Batalla de Guam

La campaña de las Islas Marianas fue uno de los enfrentamientos más sangrientos experimentados por los Estados Unidos desde que había empezado la Guerra del Pacífico. Al igual que previamente había ocurrido con la Batalla de Saipán y la Batalla de Tinian, las tropas del Cuerpo de Marines tuvieron que abrirse paso a través de la selva sufriendo una enorme cantidad de bajas a manos de los aguerridos soldados del Imperio Japonés.

Plan de Japón

La Isla de Guam era el dominio más meridional de las Islas Marianas, aproximadamente a una distancia de 225 kilómetros de las Islas de Tinian y Saipán. Se trataba de un territorio insular que de norte a sur medía 8 kilómetros y de este a oeste 14 kilómetros, estando cargado por una orografía natural de selvas, riscos montañosos y cuevas con galerías subterráneas que ofrecían una excelente cobertura a las tropas del Imperio del Sol Naciente.

Aproximadamente había un total de 18.500 soldados japoneses en la Isla de Guam adscritos al XXXIIII Ejército del general Hideyoshi Obata. Básicamente se trataba de una guarnición al mando del general Takeshi Takashina, la mayoría con veteranos procedentes de Manchuria y la Segunda Guerra Sino-Japonesa en China, repartidos en la 29ª División de Infantería y elementos menores de la 1ª División Blindada, la 48ª Brigada Independiente y el 10º Regimiento Mixto.

Plan de Estados Unidos

Originalmente la Isla de Guam, poblada mayoritariamente por la etnia chamorro, había pertenecido a España desde su expansión por el Océano Pacífico hasta que Estados Unidos la obtuvo tras su victoria sobre el Imperio Español durante la Guerra de Independencia de Cuba y Filipinas en 1898. Lamentablemente su posesión solamente se alargó hasta el 10 de Diciembre de 1941, cuando el territorio insular fue invadido por Japón nada más comenzar la Guerra del Pacífico.

Después de más de tres años bajo el Imperio del Sol Naciente, a mediados de 1944 los Estados Unidos planificaron la reconquista de la Isla de Guam mediante la “Operación Forager”. Básicamente la misión consistiría en desembarcar en el centro insular a la 3ª División de Marines del general Allen Turnage entre Agana y Punta Asan, mientras que la 1ª Brigada Provisional de Marines del general Lemuel C. Shepherd haría lo porpio al sur de Agat, manteniéndose en reserva la 77ª División de Infantería del Ejército Estadounidense (US Army) del general Andrew Bruce. A estas unidades había que añadir el transporte que estaría garantizado por el III Cuerpo Anfibio del general Roy Geiger y una flota de escolta compuesta por la 53ª Fuerza Operativa (Task Force 53) del vicealmirante Richard Connolly.

Aproximadamente los Estados Unidos reunieron a un total de 59.401 soldados y 200 navíos entre los que hubo 12 portaaviones, 7 acorazados, 10 cruceros, 113 destructores, 2 cazasubmarinos, 7 dragaminas, 2 buques de reparación y 47 transportes.

53ª Fuerza Operativa:
-III Cuerpo Anfibio
-3ª División de Marines
-1ª Brigada Provisional de Marines
-77ª División de Infantería

Flota Estadounidense:
-12 Portaaviones: USS Sangamon, USS Suwannee, USS Chenango, USS Corregidor, USS Coral Sea, USS Kalinin Bay, USS White Plans, USS Copahee, USS Fanshaw Bay, USS Midway, USS Kitkun Bay y USS Gambier Bay.
-7 Acorazados: USS Tennessee, USS California, USS Colorado, USS Pennylvania, USS Idaho, USS New Mexico y USS Maryland.
-10 Cruceros: USS New Orleans, USS Indianapolis, USS St. Louis, USS Wichita, USS Minneapolis, USS Montpelier, USS Denver, USS Birmingham, USS San Francisco y USS Honolulú.
-113 Destructores: USS Dewey, USS MacDonough, USS Dale, USS Monaghan, USS Conway, USS Eaton, USS McCord, USS Aulick, USS Patterson, USS Melvin, USS Parks, USS McConell, USS Osterhaus, USS McGowan, USS Stevens, USS Colahan, USS Stembel, USS Haggard, USS Hailey, USS John Rodgers, USS Harrison, USS Mckee, USS Murray, USS Ringgold, USS Schroeder, USS Sigsbee, USS Dashiel, USS Perry, USS Anthony, USS Wadsworth, USS Johnston, USS Franks, USS John Rodgers, USS Norman Scott, USS Haggard, USS Fullam, USS Guest, USS Aylwin, USS Erben, USS Walker, USS Abbot, USS Hale, USS Bullard, USS Chauncey, USS Kidd, USS Bennet, USS Hudson, USS Terry, USS Selfridge, USS Yarnall, USS Ralph, USS Talbot, USS McKee, USS Black, USS Zane, USS Acree, USS Tisdale, USS Bryan, USS Newcomb, USS Bennion, USS Saufley, USS Waller, USS Sigourney, USS Halsey Power, SS Mugdorf, USS Stockham, USS Pritchett, USS Hurst, USS Ballard, USS Waters, USS Manley, USS Stringham, USS Overton, USS Noa, USS Goldsborough USS Remey, USS Mertz, USS Robison, USS Bailey, USS Albert Grant, USS Coghlan, USS Monssen II, USS McDermut, USS McNair, USS Twining, USS Guest, USS Halford, USS Williamson, USS Stansbury, USS Cassin Young, USS Irwin, USS Ross, USS Portefield, USS Callaghan, USS Longshaw, USS Laws, USS Morrison, USS Berham II, USS Phelps, USS Shaw, USS Pritchet, USS Philip, USS Cony, USS Conyngham, USS Renshaw, USS Bagley, USS Heywood Edwards, USS Hamilton, USS Chandler, USS Kane, USS Hokings, USS Perry y USS Long.
-7 Dragaminas: USS Chief, USS Champion, USS Herald, USS Oracle, USS Motive, USS Heed y USS YMS-5.
-2 Cazasubmarinos: USS Chichona y USS Mimosa.
-47 Transportes: USS Appalachian, USS George Clymer, USS Centaurus, USS Ormsby, USS Bolivar, USS Claremont Victory, USS Hawaiian Shipper, USS Fremont, USS Cavalier, USS Victory, USS Clay, USS Neville, USS Feland, USS Arthur Middleton, USS Alhena, USS Jupiter, USS Hercules, USS Monrovia, USS Cambria, USS Frederick Funston, USS Alcyone, USS War hawk, USS Doyen, USS Sheridan, USS Comet, USS Leonard Wood, USS Pierce, USS James O’Hara, USS Thuban, USS La Salle, USS Ashland, USS Calloway, USS Leon, USS Sumter, USS Almaack, USS Storm King, USS Belle Grove, USS Whitermarsh, USS Knox, USS Fuller, USS Calvert, USS Bellatrix, USS George Elliot, USS John Land, USS Keokuk y USS Rocky Mount.
-2 Buques de Reparaciones: USS Preserver y USS Phaon.
-TOTAL = 200 navíos.

Desembarco en Guam

En la mañana del 21 de Julio de 1944, los acorazados, cruceros y destructores de la Flota Estadounidense iniciaron el bombardeo preliminar contra la Isla de Guam mientras las barcazas cargadas con los soldados de la 3ª División de Marines desembarcaban a sus efectivos entre la playa situada entre la aldea de Agana y Punta Asan. Como ya habían imaginado los atacantes, los defensores japoneses les respondieron con disparos de mortero y artillería que les dejaron totalmente clavados en la arena, al mismo tiempo en que desde el flanco derecho los norteamericanos también recibieron un duro castigo a manos de los nidos de ametralladoras y fusileros nipones ocultos entre los obstáculos naturales de la Cresta Bundschu.

Desembarco de la Flota Estadounidense en la Isla de Guam.

Simultáneamente a la operación anfibia de la 3ª División de Marines en la Isla de Guam, más al sur una nueva oleada de embarcaciones con la 1ª Brigada Provisional de Marines se acercó a los costas de Agat, donde la artillería japonesa emplazada en Punta Gaan con piezas de entre 37 y 75 milímetros, abrió fuego contra la fuerza de invasión hundiendo a 12 barcazas estadounidenses. Las restantes lanchas pronto desembarcaron a cientos de soldados en la orilla, aunque en seguida fueron víctimas del tiro cruzado procedentes de las cuevas y blocaos situados a su izquierda en el Monte Alifan y su la derecha en la Cresta Maanot que paralizaron el avance enemigo, incluyendo también a los tanques Sherman que tomaron tierra a las 10:30 horas.

Hasta las 12:45 horas los soldados de la 3ª División de Marines no pudieron salir de su atasco en la playa cuando por fin fue desembarcado el 12º Regimiento de Artillería, cuyas piezas y morteros rociaron con fuego graneado las posiciones de los defensores japoneses hasta expulsarles de una vez por todas de Punta Asan. Aquel mismo mediodía, a las 13:30 horas, también la 1ª Brigada Provisional de Marines salió de su estancamiento en la playa con el apoyo masivo de tanques Sherman y después de despejar un campo de minas que costó la vida a numerosos norteamericanos, antes de apoderarse de los búnkers de Punta Gaan. De hecho a la caída de la tarde, el progreso en el sur fue constante porque el 22º Regimiento de Marines ocupó el pueblo de Agat y el 4º Regimiento de Marines se lanzó al asalto cubierto por las bombas de la aviación embarcada hasta apoderarse de las elevaciones de la Cota 40.

Soldados del Cuerpo de Marines en una playa del centro de Guam clavando la bandera de los Estados Unidos.

Al anochecer las tropas japonesas lanzaron un contraataque local contra la 3ª División de Marines, logrando desbaratar sus líneas y abrir una brecha con la que aislaron al 320th Batallón de Marines. Aprovechándose de esta circunstancia, durante la medianoche del 21 al 22 de Julio, el general Takeshi Takashina repitió una operación similar contra la 1ª Brigada de Marines, en concreto contra el 3th Batallón dle 4º Regimiento de Marines, protagonizando una carga “Banzai” tras descender colina abajo desde el Monte Alifan, la cual terminó en una auténtica carnicería porque los emplazamientos de ametralladoras de los norteamericanos y los tanques Sherman acribillaron a los nipones y les exterminaron provocándoles 750 bajas y destruyéndoles 4 carros Ha-Go. A raíz de aquel fracaso, al amanecer del 22 la 3ª División de Marines que hasta ese momento había sufrido 615 muertos y muchos heridos, pudo ampliar su cabeza de playa unos 90 metros hacia el interior de Guam.

Batalla de la Península de Orote

El 22 de Julio de 1944, el III Cuerpo Anfibio del general Roy Geiger desembarcó en el Islote de Cabas que a través de un puente de madera se encontraba artificialmente unido a la Isla de Guam. Aunque la resistencia de los escasos defensores fue breve, los soldados japoneses más fanáticos eliminaron a unos pocos norteamericanos antes de ser liquidados en su totalidad. Una vez ocupado el Islote de Cabas, los estadounidenses utilizaron el puente de madera con el que lanzar nuevas incursiones contra los flancos de Guam.

Entre los días 22 y 25 de Julio los soldados del Cuerpo de Marines recibieron refuerzos y 5.000 nuevos efectivos de la 77ª Divisón de Infantería que desembarcaron en la playa de Agat. Con tales tropas de refresco, la 3ª División de Marines pudo hacer frente a una nueva carga “Banzai” en las inmediaciones de la Cresta Fonte, donde pese a que los soldados japoneses arrollaron la primera línea y saquearon el hospital de campaña de la unidad, en la jornada del 26 fueron víctimas de un contraataque de tanques Sherman precedido por el fuego naval de los acorazados y cruceros, siendo la mayor parte de los nipones aniquilados con casi 600 muertos.

Desbaratada la carga “Banzai” del 26 de Julio, en la misma jornada el Cuerpo de Marines inició el ataque hacia la Península de Orote defendida por 5.000 soldados japoneses de la 29ª División de Infantería. Nada más comenzar la marcha los estadounidenses sufrieron infinidad de bajas entre las charcas y humedales del Pantano de Mangrove, por lo menos hasta que intervino la artillería del III Cuerpo Anfibio emplazada en el Islote de Cabas que sepultó a un buen puñado de nipones y abrió el paso a los norteamericanos hacia el Aeródromo de Orote el día 27.

Soldados del Cuerpo de Marines cruzan la maleza y la vegetación de la frondosa selva de la Isla de Guam.

La batalla por el Aeródromo de Orote sería librada fundamentalmente por la 77ª División de Infantería debido a que el Cuerpo de Marines pasó de largo la instalación para proseguir con su avance en el resto de la Península de Orote. Sin embargo su misión no fue nada fácil porque en el primer asalto los norteamericanos fueron barridos por las baterías japonesas de 105 y 155 milímetros que les provocaron gran cantidad de bajas la mañana del 27 de Julio, exactamente igual que un segundo asalto por la tarde que terminó con idéntico resultado. Al amanecer siguiente, el 28 de Julio, la aviación embarcada protagonizó un bombardeo previo de 45 minutos y los buques de la Flota Estadounidense otro preliminar de 30 minutos, aunque una vez más de nada sirvió porque en el tercer ataque la 77ª División de Infantería fue acribillada a campo abierto sobre la pista y sus tropas se hubieron de retirar para reponerse de las bajas sufridas.

Nuevamente el 28 de Julio, los soldados japoneses lanzaron otra carga “Banzai” contra la 3ª División de Marines cerca de Punta Asan. Aunque también en esta ocasión la mayor parte de los combatientes nipones fueron masacrados, los estadounidenses sufrieron grandes pérdidas porque encajaron 241 bajas entre 62 muertos y 179 heridos. No obstante y por muchos inconvenientes que los japoneses causaran a los norteamericanos con sus cargas suicidas, lo cierto fue que malgastaron inútilmente a un gran número de efectivos que redujeron drásticamente la cifra de los defensores, facilitando de este modo que la 3ª División de Marines avanzara sobre caminos despejados y sin vigilar hacia el resto de la Isla de Guam.

Mientras tanto en el Aeródromo de Orote, el 29 de Julio la 77ª División de Infantería protagonizó el cuarto asalto bajo el apoyo de carros Sherman. Lamentablemente de poco sirvió porque los defensores se adosaron granadas y explosivos al cuerpo para arrojarse contra los blindados y explosionarse de forma suicida, destruyendo mediante este método a decenas de tanques y también mutilando a numerosos soldados que estallaron en mil pedazos. A pesar de todo los nipones fueron siendo poco a poco acorralados hasta ser finalmente aniquilados en los barracones de la instalación. Una vez eliminados los 1.663 japoneses a costa de haber encajado los norteamericanos 836 bajas entre 115 muertos y 721 heridos, al final cayeron en manos norteamericanas tanto el Aeródromo de Orote como en su totalidad el resto de la Península de Orote.

Batalla de Monte Santa Rosa

Con la Península de Orote en manos de Estados Unidos, las tropas norteamericanas se dirigieron hacia el este insular contra el Monte Tenjo, en cuyas faldas tuvo lugar un violento combate en el que perdió la vida el general Takeshi Takashina a manos de la ametralladora de la torreta de un tanque Sherman. Después de una intensa lucha y de venirse abajo las defensas de la montaña, los 135 últimos nipones se suicidaron clavándose ellos mismos bayonetas y volándose con granadas, antes de que los estadounidenses coronasen la cima del Monte Tenjose.

La última ofensiva sobre la Isla de Guam comenzó el 31 de Julio contra los 6.000 defensores del Monte Santa Rosa, una montaña fortificada con trincheras y emplazamientos ocultos en cuevas situada al noreste del territorio insular que fue asaltada de la siguiente manera: por el flanco izquierdo atacó la 3ª División de Marines y por el flanco derecho la 77ª División de Infantería. El avance sin embargo fue más lento de lo esperado porque a lo largo de Agosto los norteamericanos tuvieron que ir despejando cada agujero y escondite natural a un elevado precio en vidas, aunque al menos fueron progresando poco a poco porque se apoderaron de la ciudad de Agana y liberaron el campo de concentración de Asinan, en donde 2.000 guamanianos de la etnia chamorro, la mayoría enfermos y famélicos, les recibieron como auténticos salvadores. Acto seguido los estadounidenses entraron en la ciudad de Yigo y entre los días 2 y 6 aseguraron Finegayan, además de traer el 7 varias excavadoras y “bulldozers” con las que abrieron el camino a través de la selva hasta alcanzar los pies del Monte Santa Rosa.

Soldados estadounidenses en pleno combate por la jungla y entre los troncos caídos de la Isla de Guam.

A las 14:14 horas del 7 de Agosto de 1944, la 77ª División de Infantería asaltó el Monte Santa Rosa para librar un combate que se prolongó hasta las 14:40 horas cuando los estadounidenses conquistaron la montaña y descubrieron los cuerpos sin vida de 600 soldados japoneses. Al día siguiente, el 8 de Agosto, el 22º Regimiento de los Marines ocupó Punta Ritidan Point al noroeste de Guam, al mismo tiempo en que el 9º Regimiento de Marines tomaba por el noreste Punta Pati, dejando embolsados a 2.000 tropas japonesas en Savana Grand, las cuales fueron aniquiladas en su totalidad o se suicidaron durante las cuarenta y ocho horas próximas, hasta que en enclave cayó la jornada del 10 (durante la misión los norteamericanos solo encajaron 24 bajas entre 7 muertos y 17 heridos).

Resultado

Oficialmente a las 11:31 de la mañana del 10 de Agosto de 1944, la Isla de Guam fue de nuevo incorporada al territorio de Estados Unidos después de haberla perdido a manos del Imperio Japonés en Diciembre de 1941. Con su captura y previamente con la caída anterior de la Isla de Tinian y la Isla de Saipán, todas las Islas Marianas pasaron a estar bajo el control de los Aliados.

Estados Unidos sufrió 6.498 bajas entre 1.190 muertos y 5.308 heridos.

Japón sufrió 18.000 muertos y tan solo 80 prisioneros.

La Batalla de Guam fue el último enfrentamiento sobre las Islas Marinas en la Segunda Guerra Mundial que concluyó con una costosa victoria para Estados Unidos. Curiosamente el último soldado japonés en el territorio sobrevivió en una cueva durante 28 años hasta que fue encontrado en 1972 cuando por fin se rindió y fue repatriado a su país convertido en un “héroe nacional”. Respecto a la propia Isla de Guam, el enclave sería convertido en un enclave estratégico para el Ejército Estadounidense durante toda la Guerra Fría y también en una de sus bases de ultramar más importantes del Océano Pacífico en el siglo XXI.

 

Bibliografía:

-Derrick Wright, Pacific Victory, “The Marianas: The Recapture of Guam”, Sutton (2005), p.93-102
-http://en.wikipedia.org/wiki/Battle_of_Guam_(1944)