Thompson

El subfusil Thompson fue sin duda la “metralleta” más famosa de todo el siglo XX. Popularmente conocida por ser el arma por excelencia de la Mafia de Chicago y los Departamentos de Policía de Estados Unidos, pronto se extendería a todos los escenarios de la Segunda Guerra Mundial e incluso más allá de la Guerra Fría.

El nacimiento del subfusil durante la Primera Guerra Mundial forzó a Estados Unidos a adquirir un arma corta de este tipo, sobretodo a raíz de que Alemania tomase la delantera al resto de contendientes inventando el MP-18 que tan buenos resultados dio en las trincheras del Frente Occidental. Fue así como el oficial John Taliaferro Thompson se puso a trabajar en 1917 para crear un modelo similar al alemán que bautizó con su propio apellido de Thompson y que no estaría concluido hasta el año 1919, ya después de finalizada la Gran Guerra con la victoria de Norteamérica.

Subfusiles Thompson. Arriba: Modelo M1921. Abajo: Modelo M1.

Subfusiles Thompson. Arriba: Modelo M1921. Abajo: Modelo M1.

Bajo el nombre de Thompson M1919, la empresa Auto Ordenance-Company presentó para el Departamento de Policía de Nueva York un lote de 40 unidades de este subfusil, vulgarmente denominado “metralleta”, que carecía de culata y que disparaba 1.500 balas por minuto, pero que era muy complejo de fabricar debido al gran número de piezas necesarias para su montaje. No sería hasta 1921, con el surgimiento del Thompson M1921, cuando otras instituciones del Gobierno de Estados Unidos comenzaron a interesarse por el arma después de que el oficial John Taliaferro Thompson viajase por todo el país intentando promocionar su invento. El nuevo Thompson disponía de culata, mira en la bocacha y un guardamanos con mango para evitar tocar el cañón que estaba al descubierto. Pesaba 4’4 kilogramos, tenía un alcance de 50 metros y disponía un cargador de tambor de 50 a 100 cartuchos con munición 45ACP con cadencia para 900 disparos por minuto. Sin embargo no fueron las únicas mejoras porque posteriormente surgirían los modelos Thompson M1928 y Thompson M1 que suprimirán el guardamanos por una carcasa inferior recubierta y el tambor por un cargador horizontal mucho más cómodo, así como una cubierta para el cañón, un bípode de sujeción y un sistema de retroceso más innovador.

Tan barato era el coste de producción del Thompson con sólo 20 dólares por unidad que a partir de 1928 los pedidos fueron incrementándose primero por los diferentes Departamentos de Policía de Estados Unidos; y luego por otras instituciones entre las que se incluyeron la Guardia Nacional y el FBI. Simultáneamente el Thompson se convirtió en el arma favorita de la Mafia de Chicago y otros gángsters de Nueva York, Boston, Los Ángeles, etcétera, las cuales se hicieron famosas por uso en la Masacre de Kansas y la Matanza de San Valentín. Precisamente, el popular mafioso Al Capone y su escolta personal siempre utilizaban Thompson en sus acciones; exactamente igual que la Policía Federal a la hora de realizar sus redadas, por lo que eran muy frecuentes los tiroteos y asaltos callejeros entre este mismo tipo de armas que muy pronto fueron bautizadas como “Máquinas de Escribir de Chicago” por el sonido de sus disparos. De hecho, gracias a su cadencia y poder devastador, pronto el Ejército Estadounidense (US Army) y la Flota Estadounidense (US Navy) adquirieron el Thompson en sus arsenales; además de importarse a otros países de América como hicieron los Departamentos de Policía de Canadá, Colombia, República Dominicana y Haití.

Batallón de tropas chinas con Thompson del Partido Comunista durante la Segunda Guerra Sino-Japonesa al norte de China.

Batallón de tropas chinas con Thompson del Partido Comunista durante la Segunda Guerra Sino-Japonesa al norte de China.

A comienzos de 1930 el subfusil Thompson fue expandiéndose a fronteras internacionales en conflicto. Por ejemplo en Irlanda el grupo armado Ejército Republicano Irlandés (IRA) lo adoptó para cometer ataques contra las fuerzas del Gobierno del Sinn Fein y el Ejército Británico en el Ulster. Al mismo tiempo en las Guerras Bananeras de Nicaragua, los Thompson fueron ampliamente utilizados por el Ejército Nicaragüense y el Cuerpo de Marines (US Marine Corps) que acudió en su auxilio. No obstante su mayor uso tuvo lugar en China por parte del Ejército del Kuomintang primeramente contra los “señores de la guerra” en la provincia de Shanxi y luego contra el Ejército Imperial Japonés en Taiyuán durante la Segunda Guerra Sino-Japonesa de 1937. También el Partido Comunista Chino al mando de Mao Tse-Tung dispuso de un gran arsenal de Thompson tanto para enfrentarse al Kuomintang en la Guerra Civil China, como para defender su patria cuando se produjo la invasión de Japón.

Con el estallido de la Segunda Guerra Mundial en Europa entre Alemania y los Aliados, a partir de 1940 Reino Unido adquirió grandes lotes de subfusiles Thompson y licencia para fabricar su propia versión en las industrias de Birmingham. Simultáneamente en América los permisos para incrementar la producción de Thompson se ampliaron a la empresa Colt, sobretodo desde que en 1941 las amenazas de las potencias del Eje sobre Estados Unidos fueran inminentes y de que la Ley de Préstamos y Arriendos firmada por el Presidente Franklin Delano Roosevelt con países beligerantes como la Unión Soviética, Canadá, Australia o Nueva Zelanda, obligase a vender el subfusil en grandes cantidades para el extranjero.

Soldados australianos de la 9ª División de Infantería en Tobruk equipados con Thompson.

Soldados australianos de la 9ª División de Infantería en Tobruk equipados con Thompson.

Al producirse el ataque de Japón sobre Estados Unidos en Pearl Harbor la mañana del 7 de Diciembre de 1941, muchos de los marineros que protegían los barcos subieron a cubierta armados con Thompson para defenderse infructuosamente de los aviones que les bombardeaban. Sería a partir de este acontecimiento cuando el Thompson se convirtió desde 1942 en un arma característica de los Aliados que siguió al Ejército Filipino durante la agresión japonesa a las Filipinas, al Ejército Holandés en la ocupación nipona de las Indias Orientales Holandesas y al Ejército Anglo-Indio en las retiradas de Malasia, Singapur y el Sudeste Asiático en general. Simultáneamente en África el Ejército Británico dio buen uso del Thompson en la Batalla de El-Alemein y posteriormente junto al Ejército Estadounidense en la invasión de Túnez. También fue decisivo su empleo en la Unión Soviética cuando el Ejército Rojo adquirió un importante lote del subfusil, así como por las tropas australianas y neozelandesas en las campañas de Nueva Guinea y el Mar Mediterráneo, incluso Brasil al comprar un destacable arsenal con el que el Ejército Brasileño combatió en Italia.

Infantería Naval Soviética con Thompson en el Frente Oriental.

Infantería Naval Soviética con Thompson en el Frente Oriental.

Durante toda las campañas del Frente Occidental y el Frente Pacífico, el Thompson acompañó siempre a los Aliados en todas las grandes operaciones de 1943, 1944 y 1945. Especialmente valorado fueron los Thompson en medios de jungla tropical o abundante vegetación, ya que tanto las tropas estadounidense del Cuerpo de Marines como los comandos británicos “Chindits” lo tuvieron más fácil con estos subfusiles capaces de penetrar hojas, ramajes e incluso troncos de árboles pequeños, lo que hacía muy vulnerables a los japoneses y a sus cascos que podían perforar a escasa distancia. También el Thompson se convirtió en un arma clásica de los movimientos liberadores de resistencia, grupos de guerrilleros y formaciones partisanas comunistas en Yugoslavia, Grecia, Polonia, Francia y Bélgica. Incluso las potencias del Eje como Alemania, Italia y Japón robaron numerosos Thompson a los soldados enemigos muertos y las incorporaron a sus propios arsenales.

Marine apuntando con un subfusil Thompson durante la Batalla de Okinawa.

Marine apuntando con un subfusil Thompson durante la Batalla de Okinawa.

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, el Thompson fue utilizado en todos los conflictos inmediatos. Por ejemplo el Ejército Republicano Indonesio obtuvo un gran arsenal de Thompson con los que combatió a los Países Bajes durante la Guerra de Independencia Indonesia de 1945 a 1949, lo mismo que Israel contra la Liga Árabe durante la Guerra Árabe-Israelí de 1948 o la Gendarmería Helena durante la Guerra Civil Griega de 1945 a 1949. También en la Guerra de Corea de 1950 a 1953, Corea Sur se enfrentó a Corea del Norte con Thompson en su equipamiento; exactamente igual que durante la Guerra de Vietnam de 1965 a 1973 hicieron tanto Vietnam del Norte como Vietnam del Sur.

Superados los dos tercios del siglo XX, el subfusil Thompson continuó siendo utilizado en diversos cuerpos policiales de Estados Unidos, así como por los Carabineros (Carabinieri) en Italia, además de por diversas fuerzas del orden en la República Federal Alemana, Portugal, Suecia, Albania, Luexemburgo, Malasia y Egipto. Más adelante Turquía adquirió Thompson con los que luchó durante la invasión de Chipre de 1974; mientras que Croacia combatió con estas armas durante las Guerras Yugoslavas de 1990 a 1995 contra Serbia y Bosnia. Fue así, como tendría que esperarse hasta comienzos del siglo XXI, para que finalmente el Thompson fuese retirado del servicio tras casi 80 años de acción.

 

Bibliografía:

-Ismael López Domínguez, El Subfusil Thompson, WWGP Magazine Nº11 (2016), p.3-4
-https://en.wikipedia.org/wiki/Thompson_submachine_gun