente en desembarcar a 55.000 soldados británicos y de 200.000 a 300.000 norteamericanos para arrebatar a los galos el África Occidental Francesa y amenazar el flanco occidental del Afrika Korps en Libia. Sin embargo a mediados de 1942 aquella misión no era más que una mera fantasía primero porque el Ejército Estadounidense no disponía de tantos hombres al estar conteniendo la ofensiva del Imperio Japonés en la Guerra del Pacífico y segundo que las tropas ítalo-germanas del mariscal Erwin Rommel pasaron a la contraofensiva en Cirenaica, derrotando al VIII Ejército Británico en la Batalla de Gazala e invadiendo Egipto, por lo que la prioridad máxima era defender el Delta del Nilo y el Canal de Suez.

Hasta el verano de 1942 los Aliados fueron incapaces de acuerdo sobre qué acción tomar contra el Eje en África pese a las insistencias de Iósif Stalin para que abriesen un “segundo frente” que aliviase la presión del Ejército Alemán sobre la Unión Soviética. Solamente después de que el Afrika Korps interrumpiese su avance en Egipto sobre el sector de El-Alamein y tras una fracasado intento de desembarco por parte del Ejército Canadiense sobre Francia que culminó en el desastre de la Batalla de Dieppe, hicieron que finalmente los altos mandos de Washington y Londres se declinasen durante una reunión celebrada el 21 de Agosto por una intervención contra la Francia de Vichy en Marruecos y Argelia que fue aprobada por el jefe del Estado Mayor George Marshall y el comandante en jefe de la Fuerza Expedicionaria Aliada, el general Dwith Eisenhower.

Bajo el nombre de “Operación Torch” u “Operación Antorcha” los Aliados efecturarían tres desembarcos simultáneos sobre las costas del África Occidental Francesa, exactamente uno en Marruecos y dos en Argelia. La Fuerza Operativa Occidental (Western Task Force) compuesta por 53.000 efectivos de la 2ª División Blindada, la 9ª División de Infantería y el 503º Regimiento Aerotransportado al mando del general George Patton tomaría tierra en las costas marroquís de Mahdia para neutralizar el Aeródromo de Port Lyatey al norte, así como en Safi y Fedala más al sur con la finalidad de sitiar Casablanca mediante dos alas envolventes que avanzarían a 225 y 25 kilómetros respectivamente de su objetivo, impidiendo de ese modo a los franceses trasladar refuerzos de las poderosas guarniciones de Rabat y Marrakech. La Fuerza Operativa Central (Central Task Force) integrada por 39.000 combatientes de la 1ª División Blindada, la 1ª División de Infantería “Big Red One” y el 1st Batallón de Rangers al mando del general Llyod Fredendall sería depositada en el litoral occidental argelino con tres contingentes a 38 kilómetros al este de Orán sobre el Golfo de Arzew, a 22 kilómetros al oeste sobre la Playa Les Andalouses y a 48 kilómetros sobre Mersa Bou Zedjhar. La Fuerza Operativa Oriental (Easter Task Force) constituida por 33.000 soldados entre 23.000 ingleses y 10.000 norteamericanos de la 78º División de Infantería Británica, los 39º y 168º Regimientos de Infantería Estadounidenses y los Comandos Anglo-Estadounidenses al mando del general Charles Ryder serían desembarcados en la propia ciudad de Argel y en dos puntos de las inmediaciones, concretamente en el Cabo Sidi-Ferruch y Castiglione.

La Flota Estadounidense (US Navy) que lideraba el contraalmirante Kent Hewitt zarpó directamente desde Estados Unidos saliendo del puerto de Hampton Roads en Virginia, antes de realizar sobre el Océano Atlántico la que tuvo la particularidad de ser la travesía más larga de una escuadra de invasión en la Segunda Guerra Mundial, ya que sus buques no harían una sola parada hasta alcanzar las costas del África Occidental Francesa. También una segunda formación naval al frente del contraalmirante Thomas Troubridges dejó atrás el Estuario del Río Clyde en Escocia para descender en paralelo a Gran Bretaña y reunirse con una tercera escuadra en Gibraltar que dirigía el contraalmirante Harold Borrought, esta última parte de la Marina Real Británica del Mediterráneo (Royal Mediterranean Fleet) al mando del almirante Andrew Cunningham, la cual efectuó una maniobra de distracción para hacer creer a los espías del Eje que el objetivo no era Argelia, sino Cerdeña o Sicilia, por lo que unos 300 aviones alemanes e italianos fueron desplegados por error al sur de Italia y a 1.000 kilómetros de distancia de los principales objetivos de la “Operación Torch”.

Bombarderos en picado Dauntless SBD Douglas a bordo del portaaviones USS Suwannee en dirección hacia la costas de Marruecos.

El éxito de la “Operación Torch” dependía de todos aquellos altos oficiales de la Francia de Vichy que estuviesen en condiciones de traicionar a la causa del Eje y sumarse a la de los Aliados. Como hasta entonces la Francia Libre en el exilio estaba muy mal vista por los galos debido a su complicidad durante el ataque de la Marina Real Británica sobre la Flota Francesa al puerto de Mers-el-Kebir en 1940, se cuidó muy bien de no informar al general Charles De Gaulle sobre la misión (debido a que era odiado entre el generalato de Argelia y Marruecos) y se prohibió que las fuerzas francesas libres participasen en los desembarcos. De hecho como los galos tampoco se fiaban de los ingleses, se acordó que las primeras oleadas estuviesen compuestas por soldados norteamericanos, luciendo la insignia de las barras y estrellas cosida en los brazos de las guerreras, además de mantener bien izada y visible en la popa de las lanchas la bandera de Estados Unidos.

Otro de los factores que temían los Aliados era una posible intervención de España, posiblemente forzada por las demás potencias del Eje si los Aliados se atrevían a adentrarse en Marruecos y Argelia, ya que en la colonia del Rif el general Francisco Franco, por aquel entonces Jefe del Estado con el título de “Caudillo”, tenían desplegados a un total de 120.000 soldados, contando a 100.000 españoles y 20.000 indígenas rifeños, entre las sectores desérticos de losais y Tempêteaaa. Ante esta amenaza real el Ejército Estadounidense diseñó la “Operación Backbone” consistente en una rápida ofensiva de la Fuerza Operativa Occidental contra Melilla y la Bahía de Alhucemas, seguida por un desembarco anfibio y saltos de paracaidistas sobre los enclaves hispanos de Tetúan, Tánger y Melilla.

Los acontecimientos se adelantaron a partir de la noche del 4 al 5 de Noviembre de 1942, cuando el submarino británico HMS Seraph recogió frente a las costas de Argelia a un grupo de traidores del Ejército Francés entre los que figuraban el general Henri Giraud, su hijo Bernard Giraud y al capitán André Beaufre que fueron conducidos hasta Gibraltar. Con este fichaje los Aliados creyeron asegurarse una “quinta columna” infiltrada en el África Occidental Francesa, ya que también pudieron contactar y contar con la colaboración del general Antoine Béthouart en Marruecos, aunque por el momento existían dudas acerca de las demás plazas de Argelia. Sin embargo como en Egipto se estaba produciendo la debacle del Afrika Korps en plena Batalla de El-Alamein con el VIII Ejército Británico del general Bernard Montgomery presionando hacia el oeste, los anglo-americanos pensaron erróneamente que los franceses les recibirían con los brazos abiertos y abandonarían la causa de la Francia de Vichy (una idea demasiado optimista).

Aproximadamente los Aliados reunieron a 107.000 soldados entre 84.000 estadounidenses y 23.000 británicos, acompañados por un material de 249 tanques entre 195 carros ligeros Stuart M3 y 54 carros medios Sherman, así como de 421 aviones entre 270 cazas (76 P-40 Warhawk, 108 Wildcat, 51 Seafire y 35 Marlet IV), 43 bombarderos embarcados (36 Dauntless SBD Douglas y 7 Fulmar) y 69 torpederos (35 Albacore, 28 Avenger y 6 Swordfish), más 108 navíos repartidos en 7 portaaviones, 4 acorazados, 7 cruceros, 37 destructores, 8 dragaminas, 1 cañonero, 1 corbeta, 4 submarinos, 32 transportes, 5 petroleros, 1 remolcador y 1 lancha torpedera.

Fuerza Expedicionaria Aliada:
Ejército Aliado:
·Fuerza Operativa Occidental
-9ª División de Infantería Estadounidense
-2ª División Blindada Estadounidense
-503º Regimiento Aerotransportado Estadounidense
·Fuerza Operativa Central
-1ª División de Infantería “Big Red One” Estadounidense
-1ª División Blindada Estadounidense
-1st Batallón de Rangers Estadounidense
·Fuerza Operativa Oriental
-39º Regimiento de Infantería Estadounidense
-168º Regimiento de Infantería Estadounidense
-Comandos Anglo-Estadounidenses
-78ª División de Infantería Británica
Flota Aliada:
-7 Portaaviones: USS Sangamon, USS Chenango, USS Ranger, USS Suwannee, USS Santee, HMS Avenger y HMS Argus
-4 Acorazados: USS Massachusetts, USS Texas, USS New York y HMS Rodney
-7 Cruceros: USS Wichita, USS Tuscaloosa, USS Savannah, USS Cleveland, USS Philadelphia, HMS Aurora y HMS Jamaica
-37 Destructores: USS Wainwright, USS Mayrant, USS Rhind, USS Jenkins, USS Dallas, USS Eberle, USS Roe, USS Livermore, USS Kearny, USS Ericsson, USS Parker, USS Hambleton, USS Macomb, USS Bristol, USS Woolsey, USS Edison, USS Tillman, USS Boyle, USS Rowan, USS Wilkes, USS Swanson, USS Ludlow, USS Murphy, USS Cole, USS Bernadou, USS Cowie, USS Quick, USS Doran, USS Mervine, USS Knight, USS Beatty, USS Rodman, USS Emmons, HMS Brilliant, HMS Hartland, HMS Martin y HMS Walney
-8 Dragaminas: USS Palmer, USS Hogan, USS Stansbury, USS Terror, USS Miantonomah, USS Howard, USS Hamilton y HMS Algerine
-1 Cañonero = HMS Ibis
-1 Corbeta = HMS Gardenia
-1 Lanchas Torpederas: USS Auk
-4 Submarinos: USS Shad, USS Gunnel, USS Herring y USS Barb
-32 Transportes: SS Allen, SS Penn, SS Clymer, SS Antonhy, USS Nightingale, SS Arundel, USS Electra, USS Algorab, SS Contessa, SS Wood, SS Jefferson, SS Carroll, SS Dickman, SS Biddle, SS Joseph Hewes, SS Bliss, SS Edward Rutledge, SS Hugh Scott, SS Ancon, SS Stanton, SS Thurston, SS Procyon, SS Oberon, SS Arcturus, SS Harris, SS Calvert, SS Dix, SS Lyon, SS Lakehurst, SS Titania, SS President Cleveland, SS Karanja y SS Tynwald.
-5 Petroleros: SS Kennebec, SS Winooski, SS Housetonic, SS Merrimack y SS Monadnock
-1 Remolcadores: USS Cherokee

Plan del Eje

Según el Armisticio de Compiègne de 1940 pactado entre la Francia de Vichy y Alemania, al Ejército Francés se le prohibió superar la cifra de 100.000 soldados en la metrópoli, aunque dicha cláusula no se extendió al Imperio de Ultramar y por tanto al África Occidental Francesa. Curiosamente y pese a que en las plazas de Argelia y Marruecos las tropas galas no se sentían satisfechas al ver ocupada su patria por el Ejército Alemán, tampoco simpatizaban con los Aliados a los que veían como sus enemigos después del ataque de la Marina Real Británica a Mers-el-Kebir en 1940 que había acabado con el hundimiento a traición de dos acorazados y la muerte de 1.200 marineros. Como consecuencia de su rivalidad histórica con el Reino Unido y a que la mayor parte de la oficialidad era leal a la figura del Mariscal Philipe Pétain, las fuerzas francesas plantarían cara a los desembarcos de la “Operación Torch”.

Las fuerzas del África Occidental Francesa estaban bajo el mando compartido del almirante François Darlan al frente de la Marina Francesa y del general Alphonse Juin al frente del Ejército Vichysta con unos contingentes repartidos del siguiente modo: en Marruecos la División de Infantería Marroquí “Fez”, la División de Infantería Marroquí “Meknès”, la División de Infantería Marroquí “Casablanca” y la División de Infantería Marroquí “Marrakech”; mientras que en Argelia la División de Infantería Argelina “Argel”, la División de Infantería Argelina “Oran” y la División Autónoma Marroquí; así como todas numerosas unidades independientes de la Legión Extranjera Francesa, los Regimientos de Zuavos y Spahis, el 4º Regimiento de Infantería Tunecino, los Regimientos de Cazadores Africanos y el 15º Regimiento de Infantería Senegalés. Respecto a la artillería pesada había que añadir un total de doce baterías de costa en diversos puntos del litoral tanto del Océano Atlántico como del Mar Mediterráneo, en concreto la “Batería Ponsot” con dos cañones de 138 milímetros, la Batería “Fedala” con cuatro (tres de 100 milímetros y uno de 13’2 milímetros), la “Batería Pont Blondin” con cuatro (3 de 138 milímetros y 1 de 13’2 milímetros), la “Batería Des Passes” con dos de 75 milímetros, la “Batería Oukacha” con seis (cuatro de 100 milímetros y dos de 13’2 milímetros), la “Batería Casablanca” con cuatro (dos de 75 milímetros y dos de 13’2 milímetros), la “Batería El Hank” con doce (cuatro de 194 milímetros, cuatro de 138 milímetros y cuatro de 13’2 milímetros), la “Batería Mazagan” con dos de 75 milímetros, la “Batería Mogador” con dos de 75 milímetros, la “Batería Railleuse” con cuatro de 130 milímetros, la “Batería Safi” con cuatro (dos de 75 milímetros y dos de 13’2 milímetros) y la “Batería Agadir” con cuatro de 100 milímetros.

Aproximadamente la Francia de Vichy reunió a 200.000 soldados, 50 cañones, 6 tanques ligeros Renault FT-17 y 192 aviones contando 77 cazas (39 P-40 Warhawk y 38 Dewoitine D.520), 103 bombarderos (51 Lioré 451, 31 Potez 63, 11 Douglas DB7, 6 Amiot 143, 2 Farmann 222 y 2 Farmann 224) y 14 hidroaviones (14 Glenn Martin), así como 34 navíos entre 1 acorazado, 1 crucero, 15 destructores, 11 submarinos, 1 dragaminas y 11 patrulleras.

Fuerzas del África Occidental Francesa:
Ejército Vichysta
-División de Infantería Marroquí “Fez”
-División de Infanrería Marroquí “Meknès”
-División de Infantería Marroquí “Casablanca”
-División de Infantería Marroquí “Marrakech”
-División de Infantería Argelina “Argel”
-División de Infantería Argelina “Orán”
-División Autónoma Marroquí
-Legión Extranjera Francesa
-Regimientos de Zuavos y Spahis
-4º Regimiento de Infantería Tunecino
-Regimientos de Cazadores Africanos
-15º Regimiento de Infantería Senegalés
Flota Francesa
-1 Acorazado: Jean Bart
-1 Crucero: Primauguet
-15 Destructores: Milan, Albatros, Fougueux, Frondeur, L’Alcyon, Brestois, Boulonnais, Tempête, Simoun, La Granadière, La Gracieuse, Commandant Delage, Typhon, Tramontane, Tornade y Epervier
-11 Submarinos: Sidi-Ferruch, Le Tonnant, Le Conquérant, Orphée, Méduse, Oréade, Pysché, La Sybille, Amazone, Antiope y Amphirite
-1 Dragaminas: Surprise
-5 Patrulleros: Chasseur Ii, Victoria, Algéroise, Sablaise y Servannaise

“Operación Antorcha”

A últimas horas del 7 de Noviembre de 1942, el general Henri Giraud que colaboraba con los Aliados, envió un mensaje desde Gibraltar al general Antoine Béthouart que lideraba la División de Infantería “Casablanca”, a quién informó de que en cuestión de horas las tropas de Estados Unidos desembarcarían al amanecer en Marruecos. Inmediatamente se comunicó el contenido del anuncio al general Charles Noguès y al almirante Félix Michelier, ambos simpatizantes de la Francia Libre, quienes no dudaron en arrestar a los comisarios alemanes en Rabat y enviar a un batallón a las playas más cercanas para recibir a los estadounidenses. Simultáneamente en Argel, el diplomático estadounidense Robert Murphy se presentó ante el general Alphonse Juin para decirle que pronto una escuadra depositaría tropas en Argelia, por lo acto seguido éste último telefoneó al almirante François Darlan para contarle lo que se estaba cociendo y de que por tanto viniera cuanto antes al Palacio Presidencial.

Las autoridades del Gobierno de Vichy que en seguida sospecharon acerca de la traición en el África Occidental Francesa actuaron con rapidez, pues antes de que el almirante François Darlan y el general Alphonse Juin tomasen una decisión sobre a qué bando unirse, tropas vichystas rodearon el Palacio Presidencial y tras un breve tiroteo contra los militares rebeldes detuvieron a todos los implicados en la traición, incluyendo al general Charles Mast que había pensado sublevarse con la División de Infantería “Argel”. A continuación el almirante François Darlan tomó el control de la situación arrestando al diplomático norteaméricano Robert Murphy a quién dijo: Hacía ya tiempo que sabía que los ingleses eran estúpidos, pero siempre había creído que los estadounidenses eran más inteligentes, aunque ahora veo que ustedes cometen tantos errores como ellos”. Desarticulada la conspiración en Argelia, en Marruecos el general Charles Noguès y el almirante Félix Michelier volvieron a ponerse de parte del Gobierno de Vichy, desarmando y encarcelando a su subordinado, el general Antoine Béthouart, hasta ahora el principal representante de la Francia Libre. De hecho se ordenó resistir a toda costa la invasión de los Aliados, tal y como dejó bien claro el Mariscal Philippe Pétain al representante norteamericano en la metrópoli, Pinckney Truk, al que comunicó: “Siento estupor y tristeza por la agresión, pero Francia opondrá resistencia a un ataque contra su Imperio”.

Tropas estadounidenses y británicas desembarcando a las afueras de Argel.

A la 1:00 horas de la madrugada del 8 de Noviembre de 1942, tropas norteamericanas de la Fuerza Operativa Central destinadas a ocupar Orán desembarcaron en medio de la oscuridad sobre el Golfo de Arzew, así como en la Playa de Les Andalouses y Mersa Bou Zedjhar, desarmando a los pocos soldados franceses presentes que no opusieron resistencia como consecuencia del factor sorpresa, además de depositar a los primeros tanques Stuart M3 transportados a bordo de tres lanchas Maracaibo (denominadas así por ser barcazas modificadas del modelo LST que inicialmente habían sido pensadas para operar en maniobras sobre el Lago Maracaibo de Venezuela) y hundir el destructor británico HMS Brilliant al dragaminas galo Surprise. A los pocos minutos de esta operación, a la 1:18 horas, la Fuerza Operativa Oriental también desembarcó a un grupo de comandos británicos que silenciaron a una de las baterías costeras del Ejército Francés, facilitando la posterior llegada del resto de soldados anglo-americanos que aseguraron con facilidad el litoral de Castiglione.

Con el amanecer del 8 de Noviembre, a las 7:30 horas, la Fuerza Operativa Occidental anclada durante la noche anterior frente a las costas de Marruecos, recibió de manera repentina los disparos de las baterías costeras emplazadas en Casablanca, algo que enfureció al general George Patton, a quién le habían asegurado que los franceses cooperarían, por lo que rechazando cualquier posibilidad de negociar con los galos, ordenó abrir fuego contra el litoral marroquí desde el crucero USS Augusta. Acto seguido los demás cruceros y destructores, a los que se unió el acorazado USS Massachussets, cañonearon con sus piezas la ciudad de Casablanca, donde hundieron a diez embarcaciones de carga sobre la rada, destrozaron algunas viviendas del centro urbano y destruyeron completamente la famosa Sinagoga Ettedgui. También los aviones embarcados del portaaviones USS Ranger contribuyeron con las incursiones arrojando algunas bombas, aunque los cazas franceses les interceptaron para retarles a un duelo sobre el cielo en el que resultaron derribados 5 cazabombarderos de la Fuerza Aérea Estadounidense por 7 aviones de la Fuerza Aérea Francesa.

Soldados norteamericanos desembarcando en Marruecos sobre la Operación Torch.

El desembarco de la Fuerza Operativa Occidental sobre Marruecos fue desde el principio un desastre porque como consecuencia del oleaje y los proyectiles de las baterías del Ejército Francés, las 347 barcazas cargadas con las tropas y vehículos sufrieron un auténtico calvario hasta que alcanzaron la orilla, ya que tan sólo en la primera oleada 18 de las 25 lanchas fueron echadas a pique o destrozadas a manos de la artillería. Una vez en las playas, la situación tampoco mejoró porque por ejemplo durante la “Operación Balckbone” a las afueras de Safi, los francotiradores franceses y marroquís mataron a un buen puñado de los 1.000 norteamericanos depositados sobre la arena y hundieron a una embarcación, antes de que a un coste excesivamente alto los invasores neutralizasen a la única batería enemiga, la aviación embarcada dispersase a una columna motorizada francesa y finalmente las avanzadillas se apropiasen de la ciudad con el apoyo de 50 tanques, cuatro cañones pesados y una exitosa arremetida contra el puerto de los destructores USS Cole y USS Bernardou. Bastante peor fue lo sucedido en la “Operación Goalpost” contra Mehdia porque las tropas galas rechazaron a las fuerzas estadounidenses sobre las dunas y encima hicieron fracasar el salto del 503º Regimiento Aerotransportado en las inmediaciones del Aeródromo de Port Lyatey, ya que la mayor parte de los paracaidistas lanzados desde los aviones C-47 Dakota cayeron en zonas alejadas del Desierto del Sáhara e incluso algunos por error en el Protectorado del Rif, entablando unos pocos tiroteos con los hispanos hasta que 67 intrusos fueron hechos prisioneros por las autoridades neutrales del Ejército Español. Solamente la “Operación Brushwood” sobre Fedala tuvo éxito inmediato cuando dicha enclave fue ocupado por las tropas desembarcadas a las 8:00 horas, siendo hasta entonces las bajas norteamericanas de más de 300 muertos y heridos, así como alrededor de 170 embarcaciones y barcazas hundidas, destruidas o embarrancadas.

Mientras tanto en Argelia las cosas también se complicaron porque en un intento de la Fuerza Operativa Central por abrirse paso al mismo puerto de Orán las baterías del Ejército Francés hundieron a los dos destructores británicos HMS Walney y HMS Hartland, así como a dos lanchas y otras 45 barcazas menores que en las orillas dejaron inmovilizados a 400 soldados estadounidenses de la 1ª División de Infantería “Big Red One”. También el salto de paracaidistas fue desastroso porque los 39 aviones de transporte C-47 Dakota procedentes de Cornualles en Inglaterra, se equivocaron de objetivo y arrojaron a sus tropas a nada menos que 65 kilómetros de Orán (por lo que no podrían participar en la batalla). A pesar de tantas imprevistos, se registraron algunos éxitos como el logrado por los tanques de la 1ª División Blindada que vencieron la resistencia francesa y ocuparon el Aeródromo de Tafaraoui.

Caza Wildcat embarcado en el portaaviones USS Suwannee durante la “Operación Antorcha”.

Sobre el sector de la capital de Argel las acciones de la Fuerza Operativa Oriental se vieron igualmente ralentizadas porque numerosas barcazas fueron echadas a pique en el Cabo Sidi Ferruch, aunque dicho enclave terminó siendo ocupado por las tropas anglo-americanas, exactamente igual que el Aeródromo de Blida y el Aeródromo de Maison Blanche a costa de dejarse un buen puñado de vidas en el intento. De igual manera cuantiosos combatientes perdieron la vida en el Cabo Matifou porque los galos se negaron a rendirse y fueron necesarios hasta dos ataques aéreos de bombarderos en picado Dauntless SBD Douglas para destruir a la batería fortificada e inducir a capitular a su guarnición. Más difícil fue el desembarco en la propia Argel porque los dos destructores estadounidenses USS Malcom y USS Broke que forzaron la entrada del puerto en medio de una lluvia de proyectiles de los cañones franceses, acabaron siendo destrozados y hundidos en la rada, además de ser los 250 soldados que transportaban a bordo hechos prisioneros por las tropas argelinas del Ejército Francés. Sorprendentemente y pese a las dificultades, pronto en Argelia los Aliados consolidaron fuertes cabeza de playa a diferencia de lo que estaba sucediendo en Marruecos.

La dificultad de los desembarcos en Marruecos tuvo su explicación a causa de la Batalla Naval de Casablanca que inesperadamente se libró entre la Marina Francesa y la Flota Estadounidense. Todo ocurrió cuando la “Batería El Hank” y el acorazado francés Richelieu que actuaba a modo de batería flotante en la rada de Casablanca, enviaron mortíferas salvas de 380 milímetros contra una agrupación formada por el acorazado USS Massachussets y los dos cruceros USS Tuscaloosa y USS Wichita al mando del contraalmirante Robert Giffen. Como rápidamente los cuatro destructores USS Mariant, USS Rhind, USS Wainwright y USS Jenkins acudieron en su ayuda y tendieron una cortina de humo, por el momento evitaron los proyectiles del acorazado Jean Bart, pero no un ataque del grueso de la Marina Francesa al mando del contraalmirante Félix Michelier que inesperadamente desde el norte cayó con el crucero Primauguet, los seis destructores Albatros, Milan, Boulonnais, Brestois, Fougueux y Frondeur, y los ocho submarinos Amazone, Amphirite, Antiope, Méduse, Oréade, Orphée, Psyché y Sibylle.

Crucero norteamericano USS Wichita sometido al fuego en la Batalla Naval de Casablanca.

La Batalla Naval de Casablanca pareció perdida desde el principio para la Flota Estadounidense hasta que de milagro hicieron su aparición los dos portaaviones USS Ranger y USS Suwanee, los dos cruceros USS Augusta y USS Broollyn, y los cuatro destructores USS Ludlow, USS Wilkes, USS Murphy y USS Wainwright, declinando la balanza en contra de la Marina Francesa. Gracias a los bombarderos en picado Dauntless SBD Douglas de los portaaviones USS Ranger y USS Suwanee que bombardearon Casablanca, el acorazado Jean Bart resultó averiado en su fondeamiento con dos bombas de 227 kilogramos y hundidos a la salida del puerto los tres submarinos Amphirite, Oréade y Psyché. Inmediatamente a estos acontecimientos en la costa, sobre el Océano Atlántico el acorazado USS Massachussets echó a pique con sus grandes calibres al destructor Fougueux y el crucero USS Augusta al destructor Boulonnais. Acto seguido estos mismos navíos concentraron sus cañones contra el crucero francés Primauguet que se incendió y hundió frente a la costa con 245 bajas entre 45 muertos y 200 heridos. También cazas Wildcat y bombarderos en picado Dauntles SBD Douglas del portaaviones USS Ranger echaron a pique a los destructores galos Albatross y Brestois, además de hacer encallar y dejar inservibles a los destructores Frondeur y Milan. Mientras tanto el acorazado Jean Bart que continuó resistiendo, encajó un impacto y obligó a retirarse con graves daños al crucero USS Augusta, por lo menos hasta que catorce aviones entre los que había ocho Wildcat y seis Dauntles SBD Douglas le encajaron dos bombas de 453 kilogramos a proa y popa, provocando su definitivo hundimiento en la rada de Casablanca con 44 bajas entre 22 muertos y 22 heridos.

Veinticuatro horas después del comienzo de la “Operación Torch”, el 9 de Noviembre de 1942, Adolf Hitler ordenó a las fuerzas del Ejército Alemán y el Ejército Italiano proceder a la ocupación pacífica de Túnez, bajo la complicidad del Gobierno de Vichy, mientras enviaba a seis submarinos a causar estragos a la escuadra de invasión frente a las costas de Argelia y Marruecos, concretamente a los cuatro germanos U-130, U-155, U-173 y U-431, más los dos italianos Argo y Ascianghi. Sin embargo sería la Marina Francesa la que inútilmente plantaría cara a los Aliados porque después de zarpar una pequeña agrupación del puerto de Mers-el-Kebir, los galos se dieron de bruces con unidades de la Marina Real Británica, cuyos buques causaron auténticos estragos porque las grandes piezas del crucero HMS Aurora hundieron a los dos destructores franceses Tramontane y Tornade, mientras el crucero HMS Jamaica echaba a pique cerca de Orán a los otros dos destructores Epervier y Typhon, perdiendo los ingleses únicamente en el choque a la corbeta HMS Gardenia.

Acorazado francés Richelieu con daños graves en el puerto de Casablanca.

Algo más hacia el este en Argel, un grupo de tanques franceses Renault FT-17 rechazaron las tropas anglo-americanas a las afueras de la capital y aviones italianos apoyaron a los galos torpedeando y hundiendo frente al puerto al cañonero británico HMS Ibis. Fortuitamente para los Aliados el almirante François Darlan y el general Alphonse Juin se aprestaron a negociar con el general norteamericano Mark Clark y el general británico Kenneth Anderson, quienes entraron en la ciudad acompañados de una escolta armada de la Policía Militar para mantener una reunión en el Palacio Presidencial. Aunque los galos estaban dispuestos a rendirse, en cuanto el Primer Ministro Pierre Laval desde Vichy, que recientemente acababa de entrevistarse con Adolf Hitler, les ordenó resistir y romper las negociaciones, el almirante François Darlan no tuvo más remedio que dar una contraorden a sus fuerzas para seguir luchando contra los invasores, algo que comunicó al Mariscal Philippe Pétin con la siguiente frase: “Anulo mi orden y me considero prisionero”. Acto seguido, la guardia de la Policía Militar que escoltaba al general Mark Clark arrestó al almirante François Darlan, por lo que al menos con esta acción los norteamericanos influyeron en el resto de unidades francesas en la capital que optaron por rendirse y entregar Argel a la Fuerza Operativa Oriental.

El 10 de Noviembre de 1942 las tropas de la Fuerza Operativa Occidental doblegaron la resistencia del Ejército Francés y entraron victoriosas en el puerto de Casablanca. Inmediatamente después, los norteamericanos aseguraron todo el litoral de Marruecos echando a pique al submarino francés Méduse y derrotando a los defensores franco-marroquís en Mehdia, a los que arrebataron el estratégico Aeródromo de Port Lyatey. Simultáneamente en Argelia, las tropas estadounidenses ocuparon el Aeródromo de La Senia y el acorazado británico HMS Rodney destruyó a la “Batería El Santón”. Hecho esto último, se procedió al asalto contra la ciudad de Orán mediante un ataque coordinado desde la cara occidental y oriental de la urbe que inicialmente fue rechazado por los francotiradores franceses y argelinos apostados en los tejados. Ni siquiera funcionó el bombardeo de proyectiles al que estuvo sometida la metrópoli por los buques, ya que muchos se dispersaron cuando el submarino germano U-431 del capitán Wilhelm Dommes se aproximó a la bocana y hundió de un torpedo al destructor británico HMS Martin. Afortunadamente para los invasores que no cesaron en sus intentos de arremetidas, en cuanto una de sus avanzadillas consiguió infiltrarse a través de las calles y llegar hasta el Cuartel General, los oficiales galos de repente capitularon y cedieron Orán a los Aliados.

Combates en el interior de las calles de Argel.

Nuevos desembarcos efectuaron los Aliados en Argelia el 11 de Noviembre cuando las tropas anglo-estadounidenses se apoderaron del puerto de Bugía, perdiendo durante la operación a los cargueros SS Karanja y SS Tynwald, el primero a manos de aviones alemanes y el segundo por un torpedo del submarino italiano Argo. Aquel mismo día, los submarinos de la Marina de Guerra Alemana (Kriegsmarine) hicieron presencia en el África Occidental Francesa para ayudar a la Francia de Vichy, ya que el sumergible U-173 del capitán Heinz Beicke hundió de un torpedo al carguero norteamericano USS Joseph Hewes frente a las costas de Fedala en Marruecos. De hecho el submarino francés Sidi-Ferruch intentó protagonizar una acción similar que en esta ocasión salió mal porque en seguida fue interceptado y echado a pique por torpederos Avenger del portaaviones USS Suwanee.

La jornada del 12 de Noviembre un grupo de paracaidistas anglo-estadounidenses de la Fuerza Operativa Oriental saltaron desde sus aviones C-47 Dakota sobre el extremo más al este de Argelia y tomaron el Aeródromo de Djidielli, desde donde contribuyeron a ocupar con facilidad el estratégico puerto de Bona muy próximo a las costas de Túnez. A las veinticuatro horas, el 13, el submarino galo Le Conquerant probó entorpecer las labores de desembarco en las cabezas de playa enemigas sin éxito porque en seguida fue localizado y hundido por cargas de profundidad de hidroaviones PBY Catalina; aunque el submarino alemán U-130 liderado por el capitán Ernst Kals pronto le vengaría con una certera salva de torpedos que echó a pique frente a Casablanca a los tres cargueros estadounidenses USS Edward Rutledge, USS Hugh Scott y SS President Cleveland matando a 74 marineros. No mucho tiempo después, en Argelia, el submarino italiano Ascianghi al mando del capitán Rino Erler torpedeó y hundió al dragaminas británico HMS Algerine que patrullaba la rada Bugía, perdiendo la vida 24 marineros.

Curiosamente la mayor tragedia naval de la “Operación Torch” tuvo lugar el 15 de Noviembre de 1942 cuando después de resultar dañado el portaaviones británico HMS Avenger a manos de un grupo de bombarderos alemanes Heinkel He 111 que procedentes de la Isla de Cerdeña le interceptaron frente a las costas de Argelia, la nave resultó tan dañada que tuvo emprender el viaje de vuelta a Gibraltar. Sin embargo nada más iniciar el recorrido, fue avistado por el periscopio del submarino U-155 del capitán Adolf Piening, quién no dudó en disparar sus torpedos e impactar mortalmente al buque, hundiendo al portaaviones HMS Avenger que desapareció bajo el agua con 516 tripulantes muertos (solo doce marineros salvaron la vida).

El 15 de Noviembre los soldados marroquís del Ejército Francés y voluntarios de la Legión Extranjera presentaron una férrea oposición en algunos puntos de la Cordillera del Atlas para impedir a las tropas estadounidenses de la Fuerza Operativa Occidental avanzar hacia sus enclaves interiores de Marrakech y Fez. Todo lo contrario sucedía en Argelia debido a que la Fuerzas Operativa Central avanzó más de 200 kilómetros tomando Orléansville y Chechel; mientras la Fuerza Operativa Oriental progresó más de 150 kilómetros sobre las arenas del Desierto del Sáhara ocupando Setif y Constantino, al tiempo en que paracaidistas saltaron y aseguraron la región desértica de Youks-les-Bains y el Aérodromo de Tebessa.

Soldados norteamericanos tomando una ciudad de Argelia.

Las últimas acciones navales de la “Operación Torch” tuvieron lugar el 16 de Noviembre con el hundimiento del submarino alemán U-130 por acción conjunta de los destructores norteamericanos USS Woolsey, USS Swanson y USS Quick; así como el embarrancamiento y destrucción del submarino francés Le Tonnant tras su huida a frente a Cádiz, cuya tripulación quedó internada en España. Respecto a las operaciones en tierra, el combate final se produjo el 18 de Noviembre tras un breve tiroteo y posterior rendición del puerto de Tabarca que pasó a manos de la Fuerza Operativa Oriental. Ese mismo día, el almirante François Darlan que era prisionero del Ejército Estadounidense en Argel, aceptó colaborar con sus captores rompiendo definitivamente con el Gobierno de Vichy y ordenando a todas las guarniciones que se rindiesen a las fuerzas anglo-estadounidenses, las cuales obedecieron sobre la inmensa geografía de Marruecos y Argelia, dándose por acabada la “Operación Torch”.

Conclusión

El 19 de Noviembre de 1942 concluyó la “Operación Torch” con la conquista total por parte de las fuerzas anglo-estadounidenses de las colonias galas de Marruecos y Argelia, salvo por la localidad interior argelina de Biskra que tras una simbólica resistencia se rindió a principios de Diciembre. Con efecto inmediato, el almirante François Darlan que optó por romper con el Gobierno de Vichy y adherirse a la causa de la Francia Libre, consiguió la defección de toda el África Occidental Francesa, incluyendo los dominios de Senegal, Mauritania, Mali, Níger, Guinea, Costa de Marfil, Dahomey y Alto Volta que pasaron al bando de los Aliados y por tanto se incorporaron a la Francia Libre del general Charles De Gaulle, mantiéndose únicamente leal a las potencias del Eje el protectorado de Túnez.

El Eje sufrió 4.005 bajas entre 1.808 muertos y 2.197 heridos, así como el derribo de 7 aviones y el hundimiento o destrucción de 33 navíos entre 1 acorazado, 1 crucero, 10 destructores, 10 submarinos (9 franceses y 1 alemán), 1 dragaminas y 10 embarcaciones menores.

Los Aliados sufrieron 2.895 bajas entre 2.072 muertos contando a 972 estadounidenses y 1.100 británicos, más 756 heridos y 67 prisioneros, así como el derribo de 5 aviones y el hundimiento o destrucción de 229 navíos entre 1 portaaviones, 5 destructores (2 estadounidenses y 3 británicos), 1 dragaminas, 1 cañonero, 1 corbeta, 6 cargueros y alrededor de 220 embarcaciones menores, barcazas de desembarco, lanchas motoras, etcétera.

La victoria de Estados Unidos y Gran Bretaña en la “Operación Torch” implicó unos cambios estratégicos tremendos dentro del contexto de la contienda en el Norte de África, pues con Marruecos y Argelia en manos de los Aliados, así como posteriormente de toda el África Occidental Francesa desde Senegal a Níger, las fuerzas del Eje que recientemente acababan de ser expulsadas de Egipto tras la derrota Batalla de El-Alamein y perseguidas por el interior de Libia, quedaron completamente sitiadas en Túnez. Gracias a este arrollador éxito de las tropas anglo-estadounidenses que propició la neutralización de la Francia de Vichy al quedar arrinconada en Europa y la obtención de medio continente africano, en cuestión de semanas se modificó el rumbo de la Segunda Guerra Mundial.

 

Bibliografía:

-Basill Liddle Hart, “Operación Torch”, Así fue la Segunda Guerra Mundial Volumen 45, Noguer (1972), p.273-287
-Luis de la Sierra, La Guerra Naval en el Mediterráneo, “El desembarco aliado en Argelia”, Editoria Juventud (2005),p.424-430
-David Solar, La Caída de los Dioses, “Capítulo 2: España implicada Operación Backbone”, la Esfera de los Libros (2005), p.83-93
-Carlos Caballero Jurado, ¿Hitler o Napoleón?, García Hispán Editor (2000), p.293-297
-Winston Churchill, La II Guerra Mundial Volumen 2. El triunfo y la tragedia, “XIX Se enciende la Antorcha”, Planeta Deagostini (1959), p.197-207
-Jacques Pirenne, Historia Universal, “Los angloamericanos desembarcan en Marruecos y Argelia”, Éxito (1961) p.372-374
-Editores de S.A.R.P.E., Crónica Política y Militar de la Segunda Guerra Mundial, “Los americanos desembarcan en Orán”, S.A.R.P.E. (1978), p.898-904