Batalla de Inglaterra

 

Sorprendentemente el 22 de Junio de 1940, las tropas alemanas desfilaron por París tras haber conquistado Francia, Bélgica, Holanda y Luxemburgo, junto con Noruega, Dinamarca, Polonia y Checoslovaquia un año antes. Europa continental entera estaba ocupada por el Tercer Reich. De Gran Bretaña lo único que quedaba eran los restos humanos del Cuerpo Expedicionario Británico superviviente de la humillante derrota en las playas de Dunkerque. Adolf Hitler tenía en mente el siguiente objetivo: Las Islas Británicas.

Operaión León Marino

La “Operación León Marino” fue el nombre con que Hitler denominó a la invasión de Gran Bretaña. El plan consistía en dejar fuera de combate a la Fuerza Aérea Británica (RAF) y destruir las rutas de convoyes marítimos junto a la Marina Real Británica (Royal Navy). De esa manera, con el Canal de la Mancha libre los alemanes podrían desembarcar en Inglaterra y tomar Londres.

La Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe), al mando del mariscal Hermann Goering, fue la elegida para dirigir el primer ataque contra Inglaterra. En aquellos momentos era la fuerza aérea más avanzada en el mundo. Gracias a la Guerra Relámpago (Blitzkrieg) el avión se había convertido en el arma clave de la guerra moderna. Por eso mismo la Luftwaffe sería le encargada de destruir los aeródromos entre Londres y las playas, barrer a la fuerza aérea inglesa, neutralizar los puertos, acabar con la industria y hundir a la flota enemiga.

Para la neutralización de Inglaterra el Tercer Reich dispuso de la mayor fuerza aérea del mundo reunida hasta ese momento. Un total de 2.600 aviones se concentraron desde Noruega hasta la Península del Contentín en Francia. Había 980 cazas, 1.200 bombarderos, 280 bombarderos en picado Stuka y 140 aparatos de reconocimiento. Se dividió el mando de la Luftwaffe en tres áreas específicas: La 2ª Flota Aérea del mariscal Albrecht Kesselring en Bélgica y Holanda; la 3ª Flota Aérea del general Hugo Sperrle en Francia; y la 5ª Flota Aérea del general Jurgen Stumpf en Noruega.

Aeródromo francés utilizado por la Luftwaffe para que sus bombarderos Heinkel He 111 puedan bombardear Inglaterra. Al fondo hay un transporte Junkers Ju 52. Fotografía del film La Batalla de Inglaterra.

La calidad de los aviones alemanes superaba a la RAF notablemente. El caza Messerschmitt Bf 109 igualaba al Spitfire y superaba al Hurricane, aunque tenía el problema de su autonomía de vuelo que era de 80 minutos, por tanto únicamente podría volar sobre Inglaterra una media hora; estando también el caza bimotor Messerschmitt Bf 110 que podía competir con el segundo. Entre los bombarderos contaban con el recién estrenado en Francia Junkers Ju 88, muy efectivo con las bombas, igual que el Heinkel He 111 y el Dornier Do 17, capaces ambos de arrasar ciudades. Para objetivos selectivos tenían al temido Stuka, un terror de la destrucción que eliminaba en tierra al blanco más pequeño y espantaba a los soldados con sus sirenas.

Italia también participaría en la Batalla de Inglaterra. Benito Mussolini autorizó enviar a una pequeña fuerza aérea llamada Corpo Aereo Italiano que comandada el mariscal Rino Corso Fougier. Los cazas en comparación con los alemanes eran muy pobres, pues los italianos desplegaron los biplanos Fiat G 50 y el más destacado Fiat CR 42. Los bombarderos poco eficaces en puntería eran los Fiat BR 20 Cicogna, mientras que para el reconocimiento utilizarían los trimotores Cant. Z. 1007 Bis.

Apróximadamente se calculaba que el desembarco alemán podría efectuarse entre Dover y la Isla de Wight sobre mediados de Septiembre. Para ello la Wehrmacht había dispuesto un buen puñado de medios marítimos entre los que había cuantiosas gabarras y barcazas. Lo más llamativo de todo es que si no se vencía a la RAF el desembarco no se produciría, pero si se lograba neutralizarla tampoco sería necesario al poder acabar con todas las infraestructuras y fuerzas armadas de Inglaterra desde el aire para forzarla a la rendición. Por ese mismo motivo hubo muchos desacuerdos entre los militares más optimistas del Ejército Alemán (Wehrmacht) y los más pesimitas de la Marina de Guerra Alemana (Kriegsmarine). Aquellas dudas que también contagiaron a Hitler le llevaron a intentar un ofrecimiento de paz con los británicos a través de representantes de sendos países en Suiza, no obstante Londres rechazó el 22 de Julio la propuesta. Con la negativa inglesa la batalla por Gran Bretaña era inevitable.

Si Napoleón Bonaparte y el Imperio Francés en 1805 no habían podido acabar con la Inglaterra por mar, Hitler y el Tercer Reich lo harían por el aire. A principios del verano de 1940, comenzaron a rugir los motores de la Luftwaffe.

MANDO DE CAZA DE LA LUFTWAFFE OESTE (Mariscal de Campo Hermann Goering):
LUFTFLOTTE 2 (Mariscal de Campo Albrecht Kesselring) – FRANCIA, BÉLGICA Y HOLANDA
·I Fliegkorps ( General Ulrich Gaubert )
-Rosieres-en-Santarre Stab KG 1 Heinkel 111
-Montidier I / KG 1 Heinkel 111
-Montidier II / KG 1 Heinkel 111
-Roiseres-en-Santerre III / KG 1 Junkers 88
-Cormeilles-en-Vexin Stab KG 76 Dornier 17
-Beauvais-Tille I / KG 76 Dornier 17
-Creil II / KG 76 Junkers 88
-Cormeilles-en-Vexin III / KG 76 Dornier 17
-Holanda 5.(F) / 122 Heinkel 111, Junkers 88
-Bélgica 4.(F) / 23 Heinkel 111, Junkers 88
·II Fliegkorps ( General Bruno Lözer )
-Arras Stab KG 2 Dornier 17
-Cambrai-Epinoy I / KG 2 Dornier 17
-Arras II / KG 2 Dornier 17
-Cambrai-Niergnes III / KG2 Dornier 17
-Le Culot Stab KG 3 Dornier 17
-Le Culot I KG 3 Dornier 17
-Amberes-Duerne II / KG 3 Dornier 17
-Saint-Trond III / KG 3 Dornier 17
-Lille-Nord Stab KG 53 Heinkel 111
-Lille-Nord I / KG 53 Heinkel 111
-Lille-Nord II / KG 53 Heinkel 111
-Lille-Nord III / KG 53 Heinkel 111
-Paso de Calais II / StG 1 Stuka
-Tramecourt IV(St)LG 1 Stuka
-Calais-Marck Epr.Gr.210 Messerschmitt 109, Messerschmitt 110
-Saint-Omer II / LG
·IX Fliegkorps (General Joachim Coeler)
-Soesteberg Stab KG 4 Heinkel 111
-Soesteberg I / KG 4 Heinkel 111
-Eindhoven II / KG 4 Heinkel 111
-Amsterdan-Schiphol III / KG 4 Junkers 88
-Vannes-Meuçon KGr 100 Heinkel 111
-Brest-Guipavas Stab KG 40 Focke Wulf 200 Condor
-Brest-Guipavas I / KG 40 Focke Wulf 200 Condor
-Brest-Guipavas KGr 126 Heinkel 111
-Brest-Guipavas Ku.Fl.Gr. 106 Heinkel 115, Dornier 18
-Brest-Guipavas 3.(F) / 122 Junkers 88, Heinkel 111
-Jagdfliegerführer 2 ( Genel Theodor Osterkamp )
-Sammer Stab JG 3 Messerschmitt 109
-Colombert I / JG 3 Messerschmitt 109
-Samer II / JG 3 Messerschmitt 109
-Desvres III / JG 3 Messerschmitt 109
-Audembert Stab JG 26 Messerschmitt 109
-Audembert I / JG 26 Messerschmitt 109
-Marquise II / JG 26 Messerschmitt 109
-Caffiers III / JG 26 Messerschmitt 109
-Wissant Stab JG 51 Messerschmitt 109
-Wissant I / JG 51 Messerschmitt 109
-Wissant II / JG 51 Messerschmitt 109
-Saint-Omer III / JG 51 Messerschmitt 109
-Cosquelles Stab JG 52 Messerschmitt 109
-Cosquelles I / JG 52 Messerschmitt 109
-Peuplingne II / JG 52 Messerschmitt 109
-Campagne Stab JG 54 Messerschmitt 109
-Guines I / JG 54 Messerschmitt 109
-Hermalinghen II / JG 54 Messerschmitt 109
-Guines III / JG 54 Messerschmitt 109
-Calais-Marck I(J) LG 2 Messerschmitt 109
-Lille Stab ZG 26 Messerschmitt 110
-Yvrench I / ZG 26 Messerschmitt 110
-Crécy-en-Ponthieu II / ZG 26 Messerschmitt 110
-Barley III / ZG 26 Messerschmitt 110
-Laval Stab ZG 76 Messerschmitt 110
-Abbeville-Drucat I / ZG 76 Messerschmitt 110
-Laval II / ZG 76 Messerschmitt 110
·Corpo Aereo Italiano (Mariscal Rino Corso Fougier)
-Melbroeck 11º Gruppo BT Fiat. BR.20
-Melbroeck 43º Gruppo BT Fiat. BR.20
-Chièvres 98º Gruppo BT Fiat. BR.20
-Chièvres 99º Gruppo BT Fiat. BR.20
-Ursel 18º Gruppo Fiat GR.42,
-Ursel 20º Gruppo Fiat G.50
LUFTFLOTTE 3 (Genaral Hugo Sperrle) – FRANCIA
·IV Fliegkorps ( General Kurt Pflugbeil )
-Orléans-Bricy Stab LG 1 Junkers 88
-Orléans-Bricy I / LG 1 Junkers 88
-Orléans-Bricy II / LG 1 Junkers 88
-Chateadun III / LG 1 Junkers 88
-Tours Stab KG 27 Heinkel 111
-Tours I / KG 27 Heinkel 111
-Dinnard II / KG 27 Heinkel 111
-Rennes / Saint-Jacques III / KG 27 Heinkel 111
-Rennes / Saint-Jacques Stab StG 3 Heinkel 111, Dornier 17
-Nantes KGr 806 Junkes 88
-Norte de Francia 3.(H) 31 Henschel 126, Messerchmitt 110
·V Fliegkorps (General Ritter Von Greim)
-Orly Stab KG 51 Junkers 88
-Melun I / KG 51 Junkers 88
-Orly II / KG 51 Junkers 88
-Etampes III / KG 51 Junkers 88
-Everux-Fauville Stab KG 54 Junkers 88
-Everuz-Fauville I / KG 54 Junkers 88
-Saint-André-de- l’Eure II / KG 54 Junkers 88
-Villacoublay Stab KG 55 Heinkel 111
-Dreux I / KG 55 Heinkel 111
-Charres II / KG 55 Heinkel 111
-Villacoublay III / KG 55 Heinkel 111
·VIII Fliegkorps (General Wolfram Freiherr Von Richthofen)
-Angers Stab StG Stuka
-Angers I / StG 1 Stuka
-Angers II / StG 1 Stuka
-Saint-Maló Stab StG 2 Stuka
-Saint-Maló I / StG 2 Stuka
-Lannion II / StG 2 Stuka
-Caen-Carpiquet Stab StG 77 Stuka
-Caen-Carpiquet I / StG 77 Stuka
-Caen-Carpiquet II / StG 77 Stuka
-Caen-Carpiquet III / StG 77 Stuka
-Caen-Carpiquet V(Zerst) LG 1 Messerschimmit 110
-Böblingen (Alemania) II / LG 2 Dornier 17
-Le Bourget 2.(H) / 11 Dornier 17
-Le Bourget 2.(H) / 123 Junkers 88
·Jagdfliegerführer 3 ( General Werner Junck )
-Everux-Fauville Stab JG 2 Messerschmitt 109
-Beaumont-le-Roger I / JG 2 Messerschmitt 109
-Beaumont-le-Roger II /JG 2 Messerschmitt 109
-Le Havre-Octeville III / JG 2 Messerschmitt 109
-Querqueville Stab JG 27 Messerschmitt 109
-Plumetôt I / JG 27 Messerschmitt 109
-Crépon II / JG 27 Messerschmitt 109
-Carquebut III / JG 27 Messerschmitt 109
-Cherburgo Stab JG 23 Messerschmitt 109
-Rennes I / JG 53 Messerschmitt 109
-Dinan II / JG 53 Messerschmitt 109
-Sempy III / JG 53 Messerschmitt 109
-Toussos Stab ZG2 Messerschimmit 110
-Amiens-Glisy I / ZG 2 Messerschimmit 110
-Guyancourt II / ZG 2 Messerschimmit 110
LUFTFLOTTE 5 (General Hans.Jurgen Stumpff) – NORUEGA
·X Fliegkorps ( General Hans Geisler )
-Stavenger-Sola Stab KG 26 Heinkel 111
-Stavenger-Sola I / KG 26 Heinkel 111
-Stavenger-Sola III / KG 26 Heinkel 111
-Aalborg Stab KG 30 Junkers 88
-Aalbog I / KG 30 Junkers 88
-Aalborg III / KG 30 Junkers 88
-Stavenger-Sola I / ZG 76 Messerschmitt 110
-Stavenger y Vaernes II / JG 77 Messerschmitt 109
-Stavenger y Trondenheim Ku.Fl.Gr 506 Heinkel 115
-Stavenger-Sola 1.(F) 120 Heinkel 111, Junkers 88
-Stavenger-Sola 1.(F) 121 Heinkel 111, Junkers 88
-Stavenger-Sola Aufkl Gr.Ob.d.L. Dornier 215

AVIONES ALEMANES:
Bombarderos Heinkel He 111, Dornier Do 17 y Junkers Ju 88 = 1.200 aparatos
Bombarderos en picado Stuka Junkers Ju 87 = 280 aparatos
Cazas Messerschmitt Bf 109 = 760 aparatos
Cazas-bombarderos Messerschmitt Bf 110 = 220 aparatos
Reconocimiento aéreo Messerschmitt Bf 110, Dornier Do 17 y Henschel Hs 126 = 140 aparatos
Total = 2.600 aparatos

AVIONES ITALIANOS:
Bombarderos italianos Fiat BR 20 Cicogna = 75 aparatos
Cazas Fiat G 50 y Fiat CR 42 = 95 aparatos
Reconocimiento aéreo Cant. Z. 1007 Bis = 5 aparatos
Total = 175 aparatos

La RAF

En el verano de 1940 la situación era desesperante para Reino Unido. Las Islas Británicas se hallaban solas en Europa, pues todo el continente estaba en manos del Eje bajo la coalición liderada por Alemania e Italia. Estados Unidos no se disponía a entrar en la guerra, la Unión Soviética apoyaba a Alemania y Japón estaba a punto de aliarse con Hitler. Sin armamento apenas y con una gran derrota tras la retirada en Dunkerque, Reino Unido se encontraba ante la peor crisis de su Historia. Como dijo el Primer Ministro Winston Churchill: “Sólo puedo prometeros sangre, sudor y lágrimas”.

La Real Fuerza Aérea Británica (Royal Air Force o RAF) era muy inferior a la Luftwaffe, tanto en número de aviones como en calidad. El único avión que podía igualarse a los cazas Messerschmitt Bf 109 era el Spitfire, quedando los más numerosos Hurricane Mk muy por debajo. Ante esta inferioridad de 3 a 1 en comparación con los aviones alemanes, la RAF se vería obligada a realizar milagros por defender el cielo. Su única ventaja es que si los pilotos saltaban en paracaídas caían sobre su propio suelo y podían combatir de nuevo, algo que no se podía decir de los alemanes.

Todo el mundo tuvo que colaborar en Inglaterra para frenar la invasión y la ofensiva aérea. Una ventaja con la que contaba Reino Unido era con las estaciones de radar, unas centrales que emitían ondas magnéticas con las que determinaban el número y alcance de las formaciones aéreas enemigas. También infinidad de observadores se desplegaron por la isla, la mayoría pertenecientes a los Voluntarios de Defensa Local (Local Defence Volunteers o LDV). Los globos cautivos para desbaratar las escuadrillas en vuelo raso se elevaron en numerosas partes del país, la mayoría en Londres. Prácticamente todos los ciudadanos colaboraron, ya fuera como auxiliares, cavando trincheras, construyendo defensas o ingeniando inventos para detener la invasión. Una de las muestras de patriotismo fue entregar toda la chatarra sobrante al Estado, ya fueran cacerolas, alumnio o monedas, para que la industria las convirtiera en aviones.

Un total de 1.054 aviones tenía Inglaterra en todas las Islas Británicas para defender el cielo. Cerca de 704 eran Hurricane y Spitfire, los más eficaces, seguidos por los anticuados y casi inútiles bimotores Blenheim y biplanos Gloster Gladiator. El resto, unos 350 estaban en reserva. Más problemas había con los pilotos, menos numerosos que los aviones, por lo tanto se hubo de aceptar todas las demandas de ingreso, adelantar el adiestramiento y enviarles al cierlo casi sin experiencia. Curiosamente muchos de los jóvenes pilotos salían de la universidad o el instituto sin terminar el curso.

Al mando de toda la RAF estaba el mariscal Hugh Dowing y dividía sus fuerzas de la siguiente manera: Grupo 11 en Londres al mando del vicemariscal Keith Park; Grupo 10 entre la costa de Portsmouth a Plymouth del vicemariscal Quintin Brand; Grupo 12 entre Liverpool y Duxford con el vicemariscal Trafford Leight Mallory; y el Grupo 13 entre Escocia y el Ulster de Irlanda del Norte con el vicemariscal Richard Saud.

Poco después de la caída de Francia, Inglaterra sorprendía al mundo por rechazar una propuesta de paz ofrecida por Hitler a través de contactos y diplomáticos en Suiza. Gran Bretaña se disponía a combatir en una lucha suicida. Las palabras de Churchill mientras los restos del Ejército Británico humeaban todavía en la memoria de Dunkerque fueron: “La Batalla de Francia ha terminado, comienza la Batalla de Inglaterra”.

MANDO DE CAZA DE LA RAF (Mariscal Sir Hugh Dowing):
GRUPO 11 / ÁREA LONDRES (Vicemariscal Sir Keith Park)
-Norholt 303º Escuadrón Hurricane
-504º Escuadrón Hurricane
-Croydon 72º Escuadrón Spitfire
-111º Escuadrón Hurricane
-Heathrow 1º Escuadrón Hurricane
-Kenley 66º Escuadrón Spitfire
-252º Escuadrón Hurricane
-Biggim Hill 79º Escuadrón Spitfire
-Gravesend 501º Escuadrón Hurricane
-Hornchurch 222º Escuadrón Spitfire
-603º Escuadrón Spitfire
-600º Escuadrón Spitfire
-Rochford 41º Escuadrón Blenheim
-Stapleford Abbots 48º Escuadrón Spitfire
-North Weald 249º Escuadrón Hurricane
-257º Escuadrón Hurricane
-Debder 17º Escuadrón Hurricane
-Catle Camps 19º Escuadrón Hurricane
-310º Escuadrón Hurricane
-Matlesham 25º Escuadrón Hurricane
-257º Escuadrón Blenheim
-Tangmere 43º Escuadrón Hurricane
-601º Escuadrón Hurricane
-Goodwood 602º Escuadrón Spitfire
GRUPO 10 / ÁREA PORTSMOUTH – PLYMOUTH (Vicemariscal Sir Quintin Brand)
-Bibury 87º Escuadrón Hurricane
-Middle Wallop 234º Escuadrón Spitfire
-604º Escuadrón Spitfire
-609º Escuadrón Blenheim
-Warmwell 152º Escuadrón Spitfire
-Pembrey 92º Escuadrón Spitfire
-Exeter 87º Escuadrón Hurricane
-213º Escuadrón Hurricane
-Plymouth 247º Escuadrón Gladiator
-St. Eval 238º Escuadrón Hurricane
GRUPO 12 / ÁREA LIVERPOOL – DUXFORD (Vicemarsical Sir Trafford Leight Mallory)
-Duxford 19º Escuarón Spitfire
-310º Hurricane
-Wittering 23º Escuadrón Spitfire
-229º Escuadrón Hurricane
-266º Escuadrón Blenheim
-Coltishall 242º Escuadrón Spitfire
-616º Escuadrón Hurricane
-266º Escuadrón Hurricane
-Bircham Newton 288º Escuadrón Hurricane
-Digby 28º Escuadrón Spitfire
-151º Escuadrón Hirricane
-264º Escuadrón Blenheim
-Kiton in Lindsey 74º Escuadrón Spitfire
-264º Escuadrón Defiant
-Church Fenton 64º Escuadrón Spitfire
-85º Escuadrón Hurricane
-302º Escuadrón Hurricane
GRUPO 13 / ÁREA ESCOCIA – IRLANDA DEL NORTE ( Vicemariscal Richard Saud )
-Catterick 54º Escuadrín Spitfire
-218º Escuadrón Blenheim
-Usworth 807º Escuadrón Hurricane
-Newcastle 32º Escuadrón Spitfire
-610º Escuadrón Hurricane
-Prestwik 615º Escuadrón Hurricane
-Castletown 3º Escuadrón Hurricane
-Turnhouse 65º Escuadrón Spitfire
-161º Escuadrón Defiant
-Sumburgh 23º Escuadrón Hurricane
-Drem 606º Escuadrón Hurricane
-Montrose 145º Escuadrón Hurricane
-Dyce 145º Escuadrón Hurricane
-Aldergrove 245º Escuadrón Hurricane

AVIONES BRITÁNICOS:
Cazas Spitfire y Hurricane = 704 aparatos
Blenheim y Gloster Gladiator = 350 aparatos
Total = 1.054 aparatos

PILOTOS (POR NACIONALIDAD):

Gran Bretaña = 1822
Polonia Libre = 141
Canadá = 88
Chequia Libre = 86
Nueva Zelanda = 73
Bélgica Libre = 26
Australia = 21
Sudáfrica = 21
Francia Libre = 13
Irlanda = 8
Estados Unidos = 7
Rhodesia del Sur = 2
Judíos = 1

Primera Fase: Ataque a los convoyes

A las 13:35 horas del 10 de Julio de 1940, los aviones de la Luftwaffe iniciaron el ataque contra el Canal de la Mancha. Eran un total de 26 Dorniers Do 17 escoltados por Messerschmitt Bf 109 y Messerschmitt Bf 110 que se situaron sobre un convoy marítimo cerca de Dover en el Golfo de North Foreland. Rápidamente los cazas Spitfire y Hurricane de la RAF se lanzaron contra las formaciones alemanas. Antes de que todos los cazas ingleses alcanzaran a los bombarderos, estos se dividieron por el cielo en un combate aéreo, al mismo tiempo los Dornier Do 17 lanzaron sus bombas contra los barcos. El encuentro aéreo se saldó con 8 aviones alemanes derribados, de estos 7 eran Messerschmitt Bf 109 y un Dornier Do 17; los británicos perdieron 7 aviones, de los cuales 4 eran Spitfire y 3 Hurricane, además de resultar hundidos un crucero de guerra pesado y cuatro buques mercantes. El resultado fue una victoria de la Luftwaffe al haber tenido pérdidas similares a la RAF y haber hundido tantos buques, con ese primer encuentro empezaba la Batalla de Inglaterra.

Cazas Hurricane de la Royal Air Force defienden los acantilados blancos de Dover del ataque de los Stukas

Al dia siguiente del ataque, el 11, fue el turno de los Stukas cuando bombardearon las instalaciones de Portland. Al mismo tiempo más Stukas junto a Messerschmitt Bf 110 y Dornier Do 17 atacaron todas las instalaciones de radar británicas, estropeando el sistema de interceptación durante 24 horas. Poco después de aquellos ataques los bombarderos Heinkel He 111 soltaron sus mortíferas cargas sobre Southampton, la isla de Wigh, Portsmouth y Solent, siendo hundidos cerca de las bahías y puertos numerosos barcos británicos.

Cerca de la costa de Harwich el 12 de Julio los Junkers Ju 88 y Stukas de nuevo atacaron a un convoy. El veloz contraataque de los Spitfire y Hurricanes tomó a los alemanes por sorpresa. En aquel duelo se pudo ver la inferioridad del Stuka frente a los cazas. Otro problema adicional era que los pilotos británicos evitaban el combate directo con los cazas, centrándose únicamente en los Stukas y en los bombardeos, lo que dificultaba aumentar derribos a la RAF.

Durante el resto de días de Agosto los bombarderos de la Luftwaffe bombardearon y castigaron con fuerza todos los puertos del Canal de la Mancha destruyendo instalaciones, astilleros, diques, barcos, almacenes y todo tipo de infraestructuras. Dover y Cornualles fueron los más castigados. Al mismo tiempo los cazas alemanes se enfrentaron a los británicos con ventaja, eso se debía a que la distancia de los aeródromos era cercana en ambos bandos, pero sin duda la intención de la Luftwaffe durante ese periodo era atraer a la RAF para evaluar su situación en las futuras operaciones de invasión a la isla.

Ataque de los Stukas Junkers Ju 87 en picado sobre un convoy naval en el Canal de la Mancha. En el agua varios destructores británicos son impactados para ser hundidos poco después.

El día 8 de Agosto de 1940 se produjo el mayor ataque de Stukas contra convoyes, aunque los Junkers Ju 87 encontraron resistencia de la RAF los cazas Messeschmitt Bf 109 realizaron muy buena escolta. Durante el encuentro decenas de Stukas picaron contra cuatro convoyes diferentes, fueron hundidos 25 buques mercantes y varios destructores. La victoria de los Stukas fue arrasante.

Un ataque general contra los radares fue llevado a cabo el 11 Agosto, siendo dañadas cuatro estaciones, además de ser completamente destruida la de Ventnor. Simultáneamente los Stukas atacaron barcos en el Estuario del Támesis y otros aviones lanzaron bombas contra los aeródromos de Lympne, Manston, Hawkinge y la base de caza de Kent. Durante la operación fueron abatidos 31 aviones alemanes y 22 británicos.

Para el 12 de Agosto la lucha contra Gran Bretaña fue suspendida debido al mal tiempo, entonces Hitler consideró acabada la primera fase de la campaña contra los convoyes, dando prioridad al bombardeo de las Islas Británicas. Las pérdidas de la Luftwaffe en la lucha de los convoyes fueron de 192 aviones derribados frente a 77 aparatos de la RAF, sin embargo varias decenas de buques pertenecientes a convoyes fueron hundidos, más o menos unos 40 barcos, aquello le costó un alto precio a Gran Bretaña.

Segunda Fase: Adler Tag “Águila”

La fase incial había hecho ver a la Luftwaffe que el principal objetivo era destruir a la RAF como fuerza aérea de combate, además en el plan también constaba acabar con su industria aeronaútica. Únicamente de ese modo se podría aplicar la tan esperada Blitzkrieg. La operación fue denominada Adler Tag o “Águlia”.

A las 14:00 horas del 13 de Agosto de 1940 centenares de aviones de la Luftwaffe entre Heinkel He 111, Messerschmitt Bf 110 y Messerschmitt Bf 190 iniciaron la “Operación Adler Tag”, momento histórico conocido como el “Día del Águila”. Más de 1.700 aviones de la Luftwaffe con 700 cazas y 1.000 bombarderos aparecieron sobre los cielos de Potland y Southampton atacando todas sus instalaciones. Dover fue cañoneada desde el Paso de Calais, Gris-Nez y Blanc con baterías Leopold que provocaron ciertos daños. También en la costa las bombas cayeron sobre el Estuario del Támesis, al igual que en el interior sobre infraestructuras de Kent, Hampshire, Dorsetshire y Wiltshire. Al mismo tiempo fueron bombardeados los aeródromos de Eastchurch, Detling, Andover y Middle Walop. Precisamente el ataque en los aeródromos fue muy efectivo, pues acabaron con muchos aviones de la RAF en el suelo, también hangares, instalaciones, torres de control y cuarteles que resultaron destruidos, además de ser las pistas de aterrizaje y despegue dañadas con montones de cráteres. Por último se realizó un bombardeo contra la fábrica de Spitfires en Castle Bromwich a la que interrumpieron su producción. Al final del “Día del Águila” la Luftwaffe perdió 46 aparatos en 1.485 salidas que realizó, mientras que la RAF perdió 13 aviones en el aire y varias decenas en tierra, además salió mal parada del encuentro debido a que varios de sus aeródromos meridionales habían quedado inutilizados.

Día del Aguila o “Adlertag”. En la imagen las explosiones de las bombas alemanas se alzan sobre el aeródromo de la RAF en Duxford. Fotografía del film La Batalla de Inglaterra.

El 14 de Agosto la Luftwaffe realizó 489 salidas bombardeando aeródromos de la RAF y atacando las zonas costeras y estaciones de radar. Aquel día Hermann Goering se dió cuenta de que su Luftwaffe no estaba alcanzando ni mucho menos las espectativas planificadas contra la RAF.

Por la mañana del 15, a las 11:30, un grupo de 40 Stukas bombardearon duramente los aeródromos de Hawkinge y Lympne. Al mismo tiempo 65 Heinkel He 111 procedentes de Noruega atacaron las ciudades de Newcastle y Sunderland, mientras que 50 Junkers Ju 88 provocaron una gran destrucción en el aeródromo de Drichfield. Las bajas de la Luftwaffe en el norte de Inglaterra fueron de 16 bombarderos y 7 Messerschmitt Bf 110. Al mediodía la Luftwaffe atacó el aeródromo de Croydon que sufrió graves daños, repitiéndose la misma operación contra el de Eastchurch, Martlesham, West Malling, Middle Wallop y Worthy Down. Por la noche fueron bombardeadas exitósamente las industrias militares de Birmingham, Bristol y Southampton, aunque para ello perdieron la vida 80 civiles accidentalmente. Al final de la noche una escuadrilla procedente de Noruega perdió el 75% de sus efectivos, es decir, 15 de sus aviones (8 Heinkel He 111 y 10 Messerschmit Bf 110), bajas muy elevadas para no haber ni siquiera derribado un sólo aparato inglés. Al concluir la jornada 75 aviones alemanes habían sido derribados por 34 aparatos ingleses, un día negro que fue conocido por los germanos como “Jueves Sombrío (Schwarce Donnerstag)”.

Duelo aéreo sobre los acantilados de Dover entre cazas británicos Spitfire y Messerchmmit Bf 109 alemanes que defienden a sus bombarderos Heinkel He 111 sobre los cielos del peligroso Canal de la Mancha.

El día 16 de Agosto la Luftwaffe bombardeó los condados de Kent, Hampshire y Surrey con buenos resultados, aunque sobre Tangmere fueron abatidos 45 aparatos germanos a costa de 21 británicos. El 17 las estaciones radar, industrias aeronaúticas, aeródromos e instalaciones fueron atacadas por Dornier Do 17, sin embargo antes de completar su misión tuvieron que retirarse por la fuerte resistencia de los Spitfires y Hurricanes. El peor día para los alemanes fue el 18 de Agosto cuando la Luftwaffe perdió 61 aparatos y la RAF sólo 27 aviones tras bombardear Sussex, Surrey, Kent, Henley y Biggin Hill.

Del 19 al 23 de Agosto los bombardeos de la Luftwaffe amainaron un poco, a pesar de todo las industrias aeronáuticas y los ataques a convoyes no cesaron.

Al final del Adler Tag, la Luftwaffe perdió 403 aviones y la RAF 175 aviones, de los cuales 54 eran Spitfires y 121 Hurricanes, además murieron 94 pilotos británicos.

Tercera Fase: Revisión Táctica

Después del Adler Tag a la Luftwaffe se le acababa el tiempo para iniciar la Operación León Marino antes del invierno, sus pérdidas eran muy elevadas frente a la RAF, y aunque ambas estaban al máximo de sus fuerzas, la Luftwaffe podía dar más. Hitler reunió a Goering y a sus generales para hacer una revisión táctica de la estrategia a seguir. De la reunión se acordó que exclusivamente se destruyera a la RAF en el aire y en tierra bombardeando los aeródoromos y derribando a sus cazas en el cielo, el resto de objetivos los pilotos tendrían que ingnorarlos.

Ataque por detrás de un Spitfire de la RAF sobre un bombardero Heinkel He 111 alemán procedente de las bases en Noruega contra Escocia. Imagen del film La Batalla de Inglaterra.

Por aquel entonces la RAF no se esperaba ningún ataque de esta magnitud, los aviones que tenían eran pocos frente a la Luftwaffe y para fastidiar los pilotos con experiencia escaseaban aún más. A todos los pilotos polacos, franceses y belgas exiliados se les aportaron aviones de combate Spitfire y Hurricane con los que combatir, también se escogieron a muchos aviadores de la Commonwealth procedentes de Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica y Rhodesia del Sur. Los Estados Unidos enviaron una diminuta formación de pilotos llamada Escuadrón Águila, al mismo tiempo que se alistaron también un piloto de Jamaica y otro judío de Palestina.

El 24 de Agosto comenzó la nueva táctica del ataque de los aeródromos, siendo esta vez los bombarderos alemanes escoltados por grandes formaciones de cazas Messerschmitt Bf 109. Cuando los Spitfires respondieron a los ataques, los Messerschmitt Bf 109 cayeron sobre ellos provocando la desbandanda, por lo que las bombas de los bimotores consiguieron dañar muy bien los aeródromos de la RAF en North Weald y Hornchurch. Una de las causalidades de ese dia es que por error un grupo de bombarderos extraviados lanzaron sus bombas sobre Londres. Al darse cuenta de la equivocación, Alemania pidió perdón por radio y aseguró que castigaría a los pilotos. Sin embargo Churchill aprovechó la excusa para desquiciar a Hitler y ordenó bombardear Berlín para el día siguiente como represalia.

La noche del 25 de Agosto de 1940 unos 81 bombarderos británicos Wellington bombardearon Berlín. En el ataque la RAF perdió 5 aviones, y aunque los daños a la capital alemana no fueron muy graves, el susto moral sí fue muy elevado. También produjo un contratiempo diplomático, ya que el Ministro de Exteriores alemán, Joachim Von Ribbentrop, estaba reunido con Vyacheslav Molotov, Ministro de Exteriores de la Unión Soviética, intentando que ese país se uniese a la causa del Reich porque los ingleses estaban acabados, algo que fracasó por culpa del bombardeo al decir el diplomático ruso: “En vista de lo que está cayendo del cielo sobre Berlín, no parece que los ingleses estén en las últimas”. Tras el bombardeo Hitler en persona amenazó en un discurso a Gran Bretaña con la eliminación de sus ciudades de la faz de la Tierra. Este suceso fue clave, pues el Führer ordenó que para Septiembre se bombardease Londres y se dejase de lado los aeródromos, algo que le costaría caro.

Antes de que se cambiase la táctica contra las ciudades, la Luftwaffe siguió asfixiando a los aeródromos de la RAF. El 26 de Agosto los alemanes bombardearon aeropuertos como el de Kenley, Biggin Hill, North Weald, Hornchurch y Debden. Sobre Biggin Hill un segundo bombardeo se produjo el 30 Agosto en donde hubo muchas víctimas civiles a causa de las bombas caídas sobre la ciudad. Desde entonces de 1.000 a 1.500 aviones alemanes diarios sobrevolarían Inglaterra.

El último día de Agosto, el 31, la RAF sufrió las bajas más elevadas de toda la Batalla de Inglaterra, perdiendo los británicos 39 aparatos y 14 pilotos muertos frente a pocos alemanes derribados. La tercera fase fue la más dura para la RAF, ya que estaba luchando al límite de sus fuerzas, además las nuevas tácticas de Luftwaffe de concentrar en lugares del radar grandes masas de aviones de reconocimiento en lugar de bombarderos y ametrallar con cazas las pistas de los aeródromos mientras los aparatos ingleses estaban en tierra, les estaba costando un precio muy alto. Decenas de aeródromos como Castle Camps, Norholt, Heathrow, Kenley, Croydon, Duxford, North Weald o Biggim Hill fueron castigados muy duramente.

Incursión de Spitfires sobre una escuadrilla de bombarderos Junkers Ju 88 de la Luftwaffe. Arte digital.

Después de varios días de incesantes combates aéreos, el 6 de Septiembre finalizó la táctica de la Luftwaffe cuando Goering cambió de parecer al considerar Londres como el primer objetivo. Las pérdidas de la Luftwaffe fueron de 378 aparatos derribados y 115 averiados. La RAF tuvo 295 aviones destruidos y 171 averiados, siendo las bajas de pilotos británicos de 103 muertos y 128 heridos que no estaban en condiciones de volar.

Durante esta fase nacieron grandes ases en ambos bandos. Wener Mölders de la Luftwaffe fue el piloto que más derribos causó en la Batalla de Inglaterra con 54 victorias, es decir, el 17% de todas las bajas inglesas en la batalla. También en esta campaña el alemán Adolf Galland lograría la Cruz de Hierro con decenas de derribos, alguien que en el futuro se convertiría en los mejores pilotos de Alemania. Por el otro lado con la RAF el piloto Douglas Bader, apodado “Indestructible” abatió 22 aparatos, proeza que realizó sin piernas, ya que carecía de ellas por culpa de un accidente antes de la guerra. Le seguía detrás Peter Townsed famoso por ser el primer aviador en derribar un bombardero alemán sobre cielos británicos.

Cuarta Fase: Bombardeo de Londres

El 7 de Septiembre de 1940 sonaron las sirenas en la ciudad de Londres cuando los bombarderos de la Luftwaffe empezaron a sobrevolar la capital del Imperio Británico. Eran 1.273 aviones entre los que había 625 bombarderos Heinkel He 111 escoltados por 648 cazas Messerschmitt Bf 109. Inesperadamente bombardearon ferozmente el Estuario del Río Támesis y las zonas urbanas de alrededor, realizando un total de 1.014 salidas contra Londres. Aquel día fue trágico para Inglaterra porque murieron 490 civiles y resultaron heridos otros 1.200; también centenares de casas fueron derruidas y decenas de fábricas destruidas o dañadas. Algunas de las bombas hicieron blanco en los depósitos de gasolina de Thameshaven, originando un gran incendio en la ciudad que quedó cubierta de humo negro. A causa de la histeria colectiva que provocó el ataque a Londres, decenas de miembros de la Local Defence Volunteers fallecieron accidentalmente al intentar huír de las bombas adentrándose en los campos de minas. Por la noche bombarderos nocturnos Heinkel He 111 y Junkers Ju 88 lanzaron sus bombas de nuevo sobre la capital realizando 255 salidas que iluminaron el cielo nocturno con elevados incendios que simbolizaban el fin de un mundo.

Cazabombardero alemán Messerchmitt Bf 110 escapa de un caza británico Spitfire a través del Tower Bridge y la Torre de Londres.

Desde el primer bombardeo contra la capital, Londres se convirtió en un objetivo habitual de la Luftwaffe. El 8 de Septiembre los alemanes regresaron para atacar las centrales eléctricas de la ciudad y las estaciones ferroviarias, lo que dejó a Londres sin luz y con el tráfico interrumpido. Otros 200 bombarderos volvieron el día 10, aunque la RAF actuó derribando 28 aparatos germanos por 19 propios.

Fuera de Londres los alemanes también bombardearon núcleos de diversas poblaciones civiles. Las primeras víctimas de las bombas germanas fueron el Reino de Gales y Mersey. Más tarde la Luftwaffe ampliaría su radio de acción a Bristol, Cardiff, Liverpool, Manchester, Belfast y Mersey.

Entre el 11 y 14 de Septiembre la Luftwaffe siguió castigando la capital británica con bombardeos diurnos y nocturnos. Durante ese período los aeródromos de la RAF dejaron de ser un objetivo. Gracias a ello los cazas se repusieron de sus fuerzas y los pilotos enfermos curaron sus heridas. La industria aeronáutica trabajó a todo volumen para entregar a la RAF tantos Hurricane y Spitfire como pudiesen a tiempo. Aquel gravísimo error a la Luftwaffe inevitablemente le costaría muy caro.

La Luftwaffe volvió a la carga el día 15 de Septiembre tras varios días de inactividad contra los aeródromos, lo que había permitido a la RAF reponerse de sus pérdidas. Cuando centenares de bombarderos alemanes aparecieron sobre Londres, otros centenares de cazas de la RAF se abalanzaron sobre ellos como águilas cazadoras. La batalla fue monumental, durante horas cientos de aviones se persiguieron unos con otros sobre la ciudad de Londres bajo las miradas de ánimo de los civiles. La lucha entre aparatos pasó rozando lugares históricos como la el Big Ben, la Catedral de St.Paul, el Buckingham Palace o las torres del Bridge Tower. Desde todas partes de la capital británica se pudo contemplar una de las pocas bellas visiones de la guerra al vislumbrarse cientos de aviones de colores en forma de pájaros revolotear por un cielo muy azul sobre un montón de bellos monumentos históricos. A pesar del peligro fue algo que los testigos que lo vivieron no pudieron olvidar. Tras la batalla la Lufwaffe sufrió su mayor derrota al perder 80 aviones frente a sólo 26 aviones derribados de la RAF.

Apocalíptica “Blitz nocturna”. La capital inglesa de Londres arde en llamas mientras es bombardeada ferozmente por la Luftwaffe.

Durante todo el mes de Septiembre la Luftwaffe arrasó Londres día y noche. Durante el día la gente que iba a trabajar tenía que estar atenta a las sirenas por si había que ir a los refugios. Para fastidiar los bombardeos habían interrumpido notablemente el tráfico marítimo de suministros, por lo que las raciones de comida disminuyeron mucho. La vida para la población de Londres en Octubre se hizo insoportable, las calles estaban llenas de escombros, los cadáveres de la gente inhundaban las esquinas y constantemente la policía y los bomberos cortaban las avenidas. El agua se convirtió en un bien muy preciado para las familias al escasear por toda la ciudad, lo peor eran los toques de queda en los hogares y el ruido de las bombas al caer por la noche. Millares de personas se trasladaron a vivir en el metro, allí miles de familias con niños tuvieron que asentarse sin ver la luz del Sol durante días y rezando para que el techo no se les viniera encima. Monumentos como el Buckingham Palace o la Catedral de St.Paul fueron alcanzados por las bombas y dañados con algún que otro incendio, incluso el Museo Británico tuvo que trasladar piezas valiosas a lugares seguros por miedo a que se estropearan por los ataques aéreos. La familia real y el Rey Jorge VI tuvieron que huír a los refugios, mientras que los miembros del Parlamento, Winston Churchill y todo su Gabinete se reunieron en búnkers bajo el subsuelo desde donde dirigir la guerra. Gran Bretaña pagó el sufrimiento que ella misma había ocasionado durante cientos de años, después de varios siglos con naciones enteras intentando castigar al Imperio Británico sin éxito, la Alemania Nacionalsocialista se vengó a ella misma y a millones de personas en todo el mundo, que tanto en ese momento como en el pasado, deseaban ver el fin de la Gran Inglaterra.

Quinta Fase: Caza-Bombarderos

Al comenzar Octubre de 1940 las pérdidas aéreas sobre Londres para la Luftwaffe fueron muy elevadas. Queriendo evitar más pérdidas de bombarderos durante los ataques diurnos, Goering recurrió a la conversión de caza-bombarderos a los Messerschmitt Bf 109, a los cuales equipó con bombas de 250 kilogramos.

Los nuevos caza-bombarderos Messerschmitt Bf 109 fueron muy difíciles de interceptar por la RAF, sin embargo el mal adiestramiento de los pilotos en este nuevo campo resultó que el lanzamiento de bombas se realizase mal y muchas no alcanzaran los objetivos previstos en aeródromos e industrias. El ataque con Messerschmitt Bf 110 resultó mucho más efectivo para objetivos concretos situados en el suelo, hasta ese momento los alemanes no se dieron cuenta del buen caza-bombardero que suponía ese avión.

El 24 de Octubre de 1940 llegó la ayuda de Italia a la Batalla de Inglaterra, se le llamó el Corpo Aero Italiano con los cazas Fiat G 50 y biplanos Fiat CR 42, más los bombarderos Fiat BR 20 Cicogna que emprendieron el vuelo. Aquel dia la aviación italiana bombardeó el puerto de Harwik con 18 aviones causándole graves daños, sin embargo sus aviones eran muy inferiores a los británicos y tres de sus bombarderos Fiat BR 20 Cicogna se perdieron muriendo 6 pilotos italianos. Asombrosamente contra todo pronóstico los biplanos italianos abatieron numerosos aviones ingleses.

Emboscada victoriosa de los Spitfires a los Heinkel He 111 alemanes sobre cielo británico. Arte digital.

Durante el resto de Octubre la Luftwaffe utilizó otra estratégia consistente en bombardear con pequeñas y rápidas unidades de Junkers Ju 88 los objetivos. Aunque en un principio funcionó, la RAF terminó por darse cuenta de la táctica gracias a los radares. Hasta finales de Octubre los bombarderos Heinkel He 111 y Dornier Do 17 siguieron bombardeando Londres, mientras los Messerschmitt Bf 109, Messerschmitt Bf 110 y Stukas atacaban los aeródromos. El 29 de Octubre la aviación italiana bombardeó Ramsgate siendo dañados 5 aparatos, aunque no derribados. El 30 la Luftwaffe entró en una profunda crisis de mandos provocada en parte por culpa de Hermann Goering y la competencia interna que restó eficacia a la campaña.

Finalmente el 31 de Octubre de 1940, Hitler suspendió la Operación León Marino y los bombardeos diurnos a Gran Bretaña. Después de casi cuatro meses la Batalla de Inglaterra había concluido.

Conclusión

Al amanecer del 1 de Noviembre de 1940 la alegría cundió por toda Inglaterra al ver que no venían aviones y al enterarse de que habían desistido en sus ataques diurnos. Sin embargo por la noche continuaron los bombardeos a lo largo de gran parte de la Segunda Guerra Mundial, ya que la RAF nunca estuvo preparada para la guerra nocturna.

Reino Unido había defendido su cielo y de momento se salvava de ser invadido. En la acción 915 aviones fueron destruidos y 415 pilotos murieron. Pero lo más trágico fue la destrucción de gran parte de las ciudades de las Islas Británicas y los más de 27.865 civiles muertos, entre ellos 20.000 londinenses.

Alemania sufrió un auténtico desastre aéreo en la Batalla de Inglaterra. Un total de 1.736 aviones del Eje fueron derribados muriendo más de 1.451 pilotos. Esta derrota la pagaría cara, ya que Hitler sacó una conclusión errónea. Al no poder invadir Inglaterra, centró entonces su atención hacia la Unión Soviética, invasión que sería su principio del fin.

La Batalla de Inglaterra fue el enfrentamiento aéreo más grande de la Historia. Unos pocos pilotos británicos se opusieron con su vida a la victoria de Hitler sobre su patria. Las palabras más famosas de Winston Chruchill que harían Historia fueron: “Jamás en la Historia de los conflictos, tantos, debieron tanto, a tan pocos”.

Bajas de Gran Bretaña:

Personas:
-Total = 27.865 muertos
-Civiles = 27.450 muertos
-Pilotos = 415 muertos
·Pilotos de la RAF
-Británicos = 317 muertos
-Polacos = 29 muertos
-Canadienses = 20 muertos
-Australianos = 14 muertos
-Neozelandeses = 11 muertos
-Sudafricanos = 9 muertos
-Checos = 8 muertos
-Belgas = 6 muertos
-Estadounidenses = 1 muerto

Aviones:
-Total = 915 aparatos destruidos

Bajas de Alemania – Italia:

Personas:
-Total = 1.451 muertos
-Pilotos de bombarderos = 1.176 muertos
-Pilotos de caza = 171 muertos
-Pilotos de Stuka = 85 muertos
-Pilotos de caza-bombarderos = 212 muertos
-Pilotos Corpo Aereo Italiano = 6 muertos

Aviones:
-Total = 1.736 aparatos destruidos
-Luftwaffe = 1.733 aparatos destruidos
-Corpo Aereo Italiano = 3 aparatos destruidos

 

Bibliografía:

Tony Wood y Bill Gunston, Luftwaffe, El Tercer Reich. “Capítulo 3 La Batalla de Inglaterra”, Optima (1997), p.20-31

David Solar, La Caída de los Dioses. “Capítulo 1: Días del águila: misión imposible”, Esfera de los Libros (2005), p.30-34

Winston Churchill, La II Guerra Mundial Volumen 1. El camino hacia el desastre. “XII La Batalla de Gran Bretaña”, Planeta Deagostini (1959) p. 228-239

Juan Antonio Guerrero, La II Guerra Mundial 60 años después. “La Batalla de Inglaterra”, Revista Muy Especial Nº68 (2005), p.87

Denis Richards, La Batalla de Inglaterra, Así fue la Segunda Guerra Mundial Volumen 13, Noguer (1972), p.289-305

José Ángel Martos, El terror nazi viene del cielo, Revista Muy Historia Nº45 (2013), p.16-17
http://en.wikipedia.org/wiki/Battle_of_Britain
http://es.wikipedia.org/wiki/Corpo_Aereo_Italiano