Bombardeos de Bratislava

 

Bratislava, capital de Eslovaquia, era una de las ciudades más inalcanzables por vía aérea de Europa por el hecho de estar casi en el centro del continente. Al llegar 1943 y los Aliados invadir Italia, los bombarderos de Estados Unidos por fin tenían al alcance Eslovaquia, el primer país del Eje que no había sido tocado desde que entró en la guerra en 1939.

Invadir Italia supuso que la Fuerza Aérea Estadounidense (United States Air Force o USAF) encuadrada dentro de la Fuerza Aérea Estratégica del Mediterráneo (Mediterranean Allied Strategic Air Force o MASF), tuvieran dentro de su órbita de alcance a Eslovaquia y su capital de Bratislava.

La 15ª Escuadrilla Estadounidense sería la designada para atacar a los eslovacos en su territorio bombardeando objetivos militares, civiles y reduciendo su caza. Para ello se compondría de bombarderos fortalezas volantes B-17 y B-24 Liberator escoltadas por cazas P-38 Lightning, P-47 Thunderbolt y P-51 Mustang.

Eslovaquia no había preparado adecuadamente la Fuerza Aérea Eslovaca (Slovenské Vzdušné Zbrane) durante la guerra, pues nunca imaginó que aviones enemigos pudiesen bombardear su suelo. El 1 de Agosto de 1943 únicamente había 43 aviones eslovacos para defender el cielo de la capital, de los cuales 34 eran operativos y todos del modelo anticuado Avia Bk-534. Esa carencia de aviones urgió a los eslovacos a realizar compras a Alemania temiendo los inevitables raids aéreos, así que adquirieron 4 cazas modernos Messerschmitt Bf 109E que se integraron en una unidad de Vajnory. En medio de esas negociaciones para ampliar su fuerza aérea tuvo lugar una falsa alarma de bombardeo cuando sonaron las alarmas el 1 de Octubre de 1943 y las baterías antiaéreas dispararon 50 salvas creyendo que aquello iba en serio. El error produjo una preocupación en los mandos eslovacos que dicidieron ampliar como fuese sus sistemas de seguridad en caso de ataque aéreo.

Austria recibió su primer bombardeo de la guerra el 2 de Noviembre de 1943 sobre la ciudad de Wiener Neustadt por parte de la 15ª Escuadrilla Estadounidense que había sido designada precisamente para Eslovaquia. Aunque los austriacos no eran su problema, varios aparatos eslovacos volaron desde su cercana frontera para socorrerlos, pero no se produjeron encuentros serios en los que hubiera derribos o bajas. Sin embargo la experiencia en Austria hizo comprender definitivamente al Gobierno de Eslovaquia y a su Presidente Josef Tiso que ellos podía ser los siguientes, así que se dieron instrucciones para el desarrollo de un escuadrón con cazas modernos.

El plan de defensa aérea concluyó el 17 de Febrero de 1944 con la creación de la 13ª Escuadrilla de Cazas en Piestany, la cual quedó integrada en la 8ª División Aérea de la Fuerza Aérea Eslovaca, que contaba con 20 pilotos experimentados y 14 aviones Messerschmitt Bf 109G-6 que los eslovacos compraron a los alemanes al precio de 2.012.400 marcos.

La primera misión en la que participó la 13ª Escuadrilla Eslovaca fue una salida al territorio austriaco por el que se habían divisado aviones estadounidense que volaban hacia Eslovaquia, aunque más tarde se reveló que el objetivo era Alemania. Cuando se localizó a los americanos, los eslovacos atacaron junto a aviones alemanes. Sin embargo se produjo una confusión porque un ametrallador alemán de un cazabombardero Messerschmitt Bf 110 confundió a dos cazas eslovacos con estadounidenses y les disparó afortunadamente sin acertar, sin embargo estos respondieron derribando al germano y matando a su piloto. Para tapar el fallo tanto los Gobiernos de Alemania y Eslovaquia lanzaron silencio sobre el asunto.

Fábrica Apollo en Bratislava destruida por las bombas norteamericanas.

Bratislava se convirtió en objetivo de la 15ª Escuadrilla Estadounidense por primera vez el 16 de Junio de 1944 cuando cientos de aviones aparecieron sobre la capital eslovaca. La 13ª Escuadrilla de Cazas Eslovaca despegó a las 9:20 horas de la mañana mientras se realizaba el bombardeo inicial sobre la ciudad. Una segunda oleada de bombarderos americanos fue localizada rumbo a Bratislava entre la capital y el Lago Batalón, justo allí la caza entabló un duro combate aéreo en el cual el cielo se llenó de aviones estadounidenses y eslovacos peleando entre sí. El duelo en el aire se saldó con la pérdida de 22 aviones norteamericanos, de los cuales 14 eran bombarderos cuatrimotores y 8 cazas, mientras que los eslovacos por su parte perdieron 10 cazas Messerschmitt Bf 109, siendo por tanto una clara victoria para estos últimos. Sin embargo no se pudo evitar que los bombarderos llegaran a la capital sobre las 10:12 horas y tiraran sus bombas sobre el puerto fluvial de invierno, únicamente uno de los B-24 Liberator estadounidense fue derribado por las piezas de artillería antiaérea. A las 10:30 de la mañana hubo la última gran oleada de bombarderos que destruyeron la fábrica Apollo, hundieron 15 gabarras en el Río Danubio y dañaron algunas instalaciones militares, edificios y refinerías, siendo en el ataque fueron derribados otros dos aviones B-24 estadounidenses por baterías antiaéreas. Hubo otro grupo de bombarderos que se acercó a la ciudad, aunque para entonces las defensas rendían a plena actividad y por eso a la altura de los Pequeños Cárpatos los norteamericanos decidieron retirarse ante las elevadas pérdidas de antes. El bombardeo en el que se lanzaron 1.506 toneladas de bombas murieron 120 personas, de las cuales 4 eran soldados eslovacos y 118 civiles, además hubo 595 desaparecidos, entre los que había 2 soldados y 593 civiles, todo eso sin incluir los 10 cazas de la Fuerza Aérea Eslovaca derribados. Por su parte los estadounidenses no se podían ir contentos porque los daños habían sido muy pobres en comparación con las pérdidas, pues 25 aviones fueron derribados, entre ellos 8 cazas y 17 bombarderos.

El 26 de Junio de 1944 la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe), comunicó a Eslovaquia que 871 aviones, entre los que había 654 bombarderos B-17 y B-24, junto a 217 cazas P-38, P-47 y P-51, se dirigían a Bratislava. La 13ª Escuadrilla Esovaca despegó con 8 cazas Messerschmitt Bf 109 para interceptar a los americanos, sin embargo el objetivo no era Bratislava, sino Györ en Hungría, aunque para ello debían sobrevolar suelo eslovaco y la capital. Sobre Bratislava los 8 cazas se encontraron con los cientos de aviones norteamericanos y empezó el duelo. La superioridad numérica de prácticamente 80 a 1 a favor de los estadounidensea hizo que el combate se decantara inevitablemente a favor de estos. Un total de 3 cazas eslovacos fueron derribados y otros 3 más dañados, entre estos murieron 3 pilotos y uno resultó herido grave. A pesar de todo un bombardero B-24 Liberator fue derribado y 2 fortalezas volantes B-17 dañadas.

Antes de terminar la guerra para Eslovaquia hubo un último ataque americano sobre el país que destruyó la fábrica de Devinská Nová Ves. Pero los Estados Unidos tras las altas pérdidas cosechadas a manos de la aviación eslovaca cesaron de atacar la nación prefiriendo centrarse sobre Alemania u otros países.

Las campañas sobre Bratislava costaron a Estados Unidos la pérdida de 26 aviones, de los cuales 18 fueron bombarderos y 8 cazas.

Eslovaquia defendió exitósamente su cielo con 13 aviones abatidos en total, todos cazas.

 

Bibliografía:

Santiago Mata, El Ejército Eslovaco durante la Segunda Guerra Mundial: La Guerra en Eslovaquia. Los bombardeos de Bratislava y el final de la aviación de caza eslovaca, Revista Serga Nº18 (2002), p.44-45
http://en.wikipedia.org/wiki/Slovak_Air_Force_(1939%E2%80%931945)