Batalla de Colonia

 

Colonia, ciudad alemana, conocida como Köln en el idioma germano, era una de las ciudades más destacadas de Alemania gracias a su catedral gótica. A lo largo de la Segunda Guerra Mundial, Colonia había recibido 262 raids aéreos por parte de las fuerzas aéreas aliadas y 135.000 de sus ciudadanos estaban muertos. Los anglo-americanos en el intento, sumaron el derribo de 43 aviones. Después de años de combates aéreos y bombardoes, los Aliados en tierra firme se encontraron frente a la ciudad en Marzo de 1945. Con la denominada “Operación Lumberjack”, tendría lugar la definitiva Batalla de Colonia.

Plan de Estados Unidos

Dwith David Eisenhower, comandante en jefe de los Aliados, estaba ansioso por capturar una de las ciudades más importantes y claves del Río Rin, Colonia. Sabía que el camino no sería fácil y que los alemanes derramarían su sangre por defender tal ciudad. Bajo el nombre de Operación Lumberjack, el I Ejército Estadounidense comandado por el experto general Courtney Hodges, tenía por delante la difícil tarea de la conquista de Colonia.

El III Cuerpo del general John Milliken se hallaba preparado para el combate. Entre las fuerzas de dicho cuerpo se hallaba la profesional 1ª División Big Red One, veterana de África, Sicilia y Francia, además de la 2ª División, también muy experimentada. La 9ª División Blindada era la punta de lanza acorazada, poseía un total de 283 tanques repartidos en 191 Shermans, 82 Stuarts y 10 blindados del nuevo modelo Pershing. La última unidad de combate era la 78ª División de Infantería, aunque estaba muy diezmada después de la lucha en el Bosque de Hürtgen en Noviembre-Diciembre de 1944, y los nuevos reclutas novatos no prometían mucho frente a los alemanes. Aún así las fuerzas estadounidenses no dejaban de ser muy superiores a la Wehrmacht, sobretodo por la potente Fuerza Aérea Noteamericana (United States Air Force o USAF) que tenía un control casi absoluto del aire, tanto que incluso, se usaban avionetas L-4 Pipper Club para señalizar los objetivos a la artillería. El otro grupo importante era el VII Cuerpo bajo el liderazgo del general Lawton Collins, este incluía las 8ª, 99ª y 104ª Divisiones de Infantería, las cuales se habían batido en la Línea Sigfrido meses atrás, y también como potencia acorazada se disponía de la 3ª División Blindada.

Marzo de 1945 se inició con un cielo despejado y soleado en Alemania Occidental después de los meses anteriores de nieve y lluvias, lo que hacía un clima apetecible para la batalla.

I Ejército Estadounidense (General Courtney Hodges):
III Cuerpo de Ejército (General John Milliken)
1ª División de Infantería Big Red One (General Clift Andrus)
2ª División de infantería (General Walter Robertson)
9ª División Blindada (General John Leonard)
9ª División de infantería (General Louis Craig)
78 División de infantería (General Edwin Parker)
VII Cuerpo de Ejército (General Lawton Collins)
3ª División Blindada (General Maurice Rose)
8ª División (General William Weaver)
99ª División (General Walter Lauer)
104ª División (Terry de la Mesa Allen)

Wehrmacht

El Ejército Alemán (Wehrmacht) tanto en el Frente del Oeste como en el Frente del Este se encontraba en estado de crisis en Marzo de 1945. En el lugar donde iba a realizarse la Operación Lumberjack de los americanos, el XV Ejército Panzer poseía al LXVII Cuerpo Panzer en Monschau y al LXXIV Cuerpo Panzer cerca de Euskirchen, entre todos tenían un total de 309 tanques. El LXXIV Cuerpo Panzer se distribuía en la 3ª División Paracaidista muy diezmada después de la ofensiva de las Ardenas; la 272ª División Volksgrenadier mermada tras los combates pasados del Bosque de Hürtgen y Eiffel; y la 62ª División Volksgrenadier que no estaba tan dañada. El LXVII Cuerpo Panzer no se hallaba en mejores condiciones, su 89ª División de Infantería había sido reducida al equivalente de un regimiento y los artilleros de la 277ª División Volksgrenadier se habían convertido en infantes ante la falta de cañones y baterías, de hecho sólo tenía 300 soldados. Toda aquella fuerza, dirigida por mando compartido del general Hasso Von Mantauffel y el gobernador de distrito Gustav Adolf Von Zangen, era el único baluarte que se oponía entre los Estados Unidos y la ciudad Colonia.

XV Ejército Panzer Alemán (Generales Hasso Von Mantauffel y Gustav Adolf Von Zangen):
LXXIV Cuerpo Panzer (General Karl Püchler)
3ª División Paracaidista Fallschirmjäger (General Richard Schimpf)
62ª División Volksgrenadier (General Eugen König)
272ª División Volksgrenadier (General Friedrich Kittel)
LXVII Cuerpo Panzer (General Otto Hitzfeld)
89ª División de Infantería (General Wilhelm Viebig)
277ª División Volksgrenadier (General Richard Bazing)

Operación Lumberjack

La llamada Operación Lumberjack dió comienzo el 1 de Marzo de 1945 al cruzar el VII Cuerpo del general Lawton Collins el Río Erft por varios costados, entrando así en el distrito tan esperado de Oberkassel hacia Colonia.

Ese 1 de Marzo empezaron las operaciones en todo el sector de Colonia. En primera instancia la 8ª División de Infantería se movió a través del sur de la ciudad chocando con las aldeas alemanas en esa zona, muy poco protegidas en ese instante. Pero el punto álgido de la lucha los primeros días se llevaría en los kilómetros alrededor de Colonia hasta el Río Rhin, ya que el frente era un gran triángulo que incluía también Bonn y Meckenheim. Los movimientos en la zona sur los realizaron los III y V Cuerpos de Ejército Estadounidenses. En primer lugar la 9ª División Blindada del general John Leonard atacó a la 3ª División Paracaidista Alemana en Wollersheim, mientras por uno de los flancos donde se desarrollaba la lucha pasaba la 78ª División rodeando y tomando finalmente la ciudad. Al ver los alemanes Wollersheim en manos americanas y los paracaidistas en muy mala situación, el general Carl Püchler envió a la 62ª División de Infantería contra los estadounidenses, pero estos, muy superiores la repelieron.

Tropas de Estados Unidos en plena batalla por Colonia son sorprendidos en esta fotografía real por una explosión. En la imagen pueden observarse detalles como un cuadro de Adolf Hitler en el suelo y la catedral al fondo.

Antes de poder empezar a proceder con serios avances era necesario para los Aliados neutralizar a parte del Ejército Alemán que estaba esperando en Colonia para ponerse en marcha desde las distintas carreteras y caminos de la ciudad que llevaban a las zonas de frente. De eso se encargó la Fuerza Aérea Británica (Royal Air Force o RAF), la noche del 2 de Marzo de 1945, cuando 858 bombarderos Lancaster arrasaron las ruinas de Colonia provocando una gran matanza y destrucción. Sin embargo el bombardeo sólo sirvió para retrasar a los alemanes, ya que las tropas de tierra protegidas en sus defensas, apenas fueron alcanzadas.

Durante la noche del 2 al 3 de Marzo sucedió algo muy curioso. Una patrulla americana equipada con tanques sobre los que borraron la estrella y pintaron la cruz gamada, atravesaron las líneas enemigas haciéndose pasar por alemanes. Sin nadie descubrirles, avanzaron 15 kilómetros hasta la ciudad de Oberkassel para capturar su puente sobre el Rin, pero al llegar a su objetivo los alemanes se percataron de la verdad y destruyeron la instalación a tiempo.

Para el 3 de Marzo, la profesional 1ª División Big Red One cruzó el Río Erft y tomó la ciudad de Erp después de haber encontrando una enconada lucha que la dejó inmóvil algún tiempo. Al dia siguiente, el 4, los americanos con la 9ª División Blindada y la 78ª División de Infantería conquistaron la ciudad de Euskirchen. Sin embargo fracasaron al intentar capturar el Puente de Uerdingen, el cual fue volado por los alemanes.

El serio asalto dentro de la propia Colonia no empezó hasta el 5 de Marzo, se relizó con las avanzadillas de los tanques de la 3ª División Blindada y los soldados de la 104ª División de Infantería. El combate principal se llevó alrededor del aeródromo de la ciudad, donde 16 cañones de Flak 88 de 88 milímetros lo protegían fanáticamente. La carga de la 3ª División Blindada consiguió traspasar la barrera de Flak 88, aunque perdió muchos tanques. Poco después contraatacó en el aeropuerto la 9ª División Panzer, pero tuvo que retirarse ante la superioridad del enemigo y la necesidad de defender el núcleo urbano de Colonia.

Una vez el aeropuerto estuvo asegurado, la 3ª División Blindada entró en la ciudad de Colonia, la lucha en el interior fue encarnizada, pues tanques Panther de la 9ª División Panzer protegían cada calle y rincón provocando grandes pérdidas a los norteamericanos. Al final de la tarde, los tanques de la 3ª División Blindada llegaron junto a la catedral del centro ciudad, allí se desarrolló una violenta lucha que se alargaría toda la noche sin un claro vencedor.

Al amancer del 6 de Marzo, el III Cuerpo Estadounidense estaba atacando el Valle de Rheinbach al sur de Colonia. En ese mismo lugar los americanos se toparon con la artillería autopropulsada del XV Ejército Panzer que se encontraba desperdigado por la zona. Mientras el combate se mantenía en el Valle de Rheinbach, el general Gustav Von Zangen ordenó al general Otto Hitzfeld lanzar un contraataque sorpresa desde el oeste con el LXVII Cuerpo, incluyendo a la 89ª División de Infantería Alemana y las 272ª y 277ª Divisiones Volksgrenadier. En un principio el contraataque fue un éxito local, ya que los alemanes pudieron avanzar y golpear a los americanos gracias a que la acción se realizó la noche del 6 al 7, por lo que estaba oscuro y la aviación aliada no podía operar, sin embargo en cuanto salió el Sol al amancer con un cielo despejado y sin nubes, los aviones aparecieron sobre las formaciones alemanas porvocándolas graves pérdidas y haciendo que se retiraran. Una vez el contraataque fracasó, los americanos se lanzaron en persecución de sus adversarios, lo que les permitió conquistar y limpiar el Valle de Rheinbach y tomar también la ciudad de Meckenheim.

El día 7 de Marzo el combate dentro de las calles de Colonia continuaba aún encarnizadamente entre el VII Cuerpo Estadounidense y los alemanes, aunque desde el dia anterior la resistencia iba cesando. Mientras tanto en los alrededores, el III Cuerpo Estadounidense finalizaba la Operación Lumberjack al llegar junto a las ciudades de Remagen y Sinzig después de haberse hecho con los núcleos urbanos de Gelsdorf, Ahrweiler y Bad Godesburg.

Dentro de Colonia la lucha se había concentrado alrededor de la catedral, donde francotiradores se apostaban en los escombros y tanques escondían sus torretas entre los esqueletos de los edificios circundantes. Los alemanes aprovecharon la difícil situación de los americanos para volar el Puente Hindenburg sobre el Río Rin, cosa que afectó a la situación táctica de Estados Unidos al no poseer un lugar por donde cruzar. Poco a poco el duelo fue cesando ante la superioridad norteamericana. Al final del día los estadounidenses, después de elevadas pérdidas, conquistaron la catedral y con ello Colonia.

Consecuencias

Las consecuencias de la captura de Colonia por parte de los americanos fue una victoria moral, más que estratégica. Las bajas habían sido elevadas, pero para los alemanes aún habían sido peor. Aún así con la caída de Colonia, la suerte alemana en el Río Rin aún no estaba echada porque los americanos no habían conquistado ningún puente. La única instalación sobre el Rin era el Puente de Remagen, ciudad junto a la que se habían situado los americanos después de terminar la Operación Lumberjack y en la que tendría lugar uno de los episodos de resistencia bélica más destacados del año 1945.

Tras la Batalla de Colonia, la catedral gótica de la ciudad después de duros combates quedó chamuscada, aunque no derruida. Una vez finalizó la Segunda Guerra Mundial, Colonia inició la reconstrucción por parte de sus ciudadanos, y por supuesto la catedral, que pasó a convertirse en uno de los lugares religiosos más bellos de Alemania durante el resto del siglo XX.

 

Bibliografía:

Steven Zaloga, Remagen 1945, endgame against the Third Reich. “Operation Lumberjack”, Osprey Publishing (2006), p.32-36
Editores de S.A.R.P.E., Crónica Política y Militar de la Segunda Guerra Mundial. “El Puente de Remagen, ¡un camino sobre el Rin!”, S.A.R.P.E. (1978), p.2.121