Batalla de Angaur

La Batalla de Angaur fue una de las operaciones de conquista más breves de las llevadas a cabo por Estados Unidos contra Japón en la Guerra del Pacífico. Este dominio insular de coral que formaba parte del archipiélago de las Islas Palau, se proyectó como una misión simultánea y conjunta a la conocida Batalla de Peleliu a finales del verano de 1944, aunque a diferencia de ésta última, su desarrollo fue bastante menos sangriento y el coste en bajas fue menor para las Fuerzas Armadas Estadounidenses.

Plan de Estados Unidos

Junto con la Batalla de Peleliu en las Islas Palau, se volvió prioritario para la Flota Estadounidense (US Navy) que contingente de invasión ocupara en el flanco meridional la Isla de Angaur, situada a 6 millas náuticas al sur de la propia Isla de Peleliu. Así fue como se organizó una expedición con la 81ª División de Infantería al mando del general Paul Mueller que a bordo de las embarcaciones de 726º Batallón de Tractores Anfibios y del 776º Batallón Anfibio Blindado depositaría a los 321º, 322º y 323º Regimientos de Infantería sobre la “Playa Red” al noreste, la “Playa Blue” al este y la “Playa Green 2” y la “Playa Green 3” al sureste.

Aproximadamente Estados Unidos reunió a 10.000 soldados y 8 navíos entre el portaaviones USS Wasp II, el acorazado USS Tennesse, los tres cruceros USS Colombus, USS Denver y USS Cleveland, el destructor USS Perry y los tres transportes USS Fremont, USS Pierce y USS James O’Hara.

Plan de Japón

La Isla de Angaur formaba parte de Japón desde la adquisición de las Islas Palau a costa de Alemania después del final de la Primera Guerra Mundial y la firma del Tratado de Versalles en 1919. A partir de entonces y durante los veinte años siguientes a la posesión de este archipiélago, los japoneses lo fortificaron a conciencia con cinturones defensivos, búnkers en la selva y emplazamientos de artillería o ametralladoras ocultos entre las formaciones de coral, hasta que ya puesta en marcha la Segunda Guerra Mundial entre 1941 y 1944, la protección del lugar recayó en el 1º Batallón de Infantería adscrito 59º Regimiento de Infantería al mando del general Ushio Goto.

Aproximadamente el Imperio Japonés reunió a 1.400 soldados.

Batalla de Angaur

Justo unos días antes de la invasión de la Isla de Angaur, la Flota Estadounidense se presentó ante aquel dominio insular el 12 de Septiembre de 1944. Después de echar anclas y efectuar una labor de tanteo, la jornada del 13 los cruceros iniciaron el bombardeo contra las posiciones defensivas y atrincheramientos del 1º Batallón de Infantería Japonés. No obstante y mientras tenía lugar este descarga de fuego y acero, el destructor USS Perry cometió la imprudencia de aproximarse demasiado a la costa, por lo que colisionó con una mina submarina japonesa que no pudo ser detectada, hundiéndose instantáneamente con la muerte de 40 marineros.

Buques de la Flota Estadounidense bombardeando la Isla de Angaur.

A las 8:00 de la mañana del 17 de Septiembre de 1944, el acorazado estadounidense USS Tennesse, junto con los tres cruceros USS Colombus, USS Denver y USS Cleveland, efectuaron el último bombardeo naval preliminar contra la Isla de Angaur, al tiempo en que los bombarderos en picado Dauntless SBD Douglas del portaaviones USS Wasp II arrojaron sus bombas contra el interior del territorio insular. Una vez los buques dejaron de emitir salvas, los soldados que viajaban en los transportes subieron a las embarcaciones del 726º Batallón de Tractores Anfibios y del 776º Batallón Anfibio Blindado que navegaron prácticamente sin incidentes hasta depositar al 322º Regimiento de Infantería en la “Playa Red”, cuyos hombres se desplegaron por la arena y silenciaron a los pocos morteros enemigos que les hicieron frente. Acto seguido desembarcó el 323º Regimiento de Infantería en la “Playa Blue” que con facilidad expulsó a los escasos defensores, para finalmente tomar tierra el 321º Regimiento de Infantería sobre la “Playa Green 2” y la “Playa Green 3” que por suerte no encontró a ninguna unidad japonesa.

A la caída de la tarde de aquel 17 de Septiembre, las fuerzas de la 323º Regimiento de Infantería avanzaron unos 450 metros hacia el interior partiendo desde la “Playa Blue”, logrando acabar con todos los nidos de ametralladoras que encontraron a su paso. Respecto al 321º Regimiento de Infantería en la “Playa Green 2” y la “Playa Green 3”, los estadounidenses no pudieron apenas moverse e incluso sufrieron el contraataque de soldados japoneses a los que hicieron retroceder a costa de bajas en los dos bandos. Sin embargo al día siguiente, el 18 de Septiembre, la situación mejoró notablemente porque se desatascó la parálisis para el 321º Regimiento de Infantería gracias al desembarco de tanques Sherman que pusieron en fuga a los nipones; aunque durante el proceso hubo un caso polémico de “fuego amigo” porque a las 14:00 horas la aviación embarcada atacó por error a sus propios hombres a los que provocó 53 bajas entre 7 muertos y 46 heridos. No obstante y pese a los retrasos, al atardecer el 321º Regimiento de Infantería rompió las últimas defensas japonesas en el sector y ocupó la aldea de Saipán, algo que facilitó la posterior expansión sobre el resto de la Isla de Angaur, pues el 19 de Septiembre los estadounidenses aseguraron el Lago Salome y entre los días 20 y 30 el 322º Regimiento de Infantería fue aniquilando poco a poco a los 750 nipones en las fortificaciones de la Cota Bowl.

Conclusión

Desde principios de Octubre de 1944, prácticamente casi toda la Isla de Angaur estuvo en manos de Estados Unidos, ya que el caso terreno dominado por los soldados japoneses en el enclave de “Romuldo Hill”, más bien se convirtió en un foco de guerra de guerrillas porque los supervivientes se aprovecharon de unos pocos atrincheramientos en posiciones elevadas y cuevas naturales en la montaña para resistir hasta la muerte. De hecho su papel fue testimonial porque el día 19 el 323º Regimiento de Infantería eliminó uno por uno a los últimos combatientes nipones escondidos y limpió de enemigos “Romuldo Hill”, incluyendo al general Ushio Goto, poniendo fin a la Batalla de Angaur.

Estados Unidos sufrió 1.645 bajas entre 300 muertos (260 soldados y 40 marineros) y 1.354 heridos, además de ser hundido el destructor USS Perry.

Japón sufrió 1.397 bajas entre 1.338 muertos y 59 prisioneros.

Curiosamente la Batalla de Angaur fue una de las más sencillas que libró Estados Unidos contra el Imperio Japonés dentro del contexto de la Guerra del Pacífico y sobretodo desde que había comenzado con las conquistas insulares sobre la inmensidad de Oceanía, popularmente conocidas como los “saltos de rana”. A este triunfo se añadió que con la Isla de Angaur la Fuerza Aérea Estadounidense pudo finalizar un aeródromo el 15 de Octubre de 1944 que sería decisivo para que los bombarderos B-24 Liberator apoyasen al contingente de desembarco del general Douglas MacArthur durante la invasión de las Filipinas.

 

Bibliografía:

-Derrick Wright, Pacific Victory, “With the Army on Angaur”, Sutton (2005), p.127-139
-http://en.wikipedia.org/wiki/Battle_of_Angaur