Vickers 6-Ton

Nombre: Vickers 6-Ton
Nacionalidad: Gran Bretaña
Compañía: Vickers
Motor: Armstrong Siddeley Puma de 4 cilindros a 95 CV
Longitud: 4′ 88 m
Anchura: 2′ 41 m
Altura: 2′ 16 m
Blindaje: 19 mm
Autonomía: 165 km
Velocidad: 35 km/h
Peso: 7′ 3 toneladas
Tripulación: 3
Armamento: Cañón QFSA de 37 mm y dos ametralladoras Vickers de 7’7 mm
Historia:

El Vickers 6-Ton fue uno de los escasos tanques multitorre al servicio del Reino Unido en el siglo XX. Aunque originalmente fue pensado para acompañar a las tropas de infantería del Ejército Británico, la mayoría de estos carros terminarían siendo vendidos al extranjero para tomar partido en muchos conflictos, incluyendo la Segunda Guerra Mundial.

Desarrollo:

La idea del Vickers 6-Ton nació de los ingenieros John Carden y Vivian Loyd que trabajando bajo un contrato con la Compañía Vickers, fabricaron una tanqueta compuesta por un débil blindaje que variaba entre los 5 y 13 milímetros y una velocidad de 35 kilómetros por hora en carretera gracias a su motor Armstrong Siddeley Puma de 4 cilindros a 95 caballos de vapor. Sin embargo y a pesar de su apariencia estándar a la de otros carros, el conjunto destacó por dos pequeñas torretas con ametralladoras Vickers de 7’7 milímetros que conformaron la variante Vickers 6-Ton A, o a veces con un cañón QFSA de 37 milímetros que comprendió la versión del Vickers 6-Ton B.

Tanque multitorre británico Vickers 6-Ton.

Etapa de Entreguerras:

Reino Unido comenzó a operar con los Vickers 6-Ton como tanque de entrenamiento o instrucción para maniobras del Ejército Británico, hasta que otros países acabaron interesándose por este modelo de la Compañía Vickers. Así fue como por ejemplo Turquía compró dieciséis Vickers 6-Ton, la Unión Soviética quince, Canadá doce, Bulgaria ocho, Portugal dos y Grecia otros dos (siendo precisamente estos últimos los primeros carros del Ejército Griego).

 

Carro Vickers 6-Ton del Ejército Portugués.Oficialmente el bautismo de fuego del Vickers 6-Ton tuvo lugar en la Guerra del Chaco entre Bolivia y Paraguay entre 1932 y 1935, cuando el Ejército Boliviano utilizó a cuatro de estos tanques contra el Ejército Paraguayo, siendo tres de los blindados destruidos y uno capturado por los soldados paraguayos (quienes lo pusieron operativo y lo emplearon contra sus antiguos dueños). También en la Guerra Civil Española de 1936, la España Nacional compró un Vickers 6-Ton que luchó contra la España Republicana; mientras que en la Segunda Guerra Sino-Japonesa, la China del Kuomintang adquirió veinte Vickers 6-Ton que combatieron al Imperio Japonés durante la Batalla de Shangai, resultando la mayoría pulverizados durante una carga paralela al Río Huangpu entre el Barrio de Yangshupu y las Delegaciones Internacionales.

Segunda Guerra Mundial:

Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial en Septiembre de 1939, el Ejército Polaco peleó con 38 tanques Vickers 6-Ton que en su totalidad resultaron destruidos durante la invasión conjunta de Alemania y la Unión Soviética. Acto seguido, en la Guerra de Invierno de 1939 a 1940, también Finlandia compró un lote de 33 carros Vickers 6-Ton que contribuyeron a la defensa del Istmo de Carelia, consiguiendo pulverizar un gran número de tanques soviéticos al Ejército Rojo.

Grupo de tanques thailandeses Vickers 6-Ton junto a su tripulación durante la Guerra Franco-Thailandesa.

El Ejército Británico solamente utilizó a cuatro Vickers 6-Ton durante la invasión de Alemania a Bélgica en Mayo de 1940 (a pesar de que eran de producción nacional), siendo todos destruidos tras producirse la evacuación del puerto de Dunkerque. También Thailandia durante la Guerra Franco-Thailandesa de 1940 a 1941, empleó a treinta Vickers 6-Ton que combatieron contra la Legión Extranjera Francesa en la jungla sobre las fronteras de Laos y Camboya. Finalmente, los últimos Vickers 6-Ton se batieron durante la Guerra de Continuación entre Finlandia y la URSS, hasta que finalmente en 1942 el Ejército Finlandés los retiró del servicio activo. Hasta ese momento se habían fabricado 153 unidades de Vickers 6-Ton, que pese a su inferioridad técnica, dentro de sus posibilidades se desenvolvieron muy bien en el complicado contexto tecnológico de la Segunda Guerra Mundial.

 

Bibliografía:

-Francisco Martínez, Los carros ligeros con torres gemelas, Revista Serga Nº94 (2015), p.50-53
-http://en.wikipedia.org/wiki/Vickers_6-Ton