Zrinyi

Nombre: Zrinyi
Nacionalidad: Hungría
Compañía: Weisz Manfréd
Motor: Manfred Weiss V de 8 cilindros a 263 CV
Longitud: 5’ 68 m
Anchura: 2’ 99 m
Altura: 2’ 33 m
Blindaje: 13-75 mm
Autonomía: 220 km
Velocidad: 43 km/h
Peso: 21′ 6 toneladas
Tripulación: 4
Armamento: Un cañón Mávag 40/43M de 105 mm
Historia:

El Zrinyi tuvo su origen en la necesidad de Hungría de poseer un cazacarros similar al Stug que tantos buenos resultados estaba reportando a Alemania durante la Segunda Guerra Mundial en el Frente Oriental. Así fue como el Ministerio de Defensa de Budapest, encargó a la compañía Weisz Manfréd en 1942 el diseño de un cañón de asalto que llevara el honorable nombre del Conde Miklós Graf Zrinyi, héroe de la Batalla de Szigetvár contra el Imperio Otomano que fue decapitado por los turcos en 1566.

Tanque húngaro Zrinyi.

El tanque Zrinyi fue fabricado a partir del chasis de un carro Turán al que se añadió una cabina de silueta baja que aportaba al conjunto poco más de 2 metros de altura, cinco metros de largo y tres metros de longitud, capaz de alcanzar los 43 kilómetros por hora de velocidad gracias a un motor Manfred Weiss V de 8 cilindros a 263 caballos de vapor y una suspensión de nueve ruedas y dos ejes de cadenas. Bautizada la primera y única serie como Zrinyi I, al carro se le insertó en el casco un obús Mávag 40/43M L.20.5 de 105 milímetros con 42 proyectiles, el cual tuvo que ser acoplado mediante la apertura de 600 milímetros más de espacio en el interior. Hubo incluso una segunda versión denominada Zrinyi II con un cañón 43M de 75 milímetros, aunque los ingenieros jamás llegaron a construirlo, por lo que únicamente se centraron en las 71 unidades que salieron de fábrica.

Soldados húngaros sobre un cazacarros Zrinyi.

A mediados de Agosto de 1943 los primeros tanques Zrinyi del Ejército Húngaro fueron desplegados en la Unión Soviética para tormar partido en la defensa de Ucrania y los Cárpatos. Al año siguiente, en 1944, algunos Zrinyi destacaron su poder destructor en las emboscadas contra los tanques soviéticos T-34 en la Batalla de Debrecen, así como en la lucha contra los partisanos en Eslovaquia durante el Levantamiento Nacional Eslovaco. Incluso Rumanía que se acababa de cambiar al bando de los Aliados, tuvo la ocasión de emplear un carro Zrinyi tras haberlo capturado a los húngaros en la campaña por Transilvania. También desde 1945 los Zrinyi intentaron resistir al asedio del Ejército Rojo sobre la capital de Budapest y participaron en la última ofensiva del Eje sobre Hungría durante la Batalla del Lago Balatón, en donde las últimas unidades fueron destruidas antes del finalizar la Segunda Guerra Mundial.

 

Bibliografía:

-Antonio García Palacios, La Batalla del Lago Balatón. El final de las Waffen-SS, “Zrinyi II”, HRM Ediciones (2015), p.29
-https://en.wikipedia.org/wiki/43M_Zrinyi