Batalla del Castillo de Turjak

 

La Batalla del Castillo de Turjak fue el mayor encuentro armado que se dio durante una especie de “guerra civil eslovena”, concretamente un conflicto interno de Eslovenia dentro del marco de la Segunda Guerra Mundial, que llevaba en marcha desde la ocupación de mixta del país en 1941 por parte de Italia y Alemania. Los dos contendientes enfrentados fueron los partisanos comunistas del Frente Popular de Liberación Esloveno en el bando de los Aliados y las milicias fascistas de la Guardia del Hogar Esloveno en el bando del Eje que alcanzarían su choques más cruentos durante el otoño de 1943.

Preludio

Al producirse la rendición de Italia el 9 de Septiembre de 1943, todas las unidades eslovenas colaboracionistas del Ejército Italiano quedaron acuarteladas en sus centros militares sin mando efectivo ni protección. Eso mismo les sucedió a los casi 500 soldados de la Guardia del Hogar Esloveno, quienes abandonados por los italianos, se refugiaron en el Castillo de Turjak, una antigua fortificación medieval construida en el año 1062 con elevados muros y torreones desde los que defenderse.

Próximos al Castillo de Turjak, se encontraban cientos de partisanos eslovenos de la Brigada Preseren realizando acciones guerrilleras en la Baja Carniola. Liderados por Boris Kidric, jefe del Frente Popular de Liberación Esloveno, tuvieron la suerte de descubrir la delicada situación de los soldados de la Guardia del Hogar Esloveno en el Castillo de Turjak, una ventaja que no iban a dejar escapar para eliminarlos. Así pues, aprovechándose de la marcha de los italianos y del aislamiento de sus enemigos, los partisanos eslovenos se presentaron ante el Castillo de Turjak.

Batalla del Castillo de Turjak

Durante los días posteriores a la rendición italiana, muchos de los colaboracionistas eslovenos atrincherados en el Castillo de Turjak y sus alrededores intentaron alcanzar la frontera con Italia o llegar a las zonas controladas por los alemanes. Pocos tuvieron ese privilegio porque un gran número de ellos fueron capturados por los partisanos eslovenos o perecieron en enfrentamientos al probar suerte penetrando el anillo de asedio que la Brigada Preseren levantó en un tiempo récord de 5 días.

Fotografía del Castillo de Turjak durante la Segunda Guerra Mundial. En el Castillo la Guardia del Hogar Esloveno y en los extremos periféricos los partisanos del Frente Popular de Liberación Esloveno.

El 19 de Septiembre de 1943 cientos de partisanos del Frente Popular de Liberación Esloveno asaltaron el Castillo de Turjak desde varias direcciones. A pesar de que los soldados de la Guardia del Hogar Esloveno defendieron la fortificación provocando algunas bajas a los comunistas, pronto se vieron superados por el fuego artillero que empezó a derrumbar sus muros. En cuestión de horas toda la fortaleza medieval fue pasto de las llamas y la destrucción, lo que facilitó la irrupción de los partisanos en el perímetro y la inmediata conquista del Castillo de Turjak.

Resultado

Finalizada la ocupación del Castillo de Turjak con una victoria rotunda de los partisanos eslovenos sin apenas pérdidas; los miembros de la Guardia del Hogar Esloveno sufrieron 500 bajas entre muertos y prisioneros (muchos de estos últimos ejecutados).

Tanto la Batalla del Castillo de Turjak que acabó en triunfo de los partisanos eslovenos, como la posterior Batalla en Kocevje que terminó con la victoria de los colaboracionistas eslovenos, representaron los dos ejemplos más cruentos de aquella especie de “guerra civil eslovena”. Ninguno de los dos bandos ganaría la contienda porque en 1945 Eslovenia quedaría integrada en Yugoslavia.

 

Bibliografía:

http://en.wikipedia.org/wiki/Battle_of_Turjak_Castle
http://ww2.debello.ca/underground/balkans/dalmatia.html