T-35

Nombre: T-35
Nacionalidad: Unión Soviética
Compañía: OKMO
Motor: Mikulin M-17 V-12 de 12 cilindros a 500 CV
Longitud: 9′ 72 m
Anchura: 3′ 20 m
Altura: 3′ 43 m
Blindaje: 30 mm
Autonomía: 150 km
Velocidad: 30 km/h
Peso: 42 t
Tripulación: 11
Armamento: Tres cañones (uno de 76’2 mm y dos de 45 mm) y cinco ametralladoras de 7’62 mm
Historia:

La extraña forma del T-35 convirtió a este tanque en uno de los más extraños de la Segunda Guerra Mundial. Al servicio de la Unión Soviética, este monstruoso blindado de cinco torres causó verdadero pavor psicológico en el enemigo, aunque su empleo en combate fue más bien mediocre durante su breve participación en el Frente Oriental.

Desarrollo:

El T-35 ideado por la Compañía OKMO que era propiedad del Estado Soviético, inventó el 1 de Julio de 1932 un tanque que se caracterizaba por su gran longitud de más de 9 metros, así como por sus cinco torretas distribuidas de la siguiente manera: una central más grande y elevada con un cañón KT de de 76’2 milímetros, dos traseras con dos piezas de 20-K de 20 milímetros y dos delanteras más pequeñas con dos ametralladoras DT de 7’62 milímetros, más otras otras tres repartidas de manera desigual. A pesar de esta evidente potencia de fuego, el carro tuvo otros aspectos muy negativos como su elevado peso de 42 toneladas a raíz de sus 30 milímetros de blindaje que únicamente le permitían circular a 30 kilómetros por hora (a pesar de su motor Mikulin M-17 V-12 de 12 cilindros a 500 caballos de vapor), además de un espacio muy reducido para sus once tripulantes.

Tanque multitorre soviético T-35.

Solamente fueron construidos un total de 61 tanques T-35 desde que la Compañía OKMO recibió autorización del Ejército Rojo el 11 de Agosto de 1933. El primer lote de veinte unidades fue diseñado por la Fábrica de Locomotoras de Kharkov en 1933, el segundo contingente de treinta y cinco por la Fábrica OKMO de Leningrado en 1935 y la última de seis en 1938. Curiosamente todos estos carros fueron estacionados en el distrito militar de Moscú como parte de la 5ª Brigada Blindada Pesada, los cuales tomarían parte en el Desfile del 1 de Mayo de 1939 coincidiendo con el Día del Trabajo.

Segunda Guerra Mundial:

Oficialmente el bautismo de fuego de los T-35 tuvo lugar durante la invasión de la Unión Soviética a Polonia el 17 de Septiembre de 1939, aunque apenas tuvieron una participación directa como consecuencia del rápido colapso del Ejército Polaco. De hecho los T-35 tendrían que esperar hasta la Guerra de Invierno contra Finlandia entre 1939 y 1940, donde demostraron ser unos excelentes batidores de posiciones fijas gracias al fuego de sus cinco torres, resultando solamente uno de estos tanques destruido a causa de una mina excavada en la tierra por zapadores del Ejército Finlandés.

Vista superior trasera de un T-35 soviético con sus múltiples torretas.

Cuando Alemania invadió la Unión Soviética el 22 de Junio de 1941 durante la “Operación Barbarroja”, había 51 blindados T-35 operativos en el VIII Cuerpo Mecanizado de Ucrania. A pesar de que estos carros consiguieron destruir entre el 25 y 28 de Junio algunos tanques alemanes Panzer tras un contraataque el sector de Duvno, el día 7 de Julio un total de 43 unidades de T-35 fueron aniquiladas en Brody. Respecto a los escasos T-35 supervivientes, participarían en la Batalla de Moscú a finales de 1941, siendo la mayor parte de estos pulverizados por el Ejército Alemán. Curiosamente sólo un T-35 sobreviviría a la Segunda Guerra Mundial que sería expuesto en el Museo Militar de Tanques de Kubinka.

 

Bibliografía:

-Editores de FOW, Rising Sun. Russia’s Wars with Japan and Finland 1939-1940, “T”35 Brealthrough Tank, Battlefront (2013), p.50
-Francisco Martínez, Los grandes carros multitorre soviéticos, Revista Serga Nº94 (2015), p.62-64
-http://en.wikipedia.org/wiki/T-35