Sturmtiger

Nombre: Sturmtiger
Nacionalidad: Alemania
Compañía: Alkett
Motor: Maybach HL 230 P45 de 12 cilindros en V a 700 CV
Longitud: 6′ 28 m
Anchura: 3′ 57 m
Altura: 2′ 85 m
Blindaje: 25-100 mm
Autonomía: 120 km
Velocidad: 38 km/h
Peso: 65 toneladas
Tripulación: 5
Armamento: Un mortero Gërat 562 de 380 mm y una ametralladora MG-34 de 7’92 mm
Historia:

El concepto de «mortero autopropulsado» fue un arma revolucionaria que Alemania introdujo en considerables cantidades durante la Segunda Guerra Mundial. Básicamente se trató de tanques que en lugar de un cañón en la torreta albergaran grandes morteros pensados para batir posiciones fijas y edificaciones en entornos urbanos, tal y como ocurrió con el modelo más blindado de este tipo que fue el temido Sturmtiger, cuyo empleo operativo resultó letal en los años finales de la contienda entre 1944 y 1945.

Desarrollo:

Durante la etapa de la «Guerra Relámpago» o «Blitzkrieg» el Ejército Alemán había contado con numerosos morteros autopropulsados en sus filas como los modelos Sturmpanzer y Brümmbar. Lamentablemente después del desastre en la Batalla de Stalingrado, donde se había demostrado que los tanques convencionales como el Panzer eran muy vulnerables en escenarios callejeros, se decidió fabricar un nuevo tipo de carro mucho más pesado y letal que los anteriores para echar abajo edificios o búnkers desde grandes distancia sin necesidad de exponer al blindado o a sus tripulantes, algo a lo que Adolf Hitler accedió el 20 de Octubre de 1943 cuando la Compañía Alkett le presentó el Sturmtiger.

Mortero pesado Sturmtiger.

El Sturmtiger en sus orígenes era el chasis de un tanque Tiger con 100 milímetros de coraza al que se le suprimió la torreta para añadírsele una casamata construida a base de grandes planchas de acero soldadas, cuya transmisión se basaba en dieciséis ruedas sin banda de caucho en barras de torsión que aliviaban la sobrecarga mediante cuatro amortiguadores hidráulicos en casquillos cerrados en las cadenas de 725 milímetros con las que podía mover el conjunto de 65 toneladas a 38 kilómetros por hora en carretera y a 16 kilómetros por hora en terreno difícil durante una autonomía de 120 kilómetros gracias a un motor de hierro colado Maybach HL 230 P45 a 700 caballos de vapor. Sin embargo lo más característico del carro era el enorme mortero pesado Gërat 562 que en un principio fue pensado como lanzador de cargas de cargas de profundidad para embarcaciones antisubmarinas, ya que con dicha boca punteada con 31 salidas de gases podía disparar 14 proyectiles de 380 milímetros (doce en el interior, uno en la plataforma y otro en el tubo que se subían mediante una mini-grúa) a 5.900 metros de distancia capaces de perforar el hormigón y otros objetivos de considerable grosor, además de poseer los cinco tripulantes una defensa consistente en una ametralladora MG-34 con 1.500 balas.

Segunda Guerra Mundial:

Solamente fueron producidos por la Fábrica Alkett un total de 18 unidades de Sturmtiger que siempre solían operar en pelotones de dos carros y en baterías de seis (tres equipos de dos), siendo su primer bautismo de fuego en Polonia durante el Levantamiento de Varsovia. Una vez en la capital polaca el 20 de Agosto de 1944, los Sturmtiger batieron con sus morteros desde la Calle Sucha, la Calle Nº6 y las ruinas del Gueto de Varsovia diversos objetivos como el Barrio de Sadyba, el Hospital San Lázaro y las Calles Przemyslowa, Fabryczna, Maczna y Ksiazeca, donde provocaron auténticos destrozos en la ciudad y sepultaron vivos a muchos guerrilleros de la Resistencia Polaca.

Tanque británico Sherman pasando junto a un mortero autopropulsado Sturmtiger capturado por el Ejército Estadounidense.

A finales de Agosto de 1944 los Sturmtiger fueron enviados a sofocar el Levantamiento de París, aunque la rápida llegada del Ejército Francés Libre los obligó a dar media vuelta para retirarse a Bélgica y a la frontera occidental de Alemania; tomando algunos parte en la Batalla de las Ardenas de Diciembre y demostrando su eficacia a la hora de disparar sobre grandes concentraciones de tropas enemigas, ya que sus proyectiles mataron a numerosos soldados del Ejército Estadounidense. A partir de 1945 los Sturmtiger defendieron la «Línea Sigfrido», donde destruyeron numerosos búnkers de la vieja «Línea Maginot» ocupados por soldados norteamericanos justo en frente de la demarcación con el Palatinado, antes de combatir en Franconia y en el área de Bonn sobre el Bajo Rin, en cuyas inmediaciones muchos fueron abandonados al completarse la «Bolsa del Ruhr» y escapar los últimos sobre la Carretera A-2 hasta que finalmente fueron saboteados por sus tripulantes en la orilla occidental del Río Elba. Curiosamente el último de estos carros se perdió en Frontenhausen el 4 de Mayo cuando el puente sobre el que circulaba uno de los blindados se vino abajo a causa del peso y el tanque se precipitó al vacío, poniéndose con esta anécdota fin a la vida operativa de los Sturmtiger.

 

Bibliografía:

-Juan Campos Ferreira, Tigers, La Garra Acorazada de la Panzerwaffe, «Sturmtiger SdKfz 181», HRM Ediciones (2018), p.333-345
-https://es.wikipedia.org/wiki/Sturmtiger