Cruce del Canal de la Mancha “Operación Cerberus”

El cruce del Canal de la Mancha por parte de la Marina de Guerra Alemana fue una de las maniobras navales más espectaculares que protagonizaron los grandes buques de superficie germanos entre los que se encontraron el crucero Prinz Eugen y los acorazados Scharnhorst y Gneisenau. La acción que por los británicos fue conocida como “Channel Dash” supuso una burla del bloqueo que la Marina Real Británica ejercía sobre Europa Occidental y un éxito impensable cuando las unidades germanas navegaron impunemente ante las mismas costas de Inglaterra.

Operación Cerberus

La Batalla del Atlántico de 1941 había contado con la participación de grandes unidades de la Marina de Guerra Alemana (Kriegsmarine) entre los que estuvieron los dos acorazados Scharnhorst y Gneisenau, más el crucero pesado Prinz Eugen, que después de hundir 22 mercantes y 115.600 toneladas a los Aliados, establecieron su nueva base en Francia y más en concreto en el puerto de Brest. Aunque aquel enclave suponía una peligro considerable para Inglaterra porque se amenazaba su tráfico mercante entre Gibraltar y el sur de Gran Bretaña, los buques alemanes quedaron muy expuestos a los ataques de la aviación que en ocasiones les causaron daños en el puerto, por lo que Adolf Hitler ordenó su inmediato regreso a Alemania.

Bajo el nombre de “Operación Cerberus”, el vicealmirante Otto Ciliax que lideraba a las unidades pesadas de superficie en Francia planificó efectuar una salida al Océano Atlántico de noche para evitar la detección de sus fuerzas y entrar en el Canal de la Mancha a plena luz día (algo que los británicos no esperaban al pensar que jamás se arriesgarían a cruzarlo fuera del amparo nocturno). Si tal cosa se conseguía, los tres grandes navíos serían atacados demasiado tarde y para cuando recibiesen las incursiones de los ingleses contarían con una monumental protección de la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) al mando del coronel Adolf Galland.

La Kriegsmarine reunió a un total de 24 navíos entre entre los dos acorazados Scharnhorst y Gneisenau, el crucero pesado Prinz Eugen, los siete destructores Z-25, Z-29, Richard Beitzen, Paul Jacobi, Hermann Schoemann, Frederich Inn y Bruno Heinmann, y los catorce torpederos Kondor, Falke, Seadler, Itlis, Jaguar, T-2, T-4, T-5, T-11, T-12, T-13, T-15, T-16 y T-17. También como soporte desde el cielo la Luftwaffe aportó a 310 aviones entre los que hubo 30 cazabombarderos Messerschmitt Bf 110 y 280 cazas Messerschmitt Bf 109 y Focke Wulf Fw 190.

Operación Fuller

Como contramedida a la “Operación Cerberus” el Reino Unido diseñó la “Operación Fuller” después de que la Resistencia Francesa que operaba en Brest revelase al Almirantazgo de Londres la intención de los buques pesados alemanes de abandonar Francia. Así fue como el almirante Bertram Ramsay que lideraba la Flota Metropolitana (Home Fleet) movilizó a una escuadra de destructores en Harwich y a otra de unidades menores como lanchas torpederas en Ramsgate, esperando emboscar a los alemanes a la altura del estrecho que separaba los acantilados de Dover con el Paso de Calais en Bélgica, además de infligirles graves daños antes y después de la trampa con formaciones de bombarderos y torpederos de la Fuerza Aérea Real Británica (Royal Air Force o RAF).

El Reino Unido movilizó a un total de 450 aviones y a 23 navíos entre los cuatro acorazados HMS King George V, HMS Duke of York, HMS Rodney y HMS Renown, los dos cruceros HMS Belfast y HMS Cardiff , los seis destructores HMS MacKay, HMS Whitshed, HMS Walpole, HMS Worcester, HMS Campbell y HMS Vivacius, los dos dragaminas HMS Manxman y HMS Plover, los dos submarinos HMS Sealion y HMS H34, y las once lanchas torpederas HMS MTB-18, HMS MTB-31, HMS MTB-32, HMS MTB-41, HMS MTB-43, HMS MTB-44, HMS MTB-45, HMS MTB-48, HMS MTB-71, HMS MTB-221 y HMS MTB-229.

Cruce del Canal de la Mancha

A las 14:00 horas del 11 de Febrero de 1942, el Servicio Meteorológico del Ejército Alemán informó al vicealmirante Otto Ciliax que una ola de aire cálido cubriría Gran Bretaña, por lo que sabiendo que el reconocimiento enemigo tendría dificultades, ordenó poner en marcha la “Operación Cerberus”. Así fue como se proyectó la salida a alta mar para la noche, aunque como por la tarde el puerto de Brest recibió un ataque aéreo de 16 bombarderos Wellington que erraron con todos sus artefactos, la misión se tuvo que retrasar un par de horas que en parte beneficiaron a los alemanes, pues el submarino inglés HMS Sealion que estaba patrullando la zona se marchó a las 21:35 al pensar que los germanos no se atreverían a abandonar la base después de la incursión de la RAF.

Transcurrida algo más de una hora de la ida el submarino HMS Sealion, a las 22:45, los dos acorazados Scharnhorst y Gneisenau, el crucero pesado Prinz Eugen y los siete destructores Z-25, Z-29, Richard Beitzen, Paul Jacobi, Hermann Schoemann, Frederich Inn y Bruno Heinmann, abandonaron el puerto de Brest y bordearon la Península de Bretaña, esquivando a la primera patrulla conformada por un bombardero Hudson que volando a 600 metros de altitud y a 16 kilómetros de los germanos, no pudo detectarlos porque se le averió el radar y regresó a Inglaterra. Tampoco la segunda y la tercera patrullas de Hudson descubrieron a sus rivales porque al primer aparato también se le averió el radar y el otro se desorientó por un culpa de una capa de nubes, por lo que en la madrugada del 12 de Febrero el grueso de la Kriegsmarine dejó atrás la Península del Contentín y se adentró cómodamente en el Canal de la Mancha.

Fila de barcos con destructores, el crucero Prinz Eugen y los acorazados Scharnhorst y Gneisenau durante la “Operación Cerberus”.

Al amanecer del 12 de Febrero de 1942, el crucero Prinz Eugen y los acorazados Scharnhorst y Gneisenau ya habían recorrido 300 millas náuticas y la mitad del trayecto cuando navegaron a 30 nudos entre la Isla de Wight al sur de Inglaterra y la población de Barfleur en las costas francesas de Normandía. Como a las 8:30 horas los buques comenzarían a recibir una escolta constante de grupos compuestos por entre 16 y 32 cazas de la Luftwaffe, en seguida los radares de Gran Bretaña detectaron extraños puntos en sus paneles que no supieron interpretar debido a que durante la noche los germanos perturbaron sus señales y les provocaron infinidad de interferencias.

Hasta las 11:09 horas de la mañana, la Kriegmarine no fue descubierta por dos aviones la Fuerza Aérea Real Británica a la altura de Beachy Head después de casi 13 horas de navegación sin haber sido molestada. Como ninguna unidad estaba en alerta, los británicos todavía perderían una hora más tiempo en poner a punto a sus aviones, algo que facilitó a los buques germanos atravesar a las 11:20 el campo de minas más peligroso reduciendo su velocidad a 10 nudos, para salir posteriormente a las 12:18 horas y aumentar su marcha a los 30 nudos justo cuando una batería de artillería costera sobre los acantilados de Dover abrió fuego contra los acorazados, cayendo todos los proyectiles lejos de su objetivo porque sólo levantaron géiseres de agua.

Crucero Prinz Eugen y destructor alemán escoltados por los cazabombarderos Messerchmitt Bf 110 en la “Operación Cerberus”.

A las 12:28 horas, diez minutos después de haber dejado atrás el Estrecho de Dover, la Kriegsmarine fue atacada por 17 aviones entre 6 torpederos Swordfish y 11 cazas Spitfire procedentes de la Isla de Thorney, con un resultado catastrófico porque los seis biplanos fueron derribados por el fuego antiaéreo, perdiendo la vida trece de los dieciocho aviadores, incluyendo su comandante el capitán Eugen Esmonde que a título póstumo recibió la Cruz Victoria. Tampoco cuando a las 13:00 horas la formación germana circuló cerca de Ramsgate, las lanchas torpederas británicas fueron capaces de anotarse ningún éxito porque fracasaron en todos sus intentos de aproximación y dispararon sus torpedos muy lejos de los blancos, viéndose forzadas a regresar a la seguridad de sus bases en Dover.

Entre las 13:00 y las 14:00 horas la Kriegsmarine recibió el ataque de 250 aviones entre bombarderos Hudson, Wellington, Manchester, Halifax, Hampden y Beaufort que después de entablar un fiero combate contra los cazas alemanes Focke Wulf Fw 190 y Messerschmidt Bf 109 y 110, sólo 100 de los aparatos soltaron sus bombas para errar todas en el agua debido a que la escuadra fue cubierta por una espesa capa de niebla de 200 metros de altura. A pesar de que la suerte jugaba en favor de los germanos, a las 14:31 horas el acorazado Scharnhorst colisionó con una mina submarina que le provocó daños ligeros y redujo su velocidad, viéndose obligado entonces el vicealmirante Otto Ciliax a trasladar su puesto de mando al destructor Richard Beitzen.

Destructores alemanes escoltados por dos aviones Messerschmitt Bf 100 durante la “Operación Cerberus” en el Canal de la Mancha.

A las 15:00 horas el almirante Bertram Ramsay de la Flota Metropolitana ordenó salir a los buques, pero sólo a los cuatro destructores HMS MacKay, HMS Whitshed, HMS Walpole y HMS Worcester de los muelles de Harwich, ya que optó por mantener a sus acorazados y cruceros en puerto por miedo a que fueran hundidos debido a la manifiesta superioridad de la Luftwaffe. Así fue como estas cuatro naves atacaron sin éxito a la Kriegsmarine porque los grandes calibres de los germanos las ahuyentaron e incluso a las 15:30 el crucero pesado Prinz Eugen impactó con varios proyectiles de 280 milímetros al destructor HMS Worcester, causándole daños muy graves en su infraestructura y 71 bajas contando 26 muertos y 45 heridos.

Durante la tarde la Fuerza Aérea Real Británica continuó con sus bombardeos sobre la Kriegsmarine que fracasaron estrepitosamente porque no acertaron a ningún barco y perdieron 15 aviones a manos de los cazas alemanes. De nada sirvieron los campos de minas a la altura de Saint Eval, pues un grupo de dragaminas germanos con base en Holanda se presentaron en el lugar para arrastrar a un gran número de artefactos sumergidos y abrir pasos seguros que señalizaron con boyas flotantes, logrando las unidades alemanas atravesarlos mientras bordeaban la costa de Bélgica y los Países Bajos.

Conclusión

A las 18:00 horas de la tarde del 12 de Febrero de 1942, el Almirantazgo canceló la “Operación Fuller” a sabiendas de que había sido un monumental fracaso, por lo que la Kriegsmarine continuó con su recorrido aprovechando la protección de la oscuridad de la noche. Aunque durante la travesía el acorazado Gneisenau chocó con una mina y encajó daños de poca importancia, para la madrugada todas las unidades alcanzaron sin inconvenientes las costas de Alemania y amarraron en el puerto de Wilhelmshaven, siendo el último en hacerlo el acorazado Scharnhorst ya en la jornada del día 13.

Gran Bretaña sufrió el derribo de 42 aviones, daños graves en el destructor HMS Worcester y 250 bajas entre muertos y heridos.

Alemania sufrió el derribo de 22 aviones, daños leves en los acorazados Scharnhorst y Gneisenau, y 38 bajas entre 36 muertos (23 pilotos y 13 marineros) y 2 heridos.

El éxito de la “Operación Cerberus” evidenció que la Kriegsmarine podía retar a la Marina Real Británica pese a estar en unas condiciones de inferioridad absoluta, ya que gracias a la pantalla de aviones con base en Francia, el crucero pesado Prinz Eugen y los acorazados Scharnhorst y Gneisenau atravesaron el Canal de la Mancha prácticamente ilesos para en seguida volver a estar operativos, amenazando de ese modo desde los puertos de Alemania y Noruega las rutas enemigas en el Mar del Norte. Contriamente la “Operación Fuller” elaborada por el Almirantazgo fue un completo fracaso porque aunque los ingleses sabían de antemano el plan enemigo que les había proporcionado la Resistencia Francesa, confiaron en exceso en un reconocimiento muy deficiente y en unos mandos interarmas totalmente descoordinados, lo que sin duda facilitó a los alemanes navegar con relativa comodidad y reírse de ellos ante las mismas puertas de Inglaterra.

 

Bibliografía:

-Ralph Barker, Así fue la Segunda Guerra Mundial Volumen 34, “Operación Cerbero, el Paso a través del Canal de la Mancha”, Noguer (1972), p.20-30
-https://en.wikipedia.org/wiki/Channel_Dash
-http://www.navweaps.com/index_oob/OOB_WWII_Atlantic/OOB_WWII_Cerberus.php