Campaña de Provenza “Operación Dragoon”

La invasión de los Aliados a Provenza durante la Segunda Guerra Mundial fue bautizada por sus protagonistas como el “Segundo Desembarco de Normandía”. Conocida la campaña por el nombre de “Operación Dragoon”, las fuerzas militares del Ejército Estadounidense y la Francia Libre desplegadas en el teatro bélico del Mar Mediterráneo fueron depositadas al sur de Francia con la finalidad de enlazar con sus vanguardias al norte del país y de paso aislar a las tropas del Ejército Alemán, en lo que constituiría un nuevo desastre para el Eje aquel año 1944.

Plan Aliado

Al celebrarse la “Conferencia de Trident” sobre Washington en Mayo de 1943, el Primer Ministro Winston Churchill y el Jefe de Estado Mayor Aliado, el general George Marshall, propusieron al Presidente Franklin Delano Roosevelt efectuar la “Operación Anvil” consistente en un desembarco anfibio el sur de Francia. Como por el momento el mandatario norteamericano se negó debido a que buscaba algo más ambicioso para contentar a la Unión Soviética, cuyo líder Iósif Stalin no dejaba de solicitar la apertura desesperada de un “segundo frente”, el plan se guardó en el cajón hasta el verano de 1944 cuando se produjo el desembarco de Normandía al norte de Francia. A partir de entonces las cosas cambiaron primero porque el general Charles De Gaulle que lideraba a la Francia Libre en el exilio de Londres insistía en la puesta en marcha de otro desembarco (en el cual los galos tuvieran participación) y segundo porque tras romperse el Frente Occidental por Avranches existía la posibilidad de embolsar a todas las fuerzas del Ejército Alemán entre el Departamento de Alpes Marítimos y los Pirineos, por lo que en esta ocasión sí se dio luz verde a la “Operación Anvil” y por tanto a una invasión de Provenza mediante la nueva denominación de “Operación Dragoon”.

Los Aliados reunieron a un total de 400.000 efectivos aglutinados en el VIº Grupo de Ejércitos del general Jacob Devers. Se trataba de los 100.000 soldados del VII Ejército Estadounidense al frente del general Alexander Patch con el VI Cuerpo del general Lucian Truscott que incluía a la 3ª División de Infantería del general John O’ Daniel, la 36ª División de Infantería “Texas” del general John Dahlquist y la 45ª División de Infantería del general William Eagles; más los 286.000 hombres del Ejército B Francés Libre al mando del general Jean de Lattre de Tassigny con el II Cuerpo del general Edgard Laminat que poseía a los 186.000 combatientes galos exiliados de la 1ª División Blindada del general Jean Touzet du Vigier y la 1ª División de Marcha del general Diego Brosset, y a las 100.000 tropas coloniales procedentes de Marruecos, Argelia, Túnez, Senegal y Costa de Marfil repartidas en la 3ª División de Infantería Argelina del general Joseph de Goislard de Monsabert y la 9ª División de Infantería Colonial del general Joseph Magnan, así como elementos menores de los contingentes de élite de “zuavos” y “spahis”. A estas unidades había que añadir la 1ª Fuerza Operativa Aerotransportada (1st Airbone Task Force) del general Robert Frederick que tras la retaguardia enemiga lanzaría en paracaídas a dos regimientos norteamericanos y a la 2ª Brigada Paracaidista Británica; mientras que en la reserva permaneció la Fuerza Operativa “Butler” (Task Force Butler) liderada por el general Fred Butler y también las 5.000 mujeres del Auxilio Femenino del Ejército Terrestre (AFAT o Auxiliaire Fémenin de l’Armée de Terre) que trabajaban como telegrafistas, conductoras o en servicios médicos.

Como soporte los Aliados contarían en el Mar Mediterráneo con la Fuerza Naval Operativa Occidental (Western Naval Task Force) del vicealmirante Henry Hewitt con 843 buques entre los que había 9 portaaviones, 6 acorazados, 16 cruceros y otras de naves de distinto tipo como dragaminas, fragatas, cañoneras, cazasubmarinos, etcétera, sin obviar las 1.267 lanchas de desembarco. Respecto al aire, la Fuerza Aérea Aliada Mediterránea (Mediterranean Allied Air Force o MAAF) del general Ira Eaker desplegaría en los catorce aeródromos de la Isla de Córcega al XIIº Grupo Aéreo Táctico con 2.100 aviones (entre estos 216 embarcados en portaaviones) que se repartieron en 54 escuadrones sumando a 37 estadounidenses, 12 anglo-canadienses y 5 franceses libres.

La Resistencia Francesa también aportó a sus guerrilleros y “maquis” en Provenza, aunque como existían grandes rivalidades entre los diversos grupos porque los miembros del Partido Comunista Francés encuadrados en los Tiradores de los Partisanos Franceses (FTP o François-Tireurs Partisans) se negaron a acatar la orden del general Charles de Gaulle de unirse a los miembros convervadores de la Organización de Resistencia de la Armada (ORA), las luchas internas facilitaron a que muchas células fuesen destapadas por la Milicia Francesa leal a la Francia de Vichy. A raíz de estos enfrentamientos intestinos, la mayor parte de los partisanos tuvieron que huir a las montañas y bosques de Provenza, donde los Aliados les proveyeron mediante contenedores arrojados en paracaídas de un total de 5.574 subfusiles Sten, 4.415 fusiles, 289 ametralladoras, 22 morteros y 29 antitanques PIAT, además de recibir asesoría de 30 agentes angloamericanos.

VII Ejército Estadounidense:
VI Cuerpo
·3ª División de Infantería
-7º Regimiento de Infantería
-15º Regimiento de Infantería
-30º Regimiento de Infantería
-756th Batallón Blindado
-601st Batallón Destructor de Tanques
·36ª División “Guardia Nacional de Texas”
-141º Regimiento de Infantería
-142º Regimiento de Infantería
-143º Regimiento de Infantería
-753th Batallón Blindado
-636th Batallón Destructor de Tanques
·45ª División de Infantería
-157º Regimiento de Infantería
-179º Regimiento de Infantería
-180º Regimiento de Infantería
-191th Batallón Blindado
-645th Batallón Destructor de Tanques
·1st Fuerza Operativa Aerotransportada “1st Airbone Task Force”
-517º Regimiento Paracaidista
-509º Regimiento Paracaidista
-2 Brigada Paracaidista Británica
-1th Batallón Paracaidista
·Fuerza Operativa Butler “Butler Task Force”
-117º Regimiento de Reconocimiento
-2th Batallón de Infantería
-59th Batallón de Artillería de Campaña
-753th Batallón Destructor de Tanques
-Compañía C Destructora de Tanques
-Compañía D de Ingenieros

Ejército B Francés Libre:
II Cuerpo
·1ª División Blindada
-2º Regimiento de Coraceros
-2º Regimiento de Cazadores de Africa
-5º Regimiento de Cazadores de Africa
-68º Regimiento de Artillería de Africa
-1st Batallón de Zuavos
·1ª División de Infantería de Marcha
-1 Brigada de Infantería
-2 Brigada de Infantería
-4 Brigada de Infantería
-1º Regimiento de Artillería
-1º Regimiento de Fusileros Marinos
-8º Regimiento de Cazadores de Africa
·3ª División de Infantería Argelina
-3º Regimiento de Tiradores Argelinos
-7º Regimiento de Tiradores Argelinos
-4º Regimiento de Tiradores Tunecinos
-67º Regimiento de Artillería de Africa
-3º Regimiento de Sphais Argelinos de Reconocimiento
-Batallón de Choque
·9ª División de Infantería Colonial
-4º Regimiento de Tiradores Senegaleses
-6º Regimiento de Tiradores Senegaleses
-13º Regimiento de Tiradores Senegaleses
-Regimiento Marroquí de Infantería Colonial
-Regimiento Marroquí de Artillería Colonial
-Regimiento de Tiradores Coloniales
-Grupo de Comandos de Africa

Situación del Eje

La Francia de Vichy, el “estado satélite” de Alemania que lideraba el Mariscal Philppe Pétain desde 1940, iba a ser el campo de batalla elegido por los Aliados para la “Operación Dragoon”. En aquel amplio lugar que comprendía casi la mitad del país estaba desplegado el Grupo de Ejércitos G al mando del general Johannes Blaskowitz que poseía al I Ejército en los Pirineos y al XIX Ejército en la costa francesa del Mar Mediterráneo. De ambas agrupaciones el XIX Ejército sería el responsable de Provenza con el LXII Cuerpo del general Ferdinand Neuling y el LXXXV Cuerpo de Baptist Kneiss que incluían a la 11ª División Panzer del general Freiherr Treusch Von Buttlar-Brandenfels, la 98ª División de Infantería del general Alfred-Hermann Reinhardt, la 148ª División de Reserva del general Otto Fretter Pico, la 157ª División de Reserva del general Karl Pflaum, la 242ª División de Infantería del general Johannes Beassler, la 244ª División de Infantería del general Hans Schaefer y la 338ª División de Infantería del general René l’Homme de Courbière. Sin embargo y pese a todas estas fuerzas tan formidables, al desconocer el Alto Mando Alemán (OKW) acerca de las intenciones del enemigo y el lugar donde se produciría la “Operación Dragoon”, dispersó a sus unidades siguiendo estas prioridades: un 50% en el Golfo de Génova sobre Italia, un 40% sobre Provenza en Francia y un 10% sobre las costas de los Balcanes en el Mar Adriático.

Grupo de Ejércitos G:
-11ª División Panzer
-98ª División de Infantería
-148ª División de Reserva
-157ª División de Reserva
-242ª División de Infantería
-244ª División de Infantería
-338ª División de Infantería

Según el lugar del desembarco de los Aliados en Provenza, el depliegue de derecha a izquierda por parte de las fuerzas del Eje fue el siguiente: al este la 148ª División de Reserva de Reserva se atrincheraba sobre un arco de 60 millas de costa junto a la frontera de Italia con 64 piezas de artillería repartidas en 28 baterías costeras y 36 cañones de campaña; en el centro cerca de Toulon y con sede en Hyères se posicionaban los 12.000 soldados de la 242ª División de Infantería con bocas anticarro de entre 25 y 75 milímetros y una variedad de ametralladoras (incluyendo alemanas MG 34 y MG 42, italianas de de 6’5 a 13’2 milímetros, polacas de 7’62 milímetros y algunas Maxims de la Primera Guerra Mundial); y al oeste la 244ª División de Infantería se protegía sobre un área de 80 kilómetros entre Marsella y Bouches-du-Rhône con 11.640 tropas germanas y 440 voluntarios rusos blancos e italianos armados con 86 cañones. Respecto a la 11ª División Panzer, la 157ª División de Reserva y las 98ª y 338ª Divisiones de Infantería, permanecieron a la retaguardia en el interior de la Francia de Vichy.

Restos arqueológicos del Südwall en una fotografía del siglo XXI.

El Muro del Sur (Südwall) era la línea costera que protegía el sur de Francia como anteriormente lo había hecho el Muro del Atlántico (Atlantikwall) en Normandía. Se trataba de 892 fortificaciones entre búnkers, subterráneos, casamatas, blocaos y plataformas de tiro, amén de las ya existentes antes de la Segunda Guerra Mundial como la Fortaleza de Vauban levantada en 1680 y un campo de minas con 1.502.000 artefactos explosivos (en el litoral solo 1.758 activados). De hecho solo en Provenza había 420 piezas de artillería entre 300 operadas por soldados del Ejército Alemán y 120 italianas que manejaban artilleros de la República de Saló, así como 132 cañones aparte de las baterías costeras (tres bocas por unidad). También se instalaron 222 “Panzertum” consistentes en 222 torretas giratorias de viejos tanques enterrados en el suelo entre las que hubo 177 de Panzer II, 57 de T-38 checoslovacos, 28 de Somua S-35 franceses y 20 de APX-R.

Paralelamente a las defensas en tierra para el Muro del Sur, un total de 170 navíos de la Marina de Guerra Alemana (Kriegsmarine) fueron estaciones en el litoral meridional de Francia con la 7ª Flotilla Submarina que integraba 6 sumergibles y la 6ª Flotilla Naval con 32 corbetas, 29 dragaminas, 29 cañoneras, 2 torpederos ex-franceses y 70 pesqueros armados, sin contar con algunas lanchas torpederas de la Marina Republicana Italiana. En el caso de la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) se desplegó a la 2ª División Aérea con 83 aviones entre los que hubo 59 torpederos Junkers Ju 88 del 26º Escuadrón con base en los Aeródromos de Nîmes, Montélimar y La Jasse; 14 bombarderos Dornier Do 217 del 100º Escuadrón en el Aeródromo de Tolouse; y 10 cazas Messerschmitt 109 de la 200ª Escuadrilla en el Aeródromo de Avignon. Hubo incluso una gran disparidad de formaciones “no alemanas” como por ejemplo los combatientes galos de la Milicia Francesa de Vichy (Milice Françoise), los anticomunistas eslavos del 661º Batallón de Infantería Ruso Blanco, los voluntarios fascistas de la Agrupación de Artillería Italiana “Coniglio”, los nacionalistas armenios de la Legión de Infantería Armenia y los musulmanes centro-asiáticos de la Legión de Infantería Turkestana.

XIX Ejército Alemán:
LXII Cuerpo de Ejército
·242ª División de Infantería
-917º Regimiento de Granaderos
-918º Regimiento de Granaderos
-765º Regimiento de Granaderos
-242º Regimiento de Artillería
-Legión de Infantería Armenia
-Legión de Infantería Turkestana
·148ª División de Reserva
-8º Regimiento de Granaderos de Reserva
-239º Regimiento de Granaderos de Reserva
-8º Regimiento de Artillería de Reserva
-Agrupación de Artillería Italiana “Coniglio”
-661º Batallón de Infantería Ruso Blanco
LXXXV Cuerpo de Ejército
·244ª División de Infantería
-932º Regimiento de Granaderos
-933º Regimiento de Granaderos
-934º Regimiento de Granaderos
-244º Regimiento de Artillería
·338ª División de Infantería
-757º Regimiento de Granaderos
-758º Regimiento de Granaderos
-759º Regimiento de Granaderos
-338º Regimiento de Artillería
Fuerzas de Ocupación del Sur Francés
-747º Grupo de Operativo
-761º Grupo de Operativo
-497º Grupo de Operativo
-800º Grupo de Operativo
-994º Grupo de Operativo
-792º Grupo de Operativo
-555º Grupo de Operativo

Fuerzas del Eje en Francia Central:
·11ª División Panzer
-15º Regimiento Panzer
-4º Regimiento Panzergrenadier
-110º Regimiento Panzergrenadier
-76º Regimiento de Artillería Panzer
·98ª División de Infantería
-119º Regimiento de Granaderos
-289º Regimiento de Granaderos
-290º Regimiento de Granaderos
·157ª División de Reserva
-7º Regimiento de Granaderos de Reserva
-157º Regimiento Granadero de Reserva
-1º Regimiento de Cazadores de Montaña
-7º Regimiento de Artillería
·198ª División de Infantería
-305º Regimiento de Granaderos
-308º Regimiento de Granaderos
-326º Regimiento de Granaderos

Muro Sur “Südwall”:
·Búnkers
-Búnkers de defensivos: Previstos = 337 / Completados = 150
-Búnkers comandancia: Previstos = 28 / Completados = 14
-Búnkers de observación: Previstos = 34 / Completados = 16
-Búnkers hospitales: Previstos = 22 / Completados = 18
-Búnkers de comunicaciones: Previstos = 10 / Completados = 2
-Casamatas: Previstas 482= / Completadas = 381
-Plataformas de artillería: Previstas = 47 / Completadas = 30
-Fortificaciones de campaña: Previstas = 584 / Completadas = 281
-Total del Muro Sur: Previsto = 1.544 / Completado = 892
·Obstáculos
-Minas = 1.758
-Trampas antipersona y anticarro = 577
-Estacas = 20.866 ( 20.798 de madera / 70 de metal )
-Alambrada = 191 kilómetros
-Otros obstáculos = 271

Preludio

Bastante antes de comenzar la “Operación Dragoon” los Aliados ya comenzaron a preparar el terreno desde Julio de 1944 mediante bombardeos de la aviación contra las líneas de tren y determinadas infraestructuras de Provenza, logrando cortar la vía férrea que unía la provincia con Lyon y echar bajo cinco de los seis puentes sobre el Río Rhône. De hecho a inicios de Agosto, tuvo lugar un mortífero raid aéreo la noche del 5 al 6 en que los aviones norteamericanos hundieron a nueve de los diez submarinos alemanes U-Boat anclados en el puerto de Toulon, algo que sin duda facilitaría mucho las cosas a la escuadra anglo-estadounidense para cuando invadiese el sur de Francia.

Aviones de transporte C-47 de la Fuerza Aérea Estadounidense sobre la Riviera Francesa.

Bajo el nombre de “Operación Nutmeg”, los aviones de la Fuerza Aérea Aliada Mediterránea lanzaron continuos raids sobre Provenza a partir de la segunda semana de Agosto de 1944, aunque la mayoría sin éxito porque pese a que se neutralizaron algunos objetivos de carácter secundario, la mayor parte de las principales defensas y casi todas baterías costeras del Muro del Sur permanecieron intactas. De hecho tampoco la Resistencia Francesa tuvo un papel muy destacado operando a la retaguardia, pues los “maquis” únicamente destruyeron o dañaron un total de 32 puentes sobre la provincia.

Las sospechas acerca de la “Operación Dragoon” se confirmaron el 10 de Agosto cuando aviones de reconocimiento alemanes divisaron a una escuadra enemiga zarpar de Argelia, lo mismo que el día 13 partir a una segunda flota de la Isla de Córcega. De nada sirvió la noche del 14 al 15 una maniobra de distracción mediante la cual un grupo de cañoneros norteamericanos bombardearon el Golfo de Génova en Italia y la Isla de Saint-Tropez, ya que el general Johannes Blaskowitz del Grupo de Ejércitos C, viendo claro que el objetivo era Provenza, obtuvo permiso de Adolf Hitler para trasladar hacia el sur de Francia a la 11ª División Panzer.

Desembarco en Provenza

En la madrugada del 15 de Agosto de 1944, comenzó un breve bombardeo de costa contra la ciudad provenzal de La Ciotat que protagonizaron el destructor estadounidense USS Endicott y los tres cañoneros ingleses HMS Aphis y HMS Scarab con la misión de distraer efectivos enemigos de Toulon y Marsella. Sin embargo y antes de materializarse la invasión en el sur de Francia, fue necesario ocuparse de los territorios insulares situados frente a Provenza. Por ejemplo esa noche un grupo de comandos norteamericanos desembarcaron en la Isla de Levante, donde tras destruir una batería de artillería germana en Pointe du Titan y neutralizar a los escasos defensores que se ocultaron en fortificaciones y monasterios, el lugar se rindió con 135 bajas alemanas entre 25 muertos y 110 prisioneros, aunque todavía algunos fanáticos resistirían varios días hasta ser reducidos en el Fuerte L’Escussac por los grandes calibres del acorazado británico HMS Ramillies y del crucero estadounidense USS Augusta. De igual manera los norteamericanos se hicieron con la Isla de Port-Cros sin encontrar resistencia; lo mismo que los veteranos franceses del Grupo de Comandos de África que fueron los primeros combatientes en pisar suelo galo y establecer un cordón de seguridad entre el Cabo Negro y la localidad de Le Canadel; sin obviar a los 67 marines franceses que despejaron un campo de minas acuáticas y se hicieron con Pointe Deux Frères.

Alrededor las 4:00 de la madrugada, un total de 396 aviones cargados con 5.600 paracaidistas y 150 cañones del 509º Regimiento Paracaidista sobrevolaron el interior de Provenza para efectuar el primer salto y poner en marcha la “Operación Albatross”. Al cabo de treinta minutos, a las 4:30 horas los aparatos lanzaron a 600 paracaidistas norteamericanos sobre Saint-Tropez y a las 4:31 a todos los miembros del 517º Regimiento Paracaidista que cayó a 15 millas del objetivo, concretamente en torno a las inmediaciones de Fayence. Aunque para los estadounidenses los saltos habían resultado ser más o menos un éxito, los británicos no tendrían tanta suerte porque la primera oleada aterrizó a tan sólo un 60% de sus efectivos en el lugar correcto y el restante 40% lo hicieron en puntos muy alejados. Mucho peor fue la toma de tierra de la 2ª Brigada Paracaidista Británica durante la “Operación Bluebird” porque las baterías antiaéreas abatieron y dañaron a un total de 33 planeadores Horsa. Una vez todas las fuerzas estuvieron en tierra, los paracaidistas se agruparon en la denominada “Línea Azul” que comprendía las localidades de Le Muy y Les Arcs después de haber encajado 434 muertos contando 382 estadounidenses y 52 británicos.

Al amanecer del 15 de Agosto de 1944 comenzó el bombardeo preliminar sobre el sur de Francia por parte de de los buques de la Flota Aliada entre los que había destructores, cruceros, y acorazados, así como el ataque aéreo de los aparatos embarcados a bordo de portaaviones. Simultáneamente a este castigo del litoral, los minadores tendieron artefactos acuáticos para impedir cualquier ruta de salida a los submarinos o lanchas de la Marina de Guerra Aliada, al mismo tiempo en que se utilizaron unas barcazas de tipo LCVP denominadas “Apex” para retirar las barreras y obstáculos bajo el agua. Gracias a esta coordinación a las 7:15 horas el camino marítimo hacia Provenza estuvo completamente despejado, todo lo contrario que en el bando del Eje porque los “maquis” de la Resistencia Francesa cortaron los cables telefónicos y dejaron incomunicado por un tiempo al Grupo de Ejércitos G con el Alto Mando Alemán (OKW) en Berlín.

Desembarco de tropas estadounidenses en una playa de Provenza.

El primer desembarco sobre Provenza tuvo lugar en la “Playa Alpha” situada entre la Península de Saint-Tropez y la Bahía de Cavalaire. Bastante antes de que el 7º Regimiento de Infantería Estadounidense alcanzase su sector bautizado como “Alpha Red”, uno de sus cuatro tanques flotantes Sherman DD fue hundido debido a la colisión con una mina submarina, así como dos de las 38 barcazas LCVP que se fueron a pique por nuevos choques con artefactos que causaron a los invasores 60 bajas. En el caso del 15º Regimiento de Infantería Estadounidense encargado del sector “Alpha Yellow”, una LCVP fue hundida y dos tanques Shermann DD resultaron destruidos sobre la arena por los cañones germanos y un grupo de rusos bñancos. Sin embargo y pese a este recibimiento en “Apha Red” por el 765º Regimiento de Granaderos y en “Alpha Yellow” por una amalgama de combatientes turcomanos (kazakhos, uzbekos, tayikos…) de la Legión de Infantería Turkestana, la mayor parte de sus defensores se rindieron con facilidad y entregaron a los estadounidense la “Playa Alpha”.

El segundo desembarco se desarrolló sobre la “Zona Delta” del Golfo de Saint-Tropez que protegían elementos del 765º Regimiento de Granaderos. El 157º Regimiento de Infantería Estadounidense fue el encargado de asegurar el lugar mediante una fácil operación en los sectores “Delta Yellow” y “Delta Blue” debido a que los alemanes se marcharon sin pelear para refugiarse en la cima del cercano Monte Maures, lo que permitió a los invasores moverse por la Carretera D-25 y enlazar con las tropas del 509º Regimiento Paracaidista lanzados durante la noche. Algo más difícil transcurrió la jornada en los sectores “Delta Red” y “Delta Green” porque 4 tanques Sherman DD fueron destruidos por minas enterradas en la arena, antes de que los soldados se hicieran con la playa y los buques de la Flota Aliada silenciaran a cañonazos desde el mar a las molestas baterías germanas de 75 milímetros. De hecho los norteamericanos se tuvieron que abrir paso a tiros en la ciudad de Sainte-Maxime y eliminar a los resistentes alemanes que se atrincheraron en el Hotel du Nord hasta que finalmente se hicieron con el enclave y el famoso edificio turístico.

El tercer y último desembarco fue en la “Playa Camel” defendida por los soldados alemanes del 239º Regimientos de Granaderos de Reserva, elementos menores del 765º Regimiento de Granaderos, los fascistas de la Agrupación de Artillería Italiana “Coniglio” y los voluntarios del 661º Batallón de Infantería Ruso Blanco. El asalto se produjo a las 8:00 horas con la 36ª División de Infantería “Texas” que incluía a los 141º, 142º y 143º Regimientos de Infantería compuestos por texanos de la Guardia Nacional y el 753º Batallón Blindado. Las primeros en pisar fueron las tropas del 143º Regimiento de Infantería en el sector “Camel Green” que se apoderaron de playa tras destruir la artillería alemana, seguidos por los hombres del 141º Regimiento de Infantería en “Camel Blue” que después de un breve tiroteo con los eslavos rindieron a los voluntarios del 661º Batallón de Infantería Ruso Blanco. Gracias a la captura de estas dos zonas los norteamericanos tomaron el pueblo de Antheor capturando 47 prisioneros germanos, además de coronar la Colina 120, hacerse con el control de la Bahía de Agay y conquistar los enclaves de Agay y Cap Dramont. Hecho esto, las 11.00 horas un grupo de dragaminas se acercaron al sector en “Camel Red” para depositar al 142º Regimiento de Infantería, aunque las piezas de artillería alemanas e italianas emplazadas en el litoral abrieron fuego y obligaron a las embarcaciones a retirarse. A causa de este imprevisto un escuadrón de 93 bombarderos cuatrimotores B-24 Liberator arrojaron 200 toneladas de bombas sobre Saint-Raphael y “Camel Red”. Como la incursión apenas causaron daños, el capitán Leo Schluten que había observado todo el raid, informó al Alto Mando Aliado que desembarcar en “Camel Red” terminaría en una tragedia parecida a la “Omaha Beach” durante del desembarco de Normandía, por lo cual los norteamericanos no tuvieron más remedio que modificar los planes y depositar al 142º Regimiento de Infantería junto a la playa de “Camel Green” que ya había asegurado con anterioridad el 143º Regimiento de Infantería.

Izquierda: Bomba teledirigida Fritz X-1 alemana. Derecha: Hundimiento de la barcaza LST-282 a causa de una Fritz X-1.

Al inicio de la tarde los Aliados prosiguieron con el transporte y lanzamiento de paracaidistas como los 37 planeadores Horsa que reforzaron la “Línea Azul” en el interior de Provenza con 233 hombres, 35 jeeps, 30 cañones y 15 toneladas de munición. No mucho tiempo después, a las 17:45 horas, tuvo lugar la “Misión Canary” mediante la que se depositaron a otros 736 soldados; aunque sin duda la mayor operación aerotransportada se desarrolló a las 18:10 con 335 planeadores Horsa, de los cuales alrededor del 95% aterrizaron bien, aunque el restante 5% quedó enredado en los obstáculos sobre el suelo haciendo que numerosos aparatos se partieran o accidentaran, con el consiguiente resultado de 11 pilotos muertos y 30 heridos, además de otros 100 soldados que encajaron heridas de diversa consideración.

La Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) que había estado ausente durante casi toda la jornada inicial de la “Operación Dragoon”, por fin se movilizó entrada la tarde por orden directa del propio Adolf Hitler. Los protagonistas fueron unos pocos aviones Dornier Do 215 del 100º Escuadrón de Bombarderos procedentes del Aeródromo de Tolouse, cuyos pilotos sobrevolaron el sector de “Camel Beach” a las 18:30 horas de la tarde, siendo dos de los aparatos derribados por los cazas enemigos. Sin embargo y pese a las dificultades en el aire, uno de los bombarderos bimotores desprendió de su panza un moderno misil teledirigido Henschel Hs 293 que fue conducido por control remoto hasta la escuadra enemiga e impactó en la barcaza norteamericana LST-283, la cual se hundió con 40 soldados estadounidenses que fallecieron ahogados.

Al anochecer de aquel 15 de Agosto la 3ª División de Infantería ocupó la ciudad de Saint-Tropez, donde enlazó con una unidad de la Resistencia Francesa llamada “Brigada des Maures” que curiosamente durante el repliegue del Eje hacia la retaguardia había hecho nada menos que 1.627 prisioneros contando rezagados alemanes, rusos blancos y turcomanos. También los paracaidistas de la “Línea Azul” entraron en contacto sobre varios puntos con las fuerzas desembarcadas en las playas, lo que permitió ampliar las ganancias en la costa a una cabeza de puente de tamaño considerable en tan solo el primer día de la “Operación Dragoon”, aunque hasta entonces las bajas habían sido elevadas porque ascendían a 1.029 entre 529 muertos (477 estadounidenses y 54 británicos) y 500 heridos, más la pérdida de 3 barcazas y 6 tanques destruidos.

Consolidación

A las 7:00 horas del 16 de Agosto de 1944, el Día-D+1″, unidades del Grupo de Ejércitos G desencadenaron un contraataque entre las localidades de Le Muy y Les Arcs, donde se extendía la “Línea Azul” defendida por el 517º Regimiento Paracaidista. Gracias a que las tropas aerotransportadas resistieron en sus puestos hasta la llegada de refuerzos procedentes de las playas, concretamente el 180º Regimiento de Infantería y el 645º Batallón Destructor de Tanques con carros de combate M10, el asalto fue desbaratado y un buen puñado de germanos cayeron muertos o fueron hecho prisionero. Simultáneamente en el sector de la “Playa Camel”, los 142º y 143º Regimientos de Infantería adscritos a la 36ª División de Infantería “Texas” prosiguieron ampliando la cabeza en el litoral porque los texanos tomaron el puerto de Saint-Raphaël y antes de las 17:30 horas de la tarde las localidades de Fréjus y Cap de Cais.

Al caer la noche del 16 de Agosto, los soldados del Ejército B de la Francia Libre desembarcaron en las playas de la Bahía de Cavalaire con la 1ª División Blindada, la 1ª División de Marcha, la 3ª División de Infantería Argelina y la 9ª División de Infantería Colonial. Durante la breve operación anfibia las minas acuáticas hundieron el dragaminas británico BYMS Nº 2.022 y a la barcaza de transporte también ML Nº 563 con algunas bajas a bordo, aunque salvo por estos incidentes, los galos pusieron pie en la tierra sin más complicaciones porque en cuanto pisaron su patria cogieron un puñado de tierra y la besaron, otros se abrazaron y unos pocos corrieron emocionados a los pinares (curiosamente el general norteamericano Alexander Patch concedió al general francés Emile Renné Lemonnier que desembarcara en suelo galo antes que él).

Dos días después de la “Operación Dragoon”, el “Día-D+2” del 17 de Agosto, Adolf Hitler se dejó convencer por el Alto Mando Alemán (OKW) de que la situación en Provenza estaba perdida y de que por tanto se emprendiese una retirada táctica hacia el centro de Francia, más en concreto a una línea comprendida entre Orléans y Montpeller. Solamente permaneció en el Departamento de Alpes Marítimos la 148ª División de Reserva y la Agrupación de Artillería Italiana “Coniglio” que gradualmente se fueron replegando hacia las alturas de los Alpes para no comprometer la situación bélica en el teatro de operaciones al norte de Italia y proteger la integridad de la República de Saló. Respecto a las 242ª, 244ª y 338ª Divisiones de Infantería atrincheradas en los puertos de Masella y Toulon, recibieron un mensaje de resistir hasta la muerte debido a la imposibilidad de sacarlas (cuyo contenido fue interceptado por los Aliados que desde entonces tuvieron la ventaja adicional de conocer el plan de huida alemán).

El 18 de Agosto, “Dia D+3”, la Fuerza Operativa “Butler” se unió a los partisanos de la Resistencia Francesa para cruzar junto el Río Verdon y alcanzar los Bajos Alpes Franco-Italianos. A continuación atacaron la ciudad de Digne que estaba defendida por los soldados alemanes del 792º Grupo Operativo el mando del general Hans Schuberrt, quién tras comprobar como los “maquis” volaron los únicos puentes de escape y sus hombres estaban atrapados, se rindió a los franco-estadounidenses con más de 400 prisioneros. Al anochecer los éxitos se fueron multiplicando porque los paracaidistas norteamericanos capturaron al general Ferdinand Neuling, comandante del LXII Cuerpo que al ser apresado dejó sin mando a todas las fuerzas del Eje al sureste de Francia; mientras que al día siguiente, el 19, la 3ª División de Infantería ocupó la ciudad de Brignoles y la 45ª División de Infantería la de Barjols.

Batalla de Toulon

Toulon era el puerto militar más importante de la Marina Francesa en el Mar Mediterráneo que había sido ocupado por el Ejército Alemán en Noviembre de 1942 después de que la escuadra gala hundiera sus propios barcos por orden del Mariscal Philippe Pétain y evitara que cayeran en manos de ninguno de los dos bandos de la Segunda Guerra Mundial. Defendida la ciudad por 18.000 tropas del Eje al mando del vicealmirante Heinrich Rufus entre las que había 9.700 efectivos del 818º Regimiento de Granaderos adscritos a la 242ª División de Infantería, 5.500 marineros de la Marina de Guerra Alemana y 2.800 miembros del personal de la Fuerza Aérea Alemana, así como unos pocos voluntarios de la Legión de Infantería Armenia y colaboracionistas de la Milicia Francesa; pronto iba a hacer frente a 16.000 hombres del Ejército B Francés Libre al frente del general Jean Lattre de Tassigny.

La Batalla de Toulon comenzó mediante una ofensiva del Ejércitos B de la Francia Libre con un ataque de la 9ª División de Infantería Colonial que marchó por la Carretera Nº7 hasta hacerse con la localidad de Solliès-Pont, y un asalto de la 1ª División Blindada contra el pueblo de Hyères, donde los franceses fueron detenidos por la determinante resistencia del 918º Regimiento de Granaderos y la Legión de Infantería Armenia, sobretodo en torno al Club de Golf en cuyas inmediaciones los galos se hubieron de atrincherar ante la imposibilidad de continuar avanzando. A las veinticuatro horas del ataque, el 20 de Agosto, los norteafricanos del 3º Regimiento de Tiradores adscrito a la 3ª División de Infantería Argelina se apoderaron del pueblo de Siou-Blanc y acto seguido pudieron divisar a lo lejos la propia Toulon y su puerto característico de brazos naturales y montañas en los alrededores, momento en que todas las fuerzas del Eje se refugiaron en su interior, haciéndose fuertes en el Castillo del Monte Faron y en el extremo oriental de la Península de Saint-Mandrier.

El 21 de Agosto de 1944 el crucero francés Georges Leygues y su destructor de escolta Fantasque bombardearon con sus piezas los puntos más fortificados de Toulon como los Barrios de Sainte-Catherine, Malbousquet, Lamague y Artigues, siendo numerosas viviendas demolidas y falleciendo decenas de civiles franceses entre los escombros. Acto seguido la 3ª División de Infantería Argelina aprovechó el fuego naval preliminar para atacar el Castillo del Monte Faron, aunque los alemanes estaban tan bien parapetados que a mitad del ascenso los argelinos se hubieron de retirar con elevadas bajas entre sus filas. Respecto a la localidad de Hyères, finalmente los últimos resistentes alemanes y armenios abandonaron el Hotel Golf que fue tomado por los franceses libres, viéndose obligados los defensores a huir hacia la ciudad, aunque durante la persecución hasta el pueblo de Porquerolles que también fue conquistado por los galos, un 180 voluntarios de la Legión de Infantería Armenia serían capturados y entregados a los norteamericanos que los subirían a bordo del destructor USS Eberle.

Panorámica de la Flota Aliada en las costas de Provenza, cerca de Toulon.

Como el 22 de Agosto la 3ª División de Infantería Argelina seguía estancada bajo las faldas del Monte Faron, sus mandos decidieron desgajar al 3º Regimiento de Tiradores para arremeter contra la propia Toulon, cuyos soldados entraron en la ciudad por la Calle de Les Routes y despejaron de enemigos las galerías subterráneas del Fuerte de La Poudrière. Mientras tanto la 9ª División de Infantería Colonial que envolvía el puerto por el norte se apoderó de la aldea de La Vallette Du-Var y capturó a 150 alemanes que se entregaron sin combatir, lo que le permitió a las veinticuatro horas, el 23, alcanzar los suburbios orientales de la metrópoli por el Barrio de la Revest con la ayuda de los tanques Sherman de la 1ª División Blindada. De hecho durante aquella jornada por fin las tropas argelinas conquistaron al asalto el Castillo del Monte Faron después de haber cosechado un gran número de muertos y heridos.

El Arsenal Marítimo de Toulon se convirtió en el principal foco de operaciones porque los defensores germanos se replegaron empujados hacia el interior sin dejar de ser empujados por los franceses libres que les arrebataron el Arsenal de Le Mourillon, antes de que un grupo de tropas coloniales senegalesas desembarcadas repentinamente desde el mar les expulsaran de la Península de Giens. Curiosamente durante estos enfrentamientos y contraataques por parte de los soldados alemanes y el personal de la Luftwaffe, se produjeron algunos eventos sorprendentes como el protagonizado por el general Diego Brosset que a bordo de su jeep atravesó toda la parte de la ciudad ocupada por el enemigo sin recibir ni un sólo disparo; o el del médico municipal que atendió a 1.713 heridos de ambos bandos entre los que había 1.400 leves y 311 graves, pereciendo en su hospital improvisado 192 pacientes (120 alemanes y 72 franceses).

La moral de los defensores del Toulon empezó a venirse abajo el 24 de Agosto porque a las 9:00 rindieron el Arsenal Marítimo, a las 10:00 se entregaron los sitiados de la Fortaleza de Sainte-Catherine, a las 13:00 horas capituló el Fuerte de Saint-Louis y al caer la tarde cedió la resistencia en el puerto, haciéndose 2.000 prisioneros alemanes. Solo aguantó un poco más la cercana Península de Siciè que después de duros combates por parte de ambos bandos fue asegurada por los galos la noche del 25 al 26. Respecto a la Península de Saint-Mandrier, último objetivo de la ciudad, el 27 se iniciaron una serie de conversaciones con el vicealmirante Heinrich Ruhfus que se prolongaron veinticuatro horas (a quién trataron de engañar sin éxito con un falso mensaje de Adolf Hitler que le instaba a la rendición), hasta que en última instancia le convencieron de cesar la lucha y a las 6:00 horas del 18 de Agosto depuso las armas junto a sus 1.800 hombres. Una vez tomada Toulon por las fuerzas libres del Ejército B, el coste había sido de 2.700 bajas francesas entre muertos y heridos, más 18.000 bajas del Eje contando 1.000 muertos y 17.000 prisioneros.

Batalla de Marsella

La Batalla de Marsella se desarrolló de manera simultánea a la Batalla de Toulon cuando elementos del Ejército B de la Francia Libre pertenecientes a la 1ª División Blindada, al 7º Regimiento de Tiradores Argelinos y el Regimiento de Tiradores Coloniales se presentaron ante la ciudad que se encontraba defendida por una guarnición de 13.000 alemanes entre los que había 6.600 soldados de la 244ª División de Infantería, 3.900 miembros de personal de la Luftwaffe y 2.500 marineros de la Kriegsmarine, más unas 200 piezas de artillería. A pesar de lo formidables que eran las fuerzas del Eje en el interior de la metrópoli, el 21 de Agosto se sublevaron 500 partisanos de la Resistencia Francesa que extendieron el levantamiento armado a los suburbios y proclamaron un gobierno provisional, algo que obligó a los germanos a desviar parte de sus fuerzas con las que aplastaron el 22 a la mayor parte de los insurrectos en el Barrio de Aubagne.

El 23 de Agosto el Ejército B inició desde el exterior la ofensiva contra Marsella por parte del 7º Regimiento de Tiradores Argelinos que en tiempo récord penetraron en los suburbios orientales de la urbe, subieron por el centro ciudad y alcanzaron en algún punto la costa con el Mar Mediterráneo. Aunque a las veinticuatro horas, el 24, los galos ofrecieron una tregua a los alemanes que fue rechazada a las 19:00 de la tarde, en seguida los soldados franceses y argelinos reanudaron la marcha para hacerse con el viejo puerto de Vieux Port.

Tanque francés libre Sherman entrando en una plaza de la recién conquistada Marsella.

Como las cosas se complicaban para el Eje en Marsella, el 25 de Agosto los alemanes se atrincheraron en las alturas del montículo en el que se erigía la Basílica de Nuestra Señora de la Guardia (Notre-Dame-de-la-Garde), conocida por los franceses como Buena Madre (Bonne Mère), en cuya cima poblada de edificios resistieron los asaltos de las tropas argelinas a las que causaron numerosas bajas. Mientras tanto los buques de la Flota Aliada y aviones norteamericanos B-25 Mitchell bombardearon con intensidad la Isla de Ratonneau y la Isla de Pomegues, ambas con piezas de artillería que se coordinaban con los defensores de la basílica, las cuales fueron silenciadas tras un par de horas de incursiones. Una vez neutralizadas las baterías, a las 16:30 horas una pareja de dos tanques Sherman arremetieron contra la basílica, siendo ambos fueron destruidos por el fuego contracarro, pero no muertos todos sus conductores porque uno de ellos salió de las llamas de un carro y subió a un edificio para izar la bandera tricolor de Francia.

A la jornada siguiente, el 26 de Agosto, las tropas francesas y argelinas protagonizaron el último asalto contra la Basílica de Notre-Dame-de-la-Garde hasta que tras duros combates su guarnición se rindió a las 10:00 horas, incluyendo los oficiales del puesto de mando que fueron capturados bajo la cripta de la iglesia. Inmediatamente después a la toma de este objetivo, surgió una polémica en los años posteriores, pues los franceses emplearon el edificio religioso para emplazar artillería y seguir batiendo los núcleos de resistencia enemiga en la ciudad, mientras que los alemanes cuando habían estado atrincherados los días previos jamás entraron en los lugares sagrados del edificio por respeto a los ciudadanos católicos de Marsella (en los años posteriores habría acusaciones y tensos debates políticos por esta cuestión).

La última acción de la Batalla de Marsella tuvo lugar el 28 de Agosto de 1944 cuando las baterías de artillería del Ejército B bombardearon el Fuerte Saint-Nicholas, propiciando que los alemanes ocultos en su interior se rindieran a las 8:00 horas por miedo a quedar sepultados. Después de aquel suceso que puso a la ciudad bajo control definitivo de la Francia Libre, los 11.000 supervivientes germanos capitularon después de haber sufrido 2.000 muertos durante la lucha y provocado a los franceses libres un total de 1.825 bajas entre fallecidos y heridos.

Batalla de Montélimar

Grenoble que constituía una de las ciudades más importantes en la ruta de avance de los Aliados hacia el interior de Francia, fue conquistada por las tropas norteamericanas de la Fuerza Operativa “Butler” el 22 de Agosto de 1944, cuando todavía el Ejército B de la Francia Libre libraba las Batallas de Toulon y Marsella. Inmediatamente a la caída de este enclave estratégico, la 11ª División Panzer que llevaba varios días de viaje en dirección sur, se posicionó en el margen septentrional del Río Rhône para atrincherase junto a la 198ª División de Infantería en retirada y hacer frente a sus perseguidores de la 36ª División de Infantería “Texas”.

El general Johannes Blaskowitz que lideraba el Grupo de Ejércitos G optó lanzar una contraofensiva de carácter local contra las inmediaciones de Montélimar aprovechando que aquella posición era fácil de neutralizar y que los Aliados estaban teniendo problemas con la gasolina debido a que tenía que ser transportada primero a través del Mar Mediterráneo y luego desde los puertos hacia el corazón de Francia. Bautizado aquel enfrentamiento como “Battle Square”, el 22 de Agosto un grupo del personal aéreo de la Luftwaffe contraatacó con éxito desalojando a la Fuerza Operativa “Butler” del pueblo de Puy Saint-Martin, al mismo tiempo en que el grueso de la 11ª División Panzer envolvía a los 141º y 142º Regimientos de Infantería Estadounidenses en Montélimar después de cortar la Carretera Nº7 y bloquear su única vía de escape sobre el Río Rhône por Crest.

A las 16:30 horas de la tarde del 23 de Agosto las tropas norteamericanas respondieron a la contraofensiva del Grupo de Ejércitos G lanzando un contraataque que arrebató a los germanos la localidad de Sauzet, pero que apenas generó frutos porque no pudieron ni tan siquiera acercarse a sus compatriotas cercados en Montélimar. Al día siguiente, el 24, los que arremetieron nuevamente fueron los alemanes que con tanques Panzer ocuparon la Cota 300 y parcialmente la Cota 430, liquidando a 100 soldados estadounidenses y destruyendo a 12 de sus carros. De hecho a las veinticuatro horas se repitió un éxito similar porque el 25 los germanos capturaron una carpeta con los documentos y mapas de la zona de la 36ª División de Infantería “Texas”, lo que les permitió estudiar su despliegue y replantear sus tácticas.

Restos de un convoy de vehículos de la 11ª División Panzer en la carretera hacia Montélimar.

Muy seguro el general Johannes Blaskowitz de que obtendría la victoria en la Batalla de Montélimar, cometió el error de subestimar a sus oponentes porque todavía no había cerrado sus dos puntos más vulnerables, concretamente la población de La Coucourde y la mitad de la Cota 430, donde tras protagonizar un asalto sin las debidas precauciones, los texanos resistieron y les rechazaron con muchas bajas. Acto seguido, aprovechando el caos de los germanos después de su revés en la Cota 430, los estadounidenses no les dieron tiempo a respirar y por tanto con la ayuda de 11 tanques Sherman cargaron contra la Cota 300 que recuperaron. Aquello fue un duro golpe de moral para los alemanes porque en seguida sus oponentes volvieron a controlar el tráfico en la Carretera Nº7, con lo cual la 36ª División de Infantería “Texas” pasó a la contraofensiva el 26 cerrando los pasos entre La Coucourde y Crest, el Río Rhône y el Río Drôme, y las Cotas 300 y 450, algo que convirtió a la 11ª División Panzer de sitiadora a sitiada.

A punto de cerrarse la denominada “Bolsa de Montélimar”, las fuerzas germanas de la 11ª División Panzer y la 198ª División de Infantería intentaron escapar a la desesperada colapsando de tráfico en las pocas carreteras disponibles y hasta requisando al mayor número posible de vehículos y autobuses municipales de los pueblos franceses en las inmediaciones. Durante la confusión en ocasiones los alemanes fueron emboscados por los norteamericanos como por ejemplo sucedió en una escaramuza sangrienta sobre Loriol la jornada del 27, sin obviar el acoso al que estuvieron sometidos por parte de los cazas británicos Spitfire y cazas embarcados Hellcat procedentes de los portaaviones de la Flota Aliada.

Una vez cortado el último tramo de la Carretera Nº7 tras la huida de importantes elementos de la 11ª División Panzer, las unidades restantes consiguieron escapar a bordo de ferrys o tendiendo pontones sobre el Río Drôme. Menos suerte tuvo la 198ª División de Infantería que quedó completamente cercada a las afueras de Montélimar, por lo que tras recibir el contundente asalto de los soldados texanos de los 141º y 143º Regimientos de Infantería que pelearon toda la jornada del 28 hasta primeras horas del 29, finalmente el general Otto Richer ordenó el cese de las hostilidades y rindió con sus 3.500 hombres.

La Batalla de Montélimar fue la peor derrota sufrida por el Eje dentro del marco de la “Operación Dragoon”. El choque había dejado 1.575 soldados estadounidenses entre muertos y heridos, mientras que los alemanes encajaron 10.100 bajas entre 2.100 muertos o heridos y 8.000 prisioneros. Sin embargo las pérdidas en hombres y material bélico no fueron lo peor, pues tra la destrucción total de la 198ª División de Infantería el camino quedó totalmente libre hacia los departamentos centrales de Francia.

Carrera a Lyon

Con la decisiva derrota del Eje en la Batalla de Montélimar, el VII Ejército Estadounidense emprendió la persecución de la 11ª División Panzer sobre la Carretera Nº7 hacia el norte mediante los elementos de vanguardia de la 3ª División de Infantería, la 36ª División de Infantería “Texas” y la 45ª División de Infantería. De forma paralela desde el pueblo de Villefort corrieron en cabeza elementos de la 1ª División Blindada Francesa Libre y la 1ª División de Marcha que se habían sumado a la carrera para el alcanzar el principal objetivo de la campaña que era la ciudad de Lyon.

El 31 de Agosto de 1944, los zapadores de la 11ª División Panzer volaron todos los puentes sobre el Río Rhône y el Río Ain que retrasaron notablemente el progreso del VII Ejército Estadounidense y el Ejército B de la Francia Libre. Sin embargo en cuanto las fuerzas acorazadas y otras formaciones que huían a pie se refugiaron dentro de la propia ciudad de Lyon, contra todo lo esperado la Resistencia Francesa se lanzó a la insurrección porque de repente centenares de guerrilleros armados y civiles con fusiles robados, entre estos algunas mujeres con pistolas, se echaron a la calle o se subieron a las azoteas de los edificios para disparar contra los soldados alemanes, los colaboracionistas de la Milicia Francesa y otras unidades del Eje.

Cuando la 45ª División de Infantería intentó rodear Lyon por el norte el 1 de Septiembre con la rápida caída en su poder de la ciudad de Maximieux, los alemanes se percataron del movimiento y la 11ª División Panzer intentó reconquistarla lanzando a todos sus tanques y granaderos que les acompañaban. Después de una intensa batalla entre los blindados y las tropas de ambos bandos que costó a la 11ª División Panzer un total de 126 bajas entre 85 muertos y 41 prisioneros, más le pérdida de 12 tanques y 3 cañones, finalmente los germanos triunfaron en su cometido porque volvieron a reocupar Maximieux y pusieron en fuga a los norteamericanos tras provocarles 215 bajas y destruirles 2 tanques M-10 y 2 vehículos acorazados M-8.

Miembros de la Resistencia Francesa Francesa se levantan en el interior de Lyon contra la Milicia de la Francia de Vichy.

Gracias a que las fuerzas del Eje mantuvieron el pasillo abierto por Maximieux, el 2 de Septiembre la 11ª División Panzer al completo pudo escapar del cerco junto a otras columnas del Grupo de Ejércitos G, precisamente justo en el instante en que la 1ª División Blindada Francesa Libre entró en Lyon por el sur. A continuación tuvo lugar una violenta lucha callejera entre los colaboracionistas de la Milicia Francesa y las fuerzas acorazadas gaullistas que tuvieron que abrirse paso entre las avendidas y los edificios, siempre contando con la ayuda de los partisanos de la Resistencia Francesa. El último choque y también el más sangriento se desarrolló en el Hotel Dieu, donde los vichystas se atrincheraron en los jardines y las ventanas resistiendo a los franceses libres que fracasaron en todos sus intentos por desalojarles.

Al cabo de veinticuatro horas, el 3 de Septiembre, los “maquis” y soldados de la 1ª División Blindada Francesa Libre aplastaron a la Milicia Fracesa de Vichy y se hicieron con el Hotel Dieu, declarando conquistada la ciudad de Lyon. Sin embargo la heroica acción de los vichystas facilitó el repliegue del Grupo de Ejércitos G hacia Bourg y de ahí hacia el norte de Francia, impidiendo a los Aliados embolsar a sus oponentes como inicialmente habían previsto. De hecho apenas se capturaron prisioneros cuando las tropas estadounidenses que subían por la carretera hacia Mâcon ocuparon las ciudades de Chalamont y Montreval, o los franceses libres hicieron lo propio con Villefranche, ya por el ejemplo en aquellos instantes la 11ª División Panzer se encontraba a salvo y resguardada en los Vosgos.

Retirada por Francia

El 4 de Septiembre el VII Ejército Estadounidense atacó la ciudad de Bourg, en donde se prolongó una cruenta batalla que costó a los norteamericanos 130 bajas entre 5 muertos y 125 prisioneros (que los alemanes se llevaron consigo en la retirada), además de resultar destruidos 17 vehículos acorazados (15 M-8 y 2 M5A1) y 20 jeeps de la marca Willy. Sin embargo la llegada de refuerzos del Ejército B de la Francia Libre procedentes de Lyon modificó la balanza en favor de los Aliados porque al final tomaron Bourg e hicieron cautivos a 2.000 soldados alemanes.

La desesperación del Eje fue tal después de la pérdida de Provenza, Lyon y la mayor parte del centro-sur de Francia que las tripulaciones de la Marina de Guerra Alemana efectuaron misiones casi suicidas contra la Flota Aliada. Por ejemplo el 5 de Septiembre un grupo de 5 minisubmarinos Marder se aproximaron a la escuadra, los cuales antes de lanzar los torpedos fueron interceptados por el enemigo y 4 de los sumergibles resultaron hundidos a cañonazos o con cargas de profundidad, dos a manos del destructor estadounidense USS Ludlow, uno por el destructor norteamericano USS Indecible y otro por el destructor francés libre Le Malin.

Bastante más castastrófico fue el raid protagonizado el 9 de Septiembre de 1944 por unidades mixtas ítalo-germanas de la Kriegsmarine y la Xª Flotilla MAS que sumaron 14 minisubmarinos Marder y 6 lanchas torpederas (3 italianas y 3 alemanas). Nada más empezar la acción en las costas de Provenza, las 6 lanchas torpederas fueron destruidas por minas y artefactos acuáticos tendidos por minadores, lo que alertó a los buques norteamericanos que no tardaron en detectar a los minisubmarinos y hundir 10 sumergibles. A raíz de aquel nuevo fracaso, Adolf Hitler en persona ordenó no llevar a cabo más incursiones de alto riesgo en el Mar Mediterráneo.

El 10 de Septiembre de 1944, las fuerzas de los Aliados desembarcadas en la “Operación Dragoon” sobre Provenza y las fuerzas desembarcadas en la “Operación Overlord” sobre Normandía, unieron sus vanguardias en el centro de Francia. Se trató del III Ejército Blindado del general George Patton que enlazó con las vanguardias del Ejército B de la Francia Libre. El encuantro que fue celebrado con abrazos y jolgorio por parte de los soldados norteamericanos y franceses libres, sería fotografiado y recogido en reportaje como un gran acontecimiento por el periódico Stars and Tripes.

A mediados de Septiembre de 1944, las últimas unidades del Grupo de Ejércitos G abandonaron el sur de Francia para atrincherarse en los Vosgos. Atrás quedaron 20.000 soldados alemanes atrapados en el Río Loira, cuyo comandante el general Bohto Elster, comprendiendo que estaba rodeado e inmovilizado, optó por negociar y rendirse a los Aliados el 15 de Septiembre, poniendo fin a la campaña de Provenza y por ende a la “Operación Dragoon”.

Conclusión

La “Operación Dragoon” fue una de las victorias más importantes de los Aliados Occidentales en 1944, no solo por el gran número de fuerzas enemigas embolsadas y destruidas, sino también porque constituyó el avance más fugaz protagonizado por los estadounidenses desde que había comenzado la Segunda Guerra Mundial. A pesar de todo, la campaña en Provenza no les salió gratis porque se perdieron cuantiosos hombres y material; mientras que los dos principales puertos en la zona, Marsella y Toulon, quedaron totalmente destruidos y no estarían operativos hasta mitad de Septiembre de 1944 cuando un transporte de “Clase Liberty” desembarcó un total de 10.000 toneladas de suministros, que cada mes se irían aumentado a las 50.000 toneladas.

El Eje sufrió 132.000 bajas entre 7.000 muertos, 20.000 heridos y 105.000 prisioneros.

Los Aliados sufrieron 18.000 bajas entre muertos y heridos, entre estos 10.000 franceses libres (4.500 muertos y 6.500 heridos), 7.500 estadounidenses (3.000 muertos y 4.500 heridos) y 54 británicos (muertos).

El éxito de la “Operación Dragoon” sobre Provenza y el rápido avance posterior hacia el centro de Francia, casi hasta los límites con los Vosgos, puso fin de manera definitiva a la ocupación alemana de Francia. Junto con la “Operación Overlord” en las playas de Normandía que había concluido meses después con la liberación de París, el país quedó completamente bajo control de la Francia Libre del general Charles De Gaulle, pasando desde ese instante a ser una nación más dentro del bando de los Aliados durante el resto de la Segunda Guerra Mundial.

 

Bibliografía:

-Steven Zaloga, Operation Dragoon 1944, France’s other D-Day, Osprey Publishing (2009), p.11-93
-Editores de S.A.R.P.E., Crónica Política y Militar de la Segunda Guerra Mundial, “El Desembarco en Provenza”, S.A.R.P.E. (1978), p.1.730-1.741
-Winston Churchill, La II Guerra Mundial. El triunfo y la tragedia II, “XIV Italia y el desembarco en la Riviera”, Planeta Deagostini (2006), p.245-261