Ofensiva en Cirenaica

La presencia del Afrika Korps al mando del general Erwin Rommel modificó completamente la Segunda Guerra Mundial en el Norte de África. Hasta ese momento el Imperio Británico había mantenido la iniciativa tras expulsar al Ejército Italiano de la mitad de Libia tras la “Operación Compass”, aunque la llegada de refuerzos traídos por el Tercer Reich a Trípoli, no sólo garantizó la defensa de Tripolitania, sino que además favoreció un contraataque de las fuerzas del Eje que se materializaría en una impresionante victoria sobre Cirenaica.

Fuerzas del Eje

A finales de Marzo de 1941, el general Erwin Rommel del Afrika Korps se hallaba en Berlín donde acababa de ser condecorado con las Hojas de Roble en su Cruz de Caballero tras su exitosa campaña defensiva en Tripolitania. De vuelta al Norte de África y después de haberle prometido el Alto Estado Mayor Alemán (OKW) el envío de la 15ª División Panzer como refuerzo, el veterano militar recorrió las posiciones en Libia para descubrir que la Fuerza del Desierto Occidental (Western Desert Force) se hallaba en una situación de vulnerabilidad debido a que sus guarniciones estaban apenas sin suministros y muy separadas unas de otras. A pesar de que la cautela aconsejaba esperar a reunir un mayor número de tropas porque en aquellos instantes sólo estaban presentes unas pocas unidades alemanas incluyendo al 3rd Batallón de Reconocimiento, el 5º Regimiento Panzer y la 5ª División Ligera, más otras dos italianas contando la 132ª División Blindada “Ariete” y la 17ª División de Infantería “Pavía”; Rommel calculó que a comienzos de Mayo, los británicos habrían mejorado sus fortificaciones, duplicado sus efectivos y erigido muchos más campos de minas, de los cuales sería difícil desalojarles, lo que le llevó tomar la arriesgada decisión de iniciar una ofensiva contra Cirenaica partiendo de El Agheila que adelantó a Abril de 1941.

Afrika Korps:
-132ª División Blindada Italiana “Ariete”
-17ª División de Infantería Italiana “Pavía”
-5ª División Ligera Alemana
-3rd Batallón de Reconocimiento Alemán
-5º Regimiento Panzer Alemán

Fuerzas Aliadas

La Fuerza del Desierto Occidental (Western Desert Force) compuesta por efectivos procedentes de Gran Bretaña, Australia e India, recientemente reconvertida en el XIII Cuerpo Británico del general Richard O’ Connors, jamás barajó la posibilidad de una ofensiva de gran magnitud como la que estaba preparando el Afrika Korps. Las únicas unidades disponibles, la mayoría dispersas, desabastecidas y encima cansadas porque habían tenido que detenerse a reponer fuerzas tras la “Operación Compass” (el resto habían sido enviadas a Grecia), eran la 2ª División Blindada Británica, la 9ª División de Infantería Australiana y la 3ª Brigada Motorizada India.

XIII Cuerpo de Ejército Británico:
-2ª División Blindada Británica
-9ª División de Infantería Australiana
-3ª Brigada Motorizada India

Ataque a Mersa El Brega, Agedabia y Bengasi

Al las 6:30 horas del 31 de Marzo de 1941, comenzó la ofensiva del Afrika Korps cuando la 5ª División Ligera Alemana se lanzó al ataque contra la 2ª División Blindada Británica, apoyada por fuego de artillería y aviación, contra las posiciones de la Commonwealth en Mersa El Brega. Rápidamente las tropas alemanas arrollaron las trincheras enemigas en Maaten Biscer y tomaron el Oasis de Bir Es Suera, antes quedar detenidas a mitad de la jornada por un grupo de fusileros británicos en la Cota del Cementerio y por una batería de artillería que destruyó dos tanques Panzer disparando a 1.400 metros de distancia. No obstante y pese a este breve retraso, a las 19:00 horas de la tarde las débiles fortificaciones inglesas fueron flanqueadas junto a la costa del Mar Mediterráneo gracias a la maniobra de una compañía de ametralladoras alemana, lo que facilitó la reanudación de la marcha y la conquista por parte de las fuerzas del Eje de Mersa El Brega.

El 1 Abril de 1941, las tropas del Afrika Korps irrumpieron masivamente en Cirenaica avanzando sobre un área comprendida entre el Oasis de Bir El Medfun y la localidad árabe de El Gafia. Aunque el general Italo Gariboldi se declaró contrario a este movimiento que hacía peligrar todo el dispositivo del Eje más al sur, el general Erwin Rommel prosiguió adelante a sabiendas de la fragilidad del enemigo. Así fue como distribuyó a sus fuerzas de la siguiente manera: el 3rd Batallón de Reconocimiento Alemán ascendería paralelo al litoral del Mar Mediterráneo; mientras que la 5ª División Ligera y la 132ª División Blindada “Ariete” seguirían a este último de cerca sobre la “Carretera de la Costa” para embolsar al mayor número de tropas en Derna; al mismo tiempo en que el 5º Regimiento Panzer del coronel Friedrich Olbricht progresaría a través del Desierto del Sáhara para atraer al XIII Cuerpo Británico hacia un a trampa.

Tanque Panzer PzkPfw III del Afrika Korps en Libia durante 1941.

La ofensiva del Afrika Korps fue un éxito total porque después de un breve enfrentamiento que dejó cinco tanques A3 ingleses destruidos a costa de cuatro Panzer alemanes, el 2 de Abril los soldados ítalo-germanos entraron triunfales en Agedabia haciendo más de 800 prisioneros británicos. Este suceso provocó tal pánico entre los Aliados, que los ingenieros que operaban en la retaguardia, comenzaron a volar con explosivos los depósitos de gasolina, anegaron los pozos agua y echaron abajo los puentes para evitar que fuesen empleados por el enemigo. De hecho en algunos casos, los ingleses se precipitaron como por ejemplo sucedió al dinamitar antes de tiempo todos los almacenes de suministro de Magrun, lo que obligó al Cuerpo Real de Intendencia (Royal Supplu Corps) a trasladar de urgencia 95.000 litros de combustible a bordo de camiones para que las tropas de vanguardia pudiesen emprender la retirada.

Al amanecer del 3 de Abril de 1941, el general Erwin Rommel tuvo que hacer cambios de última hora debido a que una gran parte del Afrika Korps interrumpió el progreso. Primeramente obligó a la 5ª División Ligera y la 132ª División Blindada “Ariete”, que se habían detenido a causa de ciertas dudas sobre la intransitabilidad de la carreta sobre la que tenían que rodar los tanques, a retomar la marcha apresuradamente (después de que el propio Rommel tomara los mandos de una avioneta Fieseler Fi 156 “Storch” con la que sobrevoló el terreno y descubrió que era perfectamente circulable); y luego ordenó que los escasos vehículos con combustible, fuesen convertidos en unidades volantes que efectuasen viajes de ida y vuelta transportando gasolina desde la retaguardia. Gracias a estas medidas, el Afrika Korps avanzó ocupando el puerto de Zuetina, la aldea de Sidi Saleh y la posición de Beda Fomm, antes de que los soldados del 3rd Batallón de Reconocimiento Alemán entrasen triunfales en el puerto de Bengasi.

Batalla de Mechili

La mañana del 4 de Abril de 1941, el Afrika Korps partió del puerto de Bengasi en dirección hacia el este, mientras las fuerzas que todavía estaban retrasadas en el sur se apoderaban de Ghemines, Soluch y el Wadi El Gattara. A pesar de que inicialmente el contingente principal integrado por la 5ª División Ligera tomó la aldea árabe de Benina, ésta resultó frenada en el Paso de El Regima tras una serie de escaramuzas contra pelotones británicos aislados, debido a que la mayor parte de los oficiles pensó que se trataba de un conglomerado de efectivos mucho mayor. Curiosamente el general Erwin Rommel en persona tuvo que desmentir este idea después de volar sobre las posiciones del oponente pilotando su avioneta Fieseler Fi 156 “Storch” y contemplando para su alivio que los únicos enemigos presentes eran unidades muy pequeñas. Fue entonces cuando se aproximó con su aparato a una de sus columnas y les lanzó un papel desde la ventanilla con un mensaje que decía lo siguiente: “Si no empiezan a moverse, bajo. Rommel”. El papel surgió el efecto esperado porque al poco tiempo las tropas ítalo-germanas superaron el Paso de El Regima y ocuparon El Abiar.

A partir del 5 de Abril de 1941, las cosas se complicaron realmente para los Aliados porque el Afrika Korps recorrió grandes distancias en una maniobra de tenaza que se coordinó del siguiente modo: el 3rd Batallón de Reconocimiento Alemán progresó por la “Carretera de la Costa”, la 90ª División Ligera penetró hacia el interior de Cirenaica a la altura de Charruba y los italianos de la 132ª División Blindada “Ariete” atravesaron más al sur el Desierto del Sáhara después de haber abarcado una enorme distancia entre Maaten El Gara y el Oasis de Bir Ben Gania que les llevó a las 21:00 horas a ocupar el Oasis de Bir Tengeder. Aquel espectacular avance, produjo una congestión de tráfico entre los vehículos en retirada de la 2ª División Blindada Británica, la 9ª División de Infantería Australiana y la 3ª Brigada Motorizada India que retrasó la evacuación y además facilitó a los alemanes no encontrar ningún tipo de oposición a la hora de conquistar las ciudades de Msus y Cirene el 6 de Abril, más las aldeas de Tecnis, Marawa, Slonta, Apolonia y Giovanni Berta, así como capturar con vida a los generales británicos Richard O’Connor y John Combe que fueron hechos prisioneros cuando circulaba al lado de una columna del Afrika Korps. De hecho a la caída de la noche, la 5ª División Ligera procedente de Ben Gania alcanzó la ciudad de Mechili desde el norte, al mismo tiempo en que la 132ª División Blindada “Ariete” lo hacía desde el sur, dejando atrapada en su interior a la 2ª División Blindada Británica y a la 3ª Brigada Motorizada India.

Soldados italianos de élite del cuerpo “Bersaglieri” tras haber capturado numeroso material británico durante la Batalla de Mechili.

A las 2:00 horas de la noche del 7 de Abril de 1941, la columna del 5º Regimiento Panzer que avanzaba en vanguardia al mando del coronel Friedrich Olbricht se quedó sin gasolina e informó a Rommel de que no podía continuar con la marcha a Mechili hasta que no se solucionase el problema de escasez. Urgentemente, el general decidió enviarle ayuda reuniendo 35 latas de carburante que fueron transportadas sobre el desierto. Lamentablemente el convoy sufrió todo tipo de retrasos: primeramente los conductores tuvieron que zafarse de un encuentro con vehículos británicos y luego no encontraron el lugar de reunión con el 5º Regimiento Panzer. Muy enfadado por aquellos errores, Rommel tuvo que partir en su búsqueda volando a bordo de su avioneta Fieseler Fi 156 “Storch” (esta acción casi le costó su carrera porque estuvo a punto de aterrizar junto a una patrulla inglesa que confundió con otra alemana), hasta que finalmente encontró a la columna de socorro para transmitirle las coordenadas exactas del resto de efectivos del 5º Regimiento Panzer. Gracias a esta acción, todo el Afrika Korps pudo reanudar el progreso y ocupar el puerto de Derna la medianoche del 7 al 8 de Abril, poniendo a continuación en retirada a la 9ª División de Infantería Australiana de Matuba, Bomba, Tmimi, Gazala y Acroma hasta obligar a los australianos a refugiarse en Tobruk.

El 8 de Abril de 1941 comenzó la Batalla de Mechili cuando la 5ª División Ligera y la 132ª División Blindada “Ariete” asaltaron a la 2ª División Blindada Británica y la 3ª Brigada Motorizada India que aguardaban atrincheradas en la ciudad. Milagrosamente las tropas inglesas resistieron en sus posiciones y además contraatacaron cargando a la bayoneta contra 400 soldados italianos que pusieron en desbandada, lo que facilitó a la unidad emprender la evacuación tomando la ruta occidental del desierto. No obstante y pese a esta inteligente estratagema, el propio Rommel que se encontraba volando su avioneta Fieseler Fi 156 “Storch”, descubrió la maniobra y advirtió al 5º Regimiento Panzer del coronel Friedrich Olbricht que acababa de llegar a Mechili acerca de los nuevos movimientos del enemigo, lo que favoreció a las fuerzas del Eje tender una emboscada a los anglo-indios con varios tanques Panzer y tropas italianas de élite del cuerpo de los “Bersaglieri” que prácticamente aniquilaron a los últimos restos de la 2ª División Blindada Británica que desapareció para siempre y parcialmente a la 3ª Brigada Motorizada India que escapó hacia El Adem, haciéndose durante el encuentro un total de 1.800 prisioneros, entre los que se contabilizaron los generales Philipe Neame y Michael Gambier-Parry.

Conclusión

Oficialmente el 9 de Abril de 1941, el Afrika Korps alcanzó la frontera con Egipto y dio por concluida la campaña de Cirenaica. Hasta ese momento, el contingente ítalo-alemán dirigido por el general Erwin Rommel había vencido a los Aliados y había recuperado el terreno perdido en la “Operación Compass”, haciendo que toda Libia volviese a pasar a manos del Eje.

Los Aliados sufrieron 3.000 bajas entre 300 muertos y 2.700 prisioneros (incluyendo 4 generales), más la destrucción de 100 tanques.

El Eje sufrió unas bajas mínimas.

Contra todo lo esperado por los Aliados Occidentales, la llegada del Afrika Korps en ayuda del Ejército Italiano revirtió de forma repentina toda la contienda en el Norte de África a mediados de 1941. Desde entonces, el general Erwin Rommel que pronto sería denominado por sus enemigos como el “Zorro del Desierto”, se convertiría en una de las mayores pesadillas del Imperio Británico durante la Segunda Guerra Mundial.

 

Bibliografía:

-David Fraser, Erwin Rommel el Zorro del Desierto. “Capítulo 11 Girasoles en África”, Esfera de los Libros (2004), p.265-272
-Erwin Rommel, Memorias. “Capítulo VI Primer periodo de la guerra en África”, Altaya (2008), p.111-123
-Editores de S.A.R.P.E., Crónica Política y Militar de la Segunda Guerra Mundial, “Rommel restablece el equilibrio en el frente de África del Norte”, S.A.R.P.E. (1978), p.460-461
Julian Shales, La Ofensiva de Rommel hasta Tobruk, Revista Desperta Ferro Contemporánea Nº25 (2018), p.12-21