Batalla de Tinian

Cuando en Junio de 1944 las tropas de Estados Unidos emprendieron la conquista de las Islas Marianas con la Batalla de Saipán, el siguiente objetivo en el archipiélago sería la Isla de Tinian. Sobre este dominio insular del Pacífico Central la aviación norteamericana utilizaría por primera vez la sustancia del napalm, cuyo devastador resultado sobre el enemigo se materializaría en una de las victorias menos costosas para Norteamérica en la Guerra del Pacífico.

Plan de Estados Unidos

La Isla de Tinian distaba a tan solo 23 kilómetros al sur de de la Isla de Saipán, siendo el territorio insular central del archipiélago de las Islas Marianas, justo por encima de la Isla de Guam. El enclave se extendía desde su extremo más septentrional en Punta Ushi hasta su extremo más meridional en Punta Lalo, ubicándose su capital en ciudad Tinian y estando conformada su superficie por praderas y selvas de escasa vegetación, así como por una serie de cordilleras con suaves pendientes y cuevas, cuyos picos no superaban los 200 metros de altura.

Aunque el objetivo de Estados Unidos era la Isla de Guam, un dominio perdido a manos de Japón al inicio de la Guerra del Pacífico en Diciembre de 1941, para invadir dicho territorio antes era neceario ocupar la Isla de Tinian. Así fue como se reunió a 41.364 efectivos de la 52ª Fuerza Operativa del vicealmirante Kelly Turner que desembarcaría a la 2ª División de Marines del general Thomas Watson al sur y a la 4ª División de Marines del general Harry Schmidt al norte sobre Punta Uchi.

Plan de Japón

Originalmente la Isla de Tinian había pertenecido a España desde su descubrimiento en el Océano Pacífico en 1667, hasta que se la vendió a Alemania en 1898 después de perder el Imperio de Ultramar tras la Guerra Hispano-Estadounidense que se libró sobre Cuba y Filipinas. Después de casi dos décadas de permanecer bajo dominio del Segundo Reich, al estallar la Primera Guerra Mundial las tropas de Japón invadieron el enclave insular, el cual le fue concedido al término del conflicto durante las cláusulas del Tratado de Versalles de 1919. A partir de entonces el Imperio Japonés estableció una serie de barracones militares y dos aeródromos en las inmediaciones de Punta Uchi, así como un tercero en construcción sobre Punta Gurgan.

La guarnición de la Isla de Tinian durante la Segunda Guerra Mundial recayó en 8.350 efectivos y 39 cañones adscritos al XXXI Ejército Japonés responsable de las Islas Marianas en el verano de 1944. Básicamente se trató de 5.057 soldados del 50º Regimiento de Infantería del coronel Kiyochi Ogata y de 3.293 infantes navales del 3º Destacamento Especial Naval del capitán Goichi Oya.

Ataque a Tinian

Al amanecer del 24 de Julio de 1944, los acorazados, cruceros y destructores de la Flota Estadounidense (US Navy) efectuaron el cañoneo naval previo contra la Isla de Tinian, eliminando prácticamente casi todas las posiciones fortificadas en las playas debido a que la oposición fue mínima cuando desembarcaron al norte los soldados de la 2ª División de Marines y al sur los combatientes de la 4ª División de Marines. El único imprevisto durante aquella jornada procedió de las baterías costeras de 150 milímetros que disparando desde su emplazamientos ocultos dañaron con 22 impactos al acorazado USS Cororado que sufrió 43 muertos y 198 heridos, así como con otros seis impactos al destructor USS Norman Scott que encajó 19 muertos y 47 heridos, estando entre las víctimas mortales su capitán Seymore Owens.

Marines norteamericanos con un AMTRAC desembarcados en una de las playas de la Isla de Tinian.

Caída la noche del 24 de Julio, un total de 15.000 soldados ya eran dueños de las playas septentrionales y meridionales al sur de la Isla de Tinian. Aunque el coronel Kiyochi Ogata que lideraba al 50º Regimiento de Infantería ordenó al amanecer lanzar una carga “Banzai” para expulsar de nuevo a los norteamericanos al mar, en cuando empezó la ofensiva frontal la mañana del 25 terminó en un completo desastre porque los norteamericanos que ya se habían atrincherado en la costa les acribillaron con tiros de fusil, fuego de ametralladoras y proyectiles de la artillería, masacrando durante el proceso a 1.200 soldados japoneses.

Desarticulada la carga “Banzai”, el 26 de Julio la 4ª División de Marines bordeó el litoral tomando Punta Ushi y apoderándose de los dos aeródromos vacíos de la Fuerza Aérea Imperial Japonesa gracias a que desde el cielo contó con el soporte de cazabombarderos P-47 Thunderbolt procedentes de la vecina Isla de Saipán. Acto seguido, los días 27 y 28 de Julio, la misma unidad prosiguió con su imparable avance hasta conquistar la cima del Monte Lasso de 200 metros altura sin tan siquiera sufrir una sola baja.

Mientras tanto al norte de la Isla de Guam, el 29, los soldados de la 2ª División de Marines se apoderaron del último aeródromo (todavía en construcción) y limpiaron de enemigos Punta Gurguan. Simultáneamente al sur, las zonas que todavía quedaban bajo dominio del 50º Regimiento de Infantería fueron duramente bombardeadas por aviones P-47 Thunderbolt que arrojaron bombas de napalm, las cuales desprendieron una gasolina gelatinosa que abrasó arboledas y palmerales enteros, chamuscando los cuerpos de cientos de soldados japoneses y arrasando todos los atrincheramientos a su paso.

Efectos del naplam durante la Batalla de Tinian, donde por primera vez se utilizó esta sustancia inflamable en el siglo XX.

Gracias al napalm de los cazabombarderos P-47 Thunderbolt, el 31 de Julio de 1944 los soldados del Cuerpo de Marines abrieron una brecha de 8 kilómetros entre las líneas enemigas y ocuparon la capital de Tinian. A raíz de esta maniobra que dejó prácticamente embolsada a toda la guarnición, bastaron veinticuatro horas para que el 1 de Agosto todos los defensores japoneses fuesen aniquilados y se declarase la conquista definitiva de la Isla de Tinian.

Resultado

El empleo del napalm resultó decisivo en la Batalla de Tinian porque en comparación los soldados del Cuerpo de Marines sufrieron muchas veces menos bajas a diferencia de otras islas invadidas hasta la fecha durante la Guerra del Pacífico. Curiosamente un buen puñado de combatientes japoneses liderados por el sargento Kizo Imai se ocultarían en unas cuevas del Monte Lasso hasta que se entregaron como prisioneros cuando se anunció la capitulación de Japón en Agosto de 1945.

Estados Unidos tuvo 2.206 bajas entre 390 soldados muertos y 1.816 heridos.

Japón sufrió 8.000 bajas entre 7.700 muertos y 313 prisioneros.

Desde 1944 en adelante la Isla de Tinian, así como el resto de las Islas Marianas, se convertirían en una importante base militar para los Estados Unidos. De hecho sería en uno de los aeródromos de este dominio insular desde donde despegaron los dos bombardeos B-29 “Enola Gay” y ” Bockscar” que arrojaron las primeras bombas atómicas de la Historia sobre las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, contribuyendo de manera indiscutible a poner fin a la Segunda Guerra Mundial.

 

Bibliografía:

-Derrick Wright, Pacific Victory, “The Marianas: Tinian”, Sutton (2005), p.91-93
-http://en.wikipedia.org/wiki/Battle_of_Tinian