Bombardeos de Palestina

Al entrar Italia en la Segunda Guerra Mundial al lado del Eje, los dominios del Imperio Italiano repartidos a lo largo del Mar Mediterráneo y África constituyeron una amenaza para las colonias que Gran Bretaña mantenía en la región. Por supuesto uno de los principales objetivos de los italianos sobre la zona, sería el Mandato Británico de Palestina por poseer algunos de los principales oleoductos de petróleo con los que se suministraba a los Aliados en todos los escenarios de la contienda.

Reino Unido había obtenido el Mandato de Palestina tras la descomposición del Imperio Otomano al término de la Primera Guerra Mundial en 1918, donde precisamente había establecido numerosas refinerías y estaciones de crudo vitales para la supervivencia del Imperio Británico. La Italia Fascista que había evaluado correctamente la vulnerabilidad de la región, aprovechó para estacionar al 41º Grupo de Bombarderos en su dominio de la Isla Rodas, desde la cual iniciaría una serie de raids aéreos contra Haifa y la línea del oleoducto de 940 kilómetros procedente de Mossul en Irak, con los que esperaba dañar seriamente la capacidad logística de los Aliados.

Bombardeo de la Fuerza Aérea Italiana sobre Haifa.

Oficialmente el primer bombardeo aéreo sobre Palestina tuvo lugar el 15 de Julio de 1940 cuando diez trimotores Savoia SM-79 atacaron con 83 bombas la Planta Shell de Haifa logrando un importante éxito porque seis depósitos de combustible fueron destruidos, otros dos dañados y el equipo de alta tensión averiado, lo que dejó a las instalaciones sin energía, todo ello a costa de no perderse ningún aparato porque las 13 salvas disparadas por la baterías antiaéreas se quedaron cortas en altitud. A esta triunfal incursión sobre Haifa, seguirían otras las jornadas posteriores en blancos menores como Tel Aviv, Acre y Jaffa.

Haifa volvió a convertirse en objetivo el 24 de Julio de 1940 después de que doce bombaderos Savoia SM-79 destruyeran con 43 bombas la Oficina de la Planta Shell, incendiasen una tienda con 40.000 latas de combustible y pulverizasen un almacén cargado de queroseno y aceite lubricante, además de matar a 46 trabajadores árabes. También durante los días siguientes, nuevas formaciones de aviones dañaron las instalaciones de la Corporación de Electricidad de Palestina y una comisaría en donde murió un policía británico y fueron heridos otros tres; mientras que en la jornada del 29 trimotores Savoia SM-82 arrojaron 50 artefactos sobre el puerto de Haifa que provocaron 12 bajas civiles y ninguna pérdidas entre los aparatos porque las 29 salvas de la artillería antiaérea erraron en todos sus disparos.

Instalaciones petrolíferas ardiendo tras un bombardeo de la aviación italiana sobre Palestina.

El 9 de Septiembre de 1940 se produjo la mayor matanza aérea de Palestina cuando seis trimotores Cant Z.1007 procedentes de Rodas bombardearon el centro de Tel Aviv que sufrió graves desperfectos tras el derrumbe de varios de edificios de apartamentos y la muerte de 137 colonos judíos entre los escombros. Ese mismo mes, el 21, otro escuadrón de seis Cant Z.1007 atacó Haifa con 108 bombas de 100 kilogramos causando daños enormes que se contabilizaron del siguiente modo: los oleoductos fueron incendiados, tres tanques de combustible destruidos, una planta de lavado de ácido pulverizada, un almacén de productos químicos con 600 toneladas de azufre quemado, un edificio de la administración sepultado, una planta de carga de baterías averiada, los cables de alimentación cercenados y la vía del ferrocarril cortada, además resultar muertos 40 trabajadores árabes.

Daños de los aviones italianos sobre Tel Aviv durante Septiembre de 1940.

Durante el resto de 1940 e inicios de 1941, la Fuerza Aérea Real Italiana (Regia Aeronautica) continuó con sus bombardeos sobre Haifa, Acre y Jaffe. La última incursión aérea tendría lugar el 12 de Junio de 1941 sobre Tel Aviv, donde 13 colonos judíos perdieron la vida.

Cuando los Aliados conquistaron Siria y Líbano tras expulsar a la Francia de Vichy en Julio de 1941, los vuelos de la Fuerza Aérea Real Italiana desde Rodas hacia Palestina fueron interrumpidos con la pérdida de dicho espacio aéreo. Hasta ese momento las incursiones habían sido un éxito porque innumerables instalaciones habían sido destruidas, toneladas de petróleo incendiados, 237 personas muertas y lo que era mejor, el 80% de los trabajadores de las refinerías desertaron y la productividad cayó al 25% durante varios meses, lo que sin duda constituyó la mayor victoria aérea de bombardeo de la Fuerza Aérea Real Italiana de toda la Segunda Guerra Mundial.

 

Bibliografía:

-A.D. Harvey, La Ofensiva de Bombardeo que no llegó a despegar, Revista Serga Nº108 (2017), p.18-24
-https://en.wikipedia.org/wiki/ItalianbombingofMandatoryPalestineinWorldWarII