Desbordamiento de la Presa de Schwammenauel

A inicios de 1945 los Estados Unidos estaban a punto de invadir Alemania irrumpiendo en la cuenca industrial del Ruhr mediante la puesta en marcha de la denominada “Operación Grenade”. Aquella ofensiva que supuestamente atravesaría con éxito las Tierras del Rin “Rhineland”, de forma repentina se vería interrumpida como consecuencia de un tsunami de agua provocado por el desbordamiento del Río Roer después de que los alemanes abriesen las válvulas de la Presa de Schwammenauel.

Preludio

Los Aliados comenzaron la invasión de Alemania Occidental cuando Reino Unido y Canadá lanzaron la “Operación Veritable” desde Holanda con la intención de progresar sobre el norte del país con el I Ejército Canadiense y el II Ejército Británico. A las pocas semanas también Estados Unidos haría lo propio más al sur golpeando desde Bélgica con el IX Ejército Estadounidense del general Bill Simpson dentro del marco de la “Operación Grenade”. Sin embargo antes de que esta ofensiva se pusiera en práctica, previamente sería necesario que la 82ª División Aerotransportada, junto a las 9ª y 78ª Divisiones de Infantería, asegurasen el pueblo de Schmidt y el Canal de Schwammenauel, junto a la Presa de Urf y y la Presa de Schwammenauel, para evitar que los alemanes inundasen aquella entrada natural hacia el oeste del Tercer Reich.

Lógicamente el XV Ejército Alemán al mando del general Gustav-Adolf Von Zangen habría previsto la intención del IX Ejército Estadounidense, por lo que no dudó en desplegar en la zona a la 272ª División Volksgrenadier. Según la idea de los germanos, su plan sería el resistir como máximo hasta el 10 de Febrero, fecha límite para abrir los diques de la Presa de Schwammenaul con un total de 111 millones de metros cúbicos de agua, los suficientes para inundar vastas áreas del oeste de Alemania y sobretodo para retrasar el lanzamiento de la “Operación Grenade”.

Ataque a la Presa de Schwammenauel

El 4 de Febrero de 1945 se inició la ofensiva del IX Ejército Estadounidense cuando la 9ª División de Infantería en el Valle del Roer escaló una pequeña cadena montañosa con senderos secos y picos nevados, antes de descender por la espalda de los puestos de vanguardia del IX Ejército Alemán. Gracias a aquella maniobra que proporcionó a los norteamericanos la ventaja de poseer el factor sorpresa fueron asegurados cinco diques pequeños, pero sobretodo fueron tomadas con total éxito las instalaciones de la Presa de Urft.

A las 5:00 de la madrugada del 5 de Febrero, fue el turno de los soldados de la 78ª División de Infantería que sufrieron algunos retrasos sorteando los búnkers y fortificaciones de la “Línea Sigfrido”, mientras que una vez superado este obstáculo, tuvieron que hacer frente a los combatientes alemanes de la 272ª División Volksgrenadier, en su mayor parte compuesta por jóvenes de la Milicia Popular del “Volkssturm”. A pesar de las dificultades iniciales, finalmente los norteamericanos se impusieron a los reclutas bisoños que les salieron al paso y al final de la jornada ocuparon el estratégico enclave de Schmidt.

Veinticuatro horas después, el 6 de Febrero, los elementos de la 78ª División de Infantería apenas se movieron de sus posiciones debido a la presencia de atrincheramientos en los bosques circundantes a Schmidt, por lo que el día 7 buscaron una ruta alternativa por el flanco derecho atacando el pueblo de Kommerschiedt, donde tras un breve enfrentamiento con soldados alemanes finalmente los norteamericanos triunfaron al apropiarse de la aldea. Hecho esto, la jornada del 8, los paracaidistas de la 82ª División Aerotransportada que se habían desplazado por unos riscos más al norte, ampliaron el saliente conquistado al enlazar con la 78ª División de Infantería, lo que les otorgó una base excelente desde la que amenazar la Presa de Schwammenauel.

El 9 de Febrero de 1945 era la fecha límite para apoderarse de la Presa de Schwammenauel antes de la puesta en marcha de la “Operación Grenade”, ya que en caso de fracasar la toma de los diques, toda la ofensiva del IX Ejército Estadounidense tendría que cancelarse por lo menos hasta bien entrado Marzo. Así fue como rápidamente la 78ª División de Infantería y la 82ª División Aerotransportada atacaron desde el norte partiendo de Kommerschiedt y Smith, mientras que la 9ª División de Infantería hizo lo propio desde el sur en la Presa de Urf, confluyendo las tres en una maniobra de cerco sobre el Canal de Schwammenauel.

Desbordamiento del Río Roer

Con la caída de la noche el 9 de Febrero de 1945, los soldados de la 9ª División de Infantería fueron los primeros en presentarse ante a los muros de la Presa de Schwammenauel, dividiéndose para el asalto en dos grupos conformados por el 1st Batallón de Infantería y la Sección de Ingenieros. Acto seguido las tropas del 1st Batallón de Infantería escalaron los diques e irrumpieron a tiros entre las instalaciones disparando a los centinelas germanos, mientras los zapadores de la Sección de Ingenieros descendieron a los subniveles con la intención de encontrar las cargas, las cuales desactivaron, además de retirar toda la dinamita. No obstante y cuando ya por fin el lugar parecía seguro, un equipo de operarios alemanes que no habían sido detectados, tuvieron tiempo suficiente para abrir una de las válvulas por las que inmediatamente se filtró toda el agua contenida en el embalse del Río Roer.

El desbordamiento de la Presa de Schwammenauel se desarrolló con la salida de miles de toneladas de agua que primero descendieron en un gigantesco tsunami sobre la montaña, tragándose bajo sus pies a una central eléctrica. A continuación las enormes olas se extendieron sobre campos, campiñas y cultivos, sepultando granjas y arrasando pueblos enteros. Entre las víctimas mortales hubo cientos de soldados del IX Ejército Estadounidense que fueron arrastrados por el agua, algunos atrapados dentro de sus tanques, aunque muchos supervivientes quedaron colgados de las copas de los árboles, los tejados de las casas o los campanarios de las iglesias.

Lo ocurrido con la destrucción de la Presa de Schwammenauel fue un desastre mayúsculo, ya que el IX Ejército Estadounidense hubo de cancelar de manera irremediable la “Operación Grenade” debido a que áreas enteras quedaron sumergidas bajo toneladas de agua y mares de lodo durante semanas, prácticamente hasta Marzo de 1945. A nivel humanitario, el desbordamiento del Río Roer fue junto con la voladura de los diques de la Presa de Huayuankou en China (dentro del contexto de la Segunda Guerra Sino-Japonesa de 1938 que dejó más de 800.000 muertos), una de las catástrofes hidrológicas provocada por seres humanos más devastadora de la Historia.

 

Bibliografía:

-Ken Ford, The Rhineland 1945, the last killing ground in the West, “The capture of Schwammenauel Dam”, Osprey Publishing (2000), p.36-40
-Editores de S.A.R.P.E., Crónica Política y Militar de la Segunda Guerra Mundial, “Los americanos llegan al Rin”, S.A.R.P.E. (1978), p.2.119