T-100

Nombre: T-100
Nacionalidad: Unión Soviética
Compañía: Departamento de Diseño Mecánico Experimental (OKMO)
Motor: V-12 GAM-34BT
Longitud: 8′ 38 m
Anchura: 3′ 4 m
Altura: 3′ 42 m
Blindaje: 60 mm
Autonomía: 120 km
Velocidad: 30 km/h
Peso: 58 toneladas
Tripulación: 8
Armamento: Un cañón L-11 de 76’2 mm, un cañón M1932 de 45 mm y cuatro ametralladoras DT de 7’62 mm
Historia:

El T-100 fue uno de los tanques más grandes construidos por la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial. Famoso por su enorme tamaño y porque sólo dos unidades salieron de las factorías, su papel resulto muy limitado tanto en la Guerra de Invierno como la “Operación Barbarroja”.

Desarrollo:

La Unión Soviética había adquirido un alto grado de interés por los tanque multitorre durante la primera mitad del siglo XX, especialmente tras los exitosos blindados T-26 y T-35. Basándose en este tipo de modelos, el Ejército Rojo optó por diseñar un carro de grandes dimensiones con funciones muy similares a los que bautizó como T-100 y de los que únicamente se construyeron dos unidades debido a su fracaso en el campo de batalla.

Tanque soviético T-100.

La Planta Obukhovski del Departamento de Diseño Mecánico Experimental (OKMO) fue la empresa estatal que produjo los dos T-100 en la Fábrica Kirov de Leningrado. Se trató de dos grandes moles de 8 metros de longitud, suspendidas por barras de torsión y con un blindaje suficiente para resistir proyectiles de 45 milímetros a 1.200 metros de distancia; siendo su armamento principal dos torretas (una frontal pequeña y una trasera más grande y elevada) que se equipaban la primera con un cañón L-11 de 76’2 milímetros y la segunda con un cañón M1932 de 45 milímetros, además de haber cuatro ametralladoras DT de 7’62 milímetros distribuidas irregularmente por todo el conjunto, lo que convirtió a esta pareja de tanques en unos enemigos formidables y fáciles de construir.

Segunda Guerra Mundial:

Oficialmente los dos tanques T-100 recibieron su bautismo de fuego en la Guerra de Invierno de 1939 a 1940 que liberaron Finlandia y la Unión Soviética, formando parte del 91st Batallón Blindado que estaba adscrito a la 20ª Brigada Blindada Soviética. Durante este conflicto, ambos T-100 cruzaron la frontera con Carelia y tras romper el frente sobre una zona de 41 búnkers enemigos cerca de Viipuri, se vieron forzados a retirarse después de tener lugar un contraataque del Ejército Finlandés en un episodio que se conoció como la Batalla de Summa.

Vista lateral del tanque T-100.

Con la invasión de Alemania a la Unión Soviética dentro del contexto de la “Operación Barbarroja” en 1941, los dos tanques T-100 combatieron en el Frente del Este, demostrando ser muy inferiores a los blindados del Ejército Alemán por culpa de su lentitud y gran tamaño que los convirtieron en un blanco fácil. A raíz de esta serie de inconvenientes, ambos blindados fueron retirados del servicio por su obsolencia, aunque uno de los T-100 participó en la Batalla de Moscú entre 1941 a 1942 (antes de su desguace definitivo).

 

Bibliografía:

-Francisco Martínez, Carros Multitorre. Gigantes de Acero. Los Últimos Proyectos Soviéticos, Revista Serga Nº96 (2015), p.50-52
-https://en.wikipedia.org/wiki/T-100_tank